Los eventos de verano en Madrid 2013

El ocio según Universo de A:

-La temporada de exposiciones 2013 de primavera-verano en Madrid.

-Los eventos de verano 2013 en Madrid.

-Temporada televisiva de verano de 2013.

……………………………….

A pesar del asfixiante calor, eso no es impedimento para que en Madrid pasen todo tipo de cosas; tomad buena nota puesto que algunos eventos ya han pasado pero volverán el año que viene, ¡y otros siguen en proceso!:

Fiestas de san Antonio de la Florida

Debido a su importancia como evento castizo, tradicional y anual en Madrid, les he dedicado este artículo para ellas solas. Por otra parte todas las fotos de estas fiestas las podréis encontrar aquí.

——————————-

Día europeo de la música

Todas las fotos aquí

¡El 21 de junio es una fecha a la que hay que estar muy atento! (e incluso los días antes); de repente Madrid se llena de música por todas partes (¡y todo gratis!) en una celebración que no tiene parangón y que es tremendamente emocionante, pues empieza de mañana y dura prácticamente hasta la madrugada; lo que es realizado por todo tipo de instituciones y es uno de esos días en los que da la impresión de que el arte se apodera del mundo y este es simplemente perfecto.

Curiosamente, no siempre los eventos están llenos, depende del caso y de la hora.

Algunas de las cosas más destacables de este año fueron: los buses de música (que estaban bien como idea, pero al final no eran gran cosa, media hora de música en una plaza e imposible seguirlos por la ciudad); los conciertos organizados por el Real conservatorio en el Conde duque o las bandas en el kiosko del Retiro; y por supuesto, la tradicional ópera en el tempo de Debod (este año tocó “La Traviata”, algunos de los cantantes no eran muy buenos, la verdad, pero siendo gratis y claramente una compañía aficcionada, no se puede pedir más); todo lo cual lo culminé en un no parar en el Círculo de bellas artes que por una vez abría sus puertas gratis y llenaba sus salas ingentes de historia (y de gente aquel día) de música, todos los lugares eran buenos para ello: el vestíbulo, el salón de baile, el de columnas e incluso se podía acceder a la terraza y sus espectaculares vistas en un maremagnum de actividades (lástima que las exposiciones no estuvieran también abiertas) que te hacía recordar los buenos y decadentes tiempos en los que había sido abierto y te hacía entender porque se había elegido ese lugar para celebrar distintos actos relacionados con el estreno de “El gran Gatsby”, pues en su deslumbrante decadencia terminaba un día perfecto.

No hay duda, el día europeo de la música es uno de los grandes eventos del año y muy a tener en cuenta en el futuro., ¡esperemos que todas las ediciones sean así de perfectas! (como único defecto, destacar que la sobredosis de actos es tal, que muchos coinciden en horarios con lo que te ves obligado a elegir y a organizarte, pero eso también es útil para desviar público a distintas zonas de la ciudad porque sino podría ser el caos total).

———————–

Mado (fiestas del orgullo)

En una ocasión anterior fui a la manifestación… y me aburrí soberanamente, me pareció larga, interminable y aburrida, no entendía lo que le veía la gente.

Sin embargo, este año alguien me volvió a recomendar las fiestas y a pesar de mi inicial reticencia, cuando me dijo que había un programa para todos los públicos, y cuando yo mismo empecé a consultarlo, me di cuenta de que así era.

Vamos a entendernos todos, estas fiestas no dejan de ser lo que son, quiero decir, al contrario que en otro tipo de fiestas, por ejemplo de corte religioso en la que las actividades laicas están muy diferenciadas de las religiosas, aquí nunca se pierde de vista el objetivo de la celebración que es la celebración del orgullo gay que siempre, en todo momento, está de fondo; pero ello no necesariamente tiene porque hacerte sentir excluído, fuera de lugar o incómodo, pues como ya digo, hay actividades para todos los gustos y algunas realmente muy interesantes.

