Temporada televisiva otoño-invierno 2012-2013

El Ocio según Universo de A:

-La temporada de exposiciones 2012-2013 de Otoño-invierno en Madrid.

-La temporada televisiva otoño-invierno 2012-2013.

-Los eventos de otoño del 2012 en Madrid.

…Y con la vuelta de las vacaciones, ¡la gente vuelve a ver la televisión! (si es que alguna vez han dejado de hacerlo, los grandes programas no desaparecieron en verano), y las cadenas presentan su nueva parrilla, sus programaciones recien hechas y todas sus grandes apuestas para la nueva temporada, este es el momento en el que comienza una de las más grandes batallas de audiencia en la que unos caerán y otros triunfarán, comienza así una temporada que se extenderá casi hasta la primavera, momento en el que volveremos a encontrar una programación totalmente renovada.

En el caso de este año, nos encontramos con varios estrenos emocionantes, La primera por fin programa la esperada “Isabel”, que llevaba meses esperando por extrañas cuestiones presupuestarias (y que es difícil que tenga otra temporada) y de la que se ha hablado mucho y había expectativa, “Érase una vez” se convierte en la gran apuesta de Antena 3 que prefirió esta para el curso y “Juego de tronos” para el verano (cómo se ha podido ver) y de la que también se espera mucho; y finalmente, las cadenas de mediaset tenemos el próximo estreno de la nueva temporada de “La que se avecina” que arrasa siempre en las cadenas temáticas con capítulos atrasados y que quizás a causa de eso, parece que va a abandonar su habitual horario veraniego, y consolidarse en uno de los momentos más importantes de la temporada televisiva (y que cuenta con la vuelta de multitud de caras conocidas), y finalmente, para citar otro esperado estreno, la serie “Smash” aún sin fecha pero que será presumiblemente emitida en Divinity y que trata el como se hace un musical sobre la figura de Marilyn Monroe, actriz a la que la cadena ha dedicado meses programando sus películas y haciendo resurgir su ya de por sí popular figura. ¡Parece que nos espera una gran temporada televisiva!, en todo caso, ahora podemos ver:

Novedades:

TVE 1

-Isabel: mucho se habló de esta serie (acerca de su calidad, y de la pretensión de hacer algo del estilo de las series inglesas, como “Los Tudor”) y mucha era la expectativa, y no hay nada más peligroso que eso, sin embargo, la mía era un tanto menor quizás porque el reparto no me convencía en absoluto, pero… ¡sorpresa!.

El primer capítulo de “Isabel” realmente promete y fue realmente bueno, cierto que no faltaban errores históricos, cierto gusto por el cotilleo (y por supuesto, lo típico para vender la historia: sexo y violencia, más de lo primero que de lo último, aquí siempre nos ha gustado más así) y unos cuantos anacronismos o fallos históricos, cierto también que no todos los actores están bien elegidos para sus papeles y que algunos hasta irritan de lo malos que son y de lo tópico de su interpretación, por supuesto le falta claramente presupuesto para llegar a la altura y calidad de las producciones británicas (decorados un tanto deficientes de cartón piedra, vestuario ligeramente aceptable y en ningún caso lujoso, aunque muy buenos gráficos representando los diferentes lugares), algunas tramas un poco liosas especialmente para los poco versados en historia de finales del medievo español, o un montaje un tanto caótico e incluso inexperto; pero a pesar de todo eso (y teniendo en cuenta el panorama anterior de series históricas españolas, por ejemplo “Toledo”, que presumiblemente no renovará temporada, lo que en parte es bueno -era horrible- y en parte malo -perjudica el que se invierta en series históricas que son siempre muy caras y por tanto también deben de asegurar rentabilidad-), y sorprendentemente, todo esos defectos languidecen e incluso desaparecen ante la increíble fuerza de unos grandes guiones y de un manejo de la historia de la serie en general realmente bueno, de modo que atrapa, interesa, y realmente quieres seguir viéndola porque gusta, a todo lo cual ayuda también una buena realización.

Sorprende también la interpretación de muchos actores, en especial y por increíble que pueda resultar, la de Michelle Jenner en su papel de Isabel, que capta a la perfección la esencia de la realeza y que es capaz de representar a la persona y a la reina, consiguiendo una interpretación perfecta. Lo mismo se puede decir de otros miembros del reparto, pero prefiero esperar para seguir valorando.

En cualquier caso, “Isabel” por lo que se atisba en este primer episodio (y en el adelanto del segundo) tiene muy pero que muy buena pinta, y de momento es realmente recomendable, y si sigue por buen camino (y tampoco va mal de audiencia, el primer capítulo arrasó), es posible que se convierta en una de las grandes series emitidas este año. Seguiremos informando.

Tras varias emisiones: no hay duda alguna, “Isabel” se consolida como la gran serie de la temporada (y es la mejor, de lejos, de todo lo que se hace crítica en este artículo), lo tiene todo para conquistar a una audiencia que parece declararse rendida ante su brillante asedio: una historia muy bien gestionada y magníficamente documentada (además de que en la página web de TVE se puede ampliar la información), unos guiones brillantes, y unos actores que acaban por convencer (aunque las interpretaciones son bastante desiguales)… es en definitiva toda una producción que es muy posible que se acabe convirtiendo en una de esas series míticas de la historia de la televisión española a la cual TVE ya ha proporcionado bastantes.

Y desde luego alegra mucho saber que el gasto público se hace en series de esta calidad que combinan el mejor entretenimiento con un gran sentido didáctico, no hay duda, “Isabel” es realmente un buen ejemplo de lo que debe de ser la televisión pública. Aún no ha terminado la temporada, pero francamente, no creo que varíe mi opinión. En todo caso, todo se comentará.

