La temporada de exposiciones 2012-2013 de Invierno-primavera en Madrid

El ocio según Universo de A:

-La temporada de exposiciones 2012-2013 de Invierno-primavera en Madrid

-Los eventos de invierno en Madrid 2013

-Temporada televisiva invierno- primavera del 2013

————————–

Y continuamos nuestro habitual recorrido cultural, que se renueva con nuevas exposiciones (y como siempre recordar que aún hay exposiciones anteriores que siguen vigentes), pero por si has visto todas las anteriores, ahora también se pueden visitar:

La casa encendida

-Albert Oehlen, moderne Farbkonzepte: decir la desagradabilísima noticia de que esta es la única exposición de este centro (y que yo sepa en todo el tiempo que lleva abierto) en la que no se permiten hacer fotos, lo cual me parece inexplicable.

Esta exposición es muy interesante pero para mi gusto escasa, hay que reconocer que llega a poco. En cuantoa a las obras, si bien no podría faltar quien las calificara de completa tontería, tienen un algo especial, una belleza estética tan tremenda que te dejan completamente subyugado, y las ideas que las acompañan también ayudan.

-Generación 2013: formada por unos becados por esta caja de ahorros, esta exposición cuenta con una cantidad de sobreinformación abrumadora, a saber porqué, alguien piensa que estamos tan fascinados con todas y cada una de las obras que necesitamos que nos las expliquen con todo detalle.

En cuanto a lo que se muestra, hay algunas muy buenas, otras regulares, y otras que sólo pretenden alcanzar ese estatus.

La tabacalera

-José Manuel Ballester, bosques de luz: después de tanto tiempo viendo exposiciones en Madrid, en alguna ocasión te das cuenta de que “anda, pero si esto ya lo he visto”, y es increíble la cantidad de veces que se nos queda una obra pero no el nombre del artista que la ejecuta.

En cuanto a la exposición, hay obras muy buenas y otras que carecen totalmente de interés, teniendo en cuenta que es una retrospectiva, el artista no deja de tener una carrera bastante regular.

Real academia de bellas artes de san Fernando

-Mariano Benlliure, el dominio de la materia: en primer lugar decir que es vergonzoso que no se puedan hacer fotos, es la primera y única vez que esto ha pasado en este museo.

Por lo demás, quien conozca minimamente a este gran artista no se verá en absoluto decepcionado con la exposición que se podrá complementar magníficamente con esos folletos de itinerarios por Madrid capital de sus esculturas que reparten las oficinas de turismo (y los más apasionados pueden incluso desplazarte a Valencia para ver su Casa museo, que es otra gran maravilla).

Bien montada, con buena información, y obras muy interesantes, es una de las exposiciones artísticas imprescindibles en esta temporada

-Exposición final becarios 2011-2012: muy interesante exposición de una igualmente interesante beca; pero la verdad, para tratarse de la estancia de un año, la cantidad de obras presentadas deja mucho pero que mucho que desear, aunque la calidad, en su mayoría, hay que reconocer que es notable.

Museo ABC

No me extraña nada que este museo sea tan poco conocido y no se suela ver mucha gente en él, la mayoría de los que lo atienden son antipáticos a más no poder y tienen una actitud de funcionarios (“obligué” a una pobre conserje a hacer su trabajo y poner en consigna lo que llevaba encima, sobra decir, que puso una cara como si tuviese que realizar ella sola la gran pirámide de Keops) que no se explica en una entidad privada.

Por lo demás, en este momento se expone:

-Portadas, dibujos de primera plana: aunque su montaje no es muy allá, y la exposición es un poco pobre en cantidad, contenido e información (al contrario de lo que se hace habitualmente); lo cierto es que es fascinante ver la evolución de la historia a través del dibujo, y es que el centenario periódico ABC se puede permitir mostrarla ilustrada, fotografíada, redactada, etc. En definitiva, a pesar de sus defectos, realmente merece la pena.