Y es que no deja de llamar la atención que, sí es verdad, que no cuentan con ningún tipo de ayuda oficial (e incluso según decían, intentaban impedirselo), estas fiestas tienen muchísimo mérito y son algo totalmente envidiable a nivel de organización que ya quisieran para sí muchas administraciones públicas: magníficamente organizadas (algunas veces algún evento empezó ligeramente tarde, pero eso es una minucia); con lugares perfectamente escogidos (todos bastante cerca entre sí, de modo que te podías desplazar de un lado a otro si querías con gran facilidad) y con una cantidad de oferta muy considerable (lo malo, tener que elegir); consiguen convertir las fiestas del orgullo en todo un evento, en otra más de esas grandes celebraciones (como las otras de las que se habla en este artículo, por ejemplo) que hacen que Madrid se vuelva especial durante unos días y que la rutina desaparezca, dando lugar a la emoción y las ganas de celebración… de modo que estas fiestas se convierten en otro referente, en otro evento imprescindible del calendario turístico-festivo anual en Madrid, yo personalmente, pienso seguir volviendo para ver si realmente me vuelven a causar tan buena impresión como este año.

Por otro lado, no debo de dejar de decir que en ocasiones hubo algunas cosas que me parecieron profundamente vulgares (lo cual es irónico, pues no olvidemos el tópico de la fama de los homosexuales a nivel de buen gusto).

El público era, por su parte, muy variado, y curiosamente, se distribuía según el lugar.

Por lo demás, todo se distribuyó por los lugares del barrio de Chueca o cercanos a él:

-La plaza de Chueca: epicentro gay de Madrid, todo allí era pura celebración del orgullo y todo giraba en torno a ello, de un modo u otro.

No deja de resultar sarcástico (y tópico) que todo eso sucediera en calles nombradas con compositores de zarzuela y por tanto teatro musical.

-Plaza del Rey: con bastante público también aparentemente gay, fue el gran bastión de las fiestas hasta el último día. Contó con algunas de las mejores actuaciones y bastantes de ellas muy originales y artísticas, y no sólo puro concierto musical.

-Plaza de Callao: quizás por estar más céntrica o más alejada de Chueca, el público gay parecía minoritario en general. Muchas actuaciones musicales.

-Plaza del olivo: principalmente actuaciones musicales; por cierto, decir que al estar todas estas plazas tan cerca y entre calles tan estrechas, era una locura moverse por entre ellas, eso sí, los bares del lugar hicieron su agosto.

-Plaza de Vázquez Mella: ambiente universitario-juvenil, básicamente porque estaba poblado por sus asociaciones que realizaban curiosas actividades.

-Manifestación en la Puerta de Alcalá: con música incluída.

Sólo llegué al final pero ello no me dejó de crear ciertas dudas… por ejemplo, entiendo porque la califican también de desfile o de cabalgata, y es que siendo realistas, resulta difícil tomarse en serio una manifestación con música disco y gente semidesnuda o vestida de forma esperpéntica, lo cual, en mi opinión, no hace sino perjudicar la causa.

Por otro lado, y aunque estoy de acuerdo con la necesidad de que exista esa manifestación, también se habla de normalización, pero ¿cómo se puede defender eso cuando se monta semejante circo y un espectáculo tan desmesurado alrededor de algo como una orientación sexual? algo que es una característica personal que no debería de tener mayor relevancia, que es tan común como ser rubio o moreno (sería como celebrar el día del orgullo de los morenos) se convierte incluso en noticia, lo cual, no creo que ayude a la normalización sino a todo lo contrario, se está señalando la diferencia, no el común.

Por otro lado, y si bien no dejo de alabar todo lo organizado para estas fiestas, tampoco me parece que sea adecuado para lo que se pretende defender, pues no dejan de ser unas fiestas de barrio mucho más sofisticadas que las demás, pero al fin y al cabo eso, unas fiestas.

