La temporada de eventos de primavera-verano de 2016 en Madrid

El ocio según Universo de A:

TEMPORADA CONCLUIDA

La temporada de exposiciones de primavera-verano de 2016 en Madrid

La temporada televisiva de primavera-verano de 2016

Los eventos de primavera-verano de 2016 en Madrid

Estos enlaces anteriores (entre los que está incluído este artículo), son los llamados artículos recopilatorios, que se actualizan continuamente (hasta que termina la temporada que dice el título, momento en el que se publica uno nuevo en esta misma sección de Turismo), por lo que, para estar informado de todas las novedades, se recomienda volver a visitarlos a menudo.

Para una información más extensa o sobre otras cuestiones culturales (Turismo, críticas de Películas o Teatro… etc), visitar las secciones correspondientes que aparecen permanentemente en un listado a la derecha.

Si hay algo que aún no he publicado, y sin embargo te interesa, pregunta a través de un comentario, puede que te ayude, ya que a lo mejor ya lo he visto, pero no he tenido tiempo de escribirlo.

………………………………………………………….

 

A partir de ahora, las actualizaciones y novedades más recientes que se publiquen estarán lo más próximas a estas líneas, es decir, arriba del todo (de modo que así se podrá saber cuánto tiempo lleva sucediendo algo, si está más abajo, más tiempo hace que se puede ver, si es más arriba, es más reciente), no obstante, las actualizaciones sobre lo ya escrito, se mantendrán en el mismo sitio (pues creo que es más fácil de localizar que si anda danzando por todo el artículo).

Además introduzco otra novedad extra, de ahora en adelante trataré (y creo que será una práctica que se afianzará) de que cada vez que concluya una temporada, y por tanto uno de estos artículos recopilatorios deje de actualizarse continuamente, arriba del todo, justo debajo de los enlaces a los artículos recopilatorios, pondré en rojo “TEMPORADA CONCLUIDA” (comenzando ya desde las últimas publicaciones a este respecto, como podréis comprobar), porque sé que hay personas que visitan estos artículos con frecuencia, y no necesariamente tienen porque darse cuenta de que he publicado uno nuevo, así, sólo tendrán que ir a la sección Turismo y comprobar que efectivamente ha sido así, y podrán seguir tranquilamente mis nuevas actualizaciones en los nuevos artículos recopilatorios que hablan de la nueva temporada en cuestión (ya sabéis que publico este tipo de publicación dos veces al año: otoño-invierno y primavera-verano); respecto a esto último, mi política al respecto es de que cada cosa que publico pertenece a una uno u otro momento dependiendo no sólo de cuando surja, sino cuánto se extienda en el tiempo.

En fin, dicho esto, ¡comenzamos!:

 

La noche de los teatros

Me alegra y enorgullece decir que esta vez es la primera en la que he visto que las instituciones se volcaran realmente con esta celebración y no se tratara de unos cuantos simples descuentos en teatro (que siempre son bajos e insuficientes).

Hubo múltiples actividades gratuitas de lo más interesante, que podrían hacer que la noche del 1 de abril se pueda llegar a convertir en una fecha a anotar en nuestra agenda cultural… ojalá sigan por ese camino porque nada deseo más que qué triunfe esta iniciativa.

Quiero destacar muy especialmente las actividades llevadas a cabo por la Comunidad de Madrid en la Casa de correos o en la Sala Alcalá 31.

 

XXVI Festival de arte sacro

Continúo hablando de este evento que llegará a la primavera, y por tanto debe formar parte de este artículo y seguir actualizándose aquí.

Ya había expresado mis dudas y mis temores respecto a la nueva dirección… y se están confirmando: veo mucho espectáculo de pago (esta próxima semana, hasta el sábado, nada gratuito), por si fuera poco conseguir un programa es una odisea absurda (en vez de dejarlos a la puerta, como se hacía con lógica tradicionalmente, ahora te lo tiene que dar un vigilante), una cantidad de seguridad tan absurda como innecesaria, eso sin mencionar la espantosa y antiestética imagen para promocionar el festival, una especie de abstracción poligonal que no dice nada, y que resulta algo manido y vulgar… ¡con lo bonitos que habían sido los carteles de este evento y ahora esta porquería!… etc. Si es que no hay nada peor que alguien que se quiere hacer notar, pero no debemos de culparle del todo al nuevo director, pues fueron las autoridades quienes le dijeron que se pusiese “creativo”… pero qué miedo me da cuando sucede eso; ¿es que nadie sabe aplicar ese viejo lema del audiovisual de que si algo funciona no lo cambies?.

Afortunadamente, no todo es malo, hay algunas cosas en las que el festival ha mejorado muy notoriamente: la duración de los conciertos, por ejemplo, pues antes, siempre era un tanto escasa, sólo una hora (en ocasiones llegabas a preguntarte si te compensaba, con todo el tiempo que te suponía el desplazamiento, llegar antes para tener sitio… etc), pero que hasta ahora (al menos en los primeros conciertos), ha durado siempre un mínimo de hora y media, algo realmente maravilloso; ciertamente, siempre hay los típicos viejos que quieren largarse rápidamente a cenar y acostarse y se van en el medio (lo cual es inevitable por otra parte), pero la gran mayoría del público lo disfruta mucho. También quiero destacar como punto positivo que, hasta ahora, los dos conciertos que ha habido han sido simplemente triunfales, absolutamente perfectos, maravillosos, de esos que dices “realmente pagaría por verlos”.

En cualquier caso, al menos de momento, el festival sigue gozando de una excelentísima salud a nivel de público, la gente abarrota los lugares dónde este se celebra.

En fin, como siempre, seguiremos informando de su buena o mala evolución.

Post scriptum 7-4-2016: finalmente apenas he podido ir en esta temporada… pero sí que he podido valorar y ver que los conciertos han aumentado de duración, lo cual ha sido algo absolutamente positivo a todas luces.

También han aumentado los de pago, y eso me gusta menos.

Y diría que ha habido menos que en ediciones anteriores.

No obstante, no diría que haya decaído demasiado, aunque como ya digo, poco he podido valorarlo seriamente.

 

Actividades en la Fundación March

Me ha sorprendido lo de la lista de espera en el sistema de reservas, ¡joder, realmente funciona!, yo creía que era una estupidez para hacerte creer que aún tenías posibilidades, pero no, conseguí entrada gracias a ella.

Tampoco quiero dejar de destacar lo mucho que trabaja esta fundación para conseguir que sus actos tengan cada vez más calidad (siempre me asombra que sean gratuitos, de verdad), así: me ha agradado mucho que volvieran los libritos para los ciclos, son un magnífico complemento muy bien documentado que nos aporta muchísimo (en el de Scarlatti están dándolo); además, y aunque ya no incluyen las letras de las melodías en los libritos (eso sí es un error), sí que las ponen en la pantalla, con lo cual son mucho más fáciles de leer, que volverte loco en medio de la oscuridad de la sala.

Además, ¡en la cafetería regalan los libritos que les han sobrado de ciclos anteriores!.

