La temporada 2017-2018 en la Fundación March Madrid

Desde hace tiempo, pero especialmente el año pasado (cuando se alcanzó la culminación de la excelencia, ya que parecía que había que estar todos los días allí puesto que casi todo lo que había era interesante), me di cuenta de que la Fundación March merecía un artículo para sí misma donde se reflejara, en un mismo lugar, la gran variedad y calidad de su programación, que abarca tan diversas cuestiones culturales (cine, conferencias, música, exposiciones… etc), pero lo cierto es que ninguno de los artículos publicados hasta el momento conseguía satisfacer esa necesidad (se intentó encajarlo todo en los artículos recopilatorios de eventos y exposiciones) debido, claramente, a la enormidad de todo lo que se hace, y el hecho de que diversificarlo en distintos artículos no ayudaba a crear un concepto claro, lógico y accesible.

Así pues, y con esta idea que ya me surgió el año pasado, nace este artículo (de momento experimental, si funciona continuaré haciéndolo y repiténdolo en el futuro) para reflejar que es lo más interesante que se puede ver en la Fundación March… aunque esto no es, de ninguna manera, ni puede ser, una forma de publicidad, ya que, si hay algo que esta institución no necesita, es más eso (de hecho, incluso todo lo contrario), pues siempre está saturada de gente a más no poder… reflejo, por otra parte, de la calidad de lo que hacen.

Y es que no hay duda de que la Fundación March se ha convertido en la reina absoluta de las instituciones culturales privadas (y si me descuido, públicas también), ya no sólo debido a la gran calidad y variedad de su programación, sino también a que absolutamente todo es gratis, incluidas sus publicaciones como los completísimos y muy alabables programas de mano que son una maravilla a atesorar… en definitiva, su idea de acercamiento de la cultura a la gente es simplemente maravillosa y yo no puedo parar de aplaudirla.

Aunque, por supuesto, no todo es bueno: la atención al público es verdaderamente atroz (en el mostrador de información de la entrada algo mejor), y la desorganización y el caos para conseguir una entrada para un acto hace que casi nadie quede contento porque todo se deja demasiado al azar y no hay la posibilidad de elegir un buen sitio por más esfuerzos que hagas para ello, ni online ni presencialmente… lo que ha llevado a muchos a dejar de acudir a este lugar, puesto que, como ya digo, el lugar está sobresaturado, y su único salón de actos siempre se queda pequeño para el interés del público (algo que habla muy a favor de lo qué se programa y del público que acude… pero muy mal de cómo se gestiona la organización).

Decir, finalizando pues, que este es uno de los llamados artículos recopilatorios, los cuales se actualizan continuamente (hasta que termina la temporada que dice el título, momento en el que se publicaría uno nuevo en esta misma sección de Turismo), por lo que, para estar informado de todas las novedades, se recomienda volver a visitarlos a menudo.

En definitiva, ¿cómo va a funcionar?, pues en principio yo reflejaré que es lo más interesante de la programación, y según vaya acudiendo a los distintos actos (si es que puedo), lo escribiré aquí y haré la crítica correspondiente… aunque estas no serán largas, completas, complejas y analíticas, sino meras reseñas, relativamente breves, que reflejen las cosas más importantes, detalles destacables, o simplemente, cosas que quiera hacer ver.

Aclarar también que, las últimas actualizaciones siempre son las más pegadas a estas líneas o al del título en negrita correspondiente, es decir, las que están más arriba del artículo; y por tanto, las que están más abajo, son las que he comentado hace más tiempo y más desactualizadas.

Para una información más extensa o sobre otras cuestiones culturales (Turismo, críticas de Películas o Teatro… etc), visitar las secciones correspondientes que aparecen permanentemente en un listado a la derecha.

Para finalizar, si hay algo que aún no he publicado, y sin embargo te interesa, pregunta a través de un comentario, puede que te ayude, ya que a lo mejor lo he visto, pero no he tenido tiempo de escribirlo.

En definitiva, vamos a acercarnos a esta espectacular arquitectura con forma de bloque marmóreo que, rodeándose de la zona más lujosa del Barrio de Salamanca, se erige monumental entre palacetes del siglo XIX, reivindicando su contemporánea presencia (con unos interiores que no se quedan atrás, con una mezcla de clásico y contemporáneo… rezuma un nostálgico buen gusto) cierto, no está en el famoso Paseo del arte, y de hecho, para ir allí, hay que proponérselo e ir a propósito (no hay ninguna otra institución cultural cerca con la que luego enlazar o a la que acercarse)… pero casi seguro que nos compensará el esfuerzo.

………………………………………………………….

 

Este año se ha vuelto a repetir el mismo estilo de los folletos de programaciones del año pasado… pero incluso peor. No digo que no sean estéticos, no digo que no tengan su encanto, pero descifrar la información que quieren transmitir es otro cantar muy distinto. Y francamente, este año lo veo todo mucho más desorganizado en ese aspecto, más absurdamente subdividido, de modo que no te puedes llevar un programa general que te dure todo el año y organizarte acorde a eso, sino que da la impresión de que tienes que estar pendiente de lo nuevo que salga… y eso siempre da mucha pereza, o al menos a mí.

Por otro lado, tras el triunfo de la temporada pasada, este año, la programación parece mucho menos atractiva. Yo he anotado unas cuántas cosas, pero tampoco he necesitado limitarme a mí mismo o pensar que no me iba a dar tiempo… o esa ha sido mi primera impresión.

Post scriptum 13-1-2018: en el colmo del barroquismo y de la complicación del sistema de reservas (cuyo uso, con razón, ya ha desanimado a más de uno) ahora resulta que, cito literalmente: “cada usuario podrá realizar únicamente CUATRO cancelaciones de reserva por trimestre. A partir de la QUINTA cancelación, la reserva se contabilizará como aceptada”… esto no es ni medio normal, en vez de premiar a la gente que cancela para dejar sitios libres, se les castiga… en realidad, se te penaliza prácticamente hagas lo que hagas con el sistema de reservas, así que la gente acabará llegando a la conclusión de que tanto da liberar las butacas (y de ese modo, algo tan beneficioso como que la lista de espera funcione) como no hacerlo (y mejor siempre es quedarse con ellas por si acaso), de modo que, ahora, será aún más difícil conseguir entradas. En definitiva, vamos de Guatemala a Guatapeor… ¿pero quién es el inútil incompetente que gestiona esto?.

En cualquier caso, en este momento podemos encontrar:

 

Exposiciones

 

-WILLIAM MORRIS Y COMPAÑÍA, EL MOVIMIENTO ARTS & CRAFTS EN GRAN BRETAÑA: ¡victoria! tras tantísimo tiempo soportando la obsesión de esta fundación por la Bauhaus, sus derivados y todo el que se había acercado por allí, aunque fuera de lejos; que nos tenía aburridos y nos llevaba por el camino de la amargura, por fin, la Fundación March vuelve a su esencia y prepara una buena exposición, de esas con encanto que tan bien sabía realizar… nos hizo sufrir, ¡pero al fin!.

Y la espera mereció la pena, verdaderamente, pues nos encontramos con una exposición muy bella y muy interesante, para pasearse por ella o verla en detalle, que sin duda no decepcionará por su estética.

Toda la información de sala y la del folleto están muy bien elaboradas, y además, ¡gracias a Dios!, vuelven las cartelas (nos tenían a todos locos con su exclusión y con la manía de incluir la información en la hoja de mano… no había día en que no hubiese una queja de algún visitante por ello).

Por lo demás, todo lo que se expone es de gran belleza e interés.

Así pues, la visita a esta exposición supone una gran oportunidad para conocer más sobre el hombre que precedió al movimiento de Arts&crafts, sobre esto último y su influencia posterior (resultando curiosamente actual)… pero sobre todo, supone la vuelta de la fundación March a las exposiciones de interés, prestigio y con encanto; ¿estoy cantando victoria demasiado pronto?, el tiempo lo dirá… y no queda mucho, a finales de enero termina esta muestra, y pronto habrá otra que ayudará a vislumbrar que futuro expositivo nos espera

 

Conciertos

 

Artes escénicas

Aunque la Fundación March califica esto como “Teatro musical” yo prefiero el término “artes escénicas” puesto que considero que el musical es un género en sí mismo, y la utilización de un término así lleva a confusión… sin mencionar que no se puede meter en ese mismo saco denominativo a óperas, operetas, ballets y otras cosas que se han hecho.

Por otro lado, no hay duda de que la alianza de la Fundación March con el Teatro de la Zarzuela está dando sus frutos para gozo de los amantes de la cultura… aunque sea al alto precio de terribles complicaciones para poder acceder al recinto; por suerte, prevenida y preparada para esto, la fundación está programando varios días y múltiples pases… y menos mal, sino sería una locura.