Y seamos sinceros, la profusión desmesurada de gente a la manifestación tiene más bien poco que ver con lo que se reinvindica sino con toda la fiesta que lo rodea, al mensaje se le ha quitado toda la seriedad y la manifestación en sí se ha convertido en una fiesta y en un evento turístico.

Por otro lado, se entiende también que el ayuntamiento supuestamente pusiera tanta traba, teniendo en cuenta quien gobierna, y por tanto con una ideología no muy afín a la homosexualidad, se le suma el que no deja de ser un evento político (aunque los organizadores intenten, claramente, cuidarse de evitar que lo sea, pero resulta muy difícil; e incluso llegan a la contradicción, tanto dicen que la Puerta de Alcalá es suya aunque el Papa pasara hace unos años, como pasan los creyentes gays y defienden que una cosa no tiene que ver con la otra…), no olvidemos que en la manifestación no faltan grupos políticos (algunos por puro oportunismo) que no dudan en dejarse ver para recolectar más votos o para hacer vulgar propaganda (a izquierda unida y sus globos de bandera no constitucional tuvieron que llamarle la atención para que despejara el sitio a los demás manifestantes, por poner un ejemplo).

Pero quizás en muchos aspectos esta sea la fiesta de la tolerancia en la que se pretende que todo el mundo pueda venir y sentirse cómodo sea cual sea su condición (bueno, para los votantes del PP no tanto, que tan enfadados estaban los organizadores que a punto estuvieron de pedir que se asaltara el ayuntamiento -que además estaba al lado- aunque si los boicots que dicen que sufrieron son ciertos, menudo triunfo el pasar toda la manifestación por el edificio restregando de esa manera su victoria).

En cualquier caso, y ya dejando de lado todas estas reflexiones, ya no tengo dudas de que el Mado es mucho más interesante de lo que había juzgado en un principio, y trataré de seguirlo en un futuro, pues es todo un evento, o al menos esa ha sido mi impresión de este año.

—————————

PhotoEspaña

Como cada verano entre julio y agosto, el arte fotografico nos invade dejándonos ver algunas de las tendencias más modernas y a algunos de los artistas más consolidados en múltiples exposiciones a lo largo y ancho de Madrid que podéis consultar aquí.

Algunas de las más interesantes podrían ser las que están en: Fundación telefónica, la tienda de Loewe, la Sala Alcalá 31…

Sección oficial, Openphoto, festival off… son parte de la oferta que se nos ofrece en… ¡apenas dos meses!, ¡así que a ver se ha dicho!.

————————-

Supuestamente el festival termina a finales de julio, pero hay muchas exposiciones que se extienden a septiembre.

Los veranos de la villa

Cutre celebración destinada no a entretener a los ciudadanos que se quedan muertos de calor en Madrid durante el verano porque no pueden irse de vacaciones (o lo que sea), así que, como no pueden gastar dinero fuera… ¡que lo gasten en casa!.

La gran mayoría de los actos de esta celebración de romántico título son de pago y cuesta encontrar algo que no lo sea, sólo si buceas mucho encuentras alguna cosita como el concierto en la Plaza Mayor de Plácido Domingo (que debido a su convalecencia muy posiblemente se suspenda, al igual que su actuación en la última ópera de la temporada del Real, “Il Postino”) o la Ribera del matadero, en agosto, que el año pasado iniciaron una serie de conciertos de grupos alternativos. A parte de eso no se puede dejar de destacar (porque también tiene cosas gratuítas):

-Fringe: el festival de artes escénicas si contempla algunos actos gratuítos que vienen recogidos en su programa y a los que merece la pena echarles una ojeada, la mayoría son, por supuesto, conciertos de grupos alternativos, pero la cosa también tiene su encanto.

Clásicos en verano

La versión de lo anterior pero por parte de la Comunidad de Madrid, lo que significa que hay más actos fuera de Madrid capital, pero una vez más, demasiada cosa de pago, y mucho hay que bucear y mirar para encontrar lo gratuíto.