Final de temporada: no hay duda “Isabel” ha triunfado y ha sido la serie nacional revelación de esta temporada; mantengo todo lo que he dicho hasta ahora, a la serie no le faltan fallos técnicos (decorados y vestuario mejorables, fotografía muy televisiva…) y artísticos (hay algunos actores realmente pésimos); pero la verdad es que sus magníficos guiones lo compensan todo con creces, cuentan una historia y la Historia con mayúsculas, consiguen combinar magníficamente entretenimiento y aprendizaje. No hay duda “Isabel” se ha convertido en un modelo para todas las series históricas españolas, y el público y la crítica la han respaldado muy merecidamente, quizás porque en estos tiempos donde tanto abunda la telebasura, un producto de verdadera calidad brilla con luz propia, e “Isabel” ha dejado a todo el mundo simplemente deslumbrado y ansioso por la llegada de la nueva temporada.

ANTENA 3

-Érase una vez: finalmente, tras tanto esperar este estreno (con la emisión de dos capítulos) ha resultado un tanto decepcionante (especialmente después de haber oído hablar tanto de ella), aunque seguiré pendiente a ver como evoluciona.

¿Razones? historia muy interesante y medianamente original y guiones aceptables, aunque uno se pregunta cuánto tiempo podrá mantenerse realmente (no parece una historia para una serie sino para una película, ¿es que la chica esta va a pasarse temporadas y temporadas intentando devolver a los personajes de cuentos de hadas a su mundo?, no parece que el tema pueda extenderse mucho sin que la serie sufra de anquilosamiento o barroquización); y actores que cumplen su función, sin más.

Ahora bien, el resto es horroroso: la dirección artística y el vestuario no podrían ser más horrendos y menos inspirados, y los efectos digitales (especialmente a esta altura) dan verdadera vergüenza de lo muy mal hechos que están, y no creo que se pueda aducir falta de presupuesto, pues estoy seguro de que lo tuvieron; pero uno no puede imaginar como pudieron hacerlo tan mal (algunos momentos parecen sacados de película de hace diez años).

Sin embargo, como no, los cuentos de hadas y su mundo ejercen una poderosa atracción sobre nosotros (incluídisimo yo: sólo hay que ver el propio Universo de A, dónde se ha hablado de su verdadero origen, se los ha analizado humorísticamente, e incluso e escrito un relato corto en dos partes uno con la versión para los niños y la segunda parte que contarles de adultos), lo cual ha hecho popular muy en parte esta serie, sólo hay que ver algunos de los estrenos del año pasado (las dos Blancanieves) y los que se acercan (próximamente se estrenará otra Blancanieves española con Maribel Verdú, y además se sabe que habrá una nueva versión de Peter Pan y de La Bella durmiente -se dice que con Angelina Jolie-) en todas las cuales están vinculadas grandes estrellas, ya no hay duda, los cuentos de hadas arrasan aún más de lo habitual (porque nunca han dejado de ser best-sellers), y por eso continuaré viendo la serie para ver como evoluciona y a ver a que viene tanto revuelo.

Tras varias emisiones: la verdad, mantengo mi primera impresión y además sumo otros comentarios: la historia no acaba de funcionar, precisamente el haber utilizado los cuentos de hadas (quizás como excusa, para facilitar la promoción) es lo que hunde la serie en el fango, no es ya el hecho de que los reinvente (que puede estar bien) sino que no que ni se molesta en respetarlos y crea algo absurdo, ridículo y muy difícilmente defendible con guiones que se pierden en si mismos (es más, hubiera sido mucho mejor que no los hubiera cogido de base y se hubiera creado su propio mundo encantado sin necesidad de profanar los cuentos).

No se puede dejar de decir que sus historias no interesan, sus argumentos no convencen, la dirección artística y el vestuario son simplemente horrorosos y uno no se puede explicar como es posible que algún delegado de la cadena haya permitido que una serie se emita con unos efectos digitales tan extremadamente atroces.

De los actores sólo se puede destacar como máximo a la reina y quizás a Blancanieves (siendo muy generosos), el resto simplemente no atraen.

En definitiva, aún hay que esperar a ver como termina, pero francamente, me parece la típica serie de la que sólo se aguanta una temporada (porque al fin y al cabo tampoco es demasiado mala) y nunca más se vuelve a ver, una pena, prometía tanto….

Fin de temporada: confirmado, no veré la segunda temporada de “Érase una vez” (a menos claro que me sobre muchíiiisimo tiempo y no sepa que hacer con él, circunstancia que estoy casi seguro de que no se producirá).

El final de la temporada, aunque debería de ser intrigante, a mi la verdad no me augura nada bueno, es más, me tiene una pinta de ir a barroquizarse de mala manera….

En cualquier caso, mantengo todas las impresiones que he dado hasta el momento, la serie no funciona precisamente porque utiliza los cuentos de hadas y a la vez los desprecia y a nivel estético tampoco es ninguna maravilla (aunque resulta curiosísimo ver en la cafetería publicidad de “Estrella Galicia”, nunca hubiera imaginado que esa marca de cerveza llegaría a EEUU).

-Imperium: cuando hasta el propio protagonista dice que hacen lo que les da la gana y se toman todas las libertades que quieren con la historia… que quieres que te cuente (aunque no hace falta ni que lo juren, con tanto ventanal en todas las casas eso parecía la arquitectura del hierro y el cristal, sólo les faltaba la torre Eiffel al fondo -aunque quizás acabe apareciendo, yo ya no lo descarto-).