Por lo demás, esta temporada, no se presenta tan interesante como las anteriores, lo cual para mí puede ser bueno, pues a menudo voy con demasiadas expectativas y luego acabo decepcionado. Sin embargo, trataré de acudir a todo, muy especialmente a los melólogos, que últimamente me tienen conquistado.

 

-LA ROMERÍA DE LOS CORNUDOS: estreno lleno de grandes nombres del Ballet nacional de España… y los autores originales no le van a la zaga: Lorca, la Argentinita, etc; lo que se traduce en éxito de demanda, multitudes y peleas para conseguir las entradas garantizado… ahora bien, ¿vale la pena matarse por ellas?, pues, la respuesta es: hasta cierto punto.

No negaré la belleza y virtuosismo de la coreografía y la buena ejecución por parte de los bailarines, como tampoco negaré que no parece tener otro propósito que ese. Bien es cierto que el argumento del ballet es muy ligero por no decir inexistente, pero la verdad es que Najarro no se molesta ni lo más mínimo en contar algo, le es más que suficiente con la hermosura de la danza, y se conforma con ello; no tengo la más mínima duda de que probablemente haya hecho un trabajo intelectual sobre ella, más allá de lo físico, pero no se exterioriza, se queda tan en el fondo que, en lo superficial, sólo se ven movimientos con gracia sin mayor motivo que el de resultar lucidos.

Todo lo anterior, provoca que, a quién no le guste o le entusiasme la danza española, sea fácil desrecomendarle este espectáculo, pues claramente no se le convencerá de la posición opuesta viendo la representación.

En realidad, a quién más le puede gustar es a los amantes de la danza española y también de la historia y su reconstrucción, pues, para mí, su mayor aliciente era recuperar e intentar imaginar el cómo, a principios del siglo XX, aquella danza salida de tablaos en tugurios de la Andalucía profunda, evolucionó hasta convertirse en la alta cultura que conocemos hoy, aplaudida en una fundación situada en la capital del Reino y financiada por una poderosa banca… a lo que hay que sumarle todos esos grandes nombres que comenzaron esa investigación, esa recuperación de las raíces y de la esencia, que acabarían por consolidar nuestro tópico nacional (como comentaría este otro artículo); a todo lo cual ayuda escenografía y vestuario, que trata de reproducir, en todo lo posible, como fue aquel primer estreno.

Aunque, por supuesto, también es una oportunidad de ver algo del trabajo del Ballet nacional de España gratis… aunque no olvidemos que lo que no se paga con dinero, se paga con tiempo.

En definitiva, ¿recomendable?, pues para gustos, leed lo escrito, y sacad vuestras propias conclusiones.

 

Música

Este año casi ningún ciclo me conquista, como máximo pueden ser atrayentes “Poesía en música” o “Oriente y la música occidental”… ya se verá.

 

Cine

¡Pero cómo gusta el cine mudo!, a veces parece que podría volver (y éxitos recientes como la inefable “The artist” o nuestra sublime “Blancanieves” lo confirman), y aunque muy desgraciadamente, no parezca que el Teatro de la Zarzuela parezca dispuesto a que nos volvamos a sentir como en la época de los grandes palacios del cine o el cine Doré nos lo traiga muy pocas veces (aunque algunas veces, de manera muy agradecida, con acompañamiento de piano), ¡aún nos queda la Fundación March!, que, constantemente, año tras año, y temporada tras temporada, nos propone nuevos ciclos para descubrir el cine primitivo, todo lo que aportó, y aún nos puede seguir dando… y aunque ciertamente sólo nos lo proyectan en formato doméstico que cualquiera de nosotros podría conseguir con cierta facilidad y verlo en casa… ¡tiene tanto encanto ir a esa sala de maderas tan cálidas y con cierta rancia elegancia!. En cualquier caso, esta temporada se ha programado:

 

-CINE E HISTORIA: parecía el ciclo ideal para mí, no parecía haber mejor combinación, todo lo que me gusta… pero, o no me han convencido muchas de las películas seleccionadas o he visto la gran mayoría. Sin embargo, posiblemente acuda a “La nueva Babilonia”, “El fin de San Petesburgo” o “La última orden”. Y de las otras que están por venir, recomiendo la de “Madame Dubarry”, no tiene nada especial y es una versión muy dulcificada, pero como todo lo de Lubitsch, tiene cierto encanto.

 

 

Conferencias

Vaya usted a saber, este año no hay folleto con la programación de las conferencias: según van saliendo nuevos ciclos, van editando nueva información impresa… y ya me dirás tú de que sirve eso, si no te interesa el ciclo que están teniendo en este momento, pues ya no te enteras del siguiente, y desde luego no puedes programarte para asistir, por ejemplo, a uno que suceda en marzo o abril que sí sería de tu interés, básicamente porque no sabes ni que existe. Un desastre completo vamos.

No obstante, si al final acabo enterándome de alguna interesante, la acabaré referenciando aquí.

 

Publicado en Turismo | Deja un comentario

El gran showman

El musical que cierra y comienza el año

Sinopsis y ficha técnica

Pasen y vean… y entren en la fascinante imaginación de un hombre que pretendió mostrar que la vida misma puede ser el espectáculo más emocionante de todos. Basada en la leyenda y las ambiciones del empresario de la cultura popular estadounidense, P.T. Barnum, llega una inspiradora historia que cuenta el camino de la pobreza a la riqueza de un intrépido soñador surgido de la nada para demostrar que todo lo que puedas imaginar es posible y que todos, sin importar cuán invisibles sean, tienen una formidable historia digna de un espectáculo de categoría mundial.

El cineasta australiano Michael Gracey debuta como director con El gran showman, una historia que, con la increíble energía de Barnum, estalla en un reino de ficción imaginado con audacia, lleno de contagiosas canciones pop, bailes glamurosos y una celebración del poder transformador del espectáculo, el amor y la fe en uno mismo. Gracey mezcla canciones originales de los ganadores del Oscar®, Benj Pasek y Justin Paul, (La ciudad de las estrellas-La La Land) con un reparto de talentos multifacéticos encabezado por el nominado al Oscar®, Hugh Jackman, para sumergir al público en los orígenes del entretenimiento de masas y las grandes celebridades en la década de los setenta… de 1870. El resultado es una oportunidad de adentrarse en el recientemente conmocionado mundo de la edad dorada posterior a la Guerra Civil de Estados Unidos -a través del lente visceralmente actual de la cultura popular que en aquel entonces acababa de despertar.

Actores El gran showman

  • Kevin DwaneWhite Tie Admirer
  • ZendayaAnne Wheeler
  • Rebecca FergusonJenny Lind
  • Hugh JackmanP.T. Barnum
  • Zac EfronPhillip Carlyle
  • Michelle WilliamsCharity Barnum
  • Paul SparksJames Gordon Bennett
  • Keala SettleThe Bearded Woman
  • Gayle RankinQueen Victoria
  • Jacqueline HonulikBaroque Woman
Dirección
  • Michael Gracey
Producción
  • Laurence Mark
  • John Palermo
  • Hugh Jackman
Producción (ejecutivo)
  • Donald J. Lee Jr.
Guión
  • Bill Condon
  • Jenny Bicks

 

Comentario previo

Siempre es emocionante y excitante el estreno de un nuevo musical en los cines, con toda probabilidad, es el gran momento de la temporada cinematográfica, por ello las expectativas siempre son altas… y este, por su estreno, cerraba el año y daba el pistoletazo al siguiente, marcando en cierta manera el presente y el futuro del musical, al menos simbólicamente.

Sin mencionar que en el reparto figuraban varios nombres de sumo interés para el género, como: Hugh Jackman (que aunque es más conocido por las películas de X-men, lo cierto es que tiene un pasado en el musical muy interesante, empezando en el West End londinense), Zac Efron (cuyo forjamiento y triunfo se debe absolutamente al musical); Zendaya (conocida por Disney Channel); y la eficaz Michelle Williams a la que siempre se la ve vinculada a proyectos preciosos y de gran calidad (como este o este)… así pues las perspectivas sonaban sumamente buenas; incluso con un director desconocido, o un guionista que no siempre es fiable (Bill Condon), sin mencionar una música en manos de unos compositores sólo relativamente confiables….

Sea como sea, con todo, la temática sonaba extremadamente atractiva: una biografía musical de Barnum, el inventor del circo y, muy en parte, del concepto de espectáculo que tenemos hoy día, sonaba algo glorioso para una película de este género… si a ello le sumamos un tráiler sumamente espectacular, las expectativas favorables estaban servidas para que realmente se hiciera real en las pantallas “el espectáculo más grande del mundo”.

