Temporada televisiva de primavera-verano de 2014.

El ocio según Universo de A:

-La temporada de exposiciones 2014 de primavera-verano en Madrid.

-Temporada televisiva de primavera-verano de 2013-2014.

-Los eventos de 2014 de primavera-verano en Madrid.

Estos enlaces anteriores, son los llamados artículos recopilatorios, que se actualizan continuamente (hasta que termina la temporada que dice el título, momento en el que se publica uno nuevo), por lo que, para estar informado de todas las novedades, se recomienda volver a visitarlos a menudo.

Para una información más extensa o sobre otras cuestiones culturales (Turismo, críticas de Películas o Teatro… etc), visitar las secciones correspondientes que aparecen permanentemente en un listado a la derecha.

………………………………………………….

Retornos: 

TVG

-Padre Casares: como de costumbre, y debido a su larga emisión (dos temporadas seguidas), la serie comienza en invierno y acabará en primavera (para ver la crítica de lo que se ha visto hasta ahora, leer aquí).

Y esa es precisamente la señal de que nos damos cuenta de que se está acabando, y de que no compartiremos más las aventuras de los de este peculiar pueblo de Santo Antonio de Louredo hasta por lo menos septiembre… ¡que pena!.

Pero mientras tanto, a disfrutar toca; y lo cierto es que esta nueva temporada está estando muy bien. El personaje de Perfecto ha funcionado magníficamente y es una contraposición perfecta a don Crisanto (aunque este corre el peligro de deformarse y convertirse en un personaje antipático) y don Horacio ha conseguido recuperar su sitio en la serie (aunque, paradójicamente, ahora el título ya no tiene sentido, al contrario que cuando, curiosamente, ya no estaba el actor que encarnaba al personaje, pues Horacio ha dejado de ser “padre”) e incluso mejor parado, ya no es el “miñaxoia” de antes, resultando todo un oponente para Delmiro. Y como siempre, del resto del reparto sólo se pueden decir alabanzas.

Y una curiosidad, debe de haber una auténtica y divertida lucha de egos entre los actores, porque cada día ponen el orden de estos en los créditos a su manera… Morris no quiere perder la cabecera bajo ningún concepto y pretende ser la gran estrella del show (lo cual no deja de resultar gracioso, cuando Delmiro está muy lejos de ser un personaje gracioso y ese actor nunca ha tenido gran vis cómica, ni siquiera en “Pratos combinados”)… jajaja, y me parece que Pedro Alonso nunca la recuperará (pero le está bien empleado, por irse de la serie); por su parte, también parece que Gonzalo Rey Chao tiene aspiraciones de divo… pero todo esto son cotilleos y teorías baladís.

En fin, que ya seguiremos informando, pero parece que Padre Casares siempre sabe resurgir y sorprendernos de la manera más positiva.

Final de temporada: finalmente, y como era de esperar, se puede hacer un muy buen balance de esta nueva temporada de “Padre Casares” (aunque se eche de menos un argumento de fondo continuado como en la anterior).

En lo que respecta al capítulo final, siempre alegra ver antiguos personajes, pero ha sido muy mala idea que don Rodrigo renunciara al sacerdocio (lo que hubiera sido una idea genial en cambio, sería ver a esos tres curas lidiando en la misma casa parroquial), ojalá que vuelvan a restablecerle como cura, pues aunque el argumento funciona durante un par de capítulos, como solución definitiva queda muy mal (como lo fue también la muerte del personaje de Santi).

Por otra parte, se consolida el personaje de don Perfecto (contra todo pronóstico), que esperemos que sigamos viendo; aunque deja en muy mal lugar a don Cristanto, que queda como un malvado (gran error), está pasando de ser un personaje tradicionalmente simpático a resultar profundamente antipático y desagradable, lo están poniendo en un muy mal sitio (empiezo a preguntarme si no se querrán deshacer de él) tratando tan mal como trata a don Perfecto.

En cuanto a don Horacio, aunque alegra verlo como obispo y sus intervenciones en la vida del pueblo están muy bien resueltas, mucho me temo que no acaba de encontrar su lugar en la serie (sin mencionar que tampoco se ha resuelto el que pasó con el anterior obispo que interpretaba Xose María Olveira, ¿qué fue de él?), veremos como se va resolviendo….

Tampoco quedó nada bien resuelto lo del matrimonio de Elsa, la nueva desaparición de Damián ha sido toda una torpeza muy mal desarrollada, esperemos que lo arreglen con la vuelta del actor y que esta vez desarrollen bien un argumento apropiado (talento no les falta, seguro que salen adelante).

En definitiva, “Padre Casares” aún con sus tropezones, sigue siendo una de las mejores series de la actualidad, que sigue mereciendo una larga vida y muchos halagos… y parece que obtendrá ambas cosas (y con razón y mérito), la nueva temporada ya se está preparando.