-DibujaMadrid: interesante exposición con dibujos o cuadernos de viaje unos más artísticos y otros más bien aficcionados, gustará a todo aquel que guste de los principales pueblos de Madrid y del cotillear en como fue un interesante viaje que tenía a la vez algo de proceso artístico.

Fundación AISGE

La fundación de los interpretes del audiovisual, que yo sepa, no está muy curtida en exposiciones, aunque parecen disponer de una sala para ello (en cualquier caso, ha sido la primera vez que yo he ido), resulta interesante pero van a tener que mejorar para convertirse en un punto de referencia. Se pueden hacer fotos y es totalmente gratuíta.

-José Luís López Vázquez, arte en papel: pocos saben que el conocido actor empezó como figurinista en teatro, y esta exposición lo demuestra. La exposición es bienintencionada pero hay escasez de medios, de ahí el pobrísimo montaje; por lo demás, los dibujos que se muestran, si bien no llegan a ser espectacularmente artísticos, sí que tienen cierto interés. Es una exposición recomendable especialmente para los amantes del audiovisual.

Fundación March

-Paul Klee, maestro de la Bauhaus: tras haber tenido una exposición realmente interesante, el necesario cambio por el avance de temporada ha sido bastante decepcionante.

Y es que cuesta no aburrise en esta exposición, y aún más creer que lo que ves es arte o te interesa un mínimo.

Puedo entender que el comisario diga que es la mayor recopilación que se ha hecho, y que nunca se ha visto algo igual en España… pero es que te da tan igual… no interesa, no apasiona y la verdad, soy incapaz de ver arte en eso.

Al final, sólo te puede resultar interesante si te gusta la Bauhaus, lo que se hizo y poder profundizar en lo que eran sus enseñanzas, sus métodos y su forma de entender la enseñanza y el arte. En definitiva, jamás la calificaría como una exposición artística sino más bien divulgativa. A partir de ahí, si te interesa, pues ya sabes qué hacer.

Expometro

-20 pintores unidos por la acuarela: en esta exposición exponen una serie de acuarelistas, algunas obras son realmente interesantes, otras de simples aficcionados; pero merece la pena pasarse por el andén de la estación de Retiro.

Como curiosidad adicional decir que expone como acuarelista de honor la Duquesa de Calabria, consorte pretendiente al trono del Reino de las dos Sicilias, casada con un Infante de España (el único título de este tipo que otorgó el Rey durante todo su reinado) y también hermana del pretendiente Orleanista a la Corona francesa… etc. Lamentablemente, en tan gran e ilustre nombre se queda todo el interés, pues las dos obras que expone son más bien vulgares y poco artísticas.

Sala de arte joven

-Hacer en lo cotidiano: como de costumbre (y a pesar de cambiar de comisario cada año) esta sala sorprende para bien, realmente hay artistas jóvenes muy interesantes en Madrid. En cualquier caso, la visita a esta sala es un imprescindible que seguro nos dejará satisfechos por su variedad y la originalidad y frescura de muchas de sus obras.

Fundación telefónica

-Virxilio Vieitez: aunque en un primer momento las obras de este fotógrafo gallego bien pudieran verse como el simple trabajo artesanal de un fotógrafo de pueblo que retrató el ambiente donde vivía y listo; si uno empieza a dejar de mirarlas, y empieza a observarlas, pronto descubrirá que tienen algo especial; cierto que efectivamente hay algunas que son simple artesanía, pero hay otras que se elevan a la categoría de arte, tienen un algo, un no sé qué, una expresividad, una potencia emocional que realmente fascina.

Por si fuera poco, es bastante espectacular a nivel de montaje, aunque un tanto caótica respecto a eso mismo y también de información que si bien no es escasa, sí regula.Pero teniendo en cuenta los precedentes, no podíamos esperar nada mucho mejor… (es lo bueno que tiene, ahora sólo puede ir a mejor).

