Tristán e Isolda

Sublime romanticismo trágico

Sinopsis y ficha técnica

El escenógrafo Peter Sellars, el videoartista Bill Viola y el director musical Teodor Currentzis se unen en una producción de culto con el tenor norteamericano Robert Dean Smith en el papel de Tristán y la soprano Violeta Urmana en el Isolde.

‘Tristan und Isolde’ es, sin duda, una de las óperas más importantes del género por la extraordinaria grandeza de su partitura y por su significado en la evolución de la música de nuestro tiempo.

Deben ser incontables las veces que se ha interpretado el drama de Wagner en los 148 años que han pasado desde su estreno en 1865. Pero la versión que se presenta en el Teatro Real es una de las más exclusivas y singulares de todos los tiempos. En este montaje suman fuerzas un habitual de las producciones del Real, el artista Peter Seller y un pionero del videoarte, el norteamericano Bill Viola.

Entre ambos crean una atmósfera casi mística en la que las potentes imágenes propuestas por Viola generan una experiencia única. El agua y el fuego son los elementos fundamentales de los videos que interactúan con los actores y que dialogan con la partitura en una simbiosis casi perfecta.

Una visión elegante y trascendente de la famosa ópera de amor y pasión de Richard Wagner .

DATOS DE INTERÉS

Director musical: Teodor Currentzis

Director de escena: Peter Sellars

Instalación vídeo: Bill Viola

Tristan: Robert Dean Smith

Isolde: Violeta Urmana

……………………………………………

Comentario previo

Sin duda este es mi año de la nostalgia en ópera, en 2008 me perdí la producción de “Tristán e Isolda”… con lo que este año decidí no perdermela bajo ningún concepto, y esta vez, aún con muchas dificultades y esfuerzo, conseguí hacerme con una entrada… y ahora entiendo porqué estaba esta ópera tan demandada, cuando a priori no parecía tener nada tan especial, y más cuando ya llevamos una temporada de grandes y conocidas óperas.

De todos modos, hay que destacar que algo raro pasa en las taquillas, se percibe una especie de mal ambiente que se traslada al espectador… no sé que pasa, pero al otro lado de la mesa se respira tensión, lo que se traduce en una escasa amabilidad hacia el comprador; lo que no redunda precisamente en un mayor público, que además ha bajado considerablemente.

También esta vez el programa es menos denso… una pena, pero esperemos que sea sólo una excepción. El conferenciante, estuvo como es acostumbrado brillante, e hizo una interesante defensa de Luís II de Baviera (al que resulta fácil imaginar, con ese espíritu tan romático que tenía, enamorándose y extasiandose con esta ópera) comparándolo con políticos actuales (últimamente, hay que decir que quizás se toma demasiadas confianzas y se mete donde no debe, es muy peligroso mezclar política y arte… pero bueno, cualquier lector de este blog sabe lo mucho que detesto los “adoctrinamientos”).

Crítica

“Tristán e Isolda” es una de las óperas más famosas de Wagner y de la historia, y con razón.

Si bien la leyenda del caballero Tristán nunca me ha parecido nada fuera de lo común y tampoco me parece que sea comparable o mejor que “Romeo y Julieta”, reconozco que he visto varias versiones; por lo que la idea tampoco me parece nada fuera de lo común.

Por ello, he de reconocer que lo único que me disgusta de la obra original es su libreto, tal vez porque la idea de partida no me entusiasma, pero es que en el libreto no se desarrolla bien tampoco.

Lo cierto es que, para tratarse de la historia de un caballero (es decir, un aventurero, un guerrero, una persona dedicada a acometer hazañas) es muy pero que muy parada, y terriblemente lenta… si fuera cine, un productor hubiera reducido las cuatro horas de ópera a una hora y poco, porque sinceramente, el argumento no da de sí; para que os hagáis una idea: el primer acto (una hora y media) trata todo de lo mal que se sienten ambos protagonistas por no estar juntos; el segundo (misma duración) de lo bien que están juntos pero el temor a estar separados; y el último del dolor de estar separados (duración levemente menor)… dicho de otro modo, no hay acción, es una cadena de dialogos y monólogos uno tras otro; bien es cierto que se hace algo muy propio del romanticismo que es la profundización en los sentimientos (y eso se hace genial), pero se queda en eso.

