Del revés (Inside out)

Fascinante experimento psico-cinematográfico

Sinopsis y ficha técnica

Crecer puede ser un camino lleno de baches y Riley no es una excepción. Se ve obligada a dejar atrás su vida en el Medio Oeste americano porque su padre encuentra un nuevo trabajo en San Francisco. Como todos nosotros, Riley se deja guiar por sus emociones: Alegría (Amy Poehler), Miedo (Bill Hader), Ira (Lewis Black), Enfado (Mindy Kaling) y Tristeza (Phyllis Smith).

Las emociones viven en el Cuartel General, el centro de control de la mente de Riley, desde donde la ayudan a superar los problemas de la vida cotidiana. Mientras Riley y sus emociones se esfuerzan para adaptarse a una nueva vida en San Francisco, la confusión se apodera del Cuartel General. Aunque Alegría, la emoción más importante de Riley, intenta mantener una actitud positiva, el conflicto de emociones surge al tener que hacer frente a una nueva ciudad, una nueva casa y una nueva escuela.

Nacionalidad Género Duración
Estados Unidos Animación, Comedia, Familiar, 3D 1h y 34 min

Del director Pete Docter
Con Amy Poehler, Mindy Kaling, Bill Hader, Phyllis Smith
Título original película “Inside Out”, duración 94 minutos
Fecha estreno 17 julio 2015

Comentario previo

Por lo general, como siempre he dicho, Pixar nunca me ha terminado de llegar ni de convencer, aunque siempre he reconocido la gran calidad de una buena parte de sus filmes.

Durante mucho tiempo no fui capaz de entender el porqué de que se calificase a John Lasseter (fundador de Pixar, y tras el éxito arrasador de este estudio, desde hace tiempo, de los grandes mandos de la compañía Disney) como el nuevo Walt Disney, pero con el tiempo, comienzo a comprenderlo mejor, aunque no necesariamente a aceptarlo del todo, (y de hecho, es posible que Lasseter no quede sepultado, como tantos otros artistas, debajo de la siempre larga sombra de Disney, que aún muerto, y aún cuando muchos niños no saben ni quien fue, o serían capaces reconocer una foto suya, sigue siendo la identificación de ciertas cosas y la representación de un importante patrimonio histórico-artístico, aunque no a todos guste… aunque eso ya es otro tema), pero si veo varios puntos en común, como esa capacidad de descubrir historias fuera de lo común y extraordinarias, de potenciar talentos y, por supuesto, de jugar con las emociones (quizás en el caso de Pixar de un modo más evidente, pues el sentimentalismo excesivo de sus películas a veces ya resulta de manual).

Con todo esto quiero decir que Pixar podrá gustar más o menos, tal vez muchos no lo queramos igualar o comparar con los años dorados de Disney, pero desde luego, su calidad y originalidad es incuestionable.

Un buen ejemplo es esta película de la que voy a hacer la crítica, que en principio debería de tener una crítica express, puesto que tiene los suficientes defectos como para no considerarla una gran obra; sin embargo, su originalidad y lo arriesgada que es, resulta incuestionable… normalmente, eso la llevaría a ser un experimento fracasado o un “quiero y no puedo” con pretensiones; pero la película sale bastante bien parada, sin llegar a ser una obra maestra, pero sorprende… podría haber sido un fiasco completo, pero no; y eso sólo lo pueden conseguir unos pocos. Por eso se merece una crítica completa. Y por eso Pixar, suele sorprenderme.

Es más, no pensaba ir a ver este filme, el tráiler me parecía espantoso, y de una historia liosa (aunque suele pasarme con la compañía de Lasseter, nunca me atraen sus anuncios, casi nunca voy a verlas, pero luego me surge la oportunidad de visionarlas, y me sorprendo de su calidad)… pero cuando empecé a ver las críticas, tanto profesionales como de aficionados, en la que la calificaban mayoritariamente de obra maestra, y todos cantaban su gran calidad… pues ya no pude resistirme, aunque sólo fuera para ver como salían adelante en un experimento tan complejo como ese (sólo hay que ver el tráiler); y este es el resultado…

Crítica

Está claro que en Pixar no les asustan los retos; me resulta inimaginable la idea de uno o varios creativos y fantasiosos guionistas explicándole a un trajeado y frío ejecutivo la idea de esta película, y que “don dinero” no frunza el ceño y lo vea imposible, o peor, invendible.

Y es que la idea es originalísima, y no sólo eso, incluso didáctica (y probablemente basada en hechos muy reales, todo suena demasiado sincero -uno de los requisitos para toda obra maestra, por cierto-, y visto con perspectiva, no creo que sea la única película del estudio directamente basada en los gustos o vivencias de sus integrantes), es toda una lección emocional, una película casi digna de ser proyectada en clases de psicología… totalmente fascinante el como llevan la evolución de las emociones, y como estás se alternan o las razones de esto… casi parece como si fuera un manual de psicología entretenido; absolutamente increíble el que hayan cogido un tema tan desmesuradamente complejo y que lo hayan plasmado de una forma tan simple (lo que también lleva a la película a pecar de simplista, pero eso resultaba casi inevitable, es una película de entretenimiento, no un documental o una lección magistral).