-Exposyfy: no situada dentro de la fundación sino en un apartado de la tienda que da directamente a la Gran Vía, esta exposición es un fascinante tesoro a descubrir, especialmente para todos aquellos fans del cine a los que nos encanta ver objetos originales (aunque hay mucha réplica suelta, pero también tiene su gracia tener eses objetos tan cerca) de algunas de las películas que hemos visto pues es como si estas se volvieran realidad, ¡pasan de la pantalla a estar a nuestro alcance, no son sólo una ficción!.

Organizada por una web que se dedica a la venta de ese tipo de objetos con un fin claramente publicitario, no deja de ser, como ya digo muy interesante, especialmente si te gusta el cine fantástico o de ciencia ficción, o si eres cinéfilo a secas.

Casa de Galicia

Hacía demasiado tiempo que no pasaba por aquí (¡es que da un poco de pereza hacerlo todos los meses!, aunque la variedad que ofrece es innegable…), y a mi vuelta he sentido arrepentimiento por ello (todo lo que me habré perdido…), pero también alegría, pues una de las exposiciones me deslumbró:

-Caíno, Los colores de la memoria: en el siglo XIX los pintores tendían al historicismo y a copiar el pasado… pues bien, este señor hace lo mismo en versión pintura nacional gallega. Todas sus pinturas suenan a visto, un visto ligeramente actualizado, pero en cualquier caso a algo tópico y ya totalmente pasado y superado.

-Vidal Martín Palacios: interesante muestra de pintura, tiene su originalidad y hay alguna que otra buena obra.

-Amador: interesantísimo y brillantísimo pintor que tiene una de las exposiciones imprescindibles en Madrid. Su estilo es una fascinantísima mezcla entre clásico y contemporáneo y uno echa de menos ver más lienzos (da auténtica pena que sólo sea una sala).

Con temáticas que tocan a la vez lo popular y lo culto, da una de cal y una de arena y nos introduce en un mundo fantástico pero muy real que nos deja completamente ensimismados en sus preciosísimas pinturas. Magnífico.

———————————-

-Humor de Rufus: una de las pocas exposiciones que tienen cartel para explicar, pretende autojustificar que la viñeta o la tira cómica es otra forma de arte… algo que muchos ya sabíamos, pero que esta exposición es incapaz de demostrar y que desde luego no convencerá a los excepticos.

La temática, por su parte, aunque hay viñetas que tienen toda la razón del mundo, otras son insoportablemente demagógicas y todas ellas tienen la misma temática… hasta el punto de que llega a aburrir, exactamente lo que no debe hacer una viñeta cómica.

———————————–

Museo del Prado

Varias exposiciones anteriores siguen vigentes.

-El trazo español en el British museum: una vez más, el Prado hace gala de ser gran museo y sobre todo, de traer los grandes museos del mundo a Madrid.

Sin embargo, esta exposición fascina bastante poco, la verdad sea dicha; ninguno de los dibujos es que te enloquezca o que resulten tremendamente cautivadores. La realidad es que es más interesante a nivel histórico que artístico.

En cuanto al montaje, nula originalidad.

-El labrador, naturalezas muertas: en la sala pequeña del edificio nuevo se encuentra esta exposición que tiene cierto interés. Buena información pero tampoco es nada del otro mundo.

-La oración en el huerto: pronto empezará a hacer cambio de exposiciones (supuestamente, porque Van Dick ha sido prorrogada, así que a saber; pero para mi que hay mucho tema de presupuesto y de ahorrar costes por el medio), pero entre tanto podemos disfrutar de esta bellísima obra que fue adquirida por el museo y que tras su restauración brilla casi como si la hubieran pintado ayer.

Con un pequeño monográfico expositivo dedicado a ella, descubrimos sus secretos, los de la restauración y todo lo que se descubrió durante esta (¡dos personajes importantísimos, nada menos!). Si el arte es una permanente sorpresa, esta preciosa pintura es un muy buen ejemplo de ello.