Y es que la verdad sea dicha, el libreto sería un completo y absoluto desastre sino fuera por la sublime y magnífica música de Wagner que te eleva a lo más alto y te hace sentir y emocionarte por toda la belleza y el romance de la historia con la que enloqueces y te enamoras en todos los sentidos de la palabra. Por supuesto, es una música muy propia del compositor, desmesurada, grandilocuente y muy espectacular; pero también de gran belleza y sensibilidad.

Se crea así una ópera bellísima y muy emocional que conmueve y extasía totalmente. Ahora bien, no estoy muy seguro de que sea una ópera perfecta para empezar, puesto que su larga duración puede cansar a los no muy aficcionados, pero sin duda, es una ópera perfecta para continuar conociendo este mundo.

En lo que respecta a esta producción, viendo el material con el que se cuenta, un director de escena tendría que ser muy hábil para que la ópera no sea parada e insulsa a nivel escénico… lamentablemente no se cuenta con alguien que pueda lograr esto.

Peter Sellars, eterno escenógrafo del Real últimamente, hace algo totalmente minimalista, y arrebata todo protagonismo a los cantantes que se convierten en los secundarios de su propia función y en sólo unas voces (para que os hagáis una idea, el escenario es todo negro y ellos también van vestidos de ese color). ¿Qué se ve entonces en el escenario? pues una pantalla con unos videos creados por el artista Bill Viola (que por cierto, tiene una interesante exposición en la Real academia de bellas artes de san Fernando) que aunque de gran belleza estética, dado que utilizan otros actores que no tienen nada que ver con los cantantes ni con la función, al principio cuesta identificar que pintan en todo esto; en todo caso, es una idea fallida el crear dos “Tristán e Isolda” simultáneos en el escenario y no viene a cuento en absoluto. Por otra parte, Sellars vuelve a demostrar no tener mentalidad artística y ser incapaz de hacer otra cosa que usar a otros artistas para que trabajen para él, ya que él parece ser incapaz de hacer nada por si mismo.

Por otro lado, y refiréndonos a los videos, el agua como simbolismo del amor, funciona hasta cierto punto; bien es cierto que es original (el fuego hubiera estado muy manido, gran verdad) y está bien empleado… pero no me termina de convencer.

Ya sólo queda hablar de los cantantes (que no se les puede llamar actores porque realmente ni se molestan en actuar), todos ellos absolutamente brillantes, aunque a Violeta Urmana ya se la ve un poco cascada; en mi función además actuó Andreas Schager en sustitución, y la verdad, no me parece que perdieramos en absoluto con el cambio, pues estuvo genial. En cualquier caso, todo el reparto merece una gran ovación.

Y no menos aplausos mereció la orquesta, magnífica y brillante (tanto que a veces casi tapaba a algunos cantantes, llegaba a parecer a veces un enfrentamiento), en la que tampoco perdimos con el cambio de Currentzis por Piollet.

En definitiva, una ópera preciosa y muy recomendable cuya gran belleza reside principalmente en su romántica música (en todos los sentidos de la palabra), de esa que hace que te eleves hasta alcanzar el éxtasis.

Esta entrada fue publicada en Teatro. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Tristán e Isolda

  1. Pingback: Lohengrin | Universo de A

  2. Pingback: Críticas exprés: Los caciques / Al galope | Universo de A

  3. Pingback: Críticas exprés: En el oscuro corazón del bosque / Todo irá bien / Ana el once de marzo / Parsifal | Universo de A

¡Deja un comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s