NOVA

-Downton Abbey: la serie británica cambia de cadena y hace que Nova registre sus máximos históricos; y no es para menos, esta cuarta temporada ya ha sido un éxito absoluto en Gran Bretaña y EEUU.

Yo por mi parte, no estaba nada seguro de como sería su vuelta, en la pasada temporada se habían matado a demasiados personajes, y la muerte en el especial, de Mathew ya me parecía demasiado (sobre todo porque era uno de mis personajes favoritos); así que no estaba muy seguro de si me interesaría seguir viéndola (sin mencionar el inicio de la temporada, dónde se deshacen de más).

Sorprendentemente, la viuded de Lady Mary sí resulta interesante, y parecen haber llevado por buen camino la mayoría de los personajes (aunque Branson sigue siendo un personaje muy sobrante… yo no entiendo el criterio que utilizan para decidir que personajes se quedan y cuales no, me parece un absurdo y unas elecciones muy poco lógicas). Tampoco las nuevas incorporaciones llaman demasiado la atención

Por lo demás, esta nueva temporada, anque la trama del dinero y las herencias está muy trillada, consiguen hacerla interesante aún así.

Siguen por tanto habiendo buenos guiones, y todo el precioso apartado técnico que siempre nos deslumbra.

Sin embargo, lo cierto es que, aunque la serie mantiene muy bien su calidad, está haciendo equilibrios continuamente para no desmoronarse, puesto que hay argumentos ya muy vistos; afortunadamente, están consiguiendo tratarlos con una nueva perspectiva… esperemos que sigan así. Seguiremos informando.

Final de temporada: a pesar del permanente maltrato en Nova (cada día empezaba más tarde), parece que la serie ha salido con bien de todo esto.

La nueva temporada se puede definir como aceptable, básicamente porque tampoco aporta nada nuevo, y muchos de los argumentos utilizados están muy vistos en todo tipo de series de este u otro género (desde la violación de Ana hasta el embarazo de lady Edith, pasando por las rebeldías del nuevo, y poco novedoso, personaje lady Rose), y aunque la serie se ha llevado con pulso bastante firme (aunque todos esos pretendientes de lady Mary son un poco inverosímiles) y mantiene el interés, corre un grave peligro de volverse vulgar, común y ordinaria, ya que su originalidad se está perdiendo a pasos agigantados, y si llega ese momento definitivo, difícilmente podrá sobrevivir.

En definitiva, aunque sigue siendo entretenida, divertida e interesante de ver, podría encaminarse por lugares muy poco convenientes que acabarían definitivamente con la gran serie que ha sido.

LA 1

-Españoles en el mundo: cualquiera que siga este blog sabe que los programas de televisión no suelen ser muy de mi gusto (y menos los de hoy en día, plagada como está la parrilla de realities) habiendo muy pocos que consigan conquistarme y mantener mi fidelidad; al fin y al cabo, la mayor parte de las veces, visto un programa, vistos todos. El caso de “Españoles en el mundo” es perfecto para explicar esto, y un caso de claro anquilosamiento en un programa.

¿Por qué visto uno, vistos todos? muy sencillo, da igual que los reporteros vayan a Tomboctú que a Nueva York el día de san Patricio, cambia el paisaje, cambian las personas… pero el argumento, las formas, el montaje, ¡hasta el saludo!, todo es lo mismo; ello provoca que si el programa sólo alcanza niveles regulares, un capítulo especialmente bueno (porque es gracioso, cuentan con gente carismática, o cosas así), sólo será aceptable o estará bien, pero si falla, ya será malo sin remisión; de modo que nunca puede pasar de determinada media, pues sólo tiene la opción de estar a la altura de lo esperado o ser malo.

Debido a eso, el formato es incapaz de evolucionar, y aunque paradójicamente este programa es una descarada copia del de “Madrileños por el mundo”, en versión algo más remozada y maquillada (no en vano es para la cadena pública nacional, sólo faltaría), es incapaz de volver a reinventarse (tal y como lo hizo para que no pareciera un plagio) y convertirse en un programa mejor, de modo que queda relegado a un merecido late night hasta una más que probable y justa desaparición definitiva (sólo hay que ver la contraprogramación que ha sufrido).

Indudablemente el programa se ve lastrado por una dirección incompetente y conservadora, carente de talento e imaginación que, como ya se ha dicho, es incapaz de hacer evolucionar el programa y que sólo sabe repetir lo mismo una y otra vez.

Todo lo cual nos lleva a la interesante pregunta: si una serie puede evolucionar, ¿por qué no un programa?, esa es una pregunta que muchos deberían hacerse, pues supondría toda una revolución para la televisión.