Destacar especialmente el “Project canción española” de la Escuela superior de canto que siempre sale por esta época (aunque curiosamente, la principal organizadora, Nam Maro, que siempre se reserva una importante parte de la actuación, me gusta bastante poco como cantante).

Sala de verano del cine Doré

Si ir al cine Doré ya es toda una experiencia en si misma, ir a su sala de verano tiene un gran encanto… cine en terraza, al aire libre con el cielo estrellado (todo lo estrellado que se puede ver teniendo en cuenta la contaminación lumínica, claro), y en un lugar cargado de historia convierte cualquier proyección en un encanto ya sólo por el lugar.

Por supuesto es en versión original, las películas ya son conseguibles fácilmente en otros formatos, la pantalla no es muy grande, pero el precio tampoco es alto; y como ya digo, la experiencia merece la pena.

Fiestas de san Cayetano, san Lorenzo y la Virgen de la Paloma

No sé si estaré presente, pero no puedo sino recomendarlas especialmente a quien nunca las haya vivido, ¡son las segundas fiestas más castizas después del san Isidro!.

En cualquier caso, y para abrir boca, y como recuerdo, os dejo el enlace al artículo sobre las del año pasado a las que sí asistí; y por supuesto, las fotos correspondientes a tan populares fiestas que se celebran comenzando a finales de julio y culminando el 15 de agosto. 

Post scriptum: lo que se atisba en la programación es que estas fiestas no traerán nada nuevo y que serán relativamente pobres, no auguran mucho (además de que hay demasiadas actividades repetidas, es como ver lo mismo otra vez). Ahora bien, cuando terminen, podré hablar con más propiedad, en este momento aún no las he vivido.

Post scriptum 2: ¡las fiestas han comenzado!, y hay que reconocer que, independientemente de la flojísima programación (supongo que el año pasado, debido a la novedad no vi esto de la misma manera), siempre es un placer dejar de lado la monotonía y la rutina y sentirse con ganas de fiesta, y es que en ese barrio, se transpira el espíritu festivo y eso ya alegra a uno, hace que no todos los días sean iguales y crea algo especial.

Pero no será por lo hecho a nivel oficial (aunque se dice que este año el distrito se ha metido más, quien lo diría), el caos y la desorganización son notorios: nada empieza a su hora y todo tarde (teniendo en cuenta los extranjeros que nos estarán visitando, estarán sonriendose mientras dicen “typical spanish”) y por si fuera poco, de las pocas actividades que encontramos en el programa, una importante mayoría ni se celebran, si lo tenéis, ya podéis ir tachando todo lo que aparezca en la calle de los abades y en la del oso, casi nada de ello se hace (o se celebra horas y horas después… sin exagerar), aunque aparezca en los programas año tras año.

Y como anécdota final, no puedo dejar de señalar que quizás estás fiestas están un poco controladas por las asociaciones castizas y tradicionales que parecen haberse convertido en mafias que controlan hasta lo más mínimo del cotarro (y como buenas mafias, también parece haber rivalidades entre ellas), baste señalar, que en la elección de los personajes castizos, la victoria fue siempre para miembros de estas agrupaciones (algunos ya habían estado en el cargo más de seis años, y ni siquiera daban la oportunidad a otros nuevos de que se presentasen), no en vano, forman parte de los jurados de todos los concursos. Pero ello no es novedad, ya el año pasado, casualidad de las casualidades, los premios, ya fuera en forma de trofeo o monetaria de todos los concursos acababan en manos de miembros de estas asociaciones.

La lógica indica que si organizas un concurso, y encima eres el jurado, tú y todas las personas que forman parte de tu agrupación estáis excluídos de la participación en el mismo, aunque sólo sea para salvaguardar un mínimo las apariencias y que de la impresión de legalidad; pero el, aparentemente, tongo descarado parece no preocuparles en absoluto. Es posible que puedan argumentar que sino no se presentaría nadie, pero yo pregunto, ¿qué es mejor, que el concurso quede desierto por falta de participación o que el ganador sea muy cuestionable y eso desaliente totalmente a cualquier futuro participante?, la respuesta la pregunta me parece sumamente fácil.

