Crítica express: Orígenes

Orígenes : Cartel

-Orígenes: si casi siempre coincido con la mayor parte de la opinión de la crítica cinematográfica, no sé porque luego hago siempre lo que me da la gana. Y encima con el poco tiempo que tengo últimamente, como para dedicarme a arriesgar. Bueno, dejo las recriminaciones a mí mismo para otra ocasión y me centro.

La verdad es que la crítica estaba dividida, pero en algo se podía atisbar que iban coincidiendo todos: el filme tenía más pretensiones que profundidad (un crítico la calificó de “espiritualismo de garrafón”,  en una expresión indudablemente brusca y quizás excesiva, pero no por ello menos falta de cierta razón).

Y es verdad, para que nos vamos a engañar; intenta hacer una reflexión sobre el tema religión y ciencia, sobre lo visible y lo invisible, acerca de lo demostrable y lo que no lo es, lo que existe y lo que no, lo que va más allá de nuestra comprensión… todos ellos temas interesantísimos para la gran mayoría; pero el filme fracasa totalmente y se queda a medias en todo.

Indudablemente la película se toma en serio e incluso se podría decir que busca ser una obra de referencia (y a mi no me extrañaría nada que estuviera entre los objetivos del director crear una obra maestra), y cumple algunas de sus características: trata de mantener una apropiada neutralidad, mentalidad abierta y evita la parcialidad; utiliza temas universales que sean reconocibles para todo el mundo; trata temas complejos de forma suficientemente accesible… pero no hay emoción, lo cierto es que la película es fría, y ello se debe muy en parte a que es poco profunda, superficial en todos sus aspectos e incluso con una verosimilitud extremadamente floja.

La historia no está del todo bien construída, por lo que el guión no está bien desarrollado y los personajes son muy insustanciales (la verdad es que no llegamos a conocerlos). Y nadie del reparto técnico (el director, que también fue el guionista, logra disimularlo durante una buena parte de la película haciendo que esta sea entretenida, pero el problema es que, tras pretender ser un producto trascendente, que te des cuenta de que sales tal cual has entrado… casi te cabrea) o artístico es capaz de salvar tan grave situación.

Como curiosidad, comentar para quien no lo sepa, que Michael Pitt, el protagonista, no es el hermano feo de Brad Pitt ni tiene nada que ver con él.

 

Esta entrada fue publicada en Películas. Guarda el enlace permanente.

¡Deja un comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s