El café

Invierta su dinero en un café de verdad que le será mejor y le tendrá más provecho

de Rainer Werner Fassbinder, a partir de la comedia de Goldoni
Dirección: Dan Jemmett
Producción: La Abadía, con la colaboración del Goethe-Institut Madrid
Duración aproximada:  1 h. y 30 min.

Sala Juan de la Cruz
Del 27 de febrero al 31 de marzo de 2013
Miércoles a viernes, 20 h.
Sábado, 19 y 22 h.
Domingo, 19 h.

Sinopsis

Adictos al juego y a la cafeína, oportunistas, embusteros, adúlteros, mafiosos y criados adinerados forman la fauna de El café, la obra que el prolífico Rainer Werner Fassbinder concibió con apenas 24 años, a partir de la comedia dieciochesca de Carlo Goldoni. Con ella dio el salto del teatro underground (el mítico “antiteatro” de Múnich) al escenario a la italiana (el Teatro Municipal de Bremen).
Cinco años después de Argelino, servidor de dos amos (también una reescritura de Goldoni), La Abadía vuelve a este virtuoso de la sátira social, heredero de la tradición de la ‘commedia dell’arte’, con una obra que no ha perdido un ápice de actualidad, en la que todas las relaciones y actividad humana están viciadas por el poder y el dinero.
El británico Dan Jemmett, cuyos espectáculos se han podido ver en el Festival de Otoño de Madrid, la Comédie Française, el Théâtre Vidy-Lausanne y el Bouffes du Nord, vuelve a La Abadía después de su singular puesta en escena de El Burlador de Sevilla.

—————————–

Por fin he conocido la sala principal del Teatro de la Abadía, de nombre san Juan de la Cruz, lo cual es muy apropiado teniendo en cuenta que fue la antigua iglesia de la sagrada familia que antes de reconvertirse en teatro, por lo visto llevaba ya bastante tiempo sin culto. En cualquier caso, el sitio no deja de resultar fascinante y es maravilloso que se reconviertan y se reutilicen los edificios en vez de tirarlos o dejarlos abandonados, y más si se van a reformar con intenciones artísticas, ¡bravo por la iniciativa!.

Por ello, por ser un lugar tan especial merece la pena ir alguna vez a esta sala y descubrir esta peculiar “abadía”… aunque también digo algo, mejor que sea con otra obra que esta de la que se va a hacer la crítica. En fin:

Crítica: si el nombre Fassbinder ya suena a gafapastismo cinematográfico y a los típicos de “yo sólo veo cine independiente iraní en versión original sin subtitular”, ya empezabamos mal, pero decidí darle una oportunidad, y porque no, uno siempre puede sorprenderse para bien.

Después de ver la obra, me quedé con la idea de que o era una genialidad de tan alta compleja y sesuda intelectualidad que mi humilde persona había sido incapaz de comprender y asimilar correctamente, o era un completo y nefasto desastre del que no se salvaba ni el apuntador. La verdad es que me inclinaba más por lo segundo, pero después de volver a casa, reinvestigarla un poco, e incluso leer por encima la guía didáctica que amablemente ofrecen en la página web (¡¿pero de verdad hay algún sádico depravado que piense llevar a ver esto a niños o adolescentes?!, ¡yo no me lo puedo creer!), llegué definitivamente a la conclusión de que lo que había visto era un desastre y que se habían reído de mí en mi cara porque otra cosa no se puede explicar.

En cualquier caso, esta obra es uno de esos casos donde se confunde originalidad con mediocridad, absolutamente todas sus supuestas rupturas con lo establecido quedan mal y son un completo desastre, y salvo algunos escasísimos momentos ingeniosos (que desde luego no compensan aguantar toda la obra) el resto hace aguas por todas partes y nada se salva, como máximo la dirección artística.

