Ballet Ángeles caídos / Suite Sevilla

Nuestro lenguaje nacional de la danza

ÁNGELES CAÍDOS (40’)
Ángeles Caídos es la eterna historia del pecado original. Como castigo Dios despojó de sus alas a los lujuriosos y vanidosos ángeles celestiales, quedando confinados a vivir entre los humanos. El espectáculo cuenta con los más destacados coreógrafos de la actual danza española: Javier Latorre, Premio Nacional de Danza 2011; Olga Pericet, Premio Max 2009 por la coreografía Cabeza y Premio Nacional de Flamenco Pilar López; Rocío Molina, Premio Nacional de Danza en Interpretación en 2010; Rafaela Carrasco, Premio Giraldillo a la mejor coreografía y Premio de la Prensa a la mejor coreografía en la XV Bienal de Flamenco de Sevilla; Rubén Olmo, que dirigirá el primer proyecto del nuevo Ballet Flamenco de Andalucía y Manuel Liñán, Premio Max a la mejor coreografía en 2009.
Idea original y dirección de escena: Hansel Cereza
Coreografía: Javier Latorre, Olga Pericet, Rocío Molina, Rafaela Carrasco, Rubén Olmo y Manuel Liñán.
Música: Salvador Niebla
Arreglos música: Joan Albert Amargós
Diseño iluminación: Lluis Marti
Diseño y realización de proyecciones: Juanjo Díaz
Diseño de vestuario y estilismo: Macarena Mico
Ayudante de dirección: Mar Eguíluz

SUITE SEVILLA (50’)
Con la coreografía y dirección de Antonio Najarro y música de Rafael Riqueni, Suite Sevilla es una obra de neto corte clásico español, fusionada con las nuevas tendencias vanguardistas propias del lenguaje coreográfico de Najarro. En la partitura convergen instrumentos flamencos y orquesta, describiendo paisajes andaluces. Najarro ha contrastado el clasicismo de la música con su visión de la danza española, abarcando desde el virtuosismo de la Escuela Bolera hasta el flamenco más intimista. La música grabada de la Escuela Orquesta Sinfónica de Madrid se combina con la actuación en directo de músicos flamencos del BNE.
Concepción del espectáculo, idea original, puesta en escena y coreografía: Antonio Najarro
Música: Rafael Riqueni (con la colaboración de miguel rivera)
Orquesta: Escuela de la Orquesta Sinfónica de Madrid
Dirección musical: Arturo Tamayo
Adaptación musical: Omar Acosta y Arturo Tamayo
Textos: Gerardo Diego
Diseño de iluminación, escenográfico y proyecciones: Felipe Ramos (3d Scénica)
Producción audiovisual: César San Bruno (3d Scénica)
Diseño de vestuario: Antonio Najarro
La coreografía está compuesta por ocho piezas:
Feria / Calle del infierno / La alfalfa / Esperanza (música: Miguel Rivera) / Maestranza (música: Miguel Rivera) / Bailaor / Paseo de ensueño / Júbilo

BALLET NACIONAL DE ESPAÑA
Director Artístico
Antonio Najarro
Asistente de Dirección
Azucena Huidobro
Bailarines Principales
Elena Algado – Miguel A. Corbacho
Primeros Bailarines
Jéssica de Diego – Cristina Gómez – Sergio García – Eduardo Martínez
Solistas
Aloña Alonso – Esther Esteban – Tamara López
José Manuel Benítez – José Manuel Buzón
Cuerpo de Baile
Maribel Alonso – Alba Aranzana – Mercedes Burgos – Lucía Campillo –
Carmen Mª Coy – Laura Daganzo – Lola Maeso – Débora Martínez
Miriam Mendoza Sara Nieto – Mª José Ramón – Inmaculada Sánchez
Francisco Javier Caraballo – Jaime Cava – Antonio Correderas – Pablo Egea
José Manuel García – Raúl González – Jonathan Guijarro – Antonio Jiménez
Ángel Lara – Álvaro Marbán – Alfredo Mérida – Carlos Sánchez
Maestros de Ballet
Elna Matamoros – Tino Morán – Raúl Tino
Repetidores
Maribel Gallardo, Cristina Visús, Juan Mata
Cantaores
Isabel Soto – Manuel Palacín – Momi de Cádiz
Guitarristas
Diego Losada – Enrique Bermúdez – Jonathan Bermúdez
Pianistas
Juan Álvarez – Juan José Sánchez

———————————————————-

Crítica:

Confieso que no he tenido muchas oportunidades de ver al ballet nacional de España, pero esta vez, decidí no perdérmelo y acudir a la cita, además, por aquel entonces se producía el estreno absoluto en el teatro de la Zarzuela de “Ángeles caídos” y confieso que me interesaba especialmente, máxime habiendo sido tan fan de la serie “Ángel o demonio” (la cual, como me suele pasar con cosas que me gustan, me había llevado a investigar más sobre esos series y a intersarme por eses temas). Aunque por supuesto, mi mayor interés estaba en ver nuestro ballet nacional, que además, nos representa fuera del país.