En definitiva, aunque nunca es fácil entrar en este lugar, siempre merece la pena, y sueles salir con una nota positiva.

Post scriptum 25-4-2016: estoy simplemente harto y aburrido del sistema para conseguir entradas de esta fundación, ¿qué de cual?, ¡de los dos!, no sé cual será peor, da igual lo que esperes, cuando te levantes o lo que hagas, que pase lo que pase siempre es un desastre:

-Si reservas: siempre te toca un sitio fatal, así que te molestas en estar pendiente a propósito, el actualizar mil veces, en luchar contra todo Madrid por una maldita entrada y contra la propia página web que siempre se bloquea (hay gente que directamente a desistido de este sistema)… y total para estar esquinado y en un sitio pésimo; total, que tanto esfuerzo para nada.

-Si haces cola: esperarás durante horas (porque encima dan las entradas desde una hora antes, en consecuencia, tendrás que esperar un mínimo de dos horas), y da igual lo antes que te presentes o todos los esfuerzos que hagas para ser de los primeros, pues los que van justo detrás de ti se acabarán llevando una entrada mejor que la tuya porque las taquilleras son unas antipáticas que hacen todo lo posible para que cojas la primera entrada con la que te encuentras, por mala que esta sea y por más que les protestes (cosa que hace todo el mundo).

En definitiva, puedes escoger entre lo malo y lo peor, pero jamás lo bueno. Qué terrible desastre; está claro que hay que hacer muchísimos cambios y mejoras en la cuestión de la adquisición de las entradas de la Fundación March, porque todo el sistema está absolutamente fatal, pero muy mal.

 

Cine Doré

¡Me ha encantado su iniciativa de clásicos mudos españoles con acompañamiento al piano!; si bien es cierto que sólo pude acudir a “Rosa de Madrid”, lo disfruté inmensamente… y la verdad, no lo hubiera descubierto si no fuera porque mandaron un correo electrónico especial a los suscriptores de su newsletter (que funciona fatal, la gran mayoría de los meses no llega nada… no sé quién se ocupa de ello, pero es un desastre)… y en realidad, yo creo que la gran mayoría de los espectadores ni sabía que iba a haber música en directo (y a todo esto, la labor de Javier Pérez de Azpeitia en el piano, totalmente espléndida).

La verdad es que deberían hacerlo continuamente, que todas las películas mudas contaran con acompañamiento de piano, y para las ocasiones especiales, incluso orquesta… ¡sería algo tan maravilloso y perfecto!, y ya sabéis lo muy partidario que soy yo de las reproducciones históricas o de resucitar viejos usos….

En fin, que ojalá que la Filmoteca española siga ofreciendo estas sesiones maravillosas que suponen un fabuloso viaje en el tiempo.

 

La noche de los libros

Siguiendo el excelentísimo camino creado con “La noche de los teatros” (arriba comentada), el día 22 será la de los libros, para la que hay prevista un sinnúmero de actividades, todas de pinta maravillosa.

Sinceramente, no sé si acudiré o participaré muy activamente porque me encuentro cansado últimamente, pero desde luego considero que es una maravilla que la Comunidad de Madrid se esté volcando tanto en las celebraciones de la ciudad, pues antes sólo lo hacía el ayuntamiento.

En fin, si acudo, volveré a actualizar.

Post scriptum 25-4-2016: ¡al final sí acudí! y debo decir que fue una auténtica maravilla y un placer; aunque he de criticar que es una celebración un poco absurda, sobre todo porque se supone que se celebra el día del libro… ¡un día antes!, y yo creo que sería más lógico celebrar la noche de los libros en el mismo día del libro, al fin y al cabo, ningún acto sobrepasaba la medianoche, y siendo el día anterior es un poco incoherente… o al menos esa es mi opinión.

En cualquier caso, realmente parece que la Comunidad de Madrid ha tomado el relevo en cuanto a organización de grandes festejos, pues tras los múltiples fracasos del ayuntamiento de este año (además de la larga decadencia que arrastrábamos), nuestra capital, lugar fiestero, gustoso de celebraciones públicas, y de echarse a la calle por excelencia, necesitaba que le insuflasen vida nuevamente.

Y yo he de decir que me encantan esta clase de celebraciones que toman la calle y lo invaden todo, de hecho, quizás una de las mejores cosas fue transformar el Paseo del Prado en el “Bulevar de la noche de los libros”, habiendo algo en todos sus rincones… maravilloso.

Pero no sólo fue algo callejero, pues múltiples instituciones se volcaron en los festejos, destacando la propia Comunidad de Madrid con múltiples actos en su sede, la Real casa de correos (entre los que debemos destacar los cuentos de terror, a los que acudí); y luego múltiples conciertos y aperturas extraordinarias como la del Real jardín botánico (que nunca visito porque no hay manera de librarse de pagar… pero que reconozco que lo vi precioso en esta época del año), e incluso la Real academia de historia.

Eso sin mencionar las espléndidas oportunidades que llegan a surgir de conseguir libros gratis….

En definitiva, un evento emocionante y fabuloso para festejar la cultura… realmente abril es el mes de esta cuestión, pues se unen muchas celebraciones del estilo.

 

Fiestas del 2 de mayo

Tanto que estaba alabando yo la gestión que estaba haciendo la Comunidad de las fiestas… y ahora esto: las que deberían ser sus más grandes fiestas, como casi siempre, son un desastre.

No son unas celebraciones como tal, salvando unos escasos actos, el resto del programa es lo que se haría igualmente, pero se mete ahí para engrosarlo y dar la impresión de que se hace algo; ni que fuéramos tontos.

Eso ya sin mencionar que casi todo es de pago.

Creo que iré a algún concierto como máximo, por hacer algo, y porque tampoco se puede hacer mucho más.

Un desastre y una vergüenza, si cambio de opinión volveré para retractarme, pero lo dudo mucho.

 

Fiesta del cine

Días para dedicarlos a ver películas a buen precio antes de san Isidro… y hay estrenos que parecen merecer la pena en cartelera.

Próximamente críticas de las múltiples películas que fui a ver.

 

Fiestas de san Isidro

Pues no sé qué decir… la web oficial se ha creado pero como si no lo hicieran porque no hay nada, es sólo el póster. Si trasteas un poco en la web de turismo te encuentras el dossier para la prensa que está “sujeto a cambios”… al final, lo único medianamente oficial y ligeramente fiable es la revista Esmadrid.

Lo que se ve es que las fiestas se han reducido bastante (entre el 12 y 16 de mayo inclusives), pues yo creo que en años pasados duraron más de cinco días… sin embargo, la programación parece sumamente atractiva (quizás porque ya estábamos tan espantados con los horrorosos precedentes de las celebraciones anteriores, con una catástrofe tras otra, que ya no queríamos ni imaginarnos que iban a hacer con las fiestas de san Isidro… habrá que darles otra oportunidad más; aunque tampoco nos queda más remedio, así que, confiemos en que por una vez hagan algo siquiera normal), pero tiene pinta de estar todo muy desorganizado… uff, a ver que pasa. En fin, seguiré informando.

