Crítica express: El coloquio de los perros

El coloquio de los perros: versión libre, (¡y tan libre!), se atisban muy buenas ideas por debajo (faltaría más, el original es de Cervantes), pero lo cierto es que la mayoría son estropeadas por una insufrible tendencia a la vulgaridad y a lo soez.

A la hora de la verdad, lo mejor son las palabras de Cervantes, y aunque, como ya digo, la idea de ubicarlo hoy día no deja de estar muy bien, al final, las formas que se usan para hacerlo son tan espantosas que denigran totalmente la obra y hacen que pierdas el interés.

Dado que la puesta en escena no da mucho de sí, el espectáculo depende casi totalmente de los actores, a destacar el vigilante y los perros (gran trabajo de transformación en animales), el resto, horribles.

 

Esta entrada fue publicada en Teatro. Guarda el enlace permanente.

¡Deja un comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s