Crítica express: Mr Turner

La verdad es que vi esta película muy tarde (casi un mes después de su estreno, mi tiempo no daba para más) para que resultara útil la crítica mientras estuviera en cartelera, con lo cual, ahora se rentabilizará para aquel que esté interesado en ella y la quiera conseguir por otros medios, y a mí me resultará útil para rellenar la publicación mensual.

Como en muchas críticas hablo de los lugares a los que voy, y de su atención al público, he decidido no hacer una excepción en las críticas de cine. Decir que fui a ver este filme al Cine Paz, que está en lo que yo llamo “la Gran Vía 2” que es la confluencia de las calles de Bilbao y Luchana en la glorieta de Bilbao. Este es un cine aparentemente familiar, alejado de las grandes franquicias, que recientemente celebraba sus 70 años de historia (recordatorio monumental que aún podemos observar en la puerta). Totalmente vinculado al cine europeo (para cazar subvenciones, obviamente), destaca porque las películas que proyectan (en sistema analógico, por lo visto, los tradicionales 35 mm) se mantienen meses y meses, con lo que si una que te interesa está ahí, ya tienes la permanencia asegurada durante bastante tiempo, y puedes retrasar el ir a verla casi todo lo que quieras, hasta que puedas.

Por lo demás, es un lugar decadente, al que acuden sobre todo jubilados (y se crean colas considerables), y que cuenta con el encanto de lo añejo (las butacas y las entradas son sin numerar, por ejemplo, algo que sólo se encuentra en los cines antiguos). Por tanto, si bien no encontraréis grandes pantallas ni espectaculares modernidades (que para mí suele ser un requisito indispensable para ir al cine), sí que tiene cierto encanto (quizás sea el nombre, que resulta tan alegórico como enigmático… uno de esos secretos que no creo que quiera nunca descubrir, pues seguramente perdería todo el encanto). En lo que respecta a la atención al público, es bastante atenta.

Pero en fin, hablemos de la película de la crítica:

-Mr Turner: nunca entenderé que le vio la crítica y parte del público, buenas referencias en tantos sitios… y menudo bodrio. Me siento engañado, estafado.

Por otra parte, yo me sentí atraído por, lógicamente, saber más sobre el pintor; pero también por el poster que hay que reconocer que es muy bueno.

Creo que la mejor manera de definir a esta película, es que os imaginéis lo siguiente: tratad de evocar a Torrente (y los que no conozcáis tal personaje, simplemente recread en vuestra imaginación un saco de patatas gigante con forma de persona que se tambalea torpemente de un lado a otro), y ahora figuráoslo encorsetado en un montón de modales pre-victorianos y con un lenguaje insufriblemente redicho y pedante; pero aún así, conservando todos los componentes escatológicos y repugnantes del personaje de Santiago Segura.

Sigamos con esta fascinante fantasía; ahora recread en vuestra mente al citado personaje, y pensad que este es el protagonista de un filme en el que no hay argumento, sólo una serie continua de anécdotas, a cada cual más irrelevante y menos interesante que la anterior, y cuyo único hilo conductor es precisamente tan poco interesante protagonista que chupa más cámara que un bebé un chupete.

Ahora complementemos esta hipótesis con que la película de la que hablamos dura más de dos horas, y a la que, sin embargo, y en auténtica justicia, se la podría recortar hasta convertirla en un corto de no mas de media hora (siendo generosos) para poder hallar un relato con algo de sustancia.

¿Sois capaces de imaginar tales cosas amigos míos?, ¡pues no es necesario, pues tal película existe!, ¡es “Mr Turner”!.

Además es Europea y se enorgullece de serlo, su dirección y su guión compiten en “artísticos” y poco comerciales, sin mencionar su espantosa fotografía. Que producto más invendible, no me explico como algún distribuidor aceptó llevar este espanto a las pantallas grandes.

En cuanto al protagonista, es el conocido actor Timothy Spall (por la “saga Harry Potter” o “Sweeney Todd”); que debe de tener unos contactos y unas influencias que ya los quisiera cualquier intérprete; pues siendo nada agraciado físicamente, y tampoco un gran actor, siempre consigue grandes papeles en producciones importantes, uno tras otro. Que alguien me lo explique porque yo no lo entiendo.

En definitiva, ¿queréis ver una gran película sobre un artista?, esta desde luego no es una opción; ¿deseáis aprender más sobre Joseph Mallord William Turner?, con este filme no lo conseguiréis; ¿simplemente queréis entreteneros? no barajéis esta posibilidad, es aburrida y mala hasta decir “basta”, y eso siendo amables. En definitiva, un fiasco, un desastre y bodrio completo.

Esta entrada fue publicada en Películas. Guarda el enlace permanente.

¡Deja un comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s