En cualquier caso, todo suena muy manido, parece que todo el mundo está aburrido de hacer esa serie y sólo lo hacen porque es su trabajo, así que no se molestan mucho: a pesar de ser en la antigua Roma, las historias parecen vistas mil veces y los dialogos ni siquiera aparentan estar muy pensados; y lo más horroroso: se supone que están en medio de intrigas tremendas en la ciudad más poderosa del mundo, pero está dirigida como si fuese un drama intimista en la que ellos son los únicos participantes y nada de lo que hagan afectará a nadie más alla de los muros de sus casas; los actores tampoco se molestan mucho, recitan sus frases cual si fueran la tabla de multiplicar y a uno le sorprende el poco talento y los pocos registros que llegan a tener (¿pero quién fue el incompetente que hizo la dirección de casting?; una de las mayores decepciones en el reparto es Aura Garrido, que a todos había deslumbrado y sorprendido tan gratísimamente cuando protagonizaba “Ángel o demonio”), y no es de extrañar, simplemente hacen de ellos mismos.

Realización y fotografía insoportablemente televisivas, al igual que un vestuario que parecen disfraces de carnaval (eso sin mencionar el que los esclavos vayan siempre tan limpitos e impecables con sus túnicas blancas).

Lo único que se salva es, sorprendentemente, la dirección artística, los decorados (a pesar de las inmensas infidelidades -por no decir insultos- históricas) son muy estéticos y de calidad, lo cual desgracidadamente, suele ser una excepción en las producciones (especialmente las históricas) españolas (algo absurdo una serie histórica entra por los ojos, incluso una como “Mujeres desesperadas” basó mucho su éxito en la belleza del entorno dónde se desarrollaba). Creo que a pesar de todo intentaré seguirla, aunque no creo que aguante mucho.

Fin de temporada… ¿y de serie?: teniendo en cuenta sus bajas audiencias, su renovación puede estar colgando de un hilo.

No vario mucho mi opinión de la serie: actores (¡incluso y especialmente los más veteranos!) sorprendentemente malos y poco motivados, e historias muy vistas y cansinas, todo parece un gran reciclaje, aunque hay que reconocer que la serie se deja ver, pero eso sí, como algo que ver y olvidar. Si hay una nueva temporada tengo claro que no la veré, aguanté esta y ahí se queda.

-Fenómenos: sólo he visto esos trailers largos que hace la cadena y ya me parece completamente espantosa: vulgar, vista, pasada, típica y tópica… ¿es que no hay guionistas en este país quesepan hacer algo medianamente original? vamos camino de crear la españolada televisiva, y sus caracterísiticas son cuanto menos poco halagadoras. Lógicamente no la veré.

DIVINITY

-Smash: esta serie había sido largamente anunciada y la cadena realmente se había volcado en su promoción aprovechando además para echar más leña al fuego con la emisión de varias películas de Marilyn Monroe (además de la emisión de la serie de Los Kennedy en Telecinco) y así aprovechar para aumentar el interés de la ya no poco importante figura de la actriz.

La serie parte de un punto indudablemente interesante: el hacer un musical sobre Marilyn Monroe, sin embargo, lo cierto es que muchos fans de la legendaria actriz descubrirán que sólo es una excusa para presentar otra cosa (sí, ciertamente se cuentan cosas interesantes sobre ella -aunque se dan muchas por sabidas-, pero lo cierto es que no parece que Marilyn vaya ser la verdadera estrella de la serie), y es que la serie realmente va sobre el mundo del teatro, sobre el mundo de Broadway concretamente.

Y sinceramente, es ahí dónde reside todo su interés y lo más característico que tiene, el como nos metemos entre bambalinas para saber como se hace un musical de verdad, quien participa, como lo hace, qué se necesita, cuál es el proceso… todo ello es algo que ofrece la serie y que resulta muy interesante y le da una originalidad y una calidad especial no esperada en ese aspecto. Aunque todo eso podría ser estropeado por esa desagradable intromisión de la vida y problemas personales de cada uno de los personajes, que la verdad, no resultan en absoluto interesantes y son los mismos que nos han contado una y mil veces… en definitiva, la serie saldrá realmente adelante si se centra en lo profesional.

Sin embargo, y a pesar de que me alegro que algo parecido al género musical esté conquistando la televisión (además del cine y el teatro), no creo que la serie pueda ser calificada de musical (razones aquí), sí, es cierto, hay números musicales, y están tan bien hechos y grabados como sólo los estadounidenses pueden conseguir (aunque el minimalismo de los decorados o el que sucedan en la sala de ensayos les hace perder mucho fuelle)… pero la gran mayoría no tienen relación con el argumento, están puestos como algo más, algo que no nos aporta mucho a lo que estamos viendo (la serie hubiera alcanzado cotas de obra maestra si los números relacionasen la vida de los protagonistas con la de Marilyn Monroe, y entrelazasen todo de forma brillante como sólo el musical sabe hacer), aunque sin duda son muy estéticos y muy Broadway, con lo que, desde luego alegran la vista (quizás, y paradójicamente, la única serie realmente musical -aunque sea musical de compilación- se haya hecho curiosamente el España, con “Paco y Veva”-)

En cuanto al reparto, ¿sinceramente?, yo no hubiera cogido a ninguna de las actrices que preseleccionaron para el papel de Marilyn, la rubia, que era la más parecida físicamente, realmente no sabe imitarla y no es capaz de cantar sin que se le quede una cara muy forzada, y la morena, simplemente no se le parece.

En definitiva, que, aunque prefiero seguir juzgando y decidir, es muy posible que Smash sea la serie extranjera revelación de la temporada, por su originalidad y su buen hacer, yo desde luego, la recomiendo totalmente, aunque seguiremos viendo, a ver si puedo mantener mis palabras….