 

Crítica

Desde finales del siglo pasado, se ha entablado una gran batalla en el género del musical, por una parte, están los que siguen el estilo tradicional y no desechan y desprecian todo lo que se ha creado hasta el momento, que ha conseguido conformar un estilo muy particular y reconocible que muchos adoramos; y por otra parte están los rompedores, que utilizan música absolutamente contemporánea (por tanto, podemos incluir el subgénero de musical de recopilación dentro de este apartado) para lograr congeniar con más público; estos, generalmente, o son grandes fiascos o salen muy bien, no hay término medio. Y es lógico que sea así, puesto que, por una parte, a menos que sean realmente buenos suponen una traición al género que difícilmente los fans de este perdonarán (que esperan, como ya he dicho antes, algo muy concreto) y no siempre consiguen convencer a aquellos a los que el musical no les gusta… Creo que el mejor ejemplo de todo esto se dio en la segunda temporada de aquella magnífica serie que fue “Smash”, cuando dos musicales, uno tradicional, “Bombshell” y otro rompedor “Hit list”, compitieron por el favor del público… el resultado no convenció a la audiencia; por otro lado, la técnica que utilizaron fue muy obvia, querían ganar más adeptos usando música moderna… pero eso espantó a muchos, independientemente de la calidad del producto, que seguía siendo enorme… y esta comparación y comentario que acabo de hacer no es en absoluto arbitrario, puesto que los compositores de esta película también participaron en “Smash”… pronto hablaremos del resultado de ello.

Y efectivamente, “El gran showman” es uno de esos musicales rompedores, algo peligroso, pues depende exclusivamente de la calidad de su banda sonora (de la que ya hablaré), que, al contrario que en el musical de recopilación, no es un éxito comprobado, fiable y fácilmente explotable con determinado tipo de público.

Pero muy desgraciadamente, la película no termina de estar a la altura de lo esperable, pues se la ve manipuladora y cursi, está demasiado fabricada, hecha con piloto automático, como si intentara seguir la receta del éxito para contentar a todo el mundo.

Todo ello se comienza a ver en el propio guión, en el que se transforma, como por arte de magia, a Barnum, que fue un estafador y un cínico (y el mismo lo reconocía), en el nuevo héroe americano, que cuenta con todas las virtudes que debe tener un ciudadano ejemplar… sale a relucir el viejo sueño americano, valores familiares… etc, y en general un mensaje sumamente manido, tópico y conservador… la verdad es que el gran problema del guión es que parece hecho siguiendo un manual, porque todo es predecible a más no poder y tienes la permanente sensación de déjà vu, puesto que todas las situaciones, acciones, historias y emociones que se ven, te da la sensación de haberlas visto mil veces antes en otros muchísimos productos narrativos. En conclusión, no se puede encontrar originalidad alguna en el guión.

En cuanto a la cuestión histórica, aunque efectivamente el guión sigue los parámetros básicos de la vida de Barnum, lo cierto es que lo cambia y reinterpreta todo a su gusto (de maneras sumamente cuestionables y poco honorables hacia la verdad o la auténtica realidad), el cual, como ya he dicho, es sumamente hagiográfico, favorecedor e incluso oportunista… de modo que en ese aspecto se debe coger el filme con pinzas y mucha precaución.

Muy desgraciadamente, otro de los grandes fallos de la película, y especialmente imperdonable siendo un musical, es que la banda sonora deja mucho que desear, las canciones de Benj Pasek y Justin Paul resultan ruidosas y no se integran bien, ni con la trama, ni con el resto de la película… en definitiva, chirrían (uno de los momentos más obvios es cuando una cantante de ópera famosísima, canta una balada pop en cuya melodía no hace ni el más mínimo o ligero guiño al género lírico… no creo que costara tanto ponerle unos cuantos gorgoritos para disimular, creo yo). En realidad, las canciones de la película de la que hago la crítica, tienen más poder emocional debido a la magia de los números musicales, muy trabajados visualmente, que a la calidad de la música. No obstante, sí me gustaría destacar algunas como “A million dreams” o “Never enough”.

En cuanto a la dirección de Michael Gracey, es sumamente académica, sabe que está haciendo una superproducción, un pretendido blockbuster, y lleva a cabo su trabajo con una espectacularidad artificial, una vez más, también de manual… aunque se le nota mucho la falta de experiencia, puesto que la elección de los planos, muy especialmente en los números musicales, llega a sacarte totalmente de la magia que el género requiere.

En cuanto al resto del apartado técnico (fotografía, vestuario, dirección artística), cumple su función y hacen lo esperable, preparar algo grandilocuente y que resulte grato a la vista… una vez más: objetivo, ser un producto de consumo masivo.

En lo que respecta a los actores, comento unos cuantos:

-Hugh Jackman: se había implicado desde el principio mucho en el proyecto, pues quería volver a hacer un musical, y desea desesperadamente que la película triunfe para poder seguir haciéndolos… la verdad es que es un actor que luce mucho en este género, pero, desgraciadamente, los mejores tiempos de su voz para el canto han quedado atrás (como ya se atisbaba claramente en “Los miserables”).

-Michelle Williams: no sé por qué, pero esta actriz nunca me ha gustado, quizás porque me parece inexpresiva, parada o que sólo sabe hacer versiones ligeramente retocadas de sí misma… pero tengo que reconocer que, revisando las críticas que hice anteriormente de películas en las que salía ella, mis valoraciones de esta actriz siempre han sido muy positivas (como esta o esta), de hecho sobresalientes, y que siempre me ha convencido absolutamente en todo lo que ha hecho… en “El gran showman” no es una excepción, y de hecho, es de lo mejor del reparto, como actriz y como cantante.

-Las niñas que hacen de las hijas de los dos anteriores: preciosas y muy inspiradas, gran elección de reparto infantil.

-Zac Efron: todos lo conocimos gracias a los telefilmes de Disney Channel que lo convirtieron, inesperadamente, en una gran estrella, después, el chico ha sabido gestionar adecuadamente su carrera… y ahí sigue. Con todo, ver su evolución, y descubrir su voz cantada de adolescente a adulto es una razón más que interesante para ver esta película… desgraciadamente, mucho me temo que, como en el caso de Jackman, sus buenos tiempos de cantante quedaron atrás.

-Zendaya: también salida de las filas de Disney Channel, nos descubre que es algo más, y que tiene más talento que hacer una de esas series exageradas y sobreactuadas del canal.

-Rebecca Ferguson: de gran belleza, demuestra un sorprendente magnetismo: la cámara la adora y se apodera de todas sus escenas… aunque su voz no debe tener la misma calidad, puesto que, retornando a una práctica que parecía completamente abandonada hoy día, esta actriz ha sido doblada en las canciones… eso sí, la voz cantada de Loren Allred es simplemente espectacular y con gran calidad dramática.

Ciertamente, no ha faltado quién califique esta película como un nuevo “Moulin Rouge”, y tiene lógica, pues el aspecto es sumamente similar en todo, sin embargo, la diferencia con la película de Luhrmann es que esta funcionaba perfectamente y era sumamente original… desgraciadamente, “El gran showman” se ve, más bien, como la milésima copia de un arquetipo.

 

Valoración final: como de tantas otras películas sobre personajes históricos, siempre se piensa en lo que pudo haber sido, y que tendrá que haber un filme en un futuro que haga honor a quién realmente era Barnum, con sus luces y sobre todo sus sombras… por lo demás, y sólo valorándola como nueva película musical, el producto final resulta sumamente prefabricado, de manual, poco improvisado, falto de riesgo y sin alma… no tengo la más mínima duda de que gustará a muchos (aunque, de momento, la taquilla sólo ha respondido de forma bastante regular) pues tiene los componentes populistas para hacerlo, pero, a aquellos que buscamos algo más, nos resultará un simple entretenimiento frívolo, superficial y nada más.

 

Foto Hugh Jackman en El gran showmanFoto El gran showmanFoto El gran showman 4Foto El gran showman 5Foto El gran showman 2Foto El gran showman 3Imagen relacionada

Publicado en Películas | Deja un comentario

Ferdinand

Una obra maestra de los cortos de Disney se convierte en una gran película de Bluesky

Sinopsis y ficha técnica

Ferdinand, es un joven toro que prefiere sentarse tranquilamente bajo el tronco de un árbol y oler las flores en lugar de ir saltando, y resoplando como hacen los otros toros. A medida que crece se hace grande y fuerte, sin embargo su temperamento sigue siendo calmado.

