El tour de los Muppets

“¡tararará, es una secuela!”, ¡Los Teleñecos (Muppets) vuelven -y vienen a Madrid- mejor que nunca!

……………………………………

Saga del 2000 de los Muppets o Teleñecos

-Los Muppets (o Teleñecos)

-El tour de los Muppets

……………………………………

Sinopsis y ficha técnica

Título originalMuppets Most Wanted (The Muppets… Again!)Año2014Duración112 min.País Estados UnidosDirectorJames BobinGuiónJames Bobin, Nicholas StollerMúsicaChristophe BeckFotografíaDon BurgessRepartoThe Muppets, Ricky Gervais, Ty Burrell, Tina Fey, Tom Hiddleston, Christoph Waltz, Ray Liotta, Salma Hayek, Frank Langella, Jemaine Clement, Til Schweiger, Peter Serafinowicz, Danny Trejo, Debby Ryan, Chloë Grace MoretzProductoraWalt Disney Pictures / Mandeville FilmsGéneroMusical. Comedia | Marionetas. Cine familiar. SecuelaWeb Oficialhttp://muppets.disney.com/muppets-most-wantedSinopsisLa pandilla de los Muppets se va de gira por todo el mundo, llenando las mejores salas de las capitales europeas como Berlín, Madrid o Londres. Pero no se libran del caos ni siquiera en el extranjero, pues se ven involuntariamente atrapados en una intriga internacional que encabezan Constantine, el mayor delincuente del mundo y la viva imagen de la Rana René, y Dominic, su vil compinche.

……………………………………………

Comentario previo

¡Vuelven los Teleñecos! (o Muppets, nunca aceptaré del todo el nombre original que ahora les han puesto para estas películas, ¡con lo bonito y gracioso que es lo de “los Teleñecos”!), y aunque, como bien dicen en la película, esta es su séptima película, desde su recuperación e inmenso éxito hace unos años con su triunfal vuelta (siempre lo decimos aquí en Universo de A, los clásicos siempre serán clásicos y nunca mueren) que tan alabada fue por este blog en su momento, ya se oía hablar de una nueva película… ¡y por fin hay llegado a nosotros!.

Pero entonces empecé a ver críticas malas, displicentes o simplemente indiferentes; y el descubrir que nadie del reparto artístico original parecía mantenerse no ayudaba, muy especialmente la bella y talentosa Amy Adams (lo que te da rápidamente la impresión de que el guión era tan malo que todo lo que les pagaban por la secuela no era suficiente); sin embargo, el que se mantuviera buena parte del reparto técnico era tranquilizador… una vez más, todo muy contradictorio; por lo que volví a temblar (otro caso incomprensible de persecución y caza con malas críticas también se ha dado recientemente con otra película en la que, como esta, también recaían altas expectativas), pero decidí confiar, al igual que lo había hecho la primera vez, pues no me habían defraudado, y lo que no podía ni imaginar… ¡es que me iba a gustar mucho más que la primera!, pero todas esas explicaciones ya quedan para la crítica.

Para finalizar, comentar que también merece la pena verla porque los Teleñecos incluyen en el filme en su tour mundial a nuestro Madrid, ¡sí, habéis oído bien, los Muppets vienen a Madrid! (de hecho, concretamente, a actuar al teatro Álcazar de la calle de Álcalá).

En realidad, siendo rigurosos, el tour es europeo (pero debemos de sentirnos halagados por ser considerados “el mundo” en su totalidad, o formar parte del imaginario hollywoodense de lo que es el mundo, pues nos transmite la imagen que tienen de nosotros), y sólo de tres ciudades: Berlín, Madrid y Dublín; pero bueno, debemos sentirnos agasajados por ser una de las ciudades elegidas para este tipo de cosa… rara vez pasa, todo lo hay que decir, que Madrid sea localización hollywoodense… la verdad es que no deja de llamar la atención la elección de las ciudades y uno se pregunta por qué (tal vez estemos de moda en EEUU; en cualquier caso, no quedamos nada mal), de las ciudades típicas europeas para estas cuestiones sólo sale Londres… ni siquiera París se contempla en el recorrido, es más, los franceses no quedan precisamente bien con su tonto y vago representante de la Interpol, toda una parodia y crítica a esta institución y ese país (y quizás al estilo de vida europeo, pero no sé si habrá algo de envidia por el medio…).