Novedades:

LA 1

-Los mosqueteros: en la crítica de la película “Belle” (de próxima publicación), comento que no se puede hacer ningún producto de época desde la perspectiva de la actualidad sin que chirríe, por algo existen investigaciones históricas, y es que la visión del como deben de ser las cosas de la actualidad, no sólo estropea el conjunto, sino que no aporta nada, al fin y al cabo, nadie ve algo de época para que le cuenten su vida diaria, y tampoco te gastas montones de dinero en vestuario y buscar localizaciones si los personajes bien pudieran llevar vaqueros en vez de guardainfante.

Cuando supe de la serie me alegré, “Los tres mosqueteros” es una de mis novelas favoritas (y la mejor de toda la saga, a la que algún día le dedicaré un artículo completo), que además contiene uno de los personajes más fascinantes de la historia de la literatura: Milady. En cualquier caso, rara vez se le ha hecho justicia (en el cine, sólo en la versión de George Sydney de los 50 con Gene Kelly), pues la gran mayoría ha optado sólo por coger una idea general (como si nadie se hubiera leído el texto de verdad) y los personajes, y se ha reinventado la trama… con los habituales resultados desastrosos y de vergüenza ajena (y propia).

Una serie parecía el contexto ideal para desarrollar una novela que había sido publicada como un folletín, además, llevada por la BBC parecía casi una garantía de calidad… pero no.

Cuando lo supe me alegré, cuando empecé a leer más sobre el tema, rápidamente desapareció mi entusiasmo, y a los cinco minutos de empezar a verla ya estaba deseando dejarla, y, sinceramente, no creo que aguantara finalmente más de media hora.

La razón es que vuelve a ser el típico producto que reinventa, para mal y sin ningún tipo de talento, la historia de los tres mosqueteros. Dejando de lado el nulo respeto hacia la obra original, tampoco le importa en absoluto situarla en la época correspondiente, la nula investigación histórica hace que los dialogos suenen a hoy y que no te creas nada (quizás por eso series como Downton Abbey tienen tanto éxito, porque realmente hay una inmersión en otra época, realmente te sientes desplazado a otro momento, independientemente de que la calidad argumental acabe siendo mayor o menor). Y por si fuera poco, como era de esperar, los argumentos poseen una nula originalidad y los dialogos parecen mil veces escuchados.

Las interpretaciones de los actores no lo facilitan, pues se mueven como si estuviesen llendo de compras, la única interpretación destacable me pareció la del actor que hace del monarca Luís XIII, que parece ser el único que investigó minimamente al personaje (en su debilidad y sin embargo su autoritarismo); la de Richelieu que podría ser la otra que llame la atención, no pasa del tópico habitual. Y no digamos las del resto, que tanto da que estén vestidos de época como que no.

Visto el panorama, decidí degustar el vestuario, localizaciones y decorados y tratar de disfrutar eso… pero ni eso me permitieron: las incoherencias son totales, tantas y tan excesivas que hacen daño a los ojos. El vestuario es simplemente patético y una versión postmoderna del que tendría que ser. Y en cuanto a las localizaciones y decorados, la gran mayoría o tienen errores o están fuera de lugar, una vez más se repite el error de la serie: un desesperado intento de ser una prestigiosa superproducción de época creyendo que todo consiste (y que alguien tragará con ello) en poner a una serie de gente vestida de fantoches en el zaguán de un palacio. Pues no.

En definitiva: mala, aburrida… está condenada a una merecida desaparición definitiva. Una vez más, “Los tres mosqueteros” tendrán que seguir esperando una buena y merecida adaptación que les haga justicia y que limpie su tan mancillado honor (cuando uno piensa que D’artagnan sacaba el florete a la mínima… a veces uno piensa que deberían volver esos tiempos para frenar estos ultrajes audiovisuales).

 

 

 

 

 

 

 

 

Esta entrada fue publicada en Televisión (tv). Guarda el enlace permanente.

9 respuestas a Temporada televisiva de primavera-verano de 2014.

  1. Pingback: Los eventos de 2014 de primavera-verano en Madrid. | Universo de A

  2. Pingback: La temporada de exposiciones 2014 de primavera-verano en Madrid | Universo de A

  3. plared dijo:

    joer ni idea de esta serie, en realidad solo veo las de la fox y la hbo….Cuidate

  4. Pues harías muy bien echándole una ojeada a esta, es de la televisión de Galicia, pero se puede ver a través de internet en la página web de la cadena (si quieres te paso el enlace); está en gallego pero se entiende bastante bien.
    Aunque bueno, sabiendo que lo del humor no suele ser lo tuyo… aún así, yo te la recomiendo mucho.

  5. Pingback: Temporada televisiva de otoño-invierno de 2014-2015 | Universo de A

  6. Pingback: Temporada televisiva de otoño-invierno de 2014-2015 | Universo de A

  7. Pingback: Cenicienta | Universo de A

  8. Pingback: Temporada televisiva de otoño-invierno de 2015-2016 | Universo de A

  9. Pingback: La temporada de televisión de otoño-invierno de 2016-2017 | Universo de A

¡Deja un comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s