Caixaforum

-Antes del diluvio: llama la atención la increíble coherencia de esta fundación, primero la exposición de los grandes edificios a lo largo de la historia (con el importante precedente de la Torre de Babel) y ahora una exposición sobre Mesopotamia, creadores del Zigurat; ¿curioso, no?.

En cualquier caso, a pesar del espantoso montaje (que incluye unas horribles pantallas a modo de pretendidas cartelas que lo único que consiguen es que la gente se apelotone como loca para intentar leer algo), es una exposición muy interesante, especialmente si te interesa ese período de la historia.

En general, no se puede decir que se muestren grandes piezas, pero la información proporcionada es realmente buena y está bien distribuída, por lo cual realmente merece la pena, ¡toda una oportunidad para conocer Babilonia!.

-Maestros del caos, artistas y chamanes: moderadamente interesante aunque muy caótica la interelación entre el mundo artístico y el de los chamanes es bastante sugerente. Sin embargo no acaba de convencer y debería de haber un cartel fuera avisando de que no faltarán ciertas cosas escatológicas en el interior.

-Justicia alimentaria, sembrando esperanza: alguien escribió en el interior un mensaje contra los bancos y en relación a la exposición y no le falta razón.

Sorprendentemente bien montada (especialmente porque este tipo de exposiciones en esta sede suelen ser secundarias y bastante propagandísticas) se pueden encontrar varias cosas de interés, merece la pena echarle una ojeada.

Museo Reina Sofía

aún hay exposiciones anteriores que siguen vigentes

Parece que el Reina Sofía ahora le pide a otras instituciones que colaboren con él para crear exposiciones (probablemente por la crisis, es una especie de “coproducción”), eso, la verdad, en muchos aspectos le ha beneficiado pues abandona un poco su sistema expositivo con montajes que en general son bastante malos y poco interesantes. En cualquier caso, ahora podemos ver:

-Metonimia: magnífica exposición sobre la artista Cristina Iglesias que es conocida por casi todo el mundo por sus puertas de la ampliación del museo del Prado.

En cualquier caso, sus obras son totalmente fascinantes, muy interesantes, y por si fuera poco, de una grandísima belleza estética que convierte la visita a la exposición en todo un agradabilísimo paseo en la que nos vemos deslumbrados una y otra vez y la belleza de sus obras nos deja un gran bienestar; pocas veces el arte contemporáneo logra las sensaciones que esta artista nos aporta, quizás sea por su mezcla de lo actual y lo clásico.

-La invención concreta: interesantísima exposición con varias obras de hispanoamericanos que pese a tratar la abstracción geométrica es muy interesante y hay muchas obras muy hermosas que realmente merece la pena ver.

-Robert Adams: el lugar donde vivimos: una serie de fotografías que (salvando unas pocas y escasas excepciones), a mi no me dijeron absolutamente nada o muy poco.

Son una serie de fotografías, en general con paisajes que la verdad sorprenden bastante poco y muy pocas dan la impresión de tener algún tipo de virtuosismo o mérito especial.

Museo Thyssen

-Hiperrealismo: decepcionante exposición que prometía muchísimo más, llegando incluso a ser aburrida: montaje bastante espantoso, las obras no son ninguna maravilla y nada bien escogidas, y la información que se proporciona (totalmente dependiente del escueto folleto) deja mucho que desear. En definitiva, bastante fiasco; para esto ya podían haber dejado la de Cartier.

-Impresionismo al aire libre: resulta raro que de momento esta sea la única exposición que hay  y que no haya alguna más, y no deja de ser curiosa la apuesta de cara a la primavera.

El título está claramente buscado para atraer público, pues aunque hay impresionistas, también hay artistas de otras muchas tendencias (quien quiera ver impresionistas de verdad, debería de ir a la de la Fundación Mapfre). A la hora de la verdad, en realidad es una exposición que analiza la pintura paisajista a lo largo del tiempo, sus distintas vertientes y formas, y sin embargo resulta muy interesante, y lo está diciendo una persona a quien el paisajismo más bien le aburre.