Así, aunque Madrid sólo aparece como tal en tomas de segunda unidad, y la reproducción de este no siempre es correcta, y por supuesto muy tópica (pero eso no creo que sea razón para sentirse insultado, siempre necesitamos cosas que nos definan, quien quiera profundizar ya profundizará -de hecho, uno de los problemas turísticos que tiene Madrid es precisamente que no ha terminado de encontrar un emblema, un monumento absolutamente icónico que promocionar y hacer conocido como sí lo ha hecho París con la torre Eiffel, Nueva York con la estatua de la libertad o Londres con el Big Ben; cierto que lo ha intentado tanto con la Cibeles como con la Puerta de Alcalá, pero nunca ha terminado de cuajar-), no quedamos nada mal y se ven algunos de nuestros más hermosos monumentos.

Crítica

Esta es una secuela, y los teleñecos no están por la labor de ocultarlo, de hecho, es la temática de la primera canción, que ya desde el momento establece el tono de humor y de parodia absoluta de la película; así, si en la película anterior lo que destacaba eran principalmente los números musicales, en esta (sin que estos dejen de ser importantes y tengan su encanto) lo que prima es el humor, el juego de la diversión por encima de todo.

Así, la historia, como en toda buena secuela, carece totalmente de originalidad y en ciertos aspectos es predecible, ¿¡pero quién ve una comedia por el argumento!?; y es que aquí lo que importa ante todo es el guión, un guión que es unos continuos fuegos artificiales de ocurrencias, de un sentido del humor en el que el juego permanente, el ingenio y el humor de todo tipo (siempre en un tono blanco y respetable propio de estas marionetas y para un público familiar -aunque con ciertos guiños adultos-, claro está) es algo permanente y descacharrante, así, la película se convierte en una montaña rusa de carcajadas imparable en la que cada juego de palabras es más divertido que el anterior, ciertamente hay cosas muy tontas e incluso gags muy vistos… ¡pero precisamente por eso nos hacen reír tanto!; y en cualquier caso, la parodia, la autoparodia y la reformulación de todo por parte de los teleñecos hace que adoptemos un “punto de vista muppet” que nos resultará de lo más cómico. En definitiva el guión, si bien no es muy ocurrente en su historia, sí lo es en todos sus chistes y gags, en lo que es muy bueno, lo que ya es un muy buen punto de partida; y he de decir, entrando en lo personal, que no muchas veces me he reído tanto y tan seguido en una película.

El director, es el mismo que en la anterior, que esta vez también se mete en el guión (con el mismo guionista de la anterior película, aunque ya todo sin el actor Siegel por el medio), y en ambas labores esta genial, la película vibra y tiene ritmo.

Sin embargo, no se entiende el que, o no quisiera viajar, o el porque deja absolutamente todas las localizaciones a una segunda unidad (exceptuando Londres al final), una pena, hubiera sido divertido ver más a los Teleñecos paseando por Madrid.

La fotografía es aceptable pero nada del otro mundo, al igual que el resto del apartado técnico en el que poco se puede destacar, pues la verdad es que no hay gran esfuerzo en reproducir muchas localizaciones (su versión del Museo del Prado, nos deja mejor que la localización original, es más bonita, la verdad); en cualquier caso, simplemente cumplen su función sin mayor pena ni gloria.

Por supuesto, deberemos de hablar de la música, algo importantísimo en un musical como es este, una vez más, repiten los mismos compositores de la última vez (aunque no entiendo ese mal vicio que ha entrado últimamente en Hollywood, de separar a los que hacen la banda sonora de los que hacen los números musicales, es absurdo, debería de ser un todo, un pack completo), que, si bien no consiguen toda la intensidad de la última película (quizás porque el humor eclipsa todo lo demás, incluso en los números musicales) y ese estilo de musical encantador y placentero que la caracterizaba; si que consiguen un buen resultado y unos ritmos pegadizos con unas letras de lo más divertidas, agudas e ingeniosas.

