Críticas express: Roberto Zucco / Marranadas

-Roberto Zucco: ya desde el principio de la obra, te das cuenta de que eso apesta a teatro, evidentemente no un teatro realista ni naturalista, sino ese tipo de teatro al que le gusta autoregodearse en su propio supuesto (y en este caso falso) esplendor, en una retórica afectada y unas formas desmesuradas y totalmente alejadas de la realidad… ello puede aceptarse, el teatro es el teatro y también tiene sus normas de género y ello no necesariamente debe de condenar una obra, que puede ser muy buena precisamente gracias a eso, o a pesar de eso.

El problema surge cuando poco a poco te empiezas a dar cuenta de la vanidad, la falsedad, el descarado y desmesurado deseo de lucimiento que se ve por todas partes; y esa grandilocuencia ridícula, sumada al deseo de “explorar y dignificar”, por decirlo de alguna manera (supongo que es lo que pretendía el autor, lo cual nos hace ver que el tipo no tiene ni idea, y una vez más, su propia hipocresía le traiciona), a las clases más desfavorecidas o ese insoportable estilo de arte y ensayo en la estructura del texto convierten la obra en algo completamente insoportable (sin mencionar que, después de que he sabido que es una historia real, me parece incluso una auténtica falta de respecto hacia las víctimas y los familiares).

Curiosamente, y a pesar de que el material es bastante malo, la dirección de escena es sorprendentemente muy buena, y hace que esta producción no sea completamente insufrible. Al igual que toda la dirección artística.

Los actores, por su parte, se enfrentan al reto de ver si son buenos o malos intérpretes… y pocos se salvan. No es culpa suya, hacer que ese texto suene natural, sentido y en boca de una persona de verdad es de una dificultad enormísima; por lo que la mayoría, simplemente actúan y se les ve que están actuando; es lógico, el material busca tan desesperadamente el lucimiento, que al final uno se da cuenta de que no es oro todo lo que reluce.

Y por si fuera poco, el protagonista es Pablo Derqui, actor que ya bastante nos horrorizó el año pasado con su nefasta interpretación de Enrique IV (menos mal que se muere…) en la magnífica serie “Isabel” de la 1 (que como ya se ha comentado, ha comenzado una nueva temporada hace poco con iguamente buenas perspectivas)… debe de tener algún tipo de talento insospechado (y no precisamente dramático) para conseguir los papeles que consigue, porque otra cosa no se explica.

-Marranadas: el título está bien puesto, desde luego, en el peor de los sentidos.

La obra es profundamente vulgar, y lo que es mucho peor y más imperdonable: insufriblemente aburrrida.

Para que nos hagamos una idea, los vídeos que aparecen en las transiciones entre monólogo y monólogo (que en realidad su auténtica utilidad es que el actor se cambie de disfraz) son lo más interesante de la obra (y uno no dejaba de pensar que bien podrían convertirse en un corto o en una película por si mismos… muchos de ellos modificados y mejorados), lo cual da una idea del patetismo de esta.

El actor principal y único (y en realidad casi el único miembro del reparto artístico y técnico, si te descuidas) es además malo a conciencia, interpreta numerosos personajes todos iguales y de la misma manera… cuando descubres que él se dirigió a si mismo, entiendes el porqué de que nadie le dijera lo espantoso del resultado final.

Aunque el texto original contiene una idea interesante, el desarrollo es completamente penoso. Un completo desastre, vamos.

Finalizo con una reflexión personal y es que no entiendo ese gusto que se da en esta ciudad por los travestis masculinos (parece que una fiesta no es una fiesta sin que aparezca uno haciendo playback de copla) que a todo el mundo parecen hacerles gracia, pero yo siempre lo he encontrado sumamente vulgar (sin mencionar que se les nota demasiado que son hombres… a la hora de la verdad, parece que a la naturaleza es imposible engañarla por bueno que sea el disfraz). Aunque francamente tampoco entiendo a los que les parece excitante el travestismo femenino.

Esta entrada fue publicada en Teatro. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Críticas express: Roberto Zucco / Marranadas

  1. MrCarisma dijo:

    Gracias! por tu critica. Me ahorro tiempo y pasta en ir a ver algo que no val la pena.

  2. Me alegro de serte útil, ¡y espero que Universo de A te vuelva a ser útil en el futuro!.

  3. plared dijo:

    Vamos que te digo lo de siempre. Solo con ver los carteles uno ya huye de semejante despropósito. Cuidate

  4. Hombre, el de “Marranadas” no está tan mal, y la obra tenía en principio buena pinta… pero de lo que parece a lo que es…

¡Deja un comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s