El montaje es el habitual y la exposición depende demasiado del folleto pues es en el único sitio dónde nos encontramos información, por otro lado, las citas en cada sala son muy interesantes.

-Juego de interiores: finalmente parece que esta maravillosa actividad de una única sala gratuíta que expone unas cuantas obras de la colección no se quedará sólo en una actividad para celebrar el aniversario del museo y que tendrá una mayor proyección, ¡bravo por la iniciativa!.

Y es que resulta apasionante coger y comparar diversas obras especialmente guiados por un completísimo libro-folleto que nos ilustra con todo detalle acerca de ello, toda una maravilla, y además, gratis.

En esta ocasión se trata algo tan interesante como el cómo trata la pintura los diversos interiores a través de la historia o con que tipo de personajes… no sólo es interesante sino que tiene cierto delicioso toque melancólico.

Fundación Mapfre

Sala de Recoletos:

-Impresionistas y postimpresionistas: si siempre quisiste visitar el Museo d’Orsay para ver los pintores impresionistas y postimpresionistas, esta es la gran oportunidad. Con una cantidad de obras de los pintores más importantes (y algunas de ellas muy reconocidas y famosas), Mapfre nos sigue llevando por las colecciones de los museos más reseñables de Francia.

-Luces de bohemia: interesantísima exposición sobre la bohemia, los que formaron parte de ella, y el concepto en sí, es muy completa aunque quizás se echa de menos más texto o más profundidad. Bien montada como es habitual, es realmente interesante y las obras que se exhiben auténticas maravillas.

Sala de Azka:

-Manuel Álvarez Bravo: sus fotografías en principio no te parecen gran cosa, pero con el tiempo (saltando algunas bastante vulgares) te impactan, tienen algo, ese “no sé qué” que tiene toda verdadera obra de arte y que hace que te quedes fascinado mirándola. Altamente recomendable.

Centrocentro

Para el resto de las exposiciones, consultar aquí.

-El legado Casa de Alba: esta exposición es de pago, no hay forma de entrar gratis aunque sí hay algunos descuentos.

¡Ah!, cuando supimos que esta exposición iba a al Palacio de Cibeles, todos soñamos con que sería gratuíta y que todo el mundo podría acceder a ver el patrimonio de los Alba en un magnífico acto de presentación de la cultura y del arte por parte de las instituciones públicas y de una fundación privada… pero no, es la única exposición de pago de todo el edificio, lo que por otra parte parece demostrar que también el poderoso ducado sufre la crisis, pues nunca antes habían expuesto sus obras privadas y conseguir entrar en el Palacio de Liria es toda una odisea. Por otra parte, la exposición es claramente propagandística y laudatoria hacia la familia, ahora bien, desde luego que se valora que unos propietarios privados conserven grandes obras de arte, pero no olvidemos que estas no dejan de ser suyas, de su propiedad exclusiva y que rara vez las ve otra persona que no sean ellos, por lo que su “esfuerzo en la conservación de la cultura” no deja de ser un tanto interesado en mi opinión (ahora bien, para ser justos, tampoco vemos nunca todos los fondos del Museo del Prado, por poner el ejemplo de una institución pública).

En cualquier caso, teniendo en cuenta que no hay forma de escaparse de pagar, ¿merece la pena?, la verdad sea dicha, la exposición es una oportunidad única de apreciar parte de una colección privada y eso de por sí ya hace que realmente merezca la pena, y todo lo hay que decir, muchísimas de las piezas seleccionadas para la exposición son una auténtica maravilla, algunas incluso muy famosas; y en cualquier caso variadas, que deslumbrarán al espectador; y eso, ya de por sí, convierte en interesante la exposición y que merezca la pena.