Post scriptum 11-5-2016: confirmado, desorganización total: a un día antes de las fiestas, la programación sigue sin estar disponible en las oficinas de turismo, la web tardó mucho en funcionar y el pdf a descargar no está disponible… desastroso.

Y me tiene pinta de que mitad de las cosas van a ser canceladas por la imprevisión del mal clima. Tiempo al tiempo, pero me da que esta nueva celebración organizada por el ayuntamiento también va a ser otro fracaso.

Como curiosidad, añadir que hay muchos espectáculos de títeres… a ver qué pasa jajajaja.

Post scriptum 27-5-2016: hay que reconocer que estas fiestas han sido, en bastantes aspectos, un éxito (especialmente si las comparamos con el precedente); y que han destacado frente a las vistas en otros años, por lo juveniles que resultaron… demasiado de hecho, porque a las 12 todo se acababa (algo sin precedentes anteriores), tal vez para evitar líos con los vecinos y nuevos escándalos (aunque no me explico a quién le podría molestar música en la Pradera de madrugada… si está alejadísimo.

Quizás lo mejor sea analizar los pros y los contras de estas fiestas:

-Pros: modernidad pero sin una renuncia absoluta a la tradición, gran gusto por lo alternativo sin olvidar las raíces; múltiples actividades de todos los tipos, algunas del todo novedosas; multiculturalidad….

-Contras: demasiadas actividades en pocos días (en vez de haberlas distribuido hábilmente en más tiempo como en otros años -durante una semana, por ejemplo-), obligación permanente de estar eligiendo constantemente (a una misma hora se podían desarrollar tres actividades distintas en varios puntos absolutamente distantes de la ciudad); algunas falsos actos que en realidad no formaban parte de la programación y sólo servían para engrosarla (pues se hubieran realizado aún no siendo san Isidro) o no se realizaron (los llevados a cabo por grupos pequeños)….

Pero yo creo que la valoración final de estas fiestas debe ser positiva (¡por fin!), y que el ayuntamiento por fin ha conseguido marcar una diferencia con lo que se ha hecho anteriormente (pues indudablemente estas fiestas tuvieron su propia personalidad frente a lo anterior) sin estridencias ni salidas de tono. Mi confianza en el área de las artes está momentánea aunque frágilmente restablecida.

 

Día y noche de los museos

Técnicamente es el 18 de mayo, pero como no coincida en fin de semana (y este año fue en miércoles, a nadie le importa lo más mínimo; de hecho, el único museo que hizo algo medianamente excepcional fue el Reina Sofía, trayendo a Radio 3 al patio Nouvel.

Y la noche de los museos, bueno, cada uno la pone donde le da la gana, este año todos la pusieron en el sábado.

Confieso que tenía pensado ir a las actividades de los museos arqueológico, antropológico y artes decorativas… pero empecé en el del Traje y quedé tan absolutamente subyugado que ya no me moví de allí desde las 18:30… hasta bien pasadas las 00. La verdad es que en este museo siempre organizan actividades maravillosas por estas fechas, en las que fácilmente te puedes pasar todo el tiempo, porque puedes ir enlazando actividad tras actividad divirtiéndote muchísimo (a pesar de que hay cierto caos); sin mencionar que son muy atentos.

 

Feria del libro

Esta será la primera vez que vaya a alguna de sus actividades (o cuento con hacerlo), ya referenciaré; hasta ahora no le había prestado mayor atención porque sólo me parecían unas cuantas casetas en el Retiro puestas para vender libros… ya veremos si me desengaño y resultan ser algo más… o no.

Post scriptum 28-5-2016: pues nada, no acudiré a mucho más porque apenas he visto actividades interesantes, pero una absoluta decepción, y lo que siempre imaginé: casetas para vender libros.

Yo personalmente acudí a la presentación de un libro, y aunque me resultó medianamente interesante, no sentí en absoluto que hubiese acudido a nada excepcional. Sin mencionar que la carpa de actividades está al final de todo de la Feria, con lo cual a muchos les cuesta encontrarla.

De hecho, la experiencia llega a resultar desagradable a determinadas horas, con el Retiro absolutamente saturado de gente y una megafonía anunciando y repitiendo una y otra vez lo que hay en la Feria.

Por otro lado, la organización es absolutamente pésima, no se han impreso las actividades, las oficinas de información que hay sólo proporcionan desinformación e indiferencia… etc, vamos, un absoluto desastre.

Sólo encontré una nota positiva: que hoy en día haya gente dispuesta a hacer largas filas para que un escritor les firme un libro, eso da esperanza en la humanidad y me parece maravilloso.

Por lo demás, aún acudiré a alguna cosa más, pero no creo que cambie de opinión cuando digo que esta Feria del libro de Madrid no es en absoluto un acontecimiento a reseñar ni de importancia dentro de la agenda cultural de la capital, ni al que merezca la pena ir; a mi por lo menos no me parece nada especial.

Post scriptum 11-6-2016: ya he acudido a la última actividad que pensaba ir… y mi opinión sigue siendo la misma: la Feria de libro madrileña no es nada reseñable.

 

IV Encuentro de las bandas

Una vez más, los Teatros del Canal vuelven a abrirse a esta interesante iniciativa que tanto he alabado anteriormente. Sin embargo este año la programación parece más breve y menos elaborada. Ya contaré, aunque mucho me temo que la iniciativa ha perdido con los años.

Post scriptum 30-5-2016: desastre total, la idea sigue siendo muy buena, la calidad de la música y en general de las bandas también… pero la organización es absolutamente pésima; así, como ya se había demostrado en el evento “Oh là là musique” de esta misma temporada, los Teatros del Canal demuestran su absoluta incapacidad para gestionar un acto de estas características, y demos gracias de que la cantidad de público ha bajado mucho frente a otros años o anteriores actividades (como la arriba mencionada), porque si hubiese sido algo más desmadrado, la organización se hubiese visto absolutamente desbordada.

Hay tantas cosas que criticar que no me quiero extender mucho, pero podríamos hablar de: un falso programa (de las 17 actuaciones que había, 7 eran de la misma banda disfrazada -cambiaba el nombre pero eran los mismos músicos con idéntico estilo-); escasa variedad musical; falta y pobreza de bandas en general (ya no sólo la falta de número, sino que algunos eran estudiantes o estaban recién formados como banda y apenas conseguían tocar nada con acierto… se notaba que ni habían ensayado, el peor ejemplo de ello fue Bessel Brass);pocos invitados, casi todos de Madrid, pocos nacionales y aún menos extranjeros; desastrosa atención al público con unos acomodadores extremadamente desagradables e impertinentes que por encima a la mínima se estaban sentando para consultar su móvil y no atender al público; sistema de recogida previa de entradas absurdo y caótico; ridículos protocolos para obligar a la gente a ir a los palcos y hacerles perder tiempo subiendo infinitas escaleras cuando la platea está vacía… y un largo etc. En definitiva, una auténtica pesadilla, desde luego, si algo salió bien, no fue por quienes lo organizaron, esto está claro.