Evidentemente, esta crítica está publicada muy tarde (como otras tantas), pero no me preocupa puesto que el ballet nacional hace giras y sigue representando ambos ballets, la última vez en los veranos de la villa de Madrid, o sea que no faltan oportunidades de verlo.

En cualquier caso, quiero decir que lo más curioso de este ballet es que aunque usa disciplinas clásicas (como flamenco), lo cierto es que nunca se acaba de atar del todo a estas y no resulta en absoluto clásico, de hecho, muchas partes es casi incluso danza contemporánea; sin embargo, la mezcla de unas técnicas con otras resulta sorprendentemente bien y encajan a la perfección, dando resultados interesantes y nada academicistas o encorsentados, lo cual está muy bien.

Por otra parte, sin mal no recuerdo, decepciona el que la música no sea en directo en “Ángeles caídos”, pues es lo mínimo que uno espera de un espectáculo de estas características (aunque quizás no fuera posible teniendo en cuenta sus características).

Y por último comentar que ambos tienen en común que en mi opinión necesitan urgentemente de un buen director de escena, es cierto que es importante que la danza y el virtuosismo de los bailarines tengan su importancia, pero no sacrificando el resto de los componentes del espectáculo, pues se llega hasta el punto de que la danza se convierte prácticamente en lo único que cuenta y que es importante (casi nula escenografía, vestuario discreto, sin historia o muy esbozada…), de ese modo, efectivamente se enfatiza este lenguaje, pero al convertirlo en el único, en cierto modo acaba dando la impresión de que si se utilizara otras cosas que distrayeran la atención, el baile sería menos importante, y esto no habla a favor de este arte.

En fin, hablemos de este doble programa que ha estado marcado por una nueva dirección y diversos cambios hechos en el ballet nacional:

-“Ángeles caídos”

Desde luego, la premisa de la que se parte es como mínimo original, contando la historia de los ángeles caídos, pero a pesar de que viene en el programa el argumento, la danza es un tanto ininteligible y no acaba de contar bien la historia, que no se acaba de entender, quizás es todo tan críptico y pensado que dificulta su comprensión.

A pesar de ello, técnica y estéticamente la danza es perfecta y de lo más bella, los recursos usados son extremadamente originales (los mantones simulando las alas) y sin duda gusta y deslumbra, de hecho, apena que no dure más. Así pues, la coreografía es realmente interesante.

Por lo demás, la producción está tan centrada en la importancia de la danza que prescinde de todo decorado optando por diversos juegos de luces y por convertir a los bailarines en los protagonistas absolutos del ballet; algo en parte acertado (pues simboliza bien los primeros tiempos de los ángeles cuando no había nada) y en parte incorrecto (no se puede valorar otra cosa de la producción).

La música, de tipo totalmente moderno es un interesante complemento aunque no encandila, probablemente esto ha sido hecho de una forma totalmente intencionada, pues como ya digo, a lo que más notabilidad se le da en este ballet es a la danza y a sus ejecutores, el resto o desaparece o es totalmente secundario (tampoco hay un gran o llamativo vestuario), sin embargo, y aunque se pierde mucho en estética, las bien preparadas danzas bien merecen captar toda nuestra atención.

-“Suite Sevilla”

Este ballet es muchísimo más típico y tópico, sacando los bailes “typical spanish”, no es la primera vez que se representa y probablemente causará furor en el extranjero que será lo que esperen de un ballet español (al igual que si viene aquí, por poner el caso, uno ruso, esperamos ballet ultraclásico), así, el flamenco y sus variantes se dan la mano en una juntanza de músicas muy española y muy andaluza.

Utilizando orquesta, la música es como digo, muy de aquí, y evoca perfectamente Sevilla y sus fiestas, su modo de vivir y entender la vida, que es lo que pretende evocar el ballet a través de la danza.

La coreografía, aunque clásica, está muy bien hecha y tiene una gran emocionalidad.

Por lo demás, la producción opta por proyecciones que dan una cierta estética al ballet que sorprende con cambios continuos también en la iluminación, siendo más rica a nivel de dirección de escena que el anterior ballet, aunque sólo lo justo, la danza es una vez más la protagonista y no quiere rivales, hasta tal punto que realmente no hay una narración, sólo es la evocación de lugares, emociones, del sabor y la esencia de Sevilla, por expresarlo así.

Esta entrada fue publicada en Teatro. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Ballet Ángeles caídos / Suite Sevilla

  1. Pingback: Romeo y Julieta | Universo de A

¡Deja un comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s