Ahora bien, el resto es bastante desastroso, los comisarios deseaban que se convirtiera en la exposición de referencia en Madrid y en el Paseo del arte, pero desde luego no han hecho nada para lograrlo: la información que se aporta es casi nula, apenas se dice nada sobre las piezas que vemos o porque están ahí, es mejor ir ya sabiendo algo sobre el tema, porque quien pretenda aprender más sobre la Casa de Alba, mucho me temo que esta exposición no le ayudará en nada; y la poca información que hay es caótica, inconexa e incapaz de seguir una línea clara, no sabe si hablar de la historia, de las distintas ramas de la familia, de los títulos o que comentar… podría pensarse que quiso abarcar mucho y fue incapaz de apretar nada, pero es que no se le nota ni ese esfuerzo, es más, estoy convencido de que estaban tan seguros del valor de las piezas expuestas y del efecto llamada que tendrían las colecciones de los Alba sobre el público, que no le dieron importancia a nada más, y eso se nota.

De modo que la exposición cojea y mucho, quien vaya, podrá ver los objetos y las obras más o menos antiguos pertenecientes al Ducado de Alba, pero nada más, porque la muestra en realidad no pretende ofrecer ninguna otra cosa, no se aprenderá nada nuevo, ni te fascinarás con una increíble explicación de un hecho histórico, o descubrirás alguna curiosidad que no conocías, o cambiará tu concepto de algo, básicamente porque, como ya digo, la exposición no prentende eso, simplemente muestra como trofeos todo lo conseguido por los Alba, sin que se pretenda subrallar o comentar su importancia histórica o artística, de modo que la exposición acaba por no tener ningún fin didáctico.

El montaje es aceptable pero nada novedoso, lo mejor que hay asientos distribuídos en las diferentes salas, algo que suele agradecerse en las exposiciones. Por otra parte, no se molesta en ocultar el que no sean demasiadas salas ni tampoco demasiadas obras, son conscientes de que lo que hay es suficientemente excepcional y que vale la pena por si mismo.

En definitiva, la exposición vale la pena por lo que muestra, por todos los objetos y obras de arte espectaculares y con gran historia, pero no por lo maravillosa o excepcional que sea esta, que no lo es. Dicho esto, cada cual puede decidir si le merece la pena pagar para verlo o no.

Museo de ciencia y tecnología

Este museo es uno de los más ocultos y desconocidos de Madrid, escondido en la antigua estación de las Delicias, dónde el museo del ferrocarril goza de un absoluto protagonismo, es estatal, totalmente gratuíto y además se pueden hacer fotos sin flash… ahora bien, la verdad sea dicha, no tiene mucho que ver, lo que, no deja de ser muy irónico y un tanto insultante para España, pues su museo nacional dedicado a la ciencia y la tecnología va muy escaso de todo, ¿es una metáfora de la situación nacional?, sea como sea, el tema no deja de resultar triste.

Rara vez hace exposiciones temporales (y si las hace pasan desapercibidas), sin embargo, en esta ocasión, hay una que ya ha llamado la atención de la gente y que estará varios meses, se trata de:

-Libros inmortales, instrumentos esenciales: magnífica exposición temporal que sin duda debe de ser de referencia en Madrid, personalmente yo (por si no se había notado) soy totalmente de letras purísimas y las ciencias en general me interesan bastante poco… precisamente por eso considero tan importante que esta exposición me hiciera rendirme y que me permitiera fascinarme con los hallazgos y los científicos más importantes de la historia de la humanidad.

Y es que, a pesar de que no creo que se dispusiera de grandes medios para montarla, lo cierto es que es una auténtica maravilla a todos los niveles: en lo divulgativo cumple sobradamente con unos textos magníficamente redactados y muy comprensibles para todo el mundo; está también muy bien montada (dentro de lo que cabe, sin ningún tipo de lujo o espectacularidad pero si de forma muy decente, atractiva y ante todo coherente y didáctica)… pero no se queda sólo en eso, es de lo más espectacular las obras originales que han reunido, especialmente libros que no son copias sino originales, por lo que resulta toda una gozada poder contemplar esas grandes obras traídas de todo tipo de instituciones, por lo que se nota una gran molestia en tratar de montar bien la exposición y realmente enseñar algo que vale la pena.