Tras varias emisiones: tengo que mantener y retirar palabra, algo que sin embargo es bueno en todos los sentidos. No hay duda, “Smash” es la serie extranjera revelación de la temporada, y, la verdad, sí se puede calificar de verdadero musical, aunque no llega a alcanzar cotas de brillantez absoluta (no siempre se consigue unir brillantemente la vida actual con la de Marilyn o que los números encajen como deben), sí es cierto que los números musicales están pensados para formar parte y ayudar a contar la historia y que llega a conseguirlo verdaderamente.

Quizás, una de las cosas que más sorprende de la serie, es el hecho de lo rápido que avanza todo, el argumento es quizás excesivamente trepidante, no da tiempo al respiro o a que podamos reaccionar a lo que pasa (¿es quizás esta forma de audiovisual lo que reclama nuestra sociedad hoy día como buen reflejo de ella misma?).

En cualquier caso, finalmente sí consiguen interesarnos por las tribulaciones personales de los personajes que llegan a ser interesantes, originales y nada aburridas.

Y desde luego, ¡como se disfruta como musical! (aunque eso sí, tanta cancioncita moderna resulta un tanto insoportable, aunque bueno, ya sabéis todas las veces que he hablado en contra del musical de recopilación).

Final de temporada: no hay duda “Smash” renueva segunda temporada también para mi y la veré encantado cuando se estrene; está claro que ha sido la serie extranjera revelación de la temporada.

Su originalidad es incuestionable, su interés muy alto, se aprenden cosas con ella… y además es un musical y un nuevo ejemplo del triunfo de este género que se expande por todo el audiovisual sin encontrar barreras y con gran triunfo de público.

Ahora bien, no voy a negar que no le faltan defectos, que ya he enumerado, como que las canciones no siempre están todo lo relacionadas con el argumento que deberían (aunque eso quizás se debe a que en televisión no se puede conseguir toda la calidad que se debería debido a las prisas), esa insistencia en meter canciones modernas, o unas historias que avanzan demasiado rápido y a veces se quedan en algo superficial de tanto correr.

Sin embargo, por la mayoría de sus características “Smash” supone una maravilla de la pequeña pantalla: su argumento, sus guiones perfectamente documentados, su buena dirección, sus actores, su gran puesta en escena, sus espectaculares números musicales y por supuesto, su magnífica y sublime banda sonora. No hay duda, “Smash” es todo un smash.

Retornos:

TVG

-Padre Casares: como de costumbre llega septiembre… y con él una nueva temporada de “Padre Casares”, serie que al contrario que muchas de la temporada, se extenderá durante una buena parte del año, si es como de costumbre casi hasta la primavera, llenandonos de risas y emoción (ahora bien, también lo digo, resulta terrorífica la batalla de audiencias del lunes, y me horroriza que algunas series de tanta calidad se vean enfrentadas de semejante manera).

Y si la anterior temporada la recibíamos con cierta susceptibilidad debido al cambio de parroco y al a ver que pasaría, esta ya nos llega sin desconfianza alguna, pero eso sí, como siempre con una alta expectativa, y puedo asegurar totalmente que los primeros capítulos no decepcionan en absoluto. Una vez más, “Padre Casares” vuelve a demostrar su frescura, brillantísimo humor y originalidad que no decaen en ningún momento y que hacen ver que esta serie realmente tiene cuerda para rato y que sigue mereciendo la pena seguir siendo un fiel seguidor (¿o devoto? jajaja) de ella.

Así pues, aunque sin olvidar en ningún momento ese estilo propio (historias cortas, arcos de argumento de pocos episodios), la serie continúa de forma sublime, y si en su momento la califiqué como la gran heredera de “Pratos combinados” (cosa que sin duda ha sido), ahora considero que es mucho más, no sólo es la gran heredera, sino que merece un nombre por si misma, y no hay duda de que “Padre Casares” merece entrar con todos los honores en la historia de la televisión de Galicia y de la televisión en general, por su originalidad, por la brillantez de sus guiones y sus magníficos personajes, por sus actores… etc; y esperemos y deseemos, a pesar de la crisis que tanto amenaza las televisiones autonómicas, que esta magnífica serie dure muchos, muchísimos años y que acabe convirtiéndose en la leyenda que merece ser… de momento, van por buen camino, la serie no da ninguna muestra de decadencia.

Tras varias emisiones: mantengo mis palabras, la serie no decae sino que sube.

Ahora bien, si que hay que realizar ciertas observaciones de las que me he dado cuenta; no deja de resultar curioso el como ha quedado desplazado el actor que debería de ser principal y se ha acabado convirtiendo en un secundario de su propia serie (el personaje de don Horacio jamás dejó de ser protagonista, mientras que el de don Rodrigo deja de salir en episodios enteros e incluso durante varios), cierto que el actor tampoco tiene mucho carisma (tampoco lo tenía el anterior, para que nos vamos a engañar), pero no deja de resultar llamativo. En realidad, quizás los guionistas se han dado cuenta de algo que yo he comentado siempre, que es que la fuerza de esta serie reside en los personajes secundarios y en el reparto coral, y que duda hay de que la serie mejora aumentando el protagonismo de estos.

Como defecto indicar que algunos de los nuevos actores son bastante espantosos (el personaje de Sabela es horroroso) y que por favor, que no olviden lo desagradables que son los episodios de recopilación (además que para eso tienen el “Louredo responde”).

En cualquier caso, si bien indico que la temporada sigue teniendo muy buena marcha, también seguiré viendo, pues ya se sabe que esta es una de las series más largas y que se extiende a lo largo de los meses más que ninguna otra.

CUATRO

-Spartacus, dioses de la arena: he tenido un verdadero debate conmigo mismo acerca de dónde encajar exactamente esta crítica, lo cierto es que es una novedad pues no es exactamente una segunda temporada de “Spartacus” pero al ser una precuela, que tiene muchos de los personajes, no hay duda de que encaja perfectamente en “Retornos”.

