Crítica exprés: Ballerina

Muchas dudas tuve en ir a ver esta película… y de hecho, incluso la había descartado. Al final, como por una serie de circunstancias me invitaron, pues acabé diciendo “¿por qué no?”.

Las razones de mi inseguridad eran múltiples: las críticas, tanto oficiales como de aficionados estaban muy divididas, en todo caso, ninguna era para tirar cohetes… y después de la inmensa decepción que me produjo otra película de este género, no estaba por la labor de que volviese a pasar; tampoco me parecía que fuese un musical de verdad, y tenía muy serias dudas sobre que mereciese la pena y no estuviese plagada de tópicos….

Pero en su favor tenía el hecho de ser francesa (lo cual probablemente le diese un toque diferente), un tráiler apetecible, y que me parecía sumamente interesante que el cine de animación abordase el tema de la danza, cosa que tantas veces (y en ocasiones tan bien) se ha hecho en el cine de acción real.

El caso es que al final acabé yendo, y estas fueron mis impresiones finales:

 

-Ballerina: se trata de una película buena, aceptable en todos los sentidos, no es extraordinaria, pero sí aporta cosas nuevas y positivas, no es un topicazo pero tampoco llega a ser genial. Supongo que el hecho de que sea una producción, en parte, Europea ha influido en todo ello, tanto para bien como para mal, es decir, tiene el toque diferencial y no de artículo de serie que sería propio de fábrica estadounidense, pero a la vez no llega a tener la magia y maestría de muchos de los productos de Hollywood.

El argumento parte de una idea muy vista “tengo un sueño y lo voy a hacer realidad porque tengo muchísimo talento” y habitual en el género de la animación; pero esta película lo aborda desde una perspectiva diferente, pero sobre todo, y lo más relevante, más realista: el talento puede ser importante, pero de nada sirve sin trabajo y constancia (dicho de otro modo, una de las cosas más importantes que la protagonista deberá aprender es que tener pasión y energía puede ser muy bueno, pero de nada sirve si no está educada, dirigida y guiada por la técnica adecuada)… incluso, se introduce, levemente, el elemento de la suerte, de la fortuna, que tan vital es, especialmente, en cualquier carrera artística.

A parte de la trama principal, luego el guión se pierde en otras más innecesarias como ciertos romances muy estereotipados y situaciones muy vistas. En lo que respecta a todos los personajes, en general, deberían estar muchísimo mejor dibujados, apenas están esbozados, y la mejor prueba de ello es que de muchos de ellos nos quedamos con ganas de saber más y a otros nos cuesta muchísimo entenderlos, viéndonos obligados a aceptarlos porque sí… sin mencionar que muchos llegan a rozar el estereotipo.

Por lo demás, el guión conduce la historia aceptablemente bien, de uno modo bastante predecible, pero visionable, aunque el clímax final llega a resultar demasiado exagerado (incluso ridículo por lo excesivo que resulta).

La animación es de gran calidad y belleza, con una fotografía cálida que busca lo estético y agradar.

Por lo demás, me desagradó la banda sonora, que me demostró, sin lugar a dudas, la profunda y asombrosa incultura, en lo que respecta al ballet, de los cineastas que realizaron este filme: todas las escenas de baile se hacen con música pop (¡hasta el gran ballet final!); de hecho, Tchaikovski apenas consigue asomar la cabeza con alguna que otra melodía de fondo, que son las esperables y predecibles sacadas de “El lago de los cines” y “El cascanueces”. A decir verdad, me indignó esta cuestión, puesto que me pareció vergonzoso que en una película dedicada al ballet no sonara apenas música de sus grandes compositores, y creo que este filme hubiera sido una oportunidad más que perfecta para introducir e iniciar en este mundo y en este estilo a mucha gente y especialmente niños. Desgraciadamente no se hizo, y dado que la música actual sustituta tampoco cumple las expectativas, ni está a la altura de lo que debería estar, he de decir que la banda sonora de “Ballerina” es un innegable cero absoluto.

En lo que respecta al doblaje en español, cumple su función.

Concluyendo, “Ballerina” es una película que está bien, que se deja ver, y que aporta cosas con su visionado… pero no es ni una obra maestra ni un imprescindible.

Esta entrada fue publicada en Películas. Guarda el enlace permanente.

¡Deja un comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s