Musical Sonrisas y lágrimas

El origen de un mito

Sinopsis: Una superproducción de Sonrisas y lágrimas, el popular musical que ha impactado al público de todos las generaciones y latitudes, llega al teatro Coliseum de Madrid el próximo 27 de septiembre.

El director del musical, Jaime Azpilicueta, ha explicado que Sonrisas y lágrimas, uno de los grandes clásicos del género, nos traslada “al mundo de los más hermosos sentimientos”. Y sin lugar a dudas el espectáculo que podrá verse en Madrid lo consigue. Y lo consigue gracias a una producción de gran envergadura, con 36 artistas, entre actores, músicos y cantantes y 22 cambios de escenario, en la que se ha cuidado hasta el máximo detalle y que destaca por su correcta dirección de arte que, sin perder de vista la popular película, crea un universo teatral propio y dinámico.

Sonrisas y lágrimas fue un éxito desde su estreno en 1959 en Broadway, donde alcanzó 1443 funciones, ganó 6 premios Tony y vendió más de 3 millones de discos, cifras asombrosas para la época. Algo que sólo fue posible sumando el talento del compositor Richard Rodgers y del libretista Oscar Hammerstein II, que supieron expresar con sus canciones la magia de una historia universal.  Más tarde, la versión cinematográfica de 1965, que fue dirigida por Robert Wise y protagonizada por Julie Andrews, ganó 5 oscars, incluido el Oscar a la Mejor película del año.

Una historia real

El musical cuenta como María, una joven novicia apasionada por la música, devuelve la alegría y la ilusión a la familia Von Trapp. Frente a la férrea disciplina del Capitán Georg von Trapp, ella opone la música y la libertad a los siete hijos de éste. Basada en la propia biografía de María, el musical cuenta una historia real, enmarcada en el entorno maravilloso de Salzburgo y repleta de referencias a la dura historia de Europa en los años cuarenta del siglo XX, con la ocupación nazi de Austria como fondo.

Hoy esta obra sigue emocionando a niños y mayores. Un excelente reparto, una orquesta en directo, las pegadizas melodías y una puesta en escena a la altura del clásico hacen de Sonrisas y lágrimas el espectáculo inolvidable que ha sido siempre.

DATOS DE INTERÉS

Duración: 120 min

Texto : Richard Rodgers y Oscar Hammerstein II

Versión  :  Miguel Antelo

Dirección:  Jaime Azpilicueta

Dirección musical  :  Julio Awad

Intérpretes:  Silvia Luchetti, Carlos Hipólito, Carlos J. Benito, Noemí Mazoy, Loreto Valverde, Jorge Lucas, Yolanda García, Paris Martín

———————————————-

Si se hiciera una lista de los musicales más influyentes de todos los tiempos, no hay duda de que este sería uno de ellos, “Sonrisas y lágrimas” forma parte de la cultura general básica estadounidense, yo no creo que sea mucho aventurar, decir que también de buena parte de la de occidente. Para muchos es la película de navidad por antonomasia, y una de esas películas familiares que nunca pasan de moda y uno de esos filmes que todo el mundo ha visto y que se parodian una y otra vez (aquí mismo en Universo de A, o en series como “Will & Grace” -en el magnífico y divertidísimo capítulo “Von Trapped” o “Atrapados por la música” en la versión española-, La niñera -que toda la serie en sí misma era una parodia de la película-… etc).

Como curiosidad decir, que ya os digo que los austriacos saben sacarle mucho partido, como a todo lo que pueda ser minima y potencialmente turístico: en el teatro había folletos publicitarios de turismo de Austria, y en el propio Salzburgo, ¡si te descuidas (y a pesar de que a los austriacos no les entusiasma en absoluto la familia von Trapp, muchos consideran que no tienen nada de heróico, pues huyeron a EEUU cuando todo se ponía mal en el país -después de la anexión habría la segunda guerra mundial-) tienen más importancia los tours de Sonrisas y lágrimas que el propio Mozart!.

En todo caso, no creo que sea necesario reseñar la importancia de una película tan premiada e histórica (que está muy ligeramente basada en la realidad, que era mucho menos edulcorada y bonita); pero creo que sería interesante saber que todo surgió del libro que publicó María von Trapp, que fue adaptado al cine por primera vez en una película alemana, y en la venta de sus derechos, la ex-novicia fue casi estafada, así que, cuando los productores del musical de Broadway descubrieron eso, decidieron que una parte de los beneficios (y vaya si los debió tener) fuera a parar a ella. La historia de la película y su triunfante arrase de premios no parece que sea necesario contarla.

En cualquier caso, la adaptación cinematográfica está tan bien hecha, que uno se pregunta como fue el origen de la historia, como ha sido la obra original… y esa duda es la que yo iba a desvelar al teatro, descubrir el auténtico “Sonrisas y lágrimas” (o “The sound of music” -“El sonido de la música”- en el original, a saber quien fue el traductor al que se le ocurrió semejante título, supongo que “El sonido de la música” no vende mucho, pero…). Al principio uno valora que la obra no tendrá muchos alicientes, al fin y al cabo, la película dura casi tres horas, e incluye todo lo incluíble, ¿qué puede aportar de nuevo la obra?… pues sorprendentemente, más de lo que se pueda imaginar.