Pero un día, cinco hombres vienen a elegir el “toro más grande, más rápido, y más duro” para las corridas de toros en Madrid y Fernando es erróneamente escogido.

Actores Ferdinand

  • Kate McKinnonLupe [voice]
  • David TennantAngus [voice]
  • Bobby CannavaleValiente [voice]
  • John CenaFerdinand [voice]
  • Sally PhillipsGreta [voice]
  • Gina RodriguezUna [voice]
  • Miguel Ángel SilvestreEl Primero [voice]
  • Anthony AndersonBones [voice]
  • Daveed DiggsDos [voice]
  • Raúl EsparzaMoreno [voice]
Dirección
  • Carlos Saldanha
Producción
  • Bruce Anderson
  • John C. Donkin
Guión
  • Jenny Bicks
  • Yoni Brenner
  • Carlos Kotkin
  • David Weiss (II)

 

Comentario previo

A principios del siglo XX, la compañía Walt Disney era la reina por excelencia de los cortos, algunos eran obras maestras que fueron muy útiles para el progreso del género de la animación e incluso del cine en general, motivo por el cual fueron premiados por la Academia casi siempre… y todos los cuales ayudaron mucho a preparar el triunfo del primer largometraje de la compañía “Blancanieves y los siete enanitos”.

Todo lo cual se puede comprobar históricamente, y lo digo porque después de la reciente polémica del corto de “Frozen: una aventura de Olaf” (cuya calidad es absolutamente excepcional, a la altura de lo mejor de la casa, e incluso hubiera digno de haberse convertido en un largometraje), da la impresión de que no faltan desinformados y paletos varios que piensan que Pixar ha inventado la pólvora, cuando sólo está, en el mejor de los casos, malamente imitando lo que ha hecho Disney hace un siglo… todo ello sin mencionar que un alto porcentaje de los empleados de Pixar lo fueron previamente en la compañía del ratón Mickey, dónde aprendieron todo lo que saben (además de que el propio John Lasseter, que fundó Pixar, es hoy día un gran ejecutivo de la Disney con mucho poder en lo que se refiere a las cuestiones creativas y a las películas que se producen)… sea como sea la Compañía Disney ostenta, y siempre ostentará, unos honores y méritos, históricos y actuales, que para cualquier otra compañía son simplemente inalcanzables… aunque sólo sea por su imprescindible trayectoria histórica sin la cual la historia del cine no se entiende… con razón no falta quién diga que, para bien o para mal, cualquiera que quiera hablar de cine de animación, tiene que referirse obligatoriamente a la compañía Disney.

Prueba de ello es el corto que inspira esta película: “El toro Ferdinando”, una obra maestra que, con razón fue premiada con un Oscar:

La historia era muy bella, pero su simplicidad (que no simpleza) y claro mensaje difícilmente la hacían ampliable; aunque yo sabía que la idea de un largometraje era muy atractiva… al fin y al cabo, un cortometraje siempre se queda corto, valga la redundancia.

Por todo ello me pareció muy raro y extraordinario que no fuese la Compañía Disney la que hiciese una película sobre el toro manso, sino Bluesky (autora de la exitosa saga de Ice age, dato que no es baladí, puesto que el director del filme del que hago la crítica ha estado implicado desde el principio en estas películas)… aunque claro, teniendo en cuenta que la compañía del ratón tomó la historia de un libro, y la propiedad sobre esos derechos habrá caducado hace mucho, ahora se entiende como y por qué ha podido ser que Bluesky haya podido hacer la película sobre la que estoy escribiendo.

Con toda seguridad, hubiera sido maravilloso que hubiera sido Disney quién hubiese hecho un bello largometraje musical, que hubiera elevado al corto ganador del Oscar al nada desdeñable pedestal de clásico de Disney… pero no ha podido ser.

En cualquier caso, según vi el cartel de la película por la calle, vi las claras referencias al corto original, a pesar de que el filme era de Bluesky… y me dejó intrigado, así que empecé a investigar: las críticas no eran muy allá y el tráiler era espantoso, conteniendo los típicos y tópicos chistes y gags malos que se asocian a cualquier película de animación… con todo, yo seguía interesado, aunque fuera a darme un batacazo, la atracción del corto original era demasiado alta como para resistirme… y esta fue una de esas escasas ocasiones en las que no me equivoqué arriesgándome.

 

Crítica

“Ferdinand” tenía el gran reto de superar, o al menos de estar a la altura del corto de “El toro Ferdinando”… reto extremadamente difícil teniendo en cuenta la gran calidad de este último (sobre la que ya se ha hablado sobradamente en el comentario previo de arriba)… y si bien no lo ha conseguido, sí que se puede afirmar con absoluta seguridad que ha conseguido un resultado muy notable.

En cualquier caso, para los que quieran decir que las comparaciones son odiosas y que el corto de Disney de los años 30 pudo no tener ninguna influencia en la creación del nuevo filme, fácilmente su argumento se puede rebatir viendo la estética de la película: una buena parte de los personajes animados por ordenador son casi idénticos a los hechos por animación tradicional e incluso hay referencias en los fondos más que evidentes que fácilmente podrían haber sido evitadas de haber querido o haberlo necesitado.

La historia, como ya he dicho, del toro inadaptado que tiene una visión diferente del mundo que le rodea, que se sale totalmente de lo que se supone que debería ser y que además consigue triunfar en su propósito es simplemente maravillosa… y es plasmada de una manera acertada.

Es indudable que el guion tiene sus problemas que impiden que el filme se convierta en una obra maestra, entre otros: un desarrollo muy desigual que va dando trompicones continuamente… incluso da la impresión de que se está intentando meter paja continuamente para ampliar los 8 minutos del corto a los 106 de la película; pero sobre todo, un exceso absoluto de personajes que se convierten en un gran lastre porque ni se consiguen desarrollar como deberían, ni resultan interesantes, y, como ya digo, da la impresión de que sobran o sólo son paja para añadir minutos… ello no significa que no haya algunos que sí son una muy buena contribución que llevan la historia a otro nivel (aunque también hay otros que son puro tópico y que desarrollan unas historias absolutamente predecibles y estereotipadas).

Sin embargo, si hacemos una valoración general del guion, podemos dar una notable valoración de este.

En cuanto a la dirección de Carlos Saldanha, tiene todas sus virtudes y sus defectos: aunque consigue algunos grandes momentos, también es cierto que muchas veces es incapaz de darle el ritmo debido a la película.

La animación es preciosa y muy lograda; y la fotografía la realza maravillosamente con unos tonos muy agradables y suaves.

La música consigue ciertos buenos momentos, aunque abusa del tópico de lo español visto desde la perspectiva estadounidense.

 

Valoración final: “Ferdinand” no consigue superar al corto que la precedió (cosa que, por otra parte era extremadamente difícil), pero sin duda consigue un resultado muy notable y destacable… quizás, si el producto de Disney no hubiese existido, se la valoraría mucho mejor. En cualquier caso, es una película que gustará y enternecerá a casi todo el que vaya a verla, por lo cual me parece absolutamente recomendable y que realmente merece ser vista.

 

Resultado de imagen de ferdinand

Foto FerdinandFoto Ferdinand 4Foto Ferdinand 5Foto Ferdinand 2

Resultado de imagen de ferdinandResultado de imagen de ferdinandResultado de imagen de ferdinandImagen relacionadaResultado de imagen de ferdinand

Publicado en Películas | Deja un comentario

Crítica exprés: Otro juicio a Don Juan

Los martes, milagro. Poesía en escena

-Otro juicio a Don Juan: la última vez que estuve en “Los martes, milagro” fue una pésima experiencia (https://universodea.wordpress.com/2015/11/09/critica-expres-canto-general-los-martes-milagro/), pero siempre me repetía a mí mismo que debía darle una segunda oportunidad, tal vez porque considero que la idea del programa en sí misma es buena, así pues, tenía la esperanza de que mi primera vez hubiera sido una excepción, además de que siempre es importante dar una segunda oportunidad, de sabios es rectificar, etc… y fue una pésima idea.

El problema de este programa es que está siempre en manos de las mismas personas, indocumentadas y sin talento, que montan siempre unos auténticos horrores. Pero ahí fui yo igualmente a darle una segunda oportunidad… craso error.

Todo está mal, pero supongo que habrá que detallar:

Como de costumbre, el texto de Carlos Jiménez es una magnífica demostración de falta de talento, incapacidad narrativa, y sobre todo, y aún más imperdonable, gran ignorancia de los clásicos y, aún más, una terrible e insoportable superficialidad y frivolidad que se le podría perdonar a cualquier persona en un bar, pero no encima de un escenario, y mucho menos pagando por ello.

