Walking on sunshine

El triunfo del musical

Sinopsis y ficha técnica

Título originalWalking on SunshineAño2014Duración93 min.País Reino UnidoDirectorMax Giwa, Dania PasquiniGuiónJoshua St JohnstonMúsicaAnne DudleyFotografíaPhilipp BlaubachRepartoGreg Wise, Joelle Koissi, Leona Lewis, Annabel Scholey, Adrian Palmer, Hannah Arterton, Shane Salter, Val Monk, Terry Noble, Susan Fordham, Katy BrandProductoraVertigo Films / IM GlobalGéneroMusical. Romance

Sinopsis: Maddie está decidida a organizar su boda con Raf, su prometido e invita a su hermana Taylor sin saber que ambos tuvieron una relación amorosa tiempo atrás.

……………………………………………

Comentario previo

¡Qué magnífico año estamos teniendo, qué espléndida cosecha de musicales nos está llegando!. Ciertamente, como yo ya preveía, se está produciendo el total renacimiento del género musical, ¡y triunfalmente!.

Y es que nunca habíamos visto tantos estrenos musicales en menos tiempo, ¡y qué continue así!

Sin embargo, a mí suele desagradarme profundamente ese subgénero del musical que es el “jukebox” o “de recopilación”, es decir, aquel realizado con canciones ya existentes que son incrustadas en una trama elaborada al efecto. La razón de que no me gusten, como ya expliqué múltiples veces, es simple, me cuesta considerarlos buenos musicales porque la música no llega a estar al servicio de la historia, creando historias simplistas y cuyas incorporaciones melódicas no aportan nada, salvo que los fans de estas puedan disfrutarlas en el cine; y muy raras excepciones se salvan de la quema (quizás, por ejemplo, “Moulin Rouge”).

Por ello, me alegraba cuando los musicales de verdad triunfaban en taquilla, y los de recopilación obtenían cifras más bajas (aunque esta situación era un tanto inestable, pues tanto nos encontrábamos con éxitos como “Mamma mía!” o trompazos como “Rock of ages”).

Sin embargo esta película me ha hecho tener esperanzas en este subgénero, tema que abordaré en la crítica.

Aunque tal vez, lo mucho que me gustó también se debió a mis bajas espectativas; no era para menos, musical de recopilación, y encima, con pésimas críticas… pero esta es una de esas escasas ocasiones en las que no coincido con estas, y no dejaré de proclamar lo magnífica y muy recomendable que es esta película; pero eso ya lo hago en la…

 

Crítica

No voy a engañar a nadie, la película no es ninguna obra maestra, pero tampoco tiene la pretensión de serlo. Es más, no le faltan múltiples fallos, pero estos son absolutamente incapaces de eclipsar sus muchas virtudes.

Y la principal de ellas, es que esta es una película extremadamente alegre, rezuma ganas de vivir y optimismo; es más, me cuesta encontrar un momento realmente triste o amargo, y los que hay, es tan predecible su resolución, que acaban por no resultarlo, y por tanto los vivimos con diversión. Así pues, es una película increíblemente animosa.

No ha faltado quien ha calificado este filme como una versión pobre de “Mamma mía!”, con la que hay algunos parecidos, pero francamente, yo opino que esta está mucho mejor en su conjunto como musical de recopilación; muy especialmente, si tenemos en cuenta que esta producción británica no tuvo todos los omnipotentes recursos de la norteamericana.

La historia, siguiendo el estilo del musical de recopilación, es simple y bastante predecible (excepto por un final un tanto incoherente y no del todo bien resuelto), nada que no hayamos visto, una comedia de enredos y equívocos de toda la vida… ¡pero es tan divertida!.

El guión no usa, de todos modos, frases tópicas, es bastante inteligente y sabe conducir una historia tan predecible por buen puerto sin que resulte aburrida, creando todo tipo de situaciones cómicas (a las que quizás se les podría haber sacado más partido, pero tampoco están mal).

Sin embargo, se puede resaltar como defecto que crea demasiados personajes, y no es capaz de definirlos todos como debería (caso de casi todos, excepto los tres protagonistas), ni de abordar con sabiduría sus distintas historias que quedan muy desconpensadas, pendientes de un hilo, y obligando al espectador a resolver demasiadas cuestiones por si mismo.

La dirección, es hábil manteniendo la rápidez necesaria para una comedia de este tipo, con gran dinamismo. Ahora bien, no le faltan defectos, pues claramente no está muy documentada acerca de como dirigir un musical, y a veces se atisban los hilos del titiritero. Aunque muchos más defectos se le pueden sacar a una dirección de actores bastante ineficaz, que es incapaz de controlarlos y evitar que se pasen de rosca en demasiadas ocasiones, especialmente la protagonista.

Quizás, porque la producción es británica y no tiene toda la potencia que le hubiese dado EEUU, se nota una gran falta de presupuesto y de pericia en lo técnico; es más, se llega a ver cierta pobreza.

A ese nivel, lo peor es, de lejos, la fotografía, que a pesar de su estilo colorista que mantiene esa idea de “joie de vivre” que es el leit motiv de toda la película, lo cierto es que resulta insoportablemente televisiva, y enseña muchos de los defectos del resto del apartado técnico, provocando que este resulte menos lujoso y agradable de lo que podría haber sido.