Lo cierto es que en la obra se conocen muchas más cosas sobre muchos personajes o se nos da una perspectiva diferente de ellos, así, los niños, que en la película (exceptuando quizás a Liesl) eran una masa sin muchas diferencias entre ellos, en el musical se nos dan más pinceladas sobre cada uno y a muchos los conocemos bastante mejor. La baronesa también es un personaje realmente desagradable (en la película no llegaba a serlo) y a parte de eso se nos dan infinidad de pequeños nuevos datos que disfrutaremos aquellos que conocemos perfectamente la película y que nos darán una nueva perspectiva sobre muchos detalles de la historia… al fin y al cabo, todo es “Sonrisas y lágrimas”. Y que decir de los que no conocen la película (los pocos), que van a descubrir todo un fenómeno.

Resulta además muy interesante ver como cambia el argumento de la obra y el de la película, que se utilizó y que no, como se ordenó esto y como lo otro, realmente resulta apasionante para todos aquellos a los que les guste la película.

En cualquier caso, esta producción la dirige Jaime Azpilicueta, bastante reconocido por sus montajes (es más, lo reseñan como parte de la publicidad) y que hizo diversos montajes de teatro musical importantes en Madrid, entre ellos, por ejemplo el “Victor o Victoria” de hace unos años.

Y lo cierto es que, aunque conserva algo del acartonamiento del musical original de Broadway original, lo cierto es que hace otras cosas muy interesantes e innovadoras, y es que no dejan de sorprender los imponentes decorados creados la mayoría de ellos (y creedme, las fotografías no les hacen justicia ninguna) con una impresionante y forzadísima perspectiva que crea una sensación de irrealidad pero que a la vez es muy atractivo, es en cierto modo, un curiosísimo juego al que se invita al espectador de entrar en un mundo que tal vez no sea muy realista, pero sí muy agradable. Con varios grandes cambios de decorados, realmente la película llega a sorprender a nivel de dirección, y se nota un trabajo verdaderamente artístico detrás, no se trata sólo de reflejar dónde se mueven los personajes, sino que además esto sea bello y a la vez contemporáneo, no se cae así en un montaje que busca un realismo exagerado sino que se crea una especie de realismo mágico, por llamarlo de algún modo.

Así pues, como ya digo, la puesta en escena llega a ser impresionante. Respecto al vestuario y caracterizaciones, la verdad no deslumbran demasiado, ni la historia da mucho de sí para ello, y además las tenemos asumidas de la película, con lo que no hay grandes sorpresas a ese nivel.

En lo que respecta a la banda sonora (lo más importante en un musical, evidentemente), ¡pues que queréis que os diga de la magnífica música de Richard Rodgers y Oscar Hammerstein II (creadores de otros tantos musicales míticos: “Oklahoma”, “Al sur del pacífico”, “El Rey y yo”…) que la mayoría ya conoceréis! (y los que no, sencillamente es imperdonable que no conozcáis algunas de las melodías más conocidas e importantes de la historia de la música), pues que es magnífica, que voy a decir. Resulta por supuesto interesante ver la orquestración del teatro (evidentemente más reducida que en el cine) y sobre todo, ver y comparar donde se ubican las canciones en la obra y dónde en la película, y ver lo que funciona en una y en otra no, analizar porque se cambió esto y lo otro… etc. Entre las cosas más interesantes que descubriremos será la eliminación de una canción y de una importante parte de música instrumental y la inclusión de una nueva canción cantada por el aprovechado de Max (sí, ¡ese personaje canta!).

Y finalmente los actores: Silvia Luchetti llega a ser moderadamente creíble como María pero su voz no me gusta, reconozco que no es mala, pero me resulta desagradable; Carlos Hipólito supone una gran decepción, tras su deslumbrante presentación como gran actor de musicales en “Follies”, no resulta creíble como capitán von Trapp y desde luego no consigue que su personaje apasione en absoluto, eso sí, su voz sigue siendo una auténtica maravilla, de las mejores del reparto.

Sí impresionan, tanto a nivel de intepretación y canto, en cambio Noemí Mazoy como la madre abadesa y los niños en general (aunque algunos tenían una actitud sobreactuadamente infantil), algunos de ellos tienen incluso una gran voz. Tampoco se queda atrás el resto del elenco, especialmente las monjas, la verdad es que hay que reconocer que es un buen reparto en su conjunto.

Por cierto, y comentar finalmente una curiosidad que me llamó la atención cuando fui, curiosamente, esperaba ver a más padres con niños queriéndoles enseñar a sus hijos ese mito (aunque menos mal que no, es insoportable y vergonzoso para los padres -por la escena que se monta y sobre todo por que demuestran que no conocen a su propio hijo- el típico niño que no aguanta y hay que acabar sacándolo de la sala después de molestar repetidamente a todos los espectadores de alrededor), sin embargo había sobre todo gente bastante madura incluso tirando a mayor en algún caso, lo cual me pareció llamativo.

Entonces, ¿recomendable? si eres un fan de la película, desde luego es imprescindible; si no la conoces, es un fenómeno totalmente esencial a descubrir; y si ni te va ni te viene, desde luego es una buena opción en la cartelera teatral que además (especialmente tratándose