La dirección de José Maya no es tal cosa, sino un intento desesperado de autolucimiento (también es actor en la función), aunque, incapaz de llevarlo a cabo, se ha visto obligado a pedir ayuda a otro actor… al final el resultado es pésimo, forzado, aburrido, pero sobre todo, irrisorio.

En lo que respecta a los dos únicos actores, José Maya hace de sí mismo a ratos, y en otros momentos intenta, a la desesperada, recrear un estereotipo… en cualquier caso, en ningún momento se le cree como personaje. Respecto a Daniel Migueláñez, filólogo con pretensiones de actor, que parece convencido de que su físico será suficiente para hacer creer a alguien que sabe interpretar algún papel, demuestra su total y absoluta falta de capacidades o cualificación para el arte dramático… concluyendo: por lo general está pésimo, y cuando consigue estar sólo mal, sobreactúa.

En definitiva, confirmo para siempre que este programa de “Los martes, milagro” ha perdido todo mi interés (a menos que cambie radicalmente de manos), pues no son más que montajes con un estilo de lo más amateur, que parecen montados por cuatro amiguetes para el salón de su casa en una noche de fiesta, durante la cual aburren al resto de los asistentes, los cuales se dedican a hablar entre ellos durante la representación para no aguantar a esos pesados que juegan a creerse que son una compañía teatral.

Publicado en Teatro | Deja un comentario

¡¡¡Se desvela y descubre (¡por fin!) quién es Universo de A!!!

 

Para comenzar, decir que os recomiendo no saltar párrafos y leer por orden el artículo, pienso desvelar el secreto en medio de él, en el sitio más discreto, escondido e inesperado… así que no penséis que sois muy listos yendo directamente al final para averiguar el misterio, porque os garantizo que no está ahí; el premio será para unos pocos escogidos lectores leales, no podía ser de otro modo, lógicamente.

 

Imagen relacionada

 

A lo largo de la historia, la humanidad se ha hecho grandes e importantes preguntas: ¿quién somos?, ¿de dónde venimos?, ¿a dónde vamos?, ¿quién es Universo de A?… hoy vamos a responder a la más irrelevante y menos interesante de todas estas cuestiones.

 

Imagen relacionada

 

Bien es cierto, que la identidad secreta de esta o estas personas (que no se sabe si es un individuo o un grupo… hasta dentro de pronto) se ha guardado celosamente desde el comienzo del blog, teniendo mucho cuidado y prudencia en ello.

 

Imagen relacionada

 

Y no es menos cierto que no ha faltado quien quisiera averiguar y resolver el enigma, por razones no siempre legítimas o bienintencionadas (a recordar especialmente los torpes intentos de los “artistos” incapaces de asumir una crítica constructiva). Pero hoy, todos os podéis frotar las manos, porque de la oscuridad, ¡la identidad secreta de Universo de A emerge a la luz!.

 

Resultado de imagen de misterio

 

Tampoco se puede negar que el secreto de la identidad de Universo de A se trató anteriormente, especialmente en artículos de la sección “A oficial”, pero nunca llegaban a hablar de quién o quienes los escribía.

 

Resultado de imagen de secreto

 

Ahora, sin duda podría ponerme a reflexionar largamente acerca del concepto de la identidad, tema que ha sido tocado por filósofos de todas las épocas, o de como tal temática ha evolucionado desde la antigüedad hasta la edad moderna… pero este no es el momento ni el lugar. No, porque ahora lo que hay que hacer es decir qué, quien o quienes están detrás de este blog, Universo de A.

 

Resultado de imagen de identidad

 

Sin mencionar que, retrasar durante más tiempo el desvelar este gran secreto, que tanto tiempo se ha guardado, es casi cruel….

 

Resultado de imagen de identidad

 

Sin mencionar que creo que publicar definitivamente la verdad sobre Universo de A puede resultar absolutamente liberador, tanto para los que los que lo leen como para quien o quienes producen estas letras….

 

Resultado de imagen de identidad

 

¡Sí!, ¡sin duda es una gran idea que revolucionará este blog y cómo se ha hecho hasta ahora!, ¡todo cambiará, Universo de A se renueva por completo!.

 

Resultado de imagen de identidad

 

Así pues, no pierdo más tiempo, ¡voy a decirlo!, ¡voy a contarlo!, ¡voy a desvelarlo!: Universo de A es….

 

Imagen relacionada

 

Redoble de tambor, platillos… y ahora sí que sí:

Universo de A es….

 

Massacre of the Innocents - Maestà by Duccio - Museo dell'Opera del Duomo - Siena 2016.jpg

 

¡No sé quién será Universo de A… pero tú eres inocente, inocente por creer que lo desvelaría!.

 

Resultado de imagen de inocentada

 

¡Feliz día de los santos inocentes!

 

Imagen relacionada

 

Y así, continúo con mi hermosa tradición de celebrar, yo también (como tantos otros medios y personas) este día con alguna inocentada o algún artículo totalmente absurdo que no va para nada en serio (a recordar especialmente: https://universodea.wordpress.com/2015/12/28/se-acabo-universo-de-a-hasta-aqui-hemos-llegado/)… ¡si es que me encanta!.

Y no podéis decir que os engañara… ¡fijaos que el artículo está publicado en la sección “Humor”!.

 

Peter Paul Rubens Massacre of the Innocents.jpg

 

Y es que Herodes sería malísimo y todo lo que quieras, ¡pero nos ha dejado una fiesta bien bonita! jajaja… bueno vale, es cierto que esta celebración existe en todos los países, aunque se haga en otras fechas (como el april fool’s day en países anglosajones).

 

 

Y es que mucho me temo que la identidad de Universo de A, como tantas cosas referidas al universo, seguirá siendo un misterio por siempre jamás… o incluso más tarde… vale no, prometo revelarla… ¡el próximo 28 de diciembre!, ¡otra vez! jajaja.

 

 

En fin, el misterio no ha sido revelado, pero, en el fondo, todos sabemos que es mejor y más divertido así, ¿o no?… pensadlo bien y me daréis la razón.

 

 

En cualquier caso, lo dicho: ¡Feliz día!.

Publicado en Humor | Deja un comentario

Crítica exprés: XXIII festival Los grandes del Gospel (2017)

XXIII FESTIVAL LOS GRANDES DEL GOSPEL MADRID 2017

Y nuevamente, vuelve uno de los mejores festivales y grandes momentos por excelencia que tenemos en el Teatro Fernán Gómez (podemos recordar gloriosas ediciones anteriores como esta o esta). Como siempre, muy sabia y hábilmente traído a cuento cuando ya nos estamos adentrando en la navidad (¡y además, este año publico esta crítica sin retraso y perfectamente a tiempo para su máximo aprovechamiento!).

 

-XXIII festival Los grandes del Gospel (2017):

Vale, antes de empezar a hablar y concretar los distintos grupos que han venido este año, haré unos comentarios genéricos, como que, nuevamente, vuelvo a considerar que el sonido no está a la altura y que debería ser mejor modulado, o está demasiado alto o se distorsiona… y verdaderamente se puede arruinar un concierto debido a ello.

Tampoco quiero dejar de destacar que, determinados días, actúan a modo de teloneros el Coro universitario de la universidad Complutense… un extra que se debe tener en cuenta y condicionar el día para acudir la función, pues son buenos… ¡y es obtener más por la misma entrada!.

Además, como viene siendo buena costumbre, se han organizado una serie de actividades paralelas… que, como siempre, deberían estar mejor organizadas (ejemplo: no es lógico que en un encuentro con los artistas estos apenas hablen y el turno de preguntas dure apenas unos minutos, de modo que la actividad finaliza en menos de un cuarto de hora… absurdo e ilógico, para hacerlo así, casi es mejor no hacerlo).

En fin, a medida que vaya acudiendo a más conciertos de este festival, como siempre, iré incorporando mis nuevas impresiones en este mismo artículo.

Dicho esto, paso a hablar de los distintos grupos, algunos actúan más de un día, (¡así que prestad atención a mis críticas por si os merece la pena ir!), y otros… ¡bueno, tendréis que esperar a otro año!:

 

-SPIRIT OF NEW ORLEANS GOSPEL PROJECT: a lo mejor es que ese día estaba especialmente cansado, pero no me convencieron, me dejaron sumamente frío… sí, oía Gospel, percibía la naturaleza alegre de la música… pero no me emocionaba. Me dio la impresión de ver algo que ya había visto muchas veces, no me llamaron la atención, su calidad no me destacó especialmente.

 

-NEW WORLD VOCAL ENSEMBLE: con un estilo y un tono que le da un cierto lirismo a su góspel, sorprenden por su originalidad y sus grandes voces que no dudan en hacer notar; en definitiva, marcan una interesante diferencia.