Post scriptum 3 y final: Finalmente las fiestas han sido exactamente lo que se esperaba de ellas: ha habido actividades, conciertos… etc, pero en general nada novedoso o del otro mundo, sin duda alguna merecio la pena ir, puesto que como ya digo, la sensación de fiesta, de vivir algo fuera de lo común y de ganas de divertirse es casi permanente (aunque como en todo acto público, siempre hay gente con ganas de montarla, pero eso es inevitable) y eso crea unos días especiales y fuera de lo común. Fue por tanto interesante y divertido, pero tampoco diría que reseñable, simplemente se pasó el tiempo agradablemente.

Para finalizar, comentar que he comprobado hasta que punto las “mafias castizas” (o asociaciones madrileñas) tienen dominio sobre las fiestas (quizás por eso, los vecinos y empresarios de hostelería de la calle de la Paloma organizan sus propias actividades, actuaciones, orquestas y chiringuitos… ¡esto parece una guerra!), en el colmo del descaro, el que fue elegido como el personaje castizo del “Julián” (en un fraude descaradísimo), resultó no hacerlo al final, pero lo sustituyeron hábilmente por otro chico que, por los arrumacos que le hacía a la elegida como la “Casta”, yo diría que era su pareja; en definitiva, las asociaciones lo habían manejado y pactado todo perfectamente, un escándalo vergonzoso (como los concursos en los que se pide público para ayudar a ser jurado… pero sólo es una persona de tres, y los otros dos son de las asociaciones… no resulta muy difícil hacer las cuentas de quien tiene más votos, ¿no?), eso sin mencionar que ni siquiera se sabían comportar publicamente.

Ribera de Matadero

Después de Fringe, el Matadero sigue amenizándonos el verano, esta vez con un proyecto en el que los viernes a partir (muy importante, subrallar esto de “a partir”, porque empieza como mínimo un cuarto de hora después de la hora oficial, algo que también pasaba en Fringe… luego nos quejamos de los tópicos sobre los españoles) de las 21:30 con la fórmula abierta como el año pasado (dicho de otro modo, tocan grupos alternativos); mientras que el sábado es a partir de las 21 con los grupos alternativos invitados o profesionales (supuestamente, alguno que otro reconoció que su actuación allí era su primera actuación profesional… y teniendo en cuenta que si eres invitado no cobras -que es lo que más define la diferencia entre el profesional y el aficcionado-, creo que ni eso) y a continuación algún tipo de actividad original.

De momento acaba de empezar pero tiene buena pinta, y es un lugar donde se respira una atmósfera de tranquilidad y de pasárselo bien, con un ambiente incluso extrañamente familiar, pues está lleno de niños; pero en cualquier caso, hay gente de todo tipo.

Destacar negativamente de todo esto, en cualquier caso, que hasta ahora se ha visto mucha falta de organización y un tanto caos (nada empieza a su hora, falta de información incluso por los canales oficiales… etc), además de que parecen sobrepasados por sus propias actividades; seguiré llendo y a ver si tengo que retractarme de esto.

Post scriptum: Pues el verano en la ribera de matadero ha terminado. Poco hay que añadir a lo anterior, sino confirmarlo: en general todo empezaba a destiempo, faltaba cierta organización… pero fue un lugar agradable por donde pasar a lo largo del verano; y lo cierto es que nunca le faltó gente, a pesar de la fuerte competencia con las fiestas de la Paloma o la celebración de Madrid 2020.