Como curiosidad, añadir que Austria se colgó las medallas y un montón de promoción en todos los programas gracias a que proporcionó una única banda de ¿jazz?, de unos jovencitos recién salidos del conservatorio de Viena, que eran simplemente inaudibles, y que cerraron el encuentro. Es suficiente con decir que las reacciones del público fueron cosas como un señor diciendo “¡qué vergüenza… si esto fuera pagando!”, a lo que otra señora respondió “de verdad, ¡que vergüenza!”.

Sin embargo, no voy a negar que disfruté el evento y que me gustaría que se volviese a organizar pues lo paso muy bien estando todo el día bañado en música, yendo de un sitio a otro continuamente para disfrutar de las distintas propuestas… pero hay muchas cosas fastidiosas, la verdad sea dicha, el evento se disfruta no con ellas, sino a pesar de ellas, y de ello toda la culpa la tienen los Teatros del Canal, que organizan malísimamente esta actividad.

 

Decoracción

Intentaré pasarme… esto normalmente se organizaba en octubre… como novedad, parece que el famoso siempre cerradísimo Palacio de Santoña será un lugar principal de la celebración… espero informar en un futuro.

De momento, lo que percibo es que está todo fatal organizado.

Post scriptum 11-6-2016: confirmado: una vez más esto sólo es un aspirante a evento con pretensiones; todo es un desastre: la organización (todo empieza tarde o mal, o no lo hace directamente; se asegura que se van a ver cosas que nos e ven -como el Palacio de Santoña-), las actividades, los talleres (que no son sino meras tapaderas de publicidad descarada), los obsequios (la revista “Nuevo estilo” ofrece números de pasados meses a los visitantes del barrio), las decoraciones (pocas, superficiales y apenas merecen la pena)… se promete mucho y no se da nada… una vergüenza, un engañabobos y desde luego, no merece en absoluto la pena.

No voy a decir que si pasas por cerca del barrio de las letras no te pases, que por acercarte no te vas a morir… pero francamente, no te llevará mucho tiempo y será una profundísima decepción.

En definitiva, Decoracción vuelve a ser un fracaso absoluto con todas sus letras.

 

Fiestas de san Antonio de la Florida

Imposible está conseguir información no religiosa (avergüenza el que la diócesis tenga publicado con más antelación todos sus actos y esté mejor organizada) acerca de la programación de las fiestas. Creo que este año volveré, pues el año pasado no pude hacerlo.

Post scriptum 11-6-2016: con la información apenas conseguida por medios oficiales, una de las cosas más interesantes son las visitas que se organizan al poco conocido cementerio de la Florida dónde están enterrados los héroes del 2 de mayo… seguiré informando del resto, pero mucho me temo que poco más podré añadir.

 

Street food fest

Uno de los más importantes mercados gastronómicos de Madrid, y muy pendiente de ser redescubierto por mí, el Mercado de san Ildefonso, celebra la primera edición de un festival en el que se puede ver de todo, especialmente sobre cultura urbana… no tengo mucho tiempo, pero trataré de ir a algún evento. Lo malo, casi todo lo importante o interesante es por semana.

La web no es tampoco muy informativa. No obstante, si voy, trataré de contar que me ha parecido todo el asunto.

Post scriptum 11-6-2016: aunque el lugar es una preciosidad, el evento es demasiado evidente que sólo tiene el fin de ser una trampa atrapamoscas para meterte allí y que consumas, consumas y consumas… volveré alguna vez, seguramente, pero francamente, no vi ninguna maravilla ni algo muy reseñable.

Post scriptum 3-6-2016: todo lo dicho anteriormente y peor, las actividades no se hacen y en general todo falla a todos los niveles en este evento completamente tramposo. Un fracaso absoluto, en definitiva.

 

Solsticio en Conde Duque

Original y maravillosa idea que ya veremos como se desarrolla. Como persona que vivió mucho tiempo en Galicia, y por tanto muy relacionado con la cultura céltica y nórdica, siempre he echado de menos la existencia de la celebración del san Juan en Madrid (vale, sí, se celebra en algún barrio del norte… pero es extremadamente cutre)… así que estoy impaciente por ver que sale de ahí.

De momento, la programación no es nada del otro mundo, y la mayor parte está al servicio de la promoción de Suecia… pero bueno, como suelo decir, ver para juzgar.

Por cierto, la página web del Conde Duque es maravillosa: fantásticamente organizada, su navegabilidad es excepcionalmente buena… me encanta.

En fin, seguramente volveré a informar de qué me ha parecido.

Post scriptum 17-6-2016: menudo desastre, e irónicamente, tengo que decir que he comprobado realmente que la página web es un desastre, las fechas están equivocadas y mitad de las actividades no se celebran o son de otros años pero todo está confundido… y no soy el único que le ha pasado. Pero qué mal.

 

Dia Europeo de la música

Para mi horror y desolación ha dejado de celebrarse, por más que he buscado y he preguntado por una posible programación, no aparece por ningún sitio… hemos perdido uno de los mejores eventos del año en Madrid.

Bueno vale, lo han sustituido por un asqueroso festival de pago en el Matadero… así que hemos perdido a todos los niveles: de montones de conciertos gratuitos en toda la ciudad a un festival de pago en un sitio… pero qué mal.

Y mucho me temo que todo es culpa del ayuntamiento… realmente, esta ciudad a perdido mucho en sus eventos y celebraciones con el cambio de gobierno: o lo hacen mal, o no lo hacen, o sólo resulta pasable (sino leed este mismo artículo o el de la temporada pasada).

Y realmente me duele perder tan gran evento como era este… una auténtica maravilla, uno de los grandes momentazos del año.

Post scriptum 22-6-2016: finalmente, aunque el balance (especialmente en comparación con los años anteriores, que era una explosión musical durante todo el día, sin parar, en todos los lugares posibles de la ciudad) no es totalmente malo, sigue siendo negativo. Bien es cierto que tanto los dos conciertos, en el estanque del Retiro como en el Templo de Debod, fueron absolutamente fenomenales… pero también es verdad que no se puede comparar el tener un sólo acto, con un día entero de música por doquier, con maravillosos e innumerables actos a elegir para acudir… sin mencionar que no se editó ningún tipo de programación… un desastre.

Ciertamente, el nuevo ayuntamiento intentó compensar todos los desastres anteriores con las fiestas de San Isidro, pero ha demostrado definitivamente que su gestión cultural, y especialmente en lo que se refiere a celebraciones públicas, deja muchísimo que desear.

Post scriptum 3-6-2016: este año, incluso, una vez más, en medio de esa guerra que parece haber entre el Círculo de bellas artes y el ayuntamiento, “Las noches barbaras”, que se solían celebrar con motivo del Día Europeo de la música, se hizo otro día… aunque una vez más, fue maravilloso y excepcional, toda una oportunidad para dejarse llevar como si estuvieses en “El gran Gatsby”, con música en todos los sitios (aunque el programa no se cumplía demasiado bien, se percibía desorganización) y fiesta continua… maravilloso.

