Crítica express: Lincoln

-Lincoln: Esperaba bastante de esta película, teniendo en cuenta lo bien que había tratado el cine de EEUU su historia últimamente y porque el trailer y las múltiples nominaciones a los premios la avalaban, pero pocas veces en toda mi vida me ha pasado que tras media hora de película ya estuviera deseando que esta acabe.

Ya desde el principio resulta difícil de creer, esos extras parece que están jugando en el barro en vez de actuar, y es que no hay quien se lo explique, ¿ha perdido Spielberg su toque? porque al cineasta se le podrán recriminar muchas cosas, pero desde luego ser un mal director o no saber contar una historia no es una de ellas; y por tanto esta película resulta totalmente inexplicable.

Lo peor de todo es el guión, es plúmbeo, pesado, agotador, y hace que la película se arrastre malamente hasta el final, consiguiendo terminar totalmente con la paciencia del espectador y aburriendole mortalmente; y encima, comete el gran error que no debe de tener ningún guión cinematográfico (y más no proviniendo de ese medio ni siendo una adaptación) que es que apesta a teatro por todos los lados: largos e interminables monólogos, conversaciones cargadas de filosofía y de datos legales que no interesan a nadie, y en definitiva, un montón de palabrería inútil e interminable que lo único que consiguen es que la acción acabe por importarnos bastante poco, porque realmente no la hay, sólo hay gente que habla, y habla, y habla interminablemente sobre unos temas que cada vez nos importan menos.

Al final, y pese al virtuosismo de Spielberg con la cámara, la película acaba pareciendo un documental, pero ni siquiera un buen documental, sino uno malo con un narrador de voz pesada que duerme a los oyentes y al que realmente nadie escucha, y es que retener la atención en esta película llega a ser todo un reto.

El único que se salva de este completo desastre de dos larguísimas horas y media (que podrían y deberían de haberse recortado muy ampliamente) es Daniel Day-Lewis que como es habitual, borda el papel.

Sinceramente, no sé si este filme interesará minimanente a los estadounidenses (y lo dudo), fuera de sus fronteras ya doy garantía de que no: plagada de tecnicismos, dando muy por sabido el conocimiento de como funciona el sistema de gobierno, judicial y político estadounidense… etc, la convierten, por encima, en una película difícilmente accesible a la gente común.

Pero todo eso no es lo peor, lo peor, es que la historia es muy interesante, muy bonita y muy digna de ser contada… pero han fracasado, la aprobación de la emienda que abolió la esclavitud tendrá que seguir esperando una gran película que la inmortalice como debe (tema este que últimamente se está volviendo frecuente).

Esta entrada fue publicada en Películas. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Crítica express: Lincoln

  1. plared dijo:

    No la he visto todavía, pero me sorprende ya que todo lo que había leído hasta ahora son loas a ella. En especial a la interpretación del protagonista. A ver si tengo tiempo y voy a verla,,,,,

  2. Y yo, y yo, cual sería mi sorpresa al verla… sólo coincido en lo del protagonista. En fin, ya me contarás.

  3. Pingback: Ópera The perfect american | Universo de A

¡Deja un comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s