Celebración de Madrid 2020 ciudad olímpica candidata

Oficialmente se hicieron brillar todos los recursos para que nada faltara en la celebración: agua y globos gratis y mucha, mucha fiesta (con cantantes famosos incluídos)… lo que no significa en absoluto que a todas las personas que estaban allí les importara la olimpiada lo más mínimo (de hecho a veces se notaba que efectivamente así era), pero ningún español ni madrileño se pierde una buena fiesta.

Entre música en directo y con dj’s, se veían vídeos de como iba la candidatura olímpica desde las 16 de la tarde (como curiosidad decir que varias de las autoridades que aparecieron en pantalla fueron abucheadas, y el resto no produjeron emoción alguna en el público, con la muy notable excepción de S.A.R. el Príncipe de Asturias D. Felipe, que incluso fue aplaudido).

Personalmente, yo no estoy muy de acuerdo con las olimpiadas aquí (creo que bastante tenemos con la crisis que tenemos sin meternos en más gastos; presentarse a unas olimpiadas me parece una frivolidad), pero reconozco que yo también me dejé llevar por la ilusión… y como todos, quedé profundamente decepcionado y defraudado cuando nos descartaron a la primera… fue realmente triste, al momento todas las luces y la música se apagó. Sin más. La que prometía ser una gran celebración tuvo que quedarse, al igual que la propia candidatura, en sólo eso, una promesa, una expectativa.

Vogue fashion night out 2013

también conocida como VFNO en un vano intento de darle caché, el evento, al que he acudido por primera vez, ha resultado ser una chorrada monumental, y lo que es muchísimo peor, una auténtica vulgaridad, algo que las empresas de la moda siempre deberían de evitar.

Yo ya había imaginado, e iba mentalizado de ello, que aquello iba a ser sobre todo una gran fiesta del consumismo y la frivolidad, pensaba que quizás serían como una especie de rebajas pero a lo grande y de lujo… desgraciadamente, el evento no llega ni a eso.

Su organización ya deja mucho que desear, la información sólo se puede conseguir en internet en una página web caótica, nada funcional, mal escrita y peor actualizada (eso sí, con pretensiones de diseño) de la propia revista (que es la organizadora de este intento de fiesta que supuestamente nace con la idea de potencializar el comercio en la milla de oro, es decir, en las tiendas más caras y de más lujo de Madrid -situadas en la calle Serrano y adyacentes, como Jorge Juan y especialmente Ortega y Gasset-), después tienen una carpa que pretende ser el centro de la fiesta y de la información pero a la que sólo pueden pasar unos “pocos elegidos” (y lo pongo entre comillas porque hasta la carpa estaba sobresaturada).

Por si fuera poco, esas calles, normalmente bastante vacías, se llenan de gente y apenas puedes caminar sin ir a empujones, de modo que todo atisbo de clase, sofisticación o estilo desaparece inmediatamente convirtiendo la VFNO en la fiesta de LCTL “las chonis por las tiendas de lujo” (esto último es un poco exagerado pero poco más), y es que en muy poco tiempo cualquiera se da cuenta de que la gente de auténtica calidad, la gente con posibles y recursos para comprar en esas tiendas, ni se le ocurre, ni se le pasa ni ligeramente por la cabeza acudir a la VFNO (ni a nadie con un mínimo de clase), eso sin mencionar, que no deja de resultar como mínimo sospechoso, que la gran mayoría de las tiendas realmente caras y de auténtico alto standing se desentiendan del evento (podemos citar a Chanel, Tyffany’s, Valentino, Felipe Varela… que estaban cerradas -parece evidente el porqué: tienen una clientela fija, que se les mantenga es otro tema, y con un nivel adquisitivo que les permite sostener la tienda, no necesitan de clientes extra sin ese nivel adquisitivo-. Notorias excepciones a esto último fueron: Barbour, Loewe o Jimmy Choo… que a menos que ofrecieran algo, estaban también notoriamente vacías -algo muy caro sigue siendo algo muy caro por mucho que hagas descuentos del 10% o del 20%).