 

-HARLEM GOSPEL CHOIR: con un estilo muy rítmico, muy movido, y una cuidada puesta en escena (especialmente el diseño de iluminación); este ha sido el mejor de los grupos de este año (de los que he visto). Poseen además una gran alegría y vivacidad, cosa muy importante para el género de música protagonista del festival. Además, también cuentan con algunas impresionantes voces solistas en su coro.

Aunque, ¡cuidado asistentes!, les gusta hacer participar al público.

 

-THE SOUTH CAROLINA GOSPEL CHORALE: seguramente este año no iré por diversas circunstancias… no obstante, la excelente crítica que les di el año pasado habla sobradamente de su calidad.

Publicado en Teatro | Deja un comentario

La temporada de exposiciones de otoño-invierno de 2017-2018 en Madrid

Resultado de imagen de arte

El ocio según Universo de A:

-La temporada de exposiciones de otoño-invierno de 2017-2018 en Madrid.

-Temporada televisiva de otoño-invierno de 2017-2018.

-Los eventos de otoño-invierno de 2017-2018  en Madrid.

Estos enlaces anteriores (entre los que está incluído este artículo), son los llamados artículos recopilatorios, que se actualizan continuamente (hasta que termina la temporada que dice el título, momento en el que se publica uno nuevo en esta misma sección de Turismo), por lo que, para estar informado de todas las novedades, se recomienda volver a visitarlos a menudo.

Aclarar que, en este artículo en concreto, las últimas actualizaciones siempre son las más pegadas a estas líneas, es decir, las que están más arriba del artículo; y por tanto, las que están más abajo, son las que he comentado hace más tiempo.

Para una información más extensa o sobre otras cuestiones culturales (Turismo, críticas de Películas o Teatro… etc), visitar las secciones correspondientes que aparecen permanentemente en un listado a la derecha.

Si hay algo que aún no he publicado, y sin embargo te interesa, pregunta a través de un comentario, puede que te ayude, ya que a lo mejor lo he visto, pero no he tenido tiempo de escribirlo.

………………………………………………………….

 

Madrid nunca defrauda en su intensa vida cultural, en la que calidad y cantidad entonan un dueto celestial… y aunque este año empiece tarde con ello… ¡pienso tratar de recuperar el tiempo perdido!, de momento, me pongo con con:

 

Museo Thyssen

-PICASSO/LAUTREC: muchas veces, tanto en esta institución como en otras, ves exposiciones en las que el comisario, a la desesperada, intenta enloquecidamente enlazar temas/conceptos/artistas que a priori (y a posteriori) no tienen absolutamente nada que ver y que no encajan más que en su enfebrecida mente de persona que ha pensado demasiado y le ha dado tantas vueltas a las cosas que, como don Quijote, ha perdido toda perspectiva… por supuesto, no consigue demostrar su tesis en la exposición, y su comisariado es un fracaso y resulta una tomadura de pelo para todo aquel que asiste a la muestra.

Pero el caso de la exposición Picasso/Lautrec es una notoria excepción, entre otras cosas, porque la influencia del segundo sobre el primero no es una hipótesis trastornada de un teórico o historiador del arte que ya no sabe qué hacer con su vida, sino que el propio Picasso la reconoció.

Y la verdad, tampoco haría falta, puesto que sorprende mucho el como, en sus primeras etapas, el artista español se deja imbuir totalmente por el francés, de modo que llega a costar diferenciar sus estilos… tal vez porque en ese momento, Picasso aún se buscaba a sí mismo, y cómo él mismo dijo “los buenos artistas copian, los grandes roban”.

Así pues, nos encontramos con una exposición magnífica en la que descubriremos lo mucho que se asemejan ambos artistas (en todos los aspectos, y  no sólo el estilístico) y además tendremos la oportunidad de gozar de una excelentísima selección de obras… especialmente las de Toulouse-Lautrec, no muy a menudo en España, y muy destacables puesto que han venido las más famosas e importantes.

La hoja de sala es imprescindible puesto que no hay más información que esa en toda la sala… y la verdad, se echa de menos algo más completo. El montaje es la vulgaridad habitual.

En definitiva, es una exposición imprescindible por la calidad y cantidad de todo lo que se puede ver en ella, e interesantísima a todos los niveles.

-LECCIÓN DE ARTE: si bien el Thyssen-Bornemisza nos tiene acostumbrados a exposiciones sobre las primeras vanguardias… no tanto al arte contemporáneo más actual, de modo que esta exposición se convierte en un puñetazo directo que hay que encajar lo mejor posible. Ciertamente, no la asociamos con esta institución, y no tengo duda alguna de que sería una muestra mucho mejor apreciada y valorada en otros lugares como La casa encendida o el Museo Reina Sofía.

En cualquier caso, es una exposición que se pierde mucho en sí misma, al principio parece que quiere hacer una reflexión sobre la educación, pero lo hace de una manera tan vista, tópica, típica y manida, que te aburres de tantísima demagogia, proselitismo y falta de experiencia real en la materia de la que están tratando… por otra parte, eso sólo es el comienzo de la muestra, porque luego, hay múltiples obras que parecen no tener nada que ver.

En definitiva, la cosa se convierte en el típico sindiós de arte contemporáneo en el que el descontrol absoluto y la falta de sentido de lo que ves, rápidamente te lleva a pensar que es una total, absoluta y vergonzosa tomadura de pelo.

Información en el folleto y en las salas tan excesiva como aburrida, sobrante y carente de interés.

No obstante, no negaré que por el medio de la exposición encontré dos o tres obras interesantes… el resto, las típicas chorradas con reflexiones tan vacuas como presuntuosas que parece que ya has visto mil veces como mínimo… se supone que la muestra continuaba por toda la exposición permanente, pero a mí ya me dio mucha, pero que mucha, pereza.

-CÉSAR PATERNOSTO. HACIA UNA PINTURA OBJETUAL: ególatra muestra en la que el mencionado artista hace una selección de obras del museo y asegura que han influenciado su obra… como si a alguien le importase.

Aunque a la idea en sí y a algunos de sus lienzos pueda reconocerles cierto encanto, también considero que es una cosa repetitiva y que pierde toda gracia precisamente por eso… da la impresión de que sólo se intenta rentabilizar y monetizar algo que ya está agotado y no tiene más salida.

No hay folleto y la información de sala es reducidísima… no es para menos, no hay nada interesante qué decir.

 

Museo ABC

-HISTORIETAS DEL TEBEO 1917-1977: completísima exposición, gracias al folleto de mano y la información de sala, además de todo lo expuesto, que intenta abarcar lo casi inabarcable, que es casi toda la historia del tebeo en España.

Inteligentemente, sin favoritismo alguno, tratará de entrar en todos los géneros, en todos los autores y en todo aquello importante que se hizo… logrando un gran viaje, que si bien no puede ser demasiado profundo, pues “quién mucho abarca, poco aprieta”, sí que es suma e increíblemente completo.

En definitiva, sumamente interesante y recomendable.

-CARMEN BY BENJAMIN LACOMBE: una vez más, el Espacio Edelvives, al que el Museo ABC le ha cedido, a modo de tienda, toda la planta baja, organiza de manera, más o menos disimulada, una exposición que parezca parte de lo que se debe visitar en la institución… pero que no es sino publicidad encubierta, que realmente nos está publicitando las novedades más relacionadas con la ilustración de la editorial.

Ahora bien, no voy a mentir, de hacer exposiciones propagandísticas… ¡ojalá todas fueran como ésta!, pues ciertamente ya se han hecho varias, y ninguna de ellas, a pesar de que se atisba su intención de fondo, son decepcionantes o carentes de interés; muy por el contrario, todas ellas tienen su encanto y aportan algo a quién las ve… sorprendente sin duda, pero cierto aún así.

En este caso, se hace un interesante retrato de “Carmen” (aunque ello ya no sea nada nuevo a estas alturas en la historia expositiva reciente de Madrid, de lo cual podemos citar ejemplos como este o este) y la particular visión de Lacombe sobre ella.

-LA ILUSIÓN Y EL MIEDO: la típica exposición chorra de arte contemporáneo de la segunda planta del Museo ABC. Normalmente carecen de todo interés y es más que suficiente con dar una vuelta rápida por la sala sin prestar demasiada atención a lo expuesto… y el caso del que estoy hablando no es ninguna excepción.

 

Fundación March

Todo lo que pasa en esta institución, se encuentra en el artículo a ello especialmente dedicado.