En definitiva, es una exposición que vale la pena por lo que cuenta y por lo que se ve, todo un imprescindible dentro de vuestro recorrido cultural por Madrid.

Museo del traje

-Bebés, usos y costumbres del nacimiento: es una exposición “menor”, todas las que se hacen dentro del museo, al lado de la pasarela en vez de en la sala de exposiciones situada fuera y para ese efecto se organizan así; y es una pena, porque es realmente interesante.

Y que sea “menor” no significa que no deba estar bien hecha, pues todo es bastante catastrófico: cartelas que no aclaran nada, escasa información… etc, y es una pena, porque como ya digo, tanto la temática como la idea es interesante y podría haber sido una muy buena exposición.

-La moda imposible: se esperaba bastante más de esta exposición; sin folleto como de costumbre (aunque catálogo bien que han editado), y un tanto caótica en el montaje parece perderse en sí misma.

Sin embargo, las piezas expuestas son interesantes, relevantes y la información que se da sobre ellas también; por tanto realmente merece la pena la visita.

Fundación Canal de Isabel II

Para el resto de salas, consultar aquí.

Sala de pago de Plaza de Castilla:

-Pompeya, catástrofe bajo el Vesubio: desde luego, yo acudí principalmente como recordatorio de mi viaje a Italia, puesto que me encanta sentir nostalgia, y desde luego Pompeya era una maravilla (como bien podéis comprobar en las fotos); y yo creo que para todo el que haya vivido esa maravillosa experiencia, esta exposición será muy disfrutable aunque sólo sea para recordar lo trágico y a la vez romántico del lugar, eso sin mencionar, que hay piezas que no son de museos de Nápoles, con lo cual, siempre encontraremos interesantes novedades o la posibilidad de fijarnos en piezas concretas que seguramente habremos pasado por alto en los atestados museos italianos.

Pero para el resto, ¿merece la pena? bueno, lo cierto es que si te interesa la ciudad sí, la exposición no es en absoluto perfecta, aunque tiene un montaje muy espectacular (como en todas las exposiciones de pago de Canal y muchas de las gratuítas), lo cierto es que a nivel de información va bastante floja en muchos casos, y es un tanto superficial, por lo que poco más aporta a quien esté minimamente documentado (aunque es cierto que hay videos y recreaciones interesantes que nos dan una curiosa visión de la catástrofe), eso sin mencionar la falta de bastantes cartelas o un recorrido un tanto caótico (para lograr esa espectacularidad mencionada) hace que la exposición finalmente padezca a nivel informativo, y es una pena, porque la idea del recorrido que se traza es muy buena, pero simplemente no se ha desarrollado todo lo que se debía.

Por lo demás, hay muchas piezas expuestas que son una maravilla y toda una oportunidad única para verlas que no se debe desperdiciar.

Sala de santa Engracia:

-Aitor Ortiz, Verwellen: no sabes que tienen sus obras pero te dejan totalmente cautivado, su simplicidad es tremenda, aparentemente no tienen nada, y a pesar de eso, tienen una fuerza expresiva realmente envidiable, un algo que hace que quieras ver más y que te deja totalmente seducido por el trabajo de este artista.

Montaje aceptable, la cuba destaca. La información del folleto es buena, y el video que hay en la sala es realmente relevante y te deja clara toda la obra.

Museo Sorolla

-Sorolla, jardines de luz: si te gusta Sorolla o el paisajismo te gustará, si no, no te aportará mucho (aunque sí, las pinturas son preciosas, eso hay que reconocerlo). El montaje es el habitual, bastante malo y la falta de espacio no me parece una excusa.