Entonces, ¿con qué público nos encontramos?, pues principalmente con chicas jóvenes y sin mucho nivel adquisitivo (clase media normal, que estaban allí porque había dj’s, en algunos sitios regalaban cosas… pero eso sí, no veías a ninguna con bosas de compra, y en más de una ocasión oí el comentario de que “bueno, total no vamos a comprar nada”); la mayoría de los chicos heterosexuales habían sido arrastrados allí por sus novias y aceptaban eso con resignación (comentario: “le dije a un amigo que iba a la VFNO, y me dijo “que coñazo, ¿no?”, sí pero es que voy con mi novia, le dije) y les hacen las colas para conseguir una muestra de esmalte; y por supuesto, chicos homosexuales. Eso sí, todo el mundo iba elegantísimo y había sacado su “ropa de los domingos” o ropa de celebración que sólo se ponen una vez al año (excepto las chicas, que tienen más variedad en eso y complementos claramente), y a pesar de las altas temperaturas y el amontonamiento de gente que aún produce más calor, no faltaban quienes fueran con americanas.

El que mejor se organizó, fue de lejos el Centro comercial ABC Serrano, pero teniendo en cuenta la calidad del evento, no es mucho decir, brilló por el deslucimiento del resto. También había una exposición fotográfica, que seguirá todo el mes por la calle Serrano, conmemorando los 25 años de Vogue España a través de sus portadas; algunas de ellas, interesantes, otras, un tanto horteras.

En definitiva, la VFNO me ha parecido un evento total y absolutamente decepcionante, aún cuando no llevaba las expectativas muy altas y no esperaba mucho de él, me defraudó igualmente. Desde luego puede ser una experiencia interesante para vivirla alguna vez (porque siempre está bien salir a lo que sea), pero nada más, porque realmente, no se puede decir que tenga interés, y lo que es peor, es profundamente cursi, algo que una celebración de este tipo debería evitar a toda costa.

Apertura

El último evento del verano que, sin embargo, inaugura la temporada en las galerías.

Fatal organizado y peor llevado; no hay apenas nada en que participar y es un evento que es en general bastante desconocido porque parece que le gusta regodearse en su elitismo (en muchas de las actividades sólo estaban implicadas personas directamente relacionadas con el arte y que habían recibido invitación), sin mencionar que no deja de ser una falsa (e ineficaz) propaganda.

De lo poco que se salva fue el cierre, que se produjo con el happening de Glenda León (artista que en alguna ocasión abrió su estudio durante el Openstudio), en el cual el público participaba (y era grabado… uff, alguien podría tener problemas legales…) cogiendo libros de una biblioteca, se suponía que el objetivo era encontrar dentro de ellos los deliciosos dulces del chef Paco Roncero y después saborearlos y quedarte con un libro que se convertía en una obra de arte que además te firmaba León… pero acabó convirtiéndose, en muy poco tiempo, en vez de en “la noche del art happening” en “la noche de la caza del libro”, rápidamente los libros agujereados y con pastel eran inmediatamente rechazados (aunque los pasteles estaban muy buenos, y siguieron siendo repartidos con copas de vozka -una combinación cuanto menos extraña, cierto- bastante después de terminada la acción artística) para buscar llevarse cuantos más libros gratis mejor y la gente no tenía ningún pudor en ello. A pesar de que los organizadores se desesperaban, clamaban que aquello no tenía sentido y reñían a algunos que estaban ansiosos por completar su biblioteca (o más bien rellenar su estantería o simplemente conseguir algo gratis… algunos ni siquiera se acabaron llevando los libros del recinto del museo), la gente simplemente no podía dominarse, como suele pasar en estos casos; y es que la palabra gratis (y más hoy día) nubla el juicio de cualquiera; aunque quizás ni siquiera fue eso y fue más bien un robo o saqueo colectivo, al fin y al cabo, se suponía que los libros sin pastel había que dejarlos de nuevo en la estantería.