 

Matadero

Cineteca

-EL JUEGO DE LA OCA: no es habitual (o al menos yo no soy conocedor de ello) que esta institución organice exposiciones… pero en su vestíbulo de acceso libre ahora se puede encontrar una muestra sobre este juego (cosa curiosa, pues los juegos de mesa son algo que se pide como regalo mucho en Navidad), con toda su curiosa historia y evolución… si bien lo expuesto no es gran cosa, sí lo es la información que va con ello. Resulta aceptablemente interesante, y sin duda se debe pasar por allí si se va al Matadero.

 

Museo del Prado

-FORTUNY: interesante y completa monográfica dedicada a Mariano Fortuny que nos ilustrará mucho y muy bien sobre el artista.

Muy bien comisariada, gracias a un eficaz (aunque no extraordinario ni espectacular) montaje y una estupenda selección de obras.

En cuanto a los textos y su hoja de sala cumplen fenomenalmente su función informativa.

Si además unimos a ello el interés y la belleza de la obra de todo lo expuesto y del artista, no hay duda de que el Prado ha acertado de pleno con su comienzo de temporada. Es por tanto, una exposición muy altamente recomendable.

-EL ESPÍRITU DE LA PINTURA, CAI GUO-QUIANG: próximamente.

-LA DONACIÓN ÓSCAR ALZAGA: próximamente.

 

Palacio Real

En Patrimonio Nacional, viven en otro mundo, ajenos a la crisis económica y a las problemáticas sociales, por lo que deciden que la ciudadanía, incluso los más desfavorecidos, deben pagar sus extralimitaciones y agujeros negros financieros que más de una vez la prensa ha recalcado y que a propios y ajenos han escandalizado.

Así, aunque han reabierto las cocinas, casi nadie se libra de pagar… lo cual no deja de hacer que te preguntes si eso que dice la Constitución de que la cultura y el patrimonio deben ser accesibles a todos lo pusieron porque queda bonito o simplemente se olvidaron de añadir “siempre previo pago”.

En realidad esta nueva regulación de intentar cobrar a todo el mundo a toda costa (bueno, vale, a algunos colectivos les hacen un descuento de uno o dos euros… ¡buah, qué gran esfuerzo!), se ha extendido, cual enfermedad venérea también a las exposiciones.

Aunque bueno, eso contando con que consigas entrar en el Palacio Real, dónde las colas comienzan a dar la vuelta a la catedral, ¿por qué hay mucha gente?, ¡qué va!, por la incompetencia de los taquilleros que tanto les da si se pasan cinco minutos o media hora con una persona, y desarrollan su labor con una parsimonia que parece que hemos recuperado la severa etiqueta española… aunque es lógico que lo hagan de esa manera, puesto que está claro que mantienen una ferocísima competencia con los guardias de seguridad por ver quién es capaz de gestionar peor el acceso al monumento, y formar más embotellamientos absurdos y sin sentido a la entrada. 

Grandísima vergüenza la que produce esta institución, a la que siempre, por unas o por otras, acabo sacando en letras rojas en estos artículos recopilatorios.

-CARLOS III, MAJESTAD Y ORNATO: en el colmo de la imaginación y de la novedad, Patrimonio Nacional vuelve a reponer la misma exposición (si es que la había sacado alguna vez) de la temporada pasada. Con algún cambio en una o dos salas, el resto es exactamente igual, y por tanto, si no la habéis visto hace un año, bien podéis leer la crítica que publiqué entonces (en uno de estos artículos) para saber si os merece la pena hacerlo ahora, pues, como ya digo, los cambios y novedades introducidas son tan mínimas, que nada nuevo se puede decir, a los que ya la hayáis visto, sobra decir que no os merece la pena volver y pagar el dineral que pretenden que aflojéis. Bien comenzamos y buenos estamos.

 

Publicado en Turismo | 1 Comentario

La temporada de televisión de otoño-invierno de 2017-2018

El ocio según Universo de A:

-La temporada de exposiciones de otoño-invierno de 2017-2018 en Madrid.

-Temporada televisiva de otoño-invierno de 2017-2018.

-Los eventos de otoño-invierno de 2017-2018  en Madrid.

Estos enlaces anteriores (entre los que está incluído este artículo), son los llamados artículos recopilatorios, que se actualizan continuamente (hasta que termina la temporada que dice el título, momento en el que se publica uno nuevo en esta misma sección de Televisión), por lo que, para estar informado de todas las novedades, se recomienda volver a visitarlos a menudo.

Para una información más extensa o sobre otras cuestiones culturales (Turismo, críticas de Películas o Teatro… etc), visitar las secciones correspondientes que aparecen permanentemente en un listado a la derecha.

Si hay algo que aún no he publicado, y sin embargo te interesa, pregunta a través de un comentario, puede que te ayude, ya que a lo mejor lo he visto, pero no he tenido tiempo de escribirlo.

………………………………………………….

 

Últimamente no he estado muy televisivo, pero ya retornaré a ello, ya:

 

Retornos: 

TELECINCO

-La que se avecina (10ª temporada): ejemplo extraordinario de supervivencia televisiva, y capacidad de sorprender, esta serie difícilmente deja indiferente.

Así, aunque sus temáticas están plagadas de las opiniones personales del guionista que a veces llegan a resultar casi ofensivas debido a lo obvio y básico de estas; se complementan de repente con una magnífica gestión de todos los personajes, y así, todos aquellos que estaban perdidos, no funcionaban o parecía que sobraban (Vicente, Bruno, Alba, las Morcillo, doña Fina…), de repente han sido realzados esta temporada hasta conseguir, no sólo el cariño del espectador, sino resultar imprescindibles y muy interesantes para el desarrollo de las tramas, logrando así su consolidación.

¿Cómo explicarlo?, difícil, “La que se avecina” es la excepción que confirma la regla de lo que funciona en televisión, en guión… etc. Y lo simpático de todo esto, es que sigue resultando divertida, engancha, no cansa, y quieres seguir viéndola, pese a todos sus absurdos y a lo forzado que llega a resultar todo en tantas ocasiones. Cuela, funciona, divierte, es inexplicable pero es así.

-Las Campos en Nueva York: como pueden triunfar algunas cosas, siempre será inexplicable para mí: ¿a quién le puede interesar ver a las petardas estas gastándose más de 3000 dólares en la gran manzana mientras hacen comentarios estúpidos y a cada cual más insustancial que el anterior?, si ello lo aderezamos con unas reflexiones absolutamente vacuas, pues ya tenemos el completo. En definitiva, apenas he visto unos minutos de programa y me he horrorizado absolutamente, y, desde luego, nunca entenderé lo que le ve la gente a un reality show como este.

 

Publicado en Televisión (tv) | Deja un comentario

La temporada de eventos de otoño-invierno de 2017-2018 en Madrid

El ocio según Universo de A:

-La temporada de exposiciones de otoño-invierno de 2017-2018 en Madrid.

-Temporada televisiva de otoño-invierno de 2017-2018.

-Los eventos de otoño-invierno de 2017-2018  en Madrid.

Estos enlaces anteriores (entre los que está incluído este artículo), son los llamados artículos recopilatorios, que se actualizan continuamente (hasta que termina la temporada que dice el título, momento en el que se publica uno nuevo en esta misma sección de Turismo), por lo que, para estar informado de todas las novedades, se recomienda volver a visitarlos a menudo.

Aclarar que, en este artículo en concreto, las últimas actualizaciones siempre son las más pegadas a estas líneas, es decir, las que están más arriba del artículo; y por tanto, las que están más abajo, son las que he comentado hace más tiempo.

Para una información más extensa o sobre otras cuestiones culturales (Turismo, críticas de Películas o Teatro… etc), visitar las secciones correspondientes que aparecen permanentemente en un listado a la derecha.

Si hay algo que aún no he publicado, y sin embargo te interesa, pregunta a través de un comentario, puede que te ayude, ya que a lo mejor ya lo he visto, pero no he tenido tiempo de escribirlo.

………………………………………………………….

 

No he estado yo mucho en eventos últimamente… ¡pero quizás sea el momento de recuperar el tiempo perdido!

 

IV centenario de la Plaza Mayor

Y ya está esta celebración dando sus últimos coletazos… aunque por una serie de circunstancias yo apenas haya podido participar, ha habido algunas cosas sumamente notables.