En cualquier caso, “Spartacus” tiene quizás una estructura muy original que no se ha visto nunca si exceptuamos el caso de “Mujeres desesperadas” (por el salto temporal de cinco años al final de la 4ª temporada), aunque no por la originalidad de los creadores sino más bien por causa de fuerza mayor y, todo hay que decirlo, una muy de agradecer bondad humana.

Sin duda la antecesora de esta serie “Spartacus, sangre y arena” (también en este artículo en la parte de “Permanecen”), se hizo famosa con todos los méritos debido a su impúdica muestra de sexo y violencia desmesurada, pero aún lo sería más si cabe, cuando el protagonista enfermó de cáncer, ante esta situación, los productores decidieron mantenerle en el papel y esperar su curación (algo total y absolutamente loable y nada frecuente, una pena que el sacrificio resutara ser en vano y la historia no tuviera un final feliz con la muerte del protagonista a causa de esta enfermedad), así que entretanto, y dado el éxito de la primera temporada de la serie, decidieron hacer una precuela (algo poco habitual en las series) creando así un interesante salto en el tiempo en el que se veían a muchos de los personajes de la anterior serie antes de que esta comenzase, algo extremadamente original e interesante, una pena que no fuese una idea ya preparada.

En cualquier caso, la precuela, nueva serie o como la queramos llamar, hace exhibición de un barroquismo absurdo al que ninguan serie suele llegar hasta varias temporadas más adelante, es decir, llevar al exceso las características de la serie para que, al aumentar el tono, también guste más… absurdo error.

Y es que en los primeros capítulos de estos “dioses de la arena” no podía pasar más de un minuto (y no es en absoluto una exageración) sin que nos vieramos obligados a contemplar algo absurdamente obsceno, ya fuera de forma verbal (las palabras malsonantes, inventadas o no, se decían a cada frase, sin exagerar), gestual, sexual o mediante violencia física… en definitiva, una auténtica vulgaridad que uno no se explica como se pudo poner en prime time, es decir, en lo que aún es horario infantil, llegados a este punto uno tiene un verdadero debate acerca de la libertad y sus límites, pero no voy a entrar en esas lides.

Sin embargo, como la precedente, esta también tiene algo que fascina, que interesa, aunque no sabría decir que es: desde luego no el guión, lleno de frases a cada cual más vulgar, la historia es relativamente simple (aunque quizás sea lo más fuerte), los interpretes cumplen bastante bien pero tampoco como para quedarse fascinado, fotografía medianamente vistosa pero tampoco nada del otro mundo, dirección artística pobre o muy pobre y dirección un tanto teatral (debido a los escasos escenarios en los que se mueven los protagonistas)… en todo caso, aunque confieso que harto de ver tanta zafiedad (que arranca al espectador una y otra vez de la escasa trama) más de una vez estuve a punto de dejarla, pero por alguna extraña razón, seguía viéndola, y de hecho, probablemente siga con ella, al menos durante un tiempo. En cualquier caso, el verla o no es una cuestión muy personal en la que difícilmente se puede hacer una recomendación general, pero espero que mis opiniones sirvan para al menos prepararse para lo que se va a ver.

Tras varias emisiones: mi opinión en general se mantiene, pues sorprendentemente, uno acaba por aceptar sus defectos y dejarse llevar por la serie. No obstante, tira más el morbo y la sensación de ver algo “prohibido” o “polémico” que porque la serie tenga una verdadera calidad, lo que es mucho más cuestionable.

Por otra parte, no dejo de pensar en que en realidad la serie tiene mucho homoerotismo, al fin y al cabo, las mujeres del reparto son escasas y no suelen hacer mucho acto de presencia….

Probablemente seguiré viéndola, y en cuanto a si seguiré la serie, bueno, tal vez, hasta que me canse, no voy a mentir, la verdad es que tampoco me importa demasiado, me gusta moderadamente, es aceptable, pero en ningún caso me apasiona.

Fin de temporada: con un final, dentro de lo que cabe, que sorprende por ser moderadamente feliz (sorpresa, sorpresa), mi opinión sobre la serie no varía, quizás, si me viene bien y demás temas, continúe viéndola, pero vamos tampoco es que enloquezca por ella.

-¿Quién quiere casarse con mi hijo?: un gran ejemplo de telebasura y de proyección negativa, ahora bien, ¿el reírse de personas a las que consideramos peores nos hace mejores?. La pasada temporada ya dije todo lo que tenía que decir sobre ese programa que sólo se podía emitir en una cadena del grupo de Telecinco.

TELECINCO

-La que se avecina: la gran apuesta de la cadena, la serie tan esperada, el titán de telecinco se enfrenta con la diosa de la 1 “Isabel” (personalmente, si hay que elegir, yo apoyo a esta última); en cualquier caso, la batalla parece igualada.

Mi opinión es la misma que la que expreso abajo en “Permanecen”, sobre los episodios repetidos, la nueva temporada nos trae más de lo mismo, sin perspectiva de la más mínima novedad u originalidad, ahora que no nos equivoquemos, en cierto modo eso es lo que queremos. En cualquier caso, algunas de las nuevas tramas si suenan bastante interesantes (Araceli como presidenta de paja o Javi intentando recuperar a Lola).

Tras varias emisiones: lo mismo, tiene su gracia (y mucha, hay que reconocérselo) en su barroquismo desmesurado pero calidad nula (además de que la incoherencia parece la norma a seguir), tampoco lo pretende.

Sin embargo, el hecho de tratar determinados temas de actualidad (los desahucios de los bancos, por ejemplo), en muchas ocasiones la hace caer en el mal gusto, es un tema demasiado cercano y desagradable como para que no te provoque rechazo. Para hacer algo así hay que contar con un humor muy inteligente, un gran sentido de la mesura y del buen gusto, factores con los que esta serie no cuenta en absoluto, ni lo ha hecho nunca, así que es lógico que al abordar estos temas, haga aguas por todos los lados y provoque cierta repulsión (eso sin mencionar que por su misma forma de ser es un producto totalmente evasivo, y por tanto, nadie que lo vea lo hace para recordar sus propios problemas).

