Nacida para ganar

Si repites una mentira lo suficiente, podrás creer que es verdad

Sinopsis y ficha técnica

La vida de Encarna transcurre monótonamente en su Móstoles natal. Sigue con el mismo trabajo de siempre, el mismo novio… y nada parece que vaya a cambiar.

Pero su encuentro con María Dolores, su inseparable amiga en el instituto, cambia totalmente su vida. Le propone entrar en un negocio revolucionario de venta piramidal que la hará rica en muy poco tiempo y la convertirá en la persona que siempre ha querido ser.

Actores Nacida para ganar

  • Victoria AbrilVictoria
  • Alexandra JiménezEncarna
  • Cristina CastañoMaría Dolores
  • Pedro Pablo IslaJulián
  • Marta BelenguerNieves
  • Ayoub El HilaliAhmed
  • Guadalupe LanchoElena
  • Luisber SantiagoPaquitín
  • José Manuel CervinoGinés
  • María MoralesBenita
Dirección
  • Vicente Villanueva
Producción
  • Gerardo Herrero
  • Francisco Ramos
Guión
  • Vicente Villanueva
Montaje
  • Teresa Font
Vestuario
  • Tatiana Hernandez

 

Comentario previo

Ya en bastantes críticas anteriores, desde hace algún tiempo, pero creo que comencé con el tema especialmente en esta, hablé y enfaticé la idea de que era necesario que desarrolláramos un auténtico cine nacional, como efectivamente sí se ve claramente en otros países… bueno, tal vez aún no lo hayamos conseguido, pero sí que se puede ver algunos productos que pueden ayudar a marcar la senda.

Es el caso de la película de la que hago la crítica abajo, pues tal vez “Nacida para ganar” esté muy lejos de la perfección, pero no hay duda de que sí habla de cosas españolas y que interesan a las personas de este país, ciertamente nos refleja, la verdad es que sí tiene un sabor propio, único de aquí, con denominación de origen (en ocasiones convirtiendo sus defectos en virtudes)… pues realmente resultaría inconcebible que esta película se hubiese hecho en otro país; y sin embargo, es lo suficientemente hábil, tiene un contenido tan amplio, profundo y reconocible, que no resulta una anécdota localista y otras personas de todo el mundo podrían verla y sentirse reflejados.

Sí, ciertamente “Nacida para ganar” es una película española con todos los honores de serlo, y que realmente puede conseguir marcar una pauta de cine español de calidad (y aún lo sería más si se hubiese mantenido el que al parecer era su largo título original, en vez de la versión final con la que ha llegado a los cines, tal vez más comercial, pero que suena absurdamente estadounidense -de hecho, creo recordar que ya hay varios filmes que se titulan así-).

 

Crítica

Creo que tendría que volver a ver la película para saber exactamente donde está su fallo principal (que todo el mundo, críticos profesionales y aficionados han reconocido sin atisbo de duda): la falta de ritmo, la lentitud… uno de los lastres más terribles que puede tener una comedia, sin duda alguna. Tal vez esté en un guión al que bien le podrían sobrar unas cuantas páginas y escenas innecesarias; probablemente no le falte culpa a una dirección poco habilidosa; y es altamente seguro que un montaje más dinámico hubiese beneficiado enormemente al filme… teniendo en cuenta que Vicente Villanueva es director y guionista, bueno, es evidente a quién hay que echar las culpas (aunque que las productoras no hiciesen nada para remediarlo… no dice mucho de su trabajo, que parece que no lo hubo).

No digo yo que Villanueva no haya tenido una gran capacidad para crear una historia… pero de ahí a llevarla a la pantalla, hay un abismo, y si estuviéramos en otro país, su guión habría pasado por un dramaturgo (o varios) que lo arreglase un poco, y tampoco se le hubiese permitido dirigir (sin mencionar que, ni sus cortos, ni su largo demuestran en absoluto un gran talento para esto último).