En cualquier caso, aún quedan en programación las conferencias ofrecidas por el Instituto de estudios madrileños, en las que trata este gran monumento desde las perspectivas más variadas, y las cuales, si no os llaman la atención por la temática, tal vez sí os interesen por el lugar donde se celebran: el Salón Real de la Casa de la panadería; sí señores, este lugar habitualmente inaccesible (aunque muy usado para bodas de postín), abre sus puertas para descubrirnos que hay detrás de la ventana principal dónde cuelgan las banderas de tan reseñable edificio. Aunque no debéis esperar nada grandilocuente ni inmenso, sí se conservan algunas salas con frescos en el techo y unos cuantos tapices bellos e interesantes, además de la azulejería; en cualquier caso, el sólo espacio ya es interesante por haber sido uno de los grandes escenarios de la monarquía hispánica, especialmente en el periodo de los Austrias. Yo, no perdería la oportunidad de hacer una visita a tan reseñable lugar.

 

Publicado en Turismo | Deja un comentario

Crítica exprés: La dama duende

Resultado de imagen de cntc la dama duende

¡Pero qué ego tiene que tener Helena Pimenta!, ya no hablo de cosas más o menos superficiales como que su nombre aparezca hasta cuatro veces en el programa de mano, sino del hecho de que las obras dirigidas por ella ocupen hasta seis meses de la temporada de la Compañía nacional de teatro clásico; teniendo en cuenta que una temporada teatral no dura un año (es decir, doce meses), sino, generalmente de septiembre a julio (depende del teatro), y en el caso concreto del Teatro de la Comedia esta temporada se desarrolla de octubre a junio, o lo que es lo mismo, siete meses, nos topamos que, el 90% del tiempo habrá una obra dirigida por Pimenta en cartel… no lo digo yo, tal información está al alcance de cualquiera según consulte la programación de la temporada de la CNTC o en una leve mirada en su web.

Sin duda es cierto, que muchos directores ven como un peso, como un castigo la gestión cultural de una institución, como una manera de salir adelante en malos tiempos… ¡pero Helena Pimenta ha conseguido reinventar esta situación!, ¡sí, al igual que Mary Poppins, ella sabe poner un poco de azúcar para tomar la pildora!; ¿cómo?, ¡pues viendo sólo las ventajas de la gestión!, ¿qué me entregan todo el poder sobre una institución cultural?, ¿qué tengo que elaborar una programación de una temporada completa?, ¡genial!, ¿quién mejor que yo misma para rellenarla por completo?, ¿para qué buscar a otros cuando yo misma soy capaz de autoprogramarme noche y día, día y noche como la canción de Cole Porter?, ¿Por qué buscar nuevos talentos?…

Así pues, no nos extrañemos cuando el Teatro de la Comedia pase a llamarse Teatro de Helena Pimenta y la Compañía nacional de teatro clásico, Compañía nacional de Helena Pimenta… ¿absurdo?, no te creas, ya estamos en camino; y es que esta mujer ha descubierto que la gestión cultural no sólo no es un castigo, sino el medio perfecto para asegurar tu permanencia en la cartelera teatral indefinidamente y sin mesura, para hacerte con el control absoluto de una institución y hacer lo que te de la gana sin disimulo ni modestia alguna… ¿quién quiere esperar a que le llamen para ser contratado cuando te dan dinero público a manos llenas y puedes hacerlo todo tú mismo sin complicaciones?… hay que reconocer que esta mujer ha sido brillantemente astuta; no vamos a entrar a hablar en si ello es justo o si se está aprovechando del cargo… porque es que no hace ni falta ante tanta evidencia.

¡Ay!, así funciona nuestro mundo, ¡que drama! (y no me refiero a la obra de la crítica).

Por otro lado, encontré la atención al público sumamente deficiente, muy especialmente en el guardarropa.

 

-La dama duende: preciosa y conocidísima obra de Calderón de la Barca que no necesita presentación, pero, para eso estamos en Universo de A.

La historia claramente ha tenido mucha influencia en la literatura y en las artes posteriores, y sin duda está sumamente bien trazada, con esa deliciosa comedia que se mete en el tema fantástico y en las supersticiones que no han desaparecido del todo en absoluto. Por otra parte, los versos de la Barca, no siempre fáciles, se presentan en esta ocasión muy accesibles. Plagada de encanto de principio a fin, la versión de Álvaro Tato es muy aceptable.

En lo que respecta a esta producción, a cargo de Helena Pimenta, tiene todas las virtudes y defectos de esta directora; de las primeras, su gusto por la música (una pena que esta vez no sea en directo); de los segundos… un montón, comencemos la enumeración: es absurdo ubicar una obra del siglo de oro español a finales del siglo XIX, ¿qué pasa?, ¿qué Pimenta se ha creído que es Kenneth Branagh o qué?, la verdad es que es una decisión sin sentido… no negaré que la estética está muy cuidada, o que los decorados (aunque no sean siempre utilizados correctamente o con imaginación) y especialmente el vestuario destacan por resultar agradables a la vista… pero, es una decisión artística ilógica. Como no, la dirección de escena se presenta torpe y poco dada a evitar la sobreactuación en los actores; sus soluciones escénicas no terminan de cuajar y requieren un esfuerzo del espectador para ser aceptadas o comprendidas.

En cuanto a los actores, pues están los favoritos, “prefereti”, enchufados habituales de Helena Pimenta que están en casi todas sus obras (o producciones en las que se vea implicada… no olvidemos quién hace la programación de la CNTC y cual es su política para ello -para más detalles, leer los párrafos antes del comienzo de la crítica-), como: Rafa Castejón, Marta Poveda, Nuria Gallardo… etc. Pero a Pimenta poco le importa lo inadecuado de este reparto artístico, o que todos ellos superen hasta el ridículo las edades de sus personajes, que resulten imposibles de creer las relaciones de parentesco que implica la obra original por el simple hecho de que no hay suficiente distancia de años… o que todo sea simple y absolutamente inverosímil. A Pimenta le gusta trabajar con esta gente y ahí los pone, a dedo, independientemente de que se adecuen a los personajes o que tengan el más mínimo talento, porque, ¿para qué pedirles tal cosa a gente que te cae bien?, ¡qué tontería!, ¡uno no puede serlo todo: simpático, buen actor y adecuado para el papel!, ¿por qué buscar esos perfeccionismos absurdos?, y además, si la obra pierde dinero, lo pierde el estado, no yo, así qué mas da, ¡problema resuelto!.

Todo lo anteriormente dicho se puede aplicar al reparto artístico al completo, aunque, me gustaría destacar especialmente a Marta Poveda, que de tanto verla hacer de sí misma e interpretar los más distintos y variados papeles exactamente de la misma manera, ya me he memorizado todo su escaso registro, tics y manías escénicas varias; es más, creo que hasta podría programar un robot que actuase exactamente igual que ella en escena: la voz no sería un problema, pues es absolutamente monotonal, así que no sería una dificultad imitarla digitalmente; respecto a su gestualidad y movimientos de escena a reproducir… sus recursos son como las posiciones básicas del ballet, es decir, se cuentan con los dedos de la mano, ejemplos: si el personaje está en estado de excitación y alegría, entonces comienza a dar vueltas sobre sí misma; si está enfadada se gira con fuerza; si está triste se inclina hacia delante; si se siente derrotada se tira al suelo y grita; si quiere recriminar algo a otro actor/personaje, lo señala con el dedo índice a distancia estirando el brazo… etc. Pues nada, como veis ya tengo realizada mi programación para la versión robótica de Poveda, ¡a Japón a fabricarlo, pronto tendréis su versión autómata sobre los escenarios!… y lo que es peor y más triste, seguramente, nadie notará la diferencia con la original.

Quizás, al único del reparto al que puedo excluir de todo lo anterior es a David Boceta, que hace el esfuerzo de hacer un acento madrileño recitando los versos de Calderón… lo que, evidentemente, no es nada fácil; pero sí apropiado pues la obra se desarrolla en Madrid y le da al personaje un toque especialmente lugareño (aunque no deja de llamar la atención que él sea el único de su familia ficticia que tenga ese deje tan castizo, pues los otros hablan con el acento neutro habitual).

Con todo y a pesar de todo, “La dama duende” es una gran obra de teatro que Pimenta y sus secuaces no terminan de destrozar, y que no se puede negar que funciona sobre el escenario, tal vez sea la potencia del material original o que hay algunas cosas bien hechas (como el uso de la iluminación); pero en cualquier caso, si la suma parcial es un suspenso, la suma total es un bien; por lo tanto, concluyo recomendándola, es una obra bonita, divertida y agradable de ver que es además uno de nuestros clásicos imprescindibles; no es una producción perfecta o maravillosa, imprescindible o genial, pero está bien y es suficientemente disfrutable por cualquiera que no se ponga exigente… tampoco se les puede pedir más o cosas imposibles a los que la hicieron… como dice el refrán “no le pidas peras al olmo”, es decir, si sabes a lo que vas, luego no te quejes.

Publicado en Teatro | Deja un comentario