El texto es horroroso, vulgar y un vano intento de significar algo sin lograrlo, además de carecer de comedia, como ya digo, hay unos escasísimos momentos ingeniosos, pero el resto no tiene salvación posible; eso sin mencionar una continua y más que cansina traducción monetaria que acaba por hartarnos, frustrarnos y hacer que no paremos un segundo quietos en el asiento del aburrimiento que se apodera cada vez con más fuerza de nosotros y que acaba por desquiciarnos cuando oímos por milésima vez cuanto es no sé que valor monetario en dólares, libras y euros; una cosa es que haya un chiste malo recurrente, pero otra cosa es que un chiste se convierta en una pesadilla acosadora.

La dirección es espantosa, y se encarga de crear una injustificadísima artificialidad tan horrenda que no permite que nos metamos en ningún momento en la historia: pausas ¿dramáticas? larguísimas y absurdas, actores hablando a cualquier sitio excepto a quien tendrían que hablar y rompiendo permanentemente la cuarta pared; sobreactuaciones de concurso… no hay comedia a secas, lo que hay es mucha, demasiada, comedia involuntaria; simplemente te ríes por no llorar, se alcanzan tales límites de patetismo que no te puedes creer que alguien se haya atrevido a poner en escena eso de ese modo, y no dejas de pensar que hay que tener valor para ello, verdadero valor (bueno, temeridad más bien), auténtica desfachatez y ningún sentido común.

En cuanto a los actores, el carisma y la presencia escénica de algunos de ellos no es suficiente para compensar el histrionismo permanente e insoportable del conjunto, pues todos ellos parecen competir a ver quien consigue ser más malo y peor intérprete… aunque la culpa seguramente no la tienen ellos sino el director.

En definitiva, vulgar, mal hecha a todos los niveles y realmente desastrosa, la única comedia que hay es la involuntaria y como ya digo, te ríes por no llorar.

Esta entrada fue publicada en Teatro. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a El café

  1. plared dijo:

    Nunca he estado en ese teatro, por lo que dices debe de estar muy bien.,Esperare a que estrenen algo que me pueda gustar para ir.

    En cuanto a la que comentas. Mira que en el cine me gustan los experimentos o digamos que ciertas cosas modernas cuando están bien hechas. Sinceramente en el teatro, cualquier cosa que tenga ese calificativo me hace huir de el. Vale que algunas merezcan la pena, pero uno ya con ciertos años, pues pasa de lo que de antemano imagina que e simplemente humo. Cuidate

  2. Buena idea y la verdad es que sí, como mínimo visitar el lugar supone una experiencia singular (aunque trata de coger un buen sitio, a pesar de las reformas que se hicieron para habilitarlo como teatro y de lo que ha costado, dicen que en determinadas zonas la acústica no es buena).
    A mi en todas las cosas sólo me gustan los experimentos cuando están bien hechos, y soy consciente de lo arriesgado que es, puede salirte muy bien o muy mal; aunque no dejo de preguntarme si tu intuición es mejor que la mía para localizar lo que simplemente es humo… cuántas veces me has comentado en “Universo de A” cosas como: “no me explico como te metes a semejantes cosas…” o cosas así.

  3. plared dijo:

    Ya te dije que no soy demasiado curioso y…muchas veces sera por edad o instinto si pienso que algo es una mierda, ni me molesto en averiguarlo. Quizás alguna vez me pierda algo, pero la mayoría de las veces me ahorro tiempo y dinero…. Y lo mas importante, la mala leche que muchas veces te queda ante la sensación de que te están tomando el poco pelo que te queda… Cuidate

  4. A mi generalmente, en la mayoría de las cosas, no me importa la perdida de tiempo en sí, pues siempre pienso que todo me aporta algo, incluso cuando no me guste nada de nada… la pérdida de de dinero sí me importa mucho más (lo que no deja de resultar curioso pues lo primero no es recuperable mientras que lo segundo hasta cierto punto sí), pero hoy en día hay tantas formas de acceder a tantas cosas gratis….
    Y en cuanto a mí, bueno, creo que soy curioso por naturaleza… a pesar de que sé lo peligroso que puede llegar a resultar.

¡Deja un comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s