Gran trabajo se ha hecho en la dirección artística, tanto con las localizaciones, decorados, vestuario y peluquería; todo ello simplemente maravilloso.

Y ahora, especialmente siendo un musical, no podemos dejar de hablar de la magnífica selección musical, que procede integramente de los éxitos de la década de los 80; la mayoría de las canciones que suenan, son extremadamente conocidas, tanto para los fans como para los que no, habría que haber estado fuera de este mundo durante toda esa etapa histórica para no reconocer una buena parte de ellas (y ni aún así, pues siguen reapareciendo en todo tipo de medios una y otra vez).

Como ya he dicho, normalmente siento auténtica repusión por este tipo de musicales, ya que meten con calzador unas melodías en un argumento que hace aguas por todos los lados puesto que hay que adaptarlo a unas canciones que no han sido diseñadas para contar una historia, es decir, para ser un musical.

Pero “Walking on sunshine” es un magnífico ejemplo, el prototipo por excelencia a seguir, de como hacer un buen musical de recopilación; ¿razones?, me cuesta encontrar una sola canción que no encajara a la perfección en el argumento (quizás, como máximo la última, pero en el tercer acto uno ya no está pendiente de esas cosas si todo ha salido bien, pues ya está atrapado por la emoción y no por la racionalidad), que tuviera un sólo verso que no cuadrara a la perfección con la historia o definición de los personajes… etc. En definitiva, la integración de la música es absolutamente perfecta, y ayuda a contar, profundizar y definir toda la narración; vamos, que con todos los honores se puede decir que este filme es un musical en toda regla y con todo derecho.

Quizás, como máximo, se le puede poner como defecto que el haber ubicado la historia hoy en día, en vez de en los 80, pues suena un tanto anacrónico y canta un poco para una narración contemporánea, pues el estilo electrónico de esa década es demasiado reconocible e identificable para el hoy en día.

Por otro lado, una más bien poco afortunada orquestación de las canciones no ha ayudado a que estas brillen como deberían; ya fuera superando esos rasgos ochenteros o al menos sacándoles todo su partido a las melodías.

Las coreografías de danza, por su parte, son auténticamente espectaculares, quizás demasiado, aunque que eso se note se debe a la escasa sabiduría del director a la hora de rodar los números musicales. En todo caso, son muy lujosas, están muy diseñadas, y recuerdan a las mejores y más doradas épocas del género musical, además de ser el perfecto reflejo de esa alegría de vivir que transmite toda la película.

En lo que respecta a la dirección de casting, lo primero, decir que sorprende el que no haya ninguna estrella o nadie conocido (exceptuando Leona Lewis, y esta más bien en su país); para hacer semejante apuesta, hay que tener unas bazas muy buenas… y mucho me temo que no termina de ser el caso.

Sin embargo, está claro que la dirección de casting ha optado por coger sosias de rostros conocidos, ¿o acaso son coincidencia sus jóvenes parecidos con estrellas como Catherine Zeta-Jones; Philip Seymur Hoffman o Jack Black; Kathy Bates; sin mencionar los estereotipos de italianos guapísimos?.

Sea como sea, la elección de estos actores no parece la más acertada, ninguno de ellos tiene una voz deslumbrante (aceptable tal vez, pero que impresione ninguno) e incluso alguno de ellos su tesitura no termina de funcionar en alguna canción. Sin mencionar que la sobreactuación está a la orden del día, con un director que parece ignorar que un exceso de exageración no hace las situaciones más cómicas, sino más esperpénticas; y con unos actores libres como caballos salvajes desbocados por el bosque, pues podéis imaginaros el resultado; les pasa a los grandes y más veteranos intérpretes, no digamos a estos.

Sin embargo, no se puede decir que no cumplan su función, pues a pesar de que sus actuaciones no sean perfectas, lo cierto es que sí consiguen darles verosimilitud y credibilidad a sus personajes, sí consiguen adentrarnos en la historia y preocuparnos por sus personajes, y ello ya es un mérito, con lo que se puede decir, con toda justicia, que cumplen con su trabajo.

¡Sea como sea, lo cierto es que yo ya he conseguido la banda sonora y no escucho otra cosa, recordando los mejores momentos del filme!.

 

Valoración final: pura alegría digitalizada, optimista, maravillosa, divertida; y por si fuera poco, el ejemplo a seguir en lo que respecta a musicales de recopilación, si los que se van a hacer son como este, tienen todas mis bendiciones (y es algo que hasta ahora nunca he dicho). No hay excusas, es el imprescindible de la cartelera.

Esta entrada fue publicada en Películas. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Walking on sunshine

  1. plared dijo:

    Divertida y evocadora. Crea empatia con los personajes y te traslada a otros tiempos sin casi quererlo. Virtud sin duda de una música muy bien escogida. No aspira a nada mas, pero a lo que lo hace, lo consigue con una nota brillante. Cuidate

  2. Umm, últimamente estabas desaparecido, ¿o ha sido impresión mía?.
    Me alegro de que coincidamos tan bien; una pregunta, ¿fuiste a ver la película antes o después de leer mi crítica?, es por saber que utilidad te tuvo o si te animó a verla (pues la verdad, no ha sido muy promocionada, creo yo)….

¡Deja un comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s