De hecho, viendo el producto final, uno no puede evitar pensar que lo mejor que hubiese podido hacer Villanueva por su propia creación, habría sido apartarse a tiempo y permitir que otros más cualificados se ocupasen de darle forma; sin duda eso la hubiera hecho perfecta, con toda probabilidad una obra maestra. Desgraciadamente, por lo que sea, eso no sucedió.

Comentados estos importantes defectos, me parece que es el momento de empezar a hablar de las cosas buenas.

Y es que el guión de “Nacida para ganar”, tiene muchas virtudes, por una parte su gran pedigrí nacional arriba mencionado; pero además se tratan temas totalmente actuales y relevantes en nuestra sociedad: la crisis económica, el concepto del triunfo y el éxito, la apariencia y la hipocresía, los sueños y los deseos, la moral doble y quebradiza, la ambición y la codicia, la importancia del pasado dentro de la conformación de la personalidad, la suerte y el destino, la falsa esperanza… pero sobre todo y ante todo, lo más evidente, es cómo habla de los estafadores, de aquellos que se aprovechan de otros para obtener una posición, de los parásitos sociales y aquellos que se acaban convirtiendo en tal porque no tienen otra opción; de cómo determinados comportamientos se vuelven adictivos y de cómo si te repites una mentira muchas veces, puedes llegar a creértela por absurda que esta sea o porque en el fondo, simplemente existe la desesperadísima necesidad que algo falso sea real y llega un momento en que no importa el cómo… en definitiva, de las muchas personas y cosas tóxicas que pueden llegar a formar parte de nuestra existencia.

Así pues, nos encontramos con un guión que es una comedia, y sin duda tiene grandes y tronchantes momentos, salidas tremendamente ingeniosas y divertidas, personajes deliciosamente extravagantes (aunque a la vez muy reales, pues su exageración los convierte en perfectas parodias de personas perfectamente reconocibles), muy buenos gags, y situaciones divertidísimas; personalmente, yo me reí en muchas ocasiones a carcajadas.

Pero lo mejor de esta película, y por lo que se le perdona su lentitud y falta de ritmo (sino hubiera sido por lo que voy a decir, tendría una crítica exprés y gracias), es que no se trata de una comedia frívola, superficial; sino todo lo contrario, hay una gran inteligencia, pues se tratan con gran habilidad todos los temas anteriormente mencionados, llevando al filme a un nivel superior.

Sin duda se podrían mencionar otros defectos del guión, como la forzada relación de las tres protagonistas, no demasiado creíble, pero es perdonable; y desde luego el final es un tanto inverosímil y para muchos insatisfactorio (estamos demasiado acostumbrados al “made in Hollywood”), pero yo lo considero realista, naturalista y apropiado.

Como ya he dicho, la dirección de Villanueva sólo consigue capitanear la nave de una manera muy regular y apenas capea la marejada… llega a puerto por la profundidad de su propio guión, sino, no daría resultado. Insisto, no debió haber dirigido la película.

El resto de las cuestiones técnicas… son deliciosamente cutres, ¡pero eso es bueno en este caso!, precisamente, como ya decía, una de las mejores cosas de esta película es que consigue convertir sus defectos en virtudes, y sin duda su cutrez en todos los aspectos la beneficia magníficamente, pues refleja a la perfección la idea de un mundo que produce insatisfacción, y el deseo desesperado de mejorarlo y de cambiar de vida; todas las imágenes en la película reflejan mala calidad, “quiero y no puedo”, un sublime estilo kitsch, cursi, de mal gusto y vulgar, el desesperado deseo de alcanzar algo para lo que queda mucho por llegar… así, desde una fotografía excesivamente contrastada que no favorece en nada, ni estetiza en absoluto ninguna de las imágenes que vemos; hasta una dirección artística y vestuario que se muestran implacables en su cochambrosidad (incluso el vestuario más sofisticado parece comprado en una tienda barata… ¡lo que es total y absolutamente apropiado y perfecto para este filme!); vamos a entendernos todos aquí, no es que la película acabe resultando estéticamente desagradable en su visionado, pero sí carece de toda sofisticación, algo que, insisto, es absolutamente perfecto para lo que se pretendía.

