La cortesía de España

Otra gran obra de “Félix de los ingenios”

Sinopsis y ficha técnica

Dicen los eruditos que los tres temas principales del teatro de Lope son el amor, la fe y el honor. En La cortesía de España hay mucho amor y mucho honor (y, por supuesto, también hay mucho desamor y mucho deshonor), de hecho unos y otros son los principales motores de la acción. No sé si la fe hace mucho acto de presencia en esta brillante comedia, pero lo que sí sé es que yo tengo mucha fe en Lope, creo mucho en sus palabras, en sus imágenes y en sus personajes.
Pese a ser calificada por su autor (o por su editor, ¡vete a saber!) de «comedia famosa», no había oído hablar de La cortesía de España hasta que Helena Pimenta me habló de la posibilidad de llevarla a escena. Pero la verdad es que nada más empezar a leerla caí rendidamente enamorado de ella. Y estoy hablando de algo muy físico: de notar cómo los pies sedespegan del suelo, de tener mariposas en el estómago, el corazón acelerado… la sensación de poder lanzarte a volar en cualquier momento.
Amor a primera vista, vaya. (¡Y juro que no me había tomado nada!)
Estamos ante una comedia de enredo. Literalmente. ¡Enloquecida, hedonista, libre y vital! Lírica y divertida, liviana y profunda, luminosa y oscura. Con unos personajes vívidos, entrañables, «queribles». Tengo la impresión de que a La cortesía de España le va a sentar bien dejarse poseer por la Joven Compañía Nacional de Teatro Clásico. Y viceversa.
Josep Maria Mestres, Director del montaje

……………………………………………

Comentario previo

Nuevamente, la Joven compañía nacional de teatro clásico me vuelve a impresionar para bien, es muy bueno que se fomente este tipo de teatro entre gente joven, pues da de ese modo la impresión de que este arte está muy lejos de morirse o desaparecer; por otro lado, el más que considerable público que asiste tanto al teatro Pavón (como en este caso fue a la Sala 1 del Matadero) dan fe del interés del público por el teatro clásico.

Crítica

Enredos y emoción son dos palabras que suelen caracterizar al teatro del siglo de oro en general y al de Lope de Vega en particular, y esta obra no es una excepción.

Con un título grandilocuente, a la altura de la propia obra que no deja de tener cierto orgullo patriótico (lo que, irónicamente, llegaba a provocar cierta hilaridad del público… hay que ver como hemos cambiado a partir de determinadas épocas… ¿qué ha sido del famoso orgullo y nobleza españolas?, ya lo dice en la obra el protagonista “yo soy noble y español, que con español basta”) la obra es una magnífica invención, llena de, como no podía ser menos, ingenio.

La historia en si misma es muy buena y original, llena de viajes (aunque la calificación de “road movie” o “buddy movie” del siglo de oro que le ha dado el director me parece tan espantosa como inapropiada, pero supongo que de alguna manera hay que atraer al público…), de cambios de lugares y de emocionantes aventuras, coincidencias, enredos y todo tipo de situaciones extraordinarias que, por supuesto, nos llevan de sorpresa en sorpresa y de emoción en emoción hasta el desenlace, que para mi gusto, no es el adecuado y estropea un poco la obra (trato del tema en el spoiler al final del todo).

Por lo demás, todo está bien en estos dialogos de un autor que con su sencillez habitual, pero con enorme ingenio, consigue transmitir grandes cosas.

En lo que respecta a esta producción, sólo se pueden  decir alabanzas de la puesta en escena de Mestres, que si bien es muy sencilla (y la escenografía que utiliza, debido precisamente a su estilo escesivamente sencillo y austero en principio no acaba de cuajar), está muy bien aprovechada, especialmente con las proyecciones, sabia manera de trasladarnos de un lugar a otro en una obra tan movida. Lo mismo se puede decir del resto y de la dirección de actores.

La escenografía, como ya he comentado, sencilla pero muy bien aprovechada, tal vez hubiera sido mejor algo que evocara mejor la época, pero igualmente, no está nada mal. El vestuario tiene una adecuada mezcla de moderno y de época que le sienta muy bien.

Sólo queda hablar de los actores, todos en general bien.

En definitiva, “La cortesía de España” es, no sólo una obra que merece mucho la pena ver, y que encandilará a los amantes del teatro clásico y seguramente gustará a los que no lo conozcan demasiado; pero es además una oportunidad única pues no creo que se represente muy a menudo, y una prueba más que nos permitirá entender porque a Lope de Vega se le llamaba el “fénix de los ingenios”

SPOILER: acostumbrados como estamos a que el teatro clásico, y más una comedia, acabe bien, este final deja mucho que desear, ¡con lo fácil que hubiera sido concluír para bien esta obra!, sin embargo, es un final más bien amargo con una lección del mismo estilo que, sinceramente, estropea un poco una obra y una experiencia que podría haber sido completamente redonda.

"La cortesía de España", un "viaje iniciático" de la mano de Lope de VegaLa cortesía de Españala cortesía de españa matadero madrid teatro español hoyenlacity dentro4Foto

lope de vega y carpio

La cortesía de España

Esta entrada fue publicada en Teatro. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a La cortesía de España

  1. Pingback: Críticas exprés: El jurado / Un brindis por la zarzuela / Animales nocturnos / Palabras malditas / ¡Cómo está Madriz! / Tierra del fuego / La villana de Getafe | Universo de A

  2. Pingback: Crítica exprés: Pedro de Urdemalas | Universo de A

¡Deja un comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s