Final de temporada: siempre diré que el fenómeno que supone esta serie no tiene ningún sentido: su coherencia como producto es mínima y en la programación aún menos, no tiene ningún sentido que en vez de emitir la temporada toda entera, se corte entre sí y se emita en diferentes momentos de modo que es el espectador el que tiene que estar pendiente de cuando vuelven a echar la serie, de si se ha acabado o no… y aún así, la gente sigue enganchada e interesada (y me incluyo); a veces parece que la lógica debe hacer pequeñas excepciones en la realidad, porque sino no se entiende.

Por lo demás, lo que ya he dicho, la serie es ilógica, incoherente, barroca y desmesurada a más no poder… y sin embargo, lo más extraordinario de ella es que ha conseguido convertir sus defectos en virtudes, y que todo el mundo se lo crea también, porque las audiencias no mienten.

ANTENA 3

-Gran hotel: ya se está anunciando su vuelta, por mi parte, va a ser que no la vuelvo a ver (razones aquí).

-Tu cara me suena: nunca conseguiré explicarme porque este programa tiene éxito.

-El barco: ¿pero de verdad alguien sigue esta serie?, en cualquier caso, mi profecía de que esta o “Gran hotel” caería parece haber fallado.

-Downton Abbey: ¡pues ya se ha estrenado la 3ª temporada!, y la verdad, después de una 2ª temporada llena de emociones que incluía una guerra mundial y un final que culminaba en una esperada boda, no parecía que la nueva temporada que se va a estrenar tuviera mucho que ofrecer.

Pero está claro que nos equivocamos, pues la verdad, sigue fascinando como una serie que se desarrolla en un microcosmos tan cerrado, con los mismos personajes siempre presentes y que trata sobre unas vidas relativamente abúlicas y rutinarias (y que además juegue a ese juego, puesto que otras series como “Mujeres desesperadas” usaron ese punto de partida, pero luego le dieron la vuelta a la tortilla totalmente para crear una serie totalmente dinámica y llena de sucesos extraordinarios) pueda dar tanto de sí, y que la vida, las tribulaciones y los avatares de los Condes de Grantham sigan resultando tan apasionantes.

Quizás el argumento sobre el que probablemente se sostendrá parte de la temporada está algo manido ya en la serie (la ruina del Conde, ahora tengo dinero, ahora me lo quitan, ahora pasa algo y lo recupero, ahora lo vuelvo a perder… la fortuna de los Grantham ha subido y bajado en la serie de una forma), pero considero que se puede desarrollar muy bien, al igual que las relaciones sentimentales de las hijas que empiezan a tener muy buena pinta y a despertar verdadero interés.

Y como siempre, supone un auténtico placer pasar tiempo en ese precioso castillo inglés que es la localización de la serie. Seguiremos viendo.

Final de temporada: es que esta serie tiene, de verdad, unas temporadas tan cortas, que cuando uno la empieza ya la ha terminado.

La tercera temporada no ha decepcionado en absoluto, aunque de desarrollo bastante rápido (debido muy en parte a los pocos capítulos con los que cuenta), por lo de más ha sido de lo más interesante, y el tema de la ruina del Conde y la mala gestión de las propiedades ha resultado finalmente de lo más apasionante y todo un reflejo de lo que le pasó a muchos aristócratas.

Y desde luego las historias de los criados, especialmente las intrigas de Thomas y O’Brian fueron simplemente brillantes (¡que emocionante ver luchar a esos dos pesos pesados de la perversidad!).

En definitiva, una vez más, Downton Abbey se luce y consigue mantenerse como una serie de referencia, ¡una pena que las temporadas sean tan cortas! (será por lo cara que es hacerla). En cualquier caso, el éxito claramente la ha acompañado en su emisión, pues ya es sabido que habrá 4ª temporada.

Permanecen:

FDF

-Will y Grace: la fantástica y brillantísima serie con el humor más absurdo que uno pueda imaginarse, ha sido trasladada a FDF, y se la encuentra en unos horarios un tanto raros y cambiantes, pero para quien aún no la haya descubierto, es una serie simplemente imprescindible, uno de esos escasos ejemplos de una serie que no decayó en absoluto en ocho temporadas.

-La que se avecina: a la espera de nuevos episodios, los repetidos triunfan en audiencia en esta cadena temática. Desde luego no se puede decir que la serie tenga calidad en ningún aspecto: decorados muy obvios y poco imaginativos, interpretaciones demenciales y nada verosímiles (a juego con los propios personajes), guiones tópicos y absurdos dónde se suele recurrir siempre al mismo chiste y dónde la vulgaridad llega a ser una constante… eso sin mencionar las desapariciones sin sentido de personajes, incoherencias por todos los lados y argumentos que hacen aguas por todas partes… etc. Sin embargo, es extremadamente simpatica, divertida e incluso original, curiosamente, su barroquismo y sus excesos la han beneficiado más que perjudicarla. Lo dicho, ¿calidad? ninguna, ¿diversión?, toda, es así una serie en la que no se puede apreciar nada, sólo entrar en el juego y dejarse llevar.

CUATRO

-Spartacus, sangre y arena: reprogramada con motivo de la llegada de la precuela al prime time, es posible que se mantenga si a la primera le va bien en audiencia, otra oportunidad para poder ver una serie que se convirtió en motivo de debate en muchos países debido a su violencia desmesurada y sus secuencias de sexo escandalosas.