Museo del romanticismo

-Los espejos del alma, paisaje alemán en el romanticismo: como de costumbre, las pequeñísimas e íntimas exposiciones temporales de este museo convierten su más grande defecto en su mayor baza; con un gran encanto, resulta todo un apasionante paseo por los paisajes más románticos. Imprescindible para fans de la pintura romántica o para aquellos a los que les guste el estilo, en cuánto al resto, seguro que muchos se dejan enamorar también.

Fundación Carlos de Amberes

Esta fundación que yo siempre he considerado un tanto elitista (poco proclive a descuentos o a gratuidades) parece que ha cambiado de rumbo (o al menos lo hace con esta exposición, lo cual se agradece), lo que es bueno pues llega a organizar exposiciones realmente buenas y tampoco es muy conocida (la del Toisón de oro del año pasado es especialmente memorable). En este momento encontramos:

-Beatlemanía, 50 años después: las joyas de un coleccionista del grupo británico tan de moda en el siglo pasado. Lamentablemente, yo no siento una excesiva fascinación por los Beatles, con lo cual, no me interesó mucho; la realidad es que es una exposición de un fan para otros fans, porque la verdad, no encontré mucho interés en general en toda la exposición (además de que no hay ningún tipo de retrospectiva del grupo, de examinar su evolución o su historia… etc), y su montaje, aunque con pretensiones estéticas, es un tanto desordenado y espantoso.

Sala Álcalá 31

-Blanca Muñoz: interesantísima retrospectiva de la artista, no sabría decir si es muy completa, pero desde luego es apasionante y sus obras de arte fascinan.

Matadero

-III Bienal iberoamericana de diseño: a menos que seas un apasionado del tema (o que hayas participado en ella) dudo que nadie sea capaz de ver en serio toda esta exposición. Sobresaturada de información por todas las partes, el interés va decayendo cartel a cartel y acabas simplemente pasando por delante y fijándote en unas pocas cosas que te llaman algo más la atención. Supongo que había que enseñar todos y cada uno de los trabajos montados y por eso el montaje es tan infame y perjudica tanto con ese exceso a lo expuesto, que no le queda sino esperar que alguien se fije en ello de pura casualidad.

——————————–

Esta entrada fue publicada en Turismo. Guarda el enlace permanente.

10 respuestas a La temporada de exposiciones 2012-2013 de Invierno-primavera en Madrid

  1. plared dijo:

    De quien es la 5 foto, realmente preciosa y no la identifico….Esta vez no te digo que ire a ninguna, ya que no tengo tiempo ni para tomarme un cafe. En fin, los unicos ratos que disfruto son a estas horas de la madrugada. VEntajas de apenas dormir. Si no, ni eso tendria…..Cuidate

  2. Supongo que te refieres a la que está a la derecha de la de Michael Jackson… pues la verdad, yo tampoco lo sé, saqué la foto de internet sobre todo porque me gustaba su lema de “cuando el arte ataque”, para este tipo de artículos suelo buscar una imagen genérica que evoque la idea del arte.
    Pobre chico, aunque siempre es mejor tener algo que hacer que no tener nada, en cualquier caso tómatelo con tranquilidad… y suerte que tienes que eres de esos que duermen poco, ¡aprovechas mucho mejor el tiempo que otros tantos mortales! (incluído yo).

  3. Pingback: Los eventos de invierno en Madrid 2013 | Universo de A

  4. Pingback: Temporada televisiva invierno- primavera del 2013 | Universo de A

  5. Pingback: La temporada de exposiciones 2013 de primavera-verano en Madrid | Universo de A

  6. Pingback: La temporada de exposiciones 2013-2014 de otoño-invierno en Madrid | Universo de A

  7. Pingback: La temporada de exposiciones 2014-2015 de otoño-invierno en Madrid | Universo de A

  8. Pingback: La temporada de exposiciones 2014-2015 de otoño-invierno en Madrid | Universo de A

  9. Pingback: Temporada televisiva de otoño-invierno de 2015-2016 | Universo de A

  10. Pingback: La temporada de exposiciones de primavera-verano de 2016 en Madrid | Universo de A

¡Deja un comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s