Por otro lado, los números musicales están por lo general bien montados y coreografiados y con cierto gusto por la espectacularidad más técnica que artística (mediante el montaje o los planos adecuados que quedan por encima de las coreografías, por poner un ejemplo).

En lo que respecta al reparto artístico humano, no mencionaremos los innumerables cameos, algunos de apenas décimas de segundos, por lo que hay que estar especialmente atentos. Por lo demás, todos están bien por igual, al fin y al cabo, son cómicos profesionales y saben hacer muy bien su trabajo.

Y por supuesto, ¡qué se puede decir de las grandes estrellas de la película!: ¡los Teleñecos/Muppets!, pues que son maravillosos, que están geniales y que son encantadores, y que siempre resulta extremadamente divertido ver a uno de ellos metido en nuestro mundo y con nuestras reglas como si fuera lo más lógico del mundo… pero a la vez parodiándolo y sentándo lo ilógico de todo esto… lo que es parte de ese delicioso humor Muppet que tanto nos gusta, y es que son unos personajes y unas marionetas muy bellas, icónicas y que nunca pasan de moda porque tienen algo especial, y por eso siguen ahí, resurgiendo triunfantemente.

Finalizar diciendo que al final de los créditos, se quedaron varias personas, y cuando Fozzie se despidió (de una forma muy humorística) una madre dijo, “sí, hasta la próxima Fozzie”… ¡y es que los fans de los teleñecos queremos más!, no suelo decir esto pero… ¡nueva secuela!, si todas sean como esta, ¡nueva secuela ya!; así que yo también finalizo esta crítica diciendo: ¡hasta la próxima (que esperemos y deseemos que a pesar de todo la haya) Teleñecos/Muppets!.

Valoración final: ¡queremos otra secuela! (si sigue la estela de estas de estos últimos años), el re-retorno de los Teleñecos/Muppets se efectua de forma triunfal en una película que demuestra que estas marionetas son un clásico que nunca muere. Una comedia musical tan divertida como maravillosa, un imprescindible.

Foto El tour de los Muppets 16Foto El tour de los Muppets 15Foto El tour de los Muppets 14Foto El tour de los Muppets 18ImageFoto El tour de los Muppets 19Foto El tour de los Muppets 20Foto El tour de los Muppets 21Foto rana Gustavo en El tour de los MuppetsFoto El tour de los Muppets 24Foto El tour de los Muppets 9Foto Ricky Gervais en El tour de los MuppetsFoto Peggy en El tour de los MuppetsFoto El tour de los Muppets 5Foto Los Muppets 2 3Cartel personaje El tour de los MuppetsCartel personaje El tour de los Muppets 2Cartel personaje El tour de los Muppets 3Cartel parodia Skyfall de El tour de los MuppetsCartel parodia El topo de El tour de los MuppetsCartel parodia El mundo nunca es suficiente de El tour de los MuppetsCartel El tour de los Muppets 4Foto la rana Gustavo y Michelle Obama El tour de los MuppetsFoto El tour de los Muppets 17

Esta entrada fue publicada en Películas. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a El tour de los Muppets

  1. plared dijo:

    Me hicieron reir y siguen haciéndolo. Inolvidables y sabes los que mas me gustaban eran los dos vejetes del palco…Impagables eran. Cuidate

  2. Pues seguramente vuelvan a hacerlo en esta nueva película, ¡y además tienes la excusa de llevar a las hijas!.
    Aunque con menor participación, los vejetes del palco (uno de los mejores exponentes de autoparodia satírica que tienen los Teleñecos) tienen una vez más uno de los mejores chistes de la película por cierto.

  3. Pingback: ¡Musicales y más musicales en la cartelera cinematográfica! | Universo de A

  4. Pingback: Los Muppets (o Teleñecos) | Universo de A

¡Deja un comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s