Respecto al reparto artístico, sin duda fue este, y muy especialmente las tres actrices principales, las que más alabanzas recibieron, y muchos consideraron que si la película funcionaba era por ellas… no soy de esa misma opinión, como ya he dicho, creo que el filme tiene otras virtudes mucho más reseñables. Sin embargo, hablemos de algunas de las actuaciones:

-Alexandra Jiménez: junto con Belén Cuesta, es una de las peores actrices del panorama actual, y que, por alguna extraña razón, últimamente parece estar en todos los sitios (yo no paro de ver películas en las que aparece), resultando una presencia sumamente molesta y desagradable: pésima actriz, no sabe actuar, y es la típica de personaje único (que probablemente es ella misma), no tiene matices, ni expresividad, y desde luego no el don de la comedia… es una catástrofe. Me intriga saber con quién se acuesta, está claro que tiene poder en el audiovisual, porque sino no se explica su presencia permanente e insoportable en la cartelera.

-Victoria Abril: nunca ha sido santo de mi devoción (sin mencionar lo “afrancesada” que es), en esta película trata de hacer de sí misma y autoparodiarse, pero no lo logra, y lo único que consigue es una brutal sobreactuación que no hay quien se crea; y lo que es peor, no consigue darle sentido ni lógica a su personaje (que por encima, repito, es ella misma).

-Cristina Castaño: a la que muchos recordamos como la primera Paula en “Pratos combinados”, pero la mayoría del público español conoce debido a “Al salir de clase” y más recientemente por “La que se avecina” (serie que ha decidido abandonar, cosa que llama la atención porque es la que la ha puesto en el candelero de nuevo), no se puede decir que sea una actriz de verdad ni que tenga muchos registros… pero sí que es una buena cómica, sí que tiene sentido de lo que es gracioso y lo que funciona, y en esta película se luce totalmente y consigue devorar a sus compañeras de reparto de una forma brutal; pues consigue, no sólo resultar divertida, sino además darle a su personaje ese toque profundo que el guión le requiere, aportándole una gran amargura y haciéndola totalmente creíble como mentirosa compulsiva, de modo que consigue transformar el que podría haber sido un personaje totalmente frívolo en todo un interesante papel cómico-trágico con un montón de aristas, siendo, sin duda alguna, el personaje más interesante de toda la película y el que tiene más fuerza y potencia; y, como ya digo, esto no sólo se debe al guión, sino también a la actriz, que hace un gran trabajo (que tal vez podría consolidarla, hacer que se la acabe viendo con otros ojos, y tal vez reencaminar su carrera… no en vano es un papel muy premiable).

-Las Supremas de Móstoles: su papel que es casi un cameo especialmente largo, está bien pensado y a mí me pareció sumamente adecuado, divertido y que funciona extraordinariamente bien; y ellas, como era de esperar, resultan sumamente graciosas. Sin duda alguna un buen homenaje y algo que cuadra inmensamente bien en la película; una aportación perfecta.

El resto del reparto funciona bien en sus papeles, hacen un buen trabajo, nada destacable ni brillante, pero sí efectivo.

 

Valoración final: como la vida misma, “Nacida para ganar” es una comedia tremendamente agridulce… no esperéis la típica frivolidad de carcajada fácil, las hay, sin duda, no me entendáis mal, te ríes mucho, pero encontraréis mucho más, una gran profundidad, y eso es lo mejor, y la razón por la que le he dedicado una de mis, ya escasas, críticas únicas y completas, pues realmente creo que, a pesar de sus defectos, le sobran merecimientos.

Foto Victoria Abril y Alexandra Jiménez en Nacida para ganar

Esta entrada fue publicada en Películas. Guarda el enlace permanente.

¡Deja un comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s