En cualquier caso, esta serie sigue el ejemplo de la moda de las series hitóricas dedicadas a mostrar que nuestros ascendientes sólo mataban o practicaban sexo (aunque no llega a ser tan tremenda como su precuela, también comentada en este artículo), sólo que en este caso, para aumentar la audiencia, la violencia es aún más escabrosa y el sexo más excesivo.

Desde luego, no se le puede pedir rigor histórico ni realismo de ningún tipo (su gusto gore es un buen ejemplo de ello), basta con verla un poco para saber que no va de eso, sin embargo, y a pesar de que no vi muchos capítulos, por extraño que parezca, engancha, tiene algo que hace que quieras seguir viéndola, sin embargo, si tuviera que decir si tiene o no calidad, diría que no, puede que sea polémica, puede que resulte entretenida, atrevida incluso, pero eso no la convierte en una serie de calidad que deba ser recordada más allá del tiempo después de su emisión.

No obstante, seguiré viendola a ver si mi opinión cambia, en lo que respecta a una posible recomendación, creo que es algo muy personal, habrá quien no la soporte y quien la adore.

     Tras varias emisiones: Cuatro está aprovechando para reemitir la serie entera y eso ayudará a que muchos la puedan ver por vez primera.

Spartacus es quizás el colmo del barroquismo de las series históricas basadas en la violencia y el sexo; desde luego tiene algo más que eso, pero es totalmente eclipsado por lo otro y la verdad sea dicha, tampoco tiene mucho que ver, la verdad, sin su componente polémico, probablemente no tendría ningún interés como serie, y eso es muy triste.

Sin embargo, reconozco que se deja ver y que puede enganchar algo… ahora bien no estoy seguro de que esa atracción dure mucho tiempo.

Fin de temporada: hay que reconocer que el último episodio es especialmente impactante, interesante (por el tema de la decadencia y esa pequeña gran catástrofe reducida a unos pocos muros) y bastante desagradable (la crueldad, esa violencia desmedida… hace que lo que en teoría debiera parecer una justa venganza se convierta en algo insostenible e injustificable) y nos recuerda que después del todo, en esta serie a veces hay atisbos de maestría en lo que a la dirección y guión se refiere… una pena que sean sepultados por el gusto por el escándalo y la impudicia del que tanto gusta esta serie. Es una serie original en algunos aspectos, pero es realmente difícil valorar su verdadera calidad, creo que, como ya he dicho, queda muy al gusto personal de cada uno.

-Downton Abbey: la cadena ya está informando de la próxima emisión de la nueva temporada de esta gran serie, hasta entonces se reemite en Neox, y puedes mirar lo que se ha publicado sobre ella hasta ahora.

Esta entrada fue publicada en Televisión (tv). Guarda el enlace permanente.

36 respuestas a Temporada televisiva otoño-invierno 2012-2013

  1. Dessjuest dijo:

    Lo que me molesta de la tele española es su nula creatividad, “Isabel” es un intento de emular a “Los Tudor”, hasta el punto de que utilizan la misma música (Within Temptation) que usaron para promocionar la otra, “Imperium” es claramente un plagio de “Spartacus” en muchas cosas, lo dicho, originalidad al máximo.

    “Erase una Vez” cierto, la trama no avanza porque en cuanto avanzara se acabaría, llega la chica para romper el hechizo y se olvida el tema en pos de dedicar un capítulo a cada personaje/cuento, pero al menos tiene su punto original, que es precisamente lo que falta en España.

    ¿Cuánto tardaremos en ver la copia patria de “Juego de Tronos”?.

  2. ¡Fíjate tú porque tenía yo esa sensación de deja-vu continuo con Imperium y porque a pesar de no saber exactamente porqué sabía que no era original!, ¡claro!, “Spartacus”.
    Sin embargo, ya veremos como evoluciona, pero Isabel tiene pinta de ser mucho más fiel que “Los Tudor” es decir, coge sólo las cosas positivas de ese estilo de serie que triunfa, o sea, la calidad, la producción impecable que convierte la historia en un entretenimiento. De todos modos no nos engañemos, “Los Tudor” está lejos de ser un puntal en el género o algo extremadamente innovador en televisión. Ya veremos, pero como ya digo, yo creo que “Isabel” puede convertirse en una de las grandes series de la temporada.
    Bueno, bueno, original hasta cierto punto, el tema de los cuentos de hadas se ha explotado mucho de muchas maneras, y de hecho, un precedente importante sería el magnífico telefilme “El 10º reino” que coge premisas muy parecidas a las de “Érase una vez” pero las desarrolla muy pero que muy bien.
    De todos modos, parece que mi predicción para la serie será así (lo de olvidarse de deshacer el hechizo), a ver entonces como se desarrolla y si lo hace bien, porque cuando la vi, me dio la impresión de que hubiera sido mucho mejor argumento para una película que para una serie, es demasiado determinativo. En todo caso, ya te contaré como opino a través de este mismo artículo (van creciendo a medida que continúa la serie, para que te hagas una idea de como será, échale una ojeada a: https://universodea.wordpress.com/2011/10/01/la-nueva-temporada-televisiva-de-invierno-20102011/)
    Y en cuanto a “Juego de tronos”, bueno, tampoco creo que sea muy original… (para saber más acerca de mi opinión sobre este tema lee: https://universodea.wordpress.com/2012/08/11/temporada-televisiva-verano-de-2012/).

    • Dessjuest dijo:

      A mí “Juego de Tronos” me parece una gran serie, está claro que no alcanzará nunca a “The Wire” o la actual “Boardwalk Empire”, pero es buena, discrepo en eso de personajes buenos y malos, sin grises, para mí los hay, y hay diálogos decentes y tramas decentes, realmente en la tele hoy en día pocas series alcanzan su nivel.