 

Esta entrada fue publicada en Turismo. Guarda el enlace permanente.

9 respuestas a Los eventos de verano en Madrid 2013

  1. Pingback: La temporada de exposiciones 2013 de primavera-verano en Madrid | Universo de A

  2. plared dijo:

    A las del orgullo, fui alguna vez cuando era joven. Te lo pasabas bien, pero eran de clara tendencia política. Algo que nunca me gusto, en fin, si te olvidas de eso, suelen organizar saraos divertidos
    Y como tu, también me pregunto, para que carajo hay un día de orgullo. Orgullo de que, digo yo que en estos tiempos es una soberana estupidez. Ya que a pocos le importa lo que sea el e enfrente……

    En cuanto a lo de el ayuntamiento, pues seré raro, pero me parece lógico que si el partido que esta en el ayuntamiento es el pp, pues no le haga mucha gracia el tema. Me gustaría ver en un ayuntamiento del signo contrario subvencionando o poniendo la cara para una fiesta de exaltación de la patria. Me da que directamente dirían un no rotundo. Cuidate

    .

  3. Pingback: Perdona bonita, pero lucas me quería a mí | Universo de A

  4. Estoy de acuerdo, me desagrada que cualquier cosa se politice o se unte con cualquier tipo de ideología, me desagrada en extremo cuando intentan venderme una moto disfrazada (aunque ahora en las fiestas no hay forma de librarse de los partidos políticos, todos tienen su chiringuito montado).
    Si te digo la verdad, se nota que los organizadores intentan evitar lo político (hasta cierto punto, claro, porque estaban muy cabreados con el ayuntamiento), pero es que para lograr eso sólo hay dos opciones: o excluyes a gente (y tarde o temprano te encontrarás con problemas a causa de eso) o los aceptas a todos (con las consecuentes incoherencias)… vamos, que estás entre la espada y la pared permanentemente.
    Yo creo que, como en tantas cosas, nuestro gran avance ha sido, no hacia la tolerancia y una sociedad menos homofóbica, sino hacia la doble moral, que a la hora de la verdad, es lo máximo que se puede conseguir en tolerancia; poniendo un caso parecido, no creo que hoy en día la sociedad sea mucho menos sexista o racista (hay una exposición en la Casa encendida que lo demuestra, consulta el artículo), pero gracias a que se ha creado la imagen de que despreciar eso está mal, ahora hay una mayor contención y respeto, al menos públicamente, y supongo que eso es lo importante, pues mucho me temo que el ser humano es hipócrita por naturaleza.
    Y bueno, no estoy yo tan seguro de que la homosexualidad esté tan aceptada y normalizada como tu piensas….
    Lo que comentas no me deja de parecer divertido, porque precisamente en los años del gobierno del PSOE se prohibió a los falangistas las manifestaciones en el Valle de los caídos… algo anticonstitucional, sí, ¿pero no lo son también las banderas republicanas y cuantas veces las vemos en determinadas manifestaciones -la mayoría de las veces sin venir a cuento- y nadie dice nada en contra de ello?… todo es siempre pura conveniencia política, y los valores e ideales está claro que no le importan a nadie.
    La verdad es que ahora que lo comentas, nunca dejará de resultar sorprendente que haya tanta gente que le tiene miedo a la bandera de su propio país (y probablemente seamos el único lugar del mundo donde pasa eso, como siempre “Spain is different”, en el mal sentido) y que en vez de verse como un símbolo de todos, es utilizado para vulgares tejemanejes políticos.

  5. Pingback: Temporada televisiva de verano de 2013 | Universo de A

  6. Pingback: Los eventos de otoño-invierno en Madrid 2014-2015 | Universo de A

  7. Pingback: Críticas express: Los justos / En el desierto | Universo de A

  8. Pingback: Crítica exprés: Danzad malditos | Universo de A

  9. Pingback: La temporada de eventos de primavera-verano de 2016 en Madrid | Universo de A

¡Deja un comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s