Crítica express: Otro gran teatro del mundo

Otro gran teatro del mundo: desconfiaba de esta obra, pero me había gustado tanto “El gran teatro del mundo” de Carlos Saura (también en las Naves del español, la crítica se publicará próximamente -post scriptum: ya publicada-), que no me pude resisitir, especialmente siendo un musical.

Y es que ya me debería de haber dado por advertido con que era para público familiar, y es que realmente la obra no tiene alicientes para los adultos: si hay algún parecido con Calderón es casi pura coincidencia (se le mete por medio en alguna ocasión, demostrando claramente que el teatro clásico no es apto para niños y que hay que esperar un poco más para introducirlos en un lenguaje tan intrincado), historia predecible y tópica a más no poder (¡hasta para los niños!, ¡Dios santo, es una especie de versión mala de “Romeo y Julieta” -o por ser un musical de “West side story”-) e interpretaciones estilo infantil (es decir, histriónicas y poco verosímiles). En definitiva, los adultos se aburrirán de lo lindo viéndola.

Aunque tampoco puedo recomendarla mucho para los niños, su sentido de la demagogia y de la moraleja barata no deja de hacer que te preguntes “¿realmente quiero que mi hijo acoja un mensaje tan ingenuo y poco comprometido con la realidad?” o “¿por qué mis hijos y yo no podemos ver teatro sin más?”; porque de acuerdo, cambiar el mundo y rebelarse está muy bien, pero con un motivo y con una idea de como hacer el cambio y hacia que cambiar, cosa que por supuesto, la obra no contempla alcanzando un simplismo y una vacuidad insufrible; y quiero creer que los niños son más listos que eso.

La música es correcta (usa los tópicos del género musical), y hay que reconocer que hay varios actores con muy buena voz. Las coreografías responden a esa misma infantilidad de la obra ya mencionada.

Esta entrada fue publicada en Teatro. Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Crítica express: Otro gran teatro del mundo

  1. plared dijo:

    Ya sabes, ahora se tiende a dar una vuelta de tuerca a todo y se intenta adoctrinar incluso a los infantes. Resultado, aburrimiento atroz, ser niño es eso precisamente, no tener reglas y las que estan…, intentar saltárselas. De ahí la fascinación de cosas tan sencillas como Peter pan….Cuidate

  2. Bueno, la idea del adoctrinamiento siempre ha estado ahí, creo yo… aunque con cosas más simples.
    Pero tienes razón, estoy totalmente de acuerdo con lo que dices acerca de ser niño.

  3. Pingback: El gran teatro del mundo | Universo de A

  4. Pingback: Los iluminados | Universo de A

  5. Pingback: Crítica express: En un lugar del Quijote | Universo de A

¡Deja un comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s