      En cuanto a lo del sexo, pues para mí al menos es sincera, no hay cosa que más me joda que el ver como para la violencia no se ahorra en detalles y sin embargo luego les entra el pudor para mostrar una tetilla, “The Walking Dead” por ejemplo, o “Breaking Bad”, no hombre no, o eres explícito o no, no me seas cínico, hipócrita y demás, o haces una serie blanquita del todo, que se pueden hacer y muy buenas, “Firefly” es un ejemplo, o eres tan explícito en una cosa como en la otra, sino el conjunto chirría.

      “Los Tudor” evidentemente no es muy original, pero eso hace todavía peor el intento de copia, en mi entender claro, como la de Imperium, como “Hispania” en su día, y vaya, que habrá que esperar, pero desde luego “Hispania” por ejemplo me resultó insultante incluso.

      Abrazos jefe.

  3. No puedo estar de acuerdo con lo que dices de “Juego de tronos”, me parece una serie de manual que sigue explotando el medievo fantástico que parece que ha saltado ante el gran público pero que siempre ha estado de moda entre determinados círculos.
    Y jajaja, no había pensado yo en esa interrelación sexo/violencia, umm, no sé, se suele decir muy a menudo que muchas veces en la historia el ingenio se ha aguzado más y se han hecho cosas más atrevidas debido a la censura, y no le falta razón. No sé, en mi opinión todo debe estar justificado, no me gustan ni el sexo ni la violencia gratuítas (en realidad, nada gratuíto).
    Sin embargo, y a pesar de ciertas inspiraciones (o copias, depende de como lo veamos), yo creo que es bueno que la televisión española no se estanque en determinados géneros, pues así pueden salir tarde o temprano buenos productos de ella.

    • Dessjuest dijo:

      Vaya, pues no te doy más la chapa con “Game..”, no la compras y punto, pero en lo otro, a ver, no se trata de mostrar tetas, se trata de que si no quieres mostrar tetas hay muchos recursos para ello, grabar, poner la cámara de forma que no se vea, pero vaya, que el que destrocen cabezas con detalle y luego follen con el sujetador puesto… chico no sé, grábala de espaldas a ella, pero no queda bien, suena a hipocresia, a puritanismo (sexual claro, porque la violencia parece que esté bien), hay una serie, “True Blood”, no es gran cosa, pero en ella trabaja alguna actriz a la que a lo que se ve no le apetece enseñar su melonamen, bien, pues lo solucionan así, jugando con las sábanas y tal, no chirría.

  4. Pingback: Mi semana con Marilyn | Universo de A

  5. Bah, no importa, más mucho me temo que no me vas a convencer, me trague la primera temporada entera y dije “hasta aquí hemos llegado”.
    Y bueno, estoy de acuerdo en los diferentes recursos que indicas que cantan menos que lo del sujetador.

  6. Pingback: Los eventos de otoño en Madrid 2012 | Universo de A

  7. Pingback: Las temporada de exposiciones 2012-2013 de Otoño-invierno en Madrid | Universo de A

  8. Pingback: Blancanieves y la leyenda del cazador | Universo de A

  9. Pingback: Blancanieves | Universo de A

  10. Pingback: Blancanieves y los siete enanitos | Universo de A

  11. Pingback: Temporada televisiva invierno- primavera del 2013 | Universo de A

  12. Pingback: La evolución de las series televisivas | Universo de A

  13. Pingback: Perdona bonita, pero lucas me quería a mí | Universo de A

  14. Pingback: Temporada televisiva de verano de 2013 | Universo de A

  15. plared dijo:

    Pues mira ya se de que va la de Isabel. Yo que pensaba que seria de alguna nena modernilla con paridas a discreción. En fin…..No creo que la vea sinceramente

  16. Jajajaja, la verdad es que por el título perfectamente podría serlo.
    Pero yo no puedo dejar de recomendarte que le eches una ojeada aunque sea a unos pocos capítulos, creeme, merece la pena, especialmente si te gusta la historia (a todo esto, ¿te gusta?, a pesar de hablar continuamente de las temáticas de nuestro blog -aunque curiosamente siempre acabamos centrándonos en lo moral, social y político-, curiosamente, nunca hemos hablado de esto…).

  17. Pingback: Críticas express: Roberto Zucco / Marranadas | Universo de A

  18. Pingback: Temporada televisiva de otoño-invierno de 2013-2014 | Universo de A

  19. Pingback: Críticas express: | Universo de A

  20. Pingback: Misántropo | Universo de A

  21. Pingback: Temporada televisiva de primavera-verano de 2013-2014. | Universo de A

  22. Pingback: Temporada televisiva de otoño-invierno de 2014-2015 | Universo de A

  23. Pingback: Crítica express: Los cuentos de la peste | Universo de A

  24. Pingback: Into the woods | Universo de A

  25. Pingback: Temporada televisiva de primavera-verano de 2015 | Universo de A

  26. Pingback: Temporada televisiva de otoño-invierno de 2015-2016 | Universo de A

  27. Pingback: Críticas exprés: El burlador de Sevilla / El arquitecto y el emperador / Roberto Devereux | Universo de A

  28. Pingback: Críticas exprés: Los caciques / Al galope | Universo de A

  29. Pingback: Críticas exprés: La flauta mágica / La estupidez / De algún tiempo a esta parte | Universo de A

  30. Pingback: ¿Se recompondrá la corona de “Isabel”? | Universo de A

  31. Pingback: La corona partida | Universo de A

  32. Pingback: Críticas exprés: Tenemos que hablar / ¡Ave César! | Universo de A

  33. Pingback: Sister act, el musical | Universo de A

  34. Pingback: La temporada de televisión de otoño-invierno de 2016-2017 | Universo de A

¡Deja un comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s