 

Suma Flamenca

La mayoría son conciertos de pago, así que es un falso evento… pero hay alguno que otro gratuito a cazar.

Post scriptum 3-6-2016: muy poca cosa, para que se pueda considerar todo un evento en esta capital, demasiados espectáculos pagando, de modo que al final se queda sólo en la curiosa coincidencia de que múltiples sitios programan flamenco a la vez. En general se puede decir que como evento público es un fracaso.

 

Noche de san Jorge Juan

¡Vuelve!, a lo mejor voy este año… aunque me coincide con otras cosas, pero se intentará… informaré de ello.

Post scriptum 3-6-2016: como siempre, tremenda; alcohol gratuito que borbotea y fluye cual fuente, aunque todo está demasiado desorganizado, la programación no salió hasta el día anterior, y muchos de los comercios no cumplieron con lo que se suponía que tenían que hacer o acabaron las existencias demasiado pronto (si es que alguna vez las hubo).

Por supuesto, y como la propia revista “GQ” es una noche que carece de todo estilo, pero tiene su gracia por lo tonto que es todo y lo snobs que llegan a ser las personas que acuden, algunos de los cuales, es evidente que se han traído la “ropa de los domingos” que nunca se ponen y que aún menos saben como lucir.

En definitiva, tiene su gracia, siempre y cuando no se pretenda tomarlo en serio.

 

Fiestas del Orgullo

Este año ya no hay la excusa de que los del PP les hacen la vida imposible… ¿se notará el cambio político en las fiestas del MADO?, espero poder dar noticia de ello a finales de junio a través de mis habituales post scriptums.

En cualquier caso, de momento no se aprecia que haya una programación definida en la página web oficial… parece que está todo por hacer.

Post scriptum 5-7-2016: se suele decir que en las épocas de mayores dificultades es cuando han surgido los más grandes genios y artistas… no sé si eso será verdad, pero lo que sí está claro es que el Orgullo de Madrid era mejor cuando estaba “perseguido y censurado” que ahora que lo han apoyado. Y además, parece que ha sido por todas partes, nunca se ha volcado tanto todo el mundo: el Ayuntamiento, y hasta la Comunidad (de signo político supuestamente diferente) no ha dudado en lucir la bandera arco iris, sin mencionar los múltiples comercios que rápidamente se unieron a lo gay-friendly, más probablemente para sacar beneficio que por auténtica ideología.

Lo cierto e incuestionable es que, aunque se han mantenido las cosas buenas de pasados orgullos (múltiples actuaciones -aunque estas son siempre demasiado cortas, no entiendo porque apenas pasan de media hora- y espacios; un programa completísimo… etc); lo cierto es que este año ha reinado el caos por todos los lados: una programación impresa que se contradecía con una web incompleta; unas actuaciones que empezaban invariablemente tarde y nunca jamás a la hora; unos escenarios demasiado alejados entre sí (por ejemplo, entre la Plaza de España y la Puerta de Alcalá, habrá perfectamente dos kilómetros que no están unidos adecuadamente con el transporte público que está totalmente cortado) frente a años anteriores que eran todos muy recorribles y se podía picotear con mayor facilidad… etc.

Ciertamente el ambiente festivo que llevaba a una total condescendencia, ha evitado un fracaso total, absoluto y estrepitoso… pero francamente, este año ha sido mejorable pues los defectos han sido grandes.

El año que viene la versión mundial, si seguimos por aquí, a ver qué pasa….

 

Veranos de la villa

Nada se sabe sobre esto… aunque ya está anunciado y promocionado por todo Madrid.

Sin embargo no hay programación ni en internet ni en ninguna oficina de turismo… madre mía que desastre de organización.

Lo más aproximado que hay es la propia versión del Conde Duque de los “Conciertos de estío” en el que sí hay alguna que otra cosa gratuita.

Seguiremos informando.

Post scriptum 3-6-2016: ¿me pasaré la vida contradiciéndome?, aunque muchas veces he puesto verde al ayuntamiento este año y su gestión de los grandes eventos de la ciudad (se puede ver en este mismo artículo); hay que reconocer que cuando hacen las cosas bien, hay que quitarse el sombrero. Mucho tiempo llevaba yo quejándome de que “Los veranos de la villa” nada valían como evento y que sólo eran una hábil sacaperras para los que se quedasen en Madrid durante el estío…  pues bien, ahora el nuevo ayuntamiento me obliga a callarme porque, sorprendentemente, han convertido este evento en lo que siempre debió ser: una espectacular serie de espectáculos gratuitos (lo son la gran mayoría) para todos los que estén en Madrid, añadiendo además a eso que son llevados a los más variados barrios para llevar la cultura por toda la ciudad (ciertamente, a muchos sitios da mucha pereza ir, pero con todo, aprecio la iniciativa).

Y visto esto no puedo sino aplaudir sin parar, y alegrarme mucho de que se haya hecho de esta manera este año… intentaré ir a varios actos y trataré de informar de qué tal está la cosa, pero en principio considero que se ha dado una auténtica vuelta a “Los veranos de la villa” totalmente para bien, y que se lo ha convertido en lo que siempre debió ser.

Post scriptum 6-7-2016: una vez más, la mala suerte o el desastre organizativo se cierne sobre toda cuestión cultural que organiza el ayuntamiento, ¡qué desastre!, cancelaciones y todo tipo de problemas un día sí y otro también, falta de previsión absoluta, y en general, una clara falta de planificación, están llevando a los que podrían ser de los mejores “Veranos de la villa” en muchísimo tiempo, al fracaso absoluto… aunque a estas alturas ya no me sorprende; una pena, el tema prometía. Espero seguir informando no obstante.

Post scriptum 21-7-2016: si bien los “Veranos de la villa” del nuevo ayuntamiento están terriblemente lastrados por una mala organización y planificación, se puede decir que tanto la idea como finalmente el desarrollo, son un éxito, un triunfo absoluto en el que Madrid se llena de los más variados y emocionantes eventos gratuitos, que consolidan real y definitivamente a Madrid como una ciudad de cultura abierta y para todos, ¿y no era acaso eso lo que pretendía el ayuntamiento, lo que nos quería vender?, pues no hay duda de que lo ha conseguido, ha sido una victoria incuestionable.

Así, el árido verano de Madrid, que tanto carecía de grandes actos públicos, si exceptuamos las fiestas populares, queda definitivamente refrescado por un evento, que si bien no es viejo, a sido totalmente renovado, y le deseo una muy larga vida en su nueva forma.

No hay duda, si se van mejorando con el tiempo (especialmente en cuestiones organizativas y de planificación), y se repite el mismo sistema seguido este año (múltiples actividades gratuitas por todo Madrid… una pena que no se extiendan hasta septiembre), los “Veranos de la villa” pasarán a ser otro de los grandes eventos a tener en cuenta en el calendario cultural de la capital del Reino… lo dicho, un triunfo apoteósico por el que felicitar al ayuntamiento, que cuando mete la pata, lo hace hasta el fondo, pero cuando acierta, es sublime; a Dios lo que es de Dios, y al César lo que es del César.