Así, se reducen las emociones humanas a cinco (en mi opinión, no las más representativas, ni necesariamente las que más afectan a un niño, pero eso ya es otro tema), y a partir de ahí se va desarrollando todo con una sorprendente maestría (un buen ejemplo de eso -que se ve mínimamente y muy ligeramente, pero que también hubiera sido interesante aunque difícil de desarrollar-, es la sabiduría al elegir las emociones preponderantes según el género y la edad: así, mientras la “presidencia” de la niña, la emoción que manda, es la alegría; en cambio, en la madre es la tristeza y en el padre la ira, lo cual no deja de ser fascinante desde múltiples puntos de vista).

La historia y el guión se encuentran con el gran problema de cohesionar dos mundos: el interior de la persona y el exterior, algo que hacen perfectamente (está muy bien explicado el tema de la gestión emocional), y que combinan a las mil maravillas.

Sin duda se pueden decir defectos: como que no faltan ciertas incoherencias en los personajes (¿cómo es posible que la alegría llegue a estar triste?, ¿o porqué su brillo es azul cuando ese es el color elegido para la tristeza?); que no queda muy clara la moraleja final (¿la tristeza no es mala y nos ayuda a sentirnos mejor y a superar las cosas?, ¿o que no todo es dulce o amargo sino que también está lo agridulce?); que el filme es demasiado sesudo y complejo (pero también es cierto que no vi a un sólo niño aburrirse o montar escándalo durante la proyección); el estilo más bien forzado y buscadamente sensiblero de Pixar que ya se empieza a notar demasiado; una línea de guión de manual que ya se comienza a atisbar demasiado bien y que por tanto está dejando de funcionar… etc; pero lo cierto es que al final la película complace, y se tiene la sensación de haber visto algo único y extraordinario, emoción que no siempre se siente, y ya sólo por eso, hay que recomendarla, porque es una película para comentar, para hablar, que dice algo más, que aporta….

Tenemos muchos ejemplos anteriores de esta compañía, especialmente de películas que tal vez la primera imagen que tuviéramos no fuese necesariamente buena (los trailers), y al final nos sorprendieron, o que directamente nos rendimos a ellas. Es más, probablemente, el proyecto anterior de esta compañía más arriesgado fue “Wall-E” (¡por Dios, una película de animación muda, protagonizada por robots, y con un hilo argumental aparentemente muy ligero!), y esta perfectamente podría igualarla en méritos (aunque la pregunta que no me dejo de hacer es si no serán películas de un sólo visionado debido a su gran complejidad).

En definitiva, nos encontramos con un guión que consigue lo aparentemente imposible, que es capaz de superar todas las dificultades habidas y por imaginar, todos los baches, y que, aunque tiene ciertos tropiezos (quizás debido, entre otras cosas, a tener que adaptar el filme a todos los públicos); no deja de sorprendernos para bien a todos los niveles: narrativo, argumental, reflexivo, psicológico… etc; ¿qué tiene algunos “tópicos Pixar”?, sí, pero eso se convierte en lo de menos, al menos en este caso.

Todo esto cobra vida gracias a una dirección ágil que no permite que una historia que, debido a su intrínseca complejidad, podría ser insoportable, decaiga en ningún momento o aburra; otro de los mayores halagos para un filme de este tipo, y gran mérito (lo dicho: no recuerdo ni un sólo niño montando escándalo, protestando al final de la película o diciendo lo poco que le había gustado… supongo que los personajes les enamoraron -otro truco muy de Walt, por otra parte: seducir con simpáticos y carismáticos personajes a los niños; y a los adultos con las historias y un fondo complejo-).

Por lo demás, la animación es la adecuada, esa a la que nos tiene acostumbrados la compañía. No me terminó de seducir el diseño de personajes en general (como curiosidad, decir que no me parece casualidad que el personaje de Alegría se parezca tanto a Campanilla), y no creo que la paleta de colores siempre fuera la mejor escogida para todo; también creo que el mundo humano y el de las emociones debería de haber estado mejor diferenciado utilizando un mayor realismo en el caso de los primeros (pero todos sabemos que la animación por ordenador tiene sus límites)… sin embargo, y a pesar de lo antes dicho, sí que se consigue crear, un mundo estético y agradable donde pasar el tiempo.

En lo que respecta al doblaje, es apropiado, cumple su función.

Valoración final: no diría que es una obra maestra, no es perfecta; pero hay que verla. Es desmesuradamente original, dice algo, fascina, se puede comentar y analizar de múltiples maneras, y está claro que es algo único y extraordinario. En definitiva, puede que os provoque muchas emociones, pero la indiferencia, seguro que no será una de ellas.

Foto Inside Out (Divertida-mente) 7Foto Inside Out (Divertida-mente) 6Foto Inside Out (Divertida-mente) 5Foto Inside Out (Divertida-mente) 4Foto Inside Out (Divertida-mente)Foto Inside Out (Divertida-mente) 2Cartel Inside Out (Divertida-mente) 4Foto arte conceptual Inside Out (Divertida-mente)

Esta entrada fue publicada en Películas. Guarda el enlace permanente.

¡Deja un comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s