Post scriptum 31-8-2016: finalizado el evento, se puede decir, que, en general, ha sido un gran éxito, y, con toda seguridad, el mejor “Veranos de la villa” en años; ¡ojalá siempre siga así!, pues ha sido todo un triunfo de la cultura abierta y, por primera vez, un gran evento que marcar muy en grande en el calendario, perfectamente a la altura de otros que suceden a lo largo del año… fantástico, en definitiva.

 

Clásicos en verano

La versión de la Comunidad de Madrid de “Los veranos de la villa” es este año especialmente pobre: sólo tres conciertos en Madrid capital (eso sí, todos gratis).

Y tampoco me parece mucho mejor la programación para el resto de pueblos circundantes… no sé, me ha parecido sumamente miserable todo (incluso siendo lo habitual de este evento que siempre suele quedar por debajo del anterior).

Eso sí, a través de este acto y de otros, me parece detectar un buen entendimiento entre la Comunidad y el Ayuntamiento, cosa divertida, pues antes cuando eran gobernadas por un mismo partido era exactamente al revés.

Post scriptum 4-8-2016: decididamente, y a pesar de la inmensa calidad, y gratuidad, de los conciertos que se planificaron, los “Clásicos en verano” de este año han dejado que desear… fueron muy pocos y han acabado dando muy poco de sí… teniendo en cuenta que este evento ha tenido que competir este año con unos “Veranos de la villa” del ayuntamiento totalmente apoteósicos y basados en la idea de cultura abierta y libre… pues necesariamente la Comunidad tenía todas las de perder al no haber hecho un mayor esfuerzo con su evento estival por excelencia.

 

Noches de ramadán

Apenas podré ir a nada, más, me parece una iniciativa sumamente interesante que, no obstante, coincide demasiado con otras múltiples que fácilmente hacen que pierda brillo.

Todo ello, sin mencionar la grandísima oportunidad de profundizar en las múltiples culturas con las que convivimos.

Para que luego digan que en verano Madrid se para: ¡ja!.

Post scriptum 5-7-2016: apenas pude ir a nada, pero me ha parecido algo que debería volver a hacerse… creo que ha tenido cierto éxito, así que tengo la esperanza de que se repita (a ser posible en otras fechas dónde tenga más posibilidad de lucimiento y esté más promocionado), ¡y que viva la multiculturalidad!.

 

Conciertos de Patrimonio Nacional

Como de costumbre resultan escasos, pero los gratuitos son muy disfrutables y ahora han mejorado en que en la Capilla Real ponen pantallas, de modo que puedes ver exactamente cómo es el famoso órgano, joya artística y musical y como es tocado. Sin mencionar, que fue especialmente maravilloso que en esta ocasión no nos pusieran barreras para movernos por el lugar, con lo que se pueden apreciar cosas que en la visita normal no se ven porque están demasiado lejos. En definitiva, todo un placer que siempre quieres repetir, porque en más de una ocasión he dicho que, aunque se decidieran a cobrar los conciertos de los Stradivarius, la programación gratuita debería seguir.

 

Antonio Palacios, arquitecto de Madrid

Por primera vez en mucho tiempo, la Comunidad toma la iniciativa y organiza un gran evento cultural (lo cual me alegra, no va a ser siempre el ayuntamiento el que destaque)… y la cosa le sale, como le sale.

La idea es maravillosa (aunque extraña, se enfatiza demasiado el falso madrileñismo de un gallego… aunque ya se sabe, si vienes a Madrid, ya eres de Madrid), pues se trata de la celebración alrededor de una persona que ha creado edificios icónicos en la capital (aunque resulta un poco ridículo que hayan elegido al Círculo de Bellas artes como símbolo de la celebración, cuando hubiera sido más lógico elegir el Palacio de telecomunicaciones… ¡ay, las cuestiones políticas que nunca desaparecen!); y se han planeado todo tipo de eventos: conciertos, conferencias y visitas guiadas… pero se echan de menos exposiciones y más cosas.

Por otro lado, lo que está planeado es altamente problemático, pues en apenas unos meses, se celebran todo, y para participar en cualquier cosa hay que tener reserva previa… traducción, que tienes que volverte loco para conseguir plaza, y, si lo consigues, no podrás tenerla hasta dentro de meses. Una auténtica pesadilla.

De ese modo, el evento queda necesariamente reducido a los pocos que estamos pendientes de este tipo de cuestiones culturales, pues el resto se encontrará permanentemente con una frustrante lista de espera (que no obstante, y eso lo reconozco, funciona, porque a mí se me ha llamado).

De momento apenas me he apuntado a visitas, pues la mayor parte de los sitios los conozco, pero sí conseguí entrar en el concierto (por lista de espera), y aunque no fue nada del otro mundo (el programa era absurdamente populista y tópico, y la cantante nada espectacular), sí que fue un maravilloso privilegio poder degustar música en tan espectacular ambiente; y sólo por la excepcionalidad de tal cuestión, ya merece la pena.

En definitiva, un evento que mejor organizado y planificado hubiera sido algo grande y maravilloso… pero como no ha sido así, se ha quedado en algo reducido a unos pocos y sin tener toda la relevancia e importancia que hubiera debido tener. Una pena.

 

Batalla naval de Vallecas

Fue toda una sorpresa descubrir esto, y aún más que se llevaba celebrando desde hace 35 años, y yo sin enterarme. En realidad, lo descubrí por la programación de los “Veranos de la villa” (de los que hablo más arriba), en la que se engloba este año, al igual que dentro de las fiestas del Carmen del barrio dónde se desarrolla… pero el evento me ha parecido que tenía tal entidad propia, que me he negado a meterlo dentro de ninguna otra celebración y he considerado que merecía la pena referenciarlo aparte.

La verdad es que después de haber vivido e investigado mínimamente “La batalla naval de Vallecas”, estoy sorprendido del poco apoyo oficial que ha recibido, y aún más de que no se haya pedido que sea declarado de interés turístico o que no se haya intentado conseguir cualquier tipo de reconocimiento… si hubiese sido en cualquier otra comunidad autónoma, seguro que ya se hubiese hecho.

Y es que a mí me ha parecido todo un evento, algo realmente reseñable y que hay que vivir por lo menos una vez en la vida, llega a resultar realmente espectacular, y me sorprendió muy positivamente como una buena parte del barrio se volcaba en la celebración; lo que no significa en absoluto que sea un evento localista o exclusivamente para la gente de allí, pues se respira un ambiente plenamente abierto en el que no se distingue entre conocidos y desconocidos.

La premisa de la celebración podría resultar un tanto tonta (como tantas otras si lo pensamos) pero acaba resultando divertidísima; así, casi todo el mundo va armado con pistolas de agua, cubos, globos rellenos o cualquier tipo de elemento con el que tirar agua (¡hay gente que va preparadísima, hasta se llevan un depósito y riegan a los demás a la mínima!) y lo hacen sin duda e indiscriminadamente… si la cosa se quedara ahí, podríamos hablar de un divertido pasatiempo sin mucha más cosa, pero es que el tema alcanza la espectacularidad absoluta cuando se va haciendo el pasacalles y se llega a calles como la de Monte perdido, dónde los vecinos empiezan a sacar mangueras y a tirar cubos de agua desde ventanas y terrazas, enloqueciendo a la gente totalmente; lo que culmina en la calle Payaso Fofó dónde incluso hay fuentes y camiones con mangueras, dispuestos al efecto para que el agua corra por todas partes.

Es algo sensacional, si tienes la oportunidad, pararte a mirar desde lejos, desde la distancia, alguna de estas cosas, porque se crean unas imágenes insólitamente bellas (como suelen hacerlo las gotas de agua y este elemento), realmente llamativas y espectaculares. Y digo “si tienes la oportunidad”, porque quizás, el gran problema que tiene esta gran fiesta es que es obligatoriamente participativa, dicho de otro modo, tú no puedes ir sin pensar en mojarte, porque va a suceder seguro, quieras o no quieras, da igual que no lleves nada para atacar, defenderte, o cómo vayas; personalmente a mí no me importaba y a eso iba, pero también entiendo que puede haber gente a la que no le guste y no me parece muy respetuoso hacérselo a alguien que sólo ha venido a ver, o que simplemente pasaba por allí (me acuerdo de un chico que llevaba un móvil en la mano y al que le tiraron un cubo de agua… imagínate como se le quedó el teléfono); quizás este tipo de cosas impedirá a esta celebración crecer, pues no hay la oportunidad de escaparse si no quieres mojarte, y entiendo que pueda causar problemas con mucha gente y situaciones desagradables… tal vez lo mejor sería mejorar la organización  por parte de la Cofradía marinera de Vallecas (que es quién lleva el evento) y hacer que las personas que quieran mojarse lleven algún tipo de distintivo para que el resto permanezca a salvo.

De hecho, la gran pena es que no puedes llevar nada para hacer fotografías, porque cuando te descuides (a menos que el dispositivo sea sumergible), ¡adiós!; pues ya digo que no hay ningún mínimo respeto a nadie; se asume sin más miramientos que cualquiera que ande por las calles de esa zona puede ser empapado; y aunque consigas evitar las pistolitas y demás personas que te puedan venir de frente o por detrás… difícilmente podrás estar mirando siempre hacia arriba, dónde ya hay alguien con un cubo cargado de agua preparado en donde menos te lo esperas (a mí me pasó varias veces en sitios aparentemente “secos”).

Por lo demás me ha parecido una celebración divertidísima, la he disfrutado un montón, y creo que trataré de volver otro año (más preparado eso sí; imaginaba algo de esa manera, pero no tanto… mi recomendación es ir con bañador, chanchas y poco más, así se puede disfrutar al máximo del evento, sin andar pensando en que se te puede mojar tal o cual cosa); porque lo dicho, no es algo barriero, en el que unas cuántas pandillas se tiren agua entre sí o unos amigos a otros, en absoluto, va todo tipo de gente (yo recuerdo ver en el metro muchas personas viniendo de otros sitios de Madrid para participar -se ve quién va rápidamente, porque llevan muchas pistolas de agua-), incluso familias enteras (pues realmente tienen razón en decir que es una fiesta intergeneracional, pues tanto los niños como los adultos se lo pasan genial).

Y lo dicho, no hay ningún tipo de discriminación a la hora de mojar a nadie, de hecho, diría incluso que muchos prefieren más empapar a desconocidos; algo que pasará rápidamente según estés mínimamente seco andando por ciertas calles; si tienes suerte, te dirán “estás muy seco”, que es advertencia previa antes de lanzarte agua (pero probablemente, aunque tengan esa cortesía, no te enteraras muy bien de lo que están diciendo pues te lo dirán en vallekano, que suena más o menos así: “ejta mu zeco tronko” o “qué jeco va ejte tío”), pero la mayor parte de las veces te dispararán directamente con lo que sea, te tirarán cubos de agua, o te darán un buen manguerazo… es inevitable y no hay forma de escapar; lo dicho, si vas, sabes a qué, luego no te quejes.

No quiero dejar de decir, que también suelen darle, lo que en mi opinión es un absurdo, que también la estropea, un sentido político o reivindicativo a la celebración (este año fue en contra del machismo, lo cual podrá ser muy adecuado para otros contextos, pero no para este) con el adecuado lema “mójate por”; lo que considero fuera de lugar, puesto que esta es una celebración plenamente frívola, que de pretender otra cosa, resultaría demasiado irónico… no se puede hablar de gran concienciación social, de preocupación y solidaridad cuando el tren de vida que llevamos en el primer mundo nos permite hacer eventos de este tipo en el que se hace un escandaloso desperdicio y dispendio de algo tan básico y necesario para la vida como es el agua, que en tantos otros lugares del mundo (e incluso la propia España en múltiples ocasiones) escasea, no tienen o deben caminar kilómetros para conseguirla… pretender convertir la batalla naval en un puntal de rebeldía y reivindicación resulta cuanto menos ridículo, por no ponernos más críticos y calificarlo de hipócrita, proselitista, demagógico, además de terriblemente estúpido. Aunque también diré que la gente no se lo toma muy en serio, Cristina del Valle (la cantante de “Amistades peligrosas”) dio el pregón, y esta mujer, que no desperdicia una oportunidad para ponerse panfletaria, y dar discursos en plan Eva Perón, apenas conseguía retener la atención de la gente, que no paraba de dispararle agua… suerte que no hubo un cortocircuito con el micrófono y acabó la cosa mal.

Por otra parte, la celebración no se queda sólo en mojarse, el ambiente está muy animado y cuidado, pues dos grandes, coloridas y espectaculares carrozas (de un barco y una ballena), animan el recorrido; además de (al menos en la edición de 2016) tres bandas, dos de ellas batucadas (aunque a mí me pareció un milagro que los instrumentos consiguiesen llegar al final del pasacalles).

Sin mencionar que el barrio se transforma para reivindicar el mar (el viejo trauma o complejo de no tener mar en Madrid que todos conocemos; ya ves, que la gran fiesta del barrio sea precisamente la Virgen del Carmen, la marinera por excelencia, en un lugar tan en el interior… no deja de resultar irónico y divertido); así, Vallecas se convierte en “puerto de mar”, la cofrafía que lo lleva todo es “marinera”, y alguna de las calles se renombra como “paseo marítimo”… de modo que todo el lugar sigue ese juego durante unas horas, haciendo la experiencia aún más emocionante y graciosa.

En definitiva, ¡un fiestón!, algo único, espléndido y sensacional que hay que venir a ver una vez en la vida porque es maravilloso, y a mí no me parece que le tenga nada que envidiar a muchas fiestas consideradas de interés turístico. Concluyendo, sin duda, el evento imprescindible de julio en Madrid, ¡viva la naumaquia, la Batalla naval de Vallecas!.

 

Verbena de san Cayetano, san Lorenzo y la Virgen de la Paloma

Reconozco que no le iba a prestar demasiada atención este año y que iba a acudir más por figurar algún día que otra cosa… pero nuevamente el escándalo vuelve a rodear estas fiestas con un ayuntamiento decidido a toda costa a hacer las cosas de forma diferente a lo anterior… ¿fracasaran?, no sería la primera vez; ¿les quitarán el poder a las mafias castizas… (perdón, las asociaciones castizas quería decir)?, ¡eso sí que lo dudo mucho!, ¡ni el padrino podría con ellas! (de momento, fíjate tú que casualidad, ha ganado el concurso del cartel anunciador de las fiestas el mismo de todos los años… ¡pero qué coincidencia!, ¿no?)… aunque teniendo en cuenta que en la comisión de fiestas hay de todo y más (se habla de okupas proetarras, personas que estuvieron en la cárcel, asociaciones del cannabis… etc), parece que va a ser todo un sarao.

En fin, trataré de confirmar o desmentir, pero hay algo que tengo claro, seguro que las fiestas populares de este año no nos dejan indiferentes, para bien… o para mal.

Post scriptum 4-8-2016: como de costumbre, la programación no está disponible impresa, y para buscarla en internet necesitas Dios y ayuda.

Por supuesto, las bases del concurso de los personajes castizos no aparecen por ninguna parte.

Lo habitual de la nueva gestión del ayuntamiento, caos y desorganización… aunque a veces las cosas les salen bien a pesar de ello; a ver si hay suerte, y este es uno de esos casos.

Post scriptum 6-8-2016: entre que cada vez me da más pereza ir a las fiestas, y lo poco que ofrecen… uff, este año figuraré unas pocas veces, más de forma simbólica que de otra forma.

En primer lugar hay que quejarse sin parar de lo mal gestionado que está el turismo en la capital (no vamos a entrar en ello a fondo, eso daría para un artículo completo); pero es suficiente con decir que en la oficina de turismo son incapaces de darte un programa de las fiestas, aseguran que no les van a mandar más, y que se les ha agotado… ¿cómo, si acaban de empezar?.

Si tienes una suerte inmensa y consigues hacerte con un programa impreso de purísima casualidad (como ha sido mi caso), descubrirás que es espantoso: impreso en unas hojas como de periódico en una edición nulamente cuidada y que parece maquetada por un aficionado (las fotos más de amateur no pueden ser)… y la estética importaría poco si no fuera por el contenido, en el que descubres que tanto ha delegado el ayuntamiento en las instituciones privadas (bueno, más que delegar los ha coaccionado: o organizáis cosas o no podéis sacar la barra a la calle… más de un hostelero ya ha salido quejándose en el canal autonómico, y preguntándose porque no es el ayuntamiento, que es a quién correspondería, quien organiza cosas), que él apenas ha hecho nada… en consecuencia, más caos, desorganización, y actividades falsas que no se llegan a hacer… eso cuando no son las habituales que los bares ya tenían pensado hacer en su interior, y que en realidad sólo es un truco para atraerte y que consumas. En definitiva, un desastre.

Por lo demás, lo peor de estas fiestas es que, cuando miras la programación, te das cuenta de que han perdido muchísimo, porque han desaparecido cosas buenas, y se mantienen las mismas de todos los años, de modo que apenas hay novedades (quizás la incorporación del Campo de la Cebada a las fiestas, con alguna que otra cosa curiosa es la mayor primicia); así que es inevitable perder el interés… sin mencionar que tampoco habrá grandes actuaciones este año.

Todo ello sin mencionar esa absurda obsesión con politizarlo todo, y convertir cada ocasión en una propaganda barata… si yo estoy muy de acuerdo con evitar todo tipo de violencias, ¡pero por favor!, ¡a cada sitio le corresponde una cosa, y una fiesta no es lugar para reivindicaciones!, pero es que hay gente que si no lo tiñe todo de su color, y si no obliga a todos a comulgar con sus ruedas de molino no le va bien.

Aún habrá que esperar a que terminen las fiestas para llegar a una conclusión definitiva y constatada, pero mucho me temo que ya puedo adelantar un fracaso de las fiestas de este año, motivado por varios factores, entre ellos, el deseo de cambio obsesivo, y a la vez, la falta de talento para ello; definitivamente todo se ha enfocado mal, y sólo mal puede acabar.

Post scriptum 11-8-2016: terminadas las fiestas de san Lorenzo, poco más se puede añadir, salvo confirmar todo lo dicho: el programa es casi imposible de conseguir salvo si vas a las barras de los bares; todo lo programado empieza tarde, mal o directamente no empieza; y las novedades en el sentido positivo del término brillan por su ausencia… por supuesto, existe alguna excepción a la regla, pero sólo sirve para confirmarla. Probablemente volveré al final de las fiestas para terminar de comentarlas, pero seguramente sólo diré más de lo mismo.

Post scriptum 16-8-2016: quizás, lo que más se deba resaltar en contraposición con san Isidro, es que se han recuperado las fiestas hasta la madrugada, lo cual es de agradecer, porque en las anteriores celebraciones nos mandaban a la cama (o a cualquier garito abierto) a toda velocidad.

Sin embargo, a la hora de la verdad, las fiestas de la Paloma de este año (y san Cayetano y san Lorenzo); han sido más de lo mismo y peor organizado. Al final, hasta el campo de la cebada, gran novedad por excelencia, dejó que desear.

¿Salió mal entonces la celebración?, bueno, digamos que no fue un absoluto fracaso, pero tampoco un éxito, fue algo muy regular y muy mejorable; no ha habido auténticas novedades y estuvo bastante mal organizado (lo que no es novedad por otra parte). En definitiva, ¿podría haber sido mejor?, desde luego que sí, pero al menos no fue un desastre completo como efectivamente los ha habido anteriormente.

Como curiosidad final, comentar que, por muy gracioso que resulte, al final de las fiestas, ya se veía el programa por todas partes en grandes packs atados, sobrando por doquier… el problema es que ya no le hacía falta a nadie, y habían perdido su sentido, con lo que se desvelaban como algo inútil y un gasto absurdo, porque, ¿para qué repartes el programa de unas fiestas que se están acabando?, eso sí que fue un desastre.

 

cartel-BN2015

Esta entrada fue publicada en Turismo. Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a La temporada de eventos de primavera-verano de 2016 en Madrid

  1. Pingback: La temporada de exposiciones de primavera-verano de 2016 en Madrid | Universo de A

  2. Pingback: ¡Renovación y lavado de cara total en las fotografías turísticas!… y por supuesto, múltiples añadidos | Universo de A

  3. Pingback: Críticas exprés: Monsieur Chocolat / La noche que mi madre mató a mi padre | Universo de A

  4. Pingback: Críticas exprés: Sofía / Alma y cuerpo / Galletas / FlamencoMadrid 2016 / Lorenzaccio | Universo de A

  5. Pingback: La temporada de eventos de otoño-invierno de 2016-2017 en Madrid | Universo de A

  6. Pingback: La temporada de eventos de primavera-verano de 2017 en Madrid | Universo de A

  7. Pingback: ¡Siempre descubriendo cosas nuevas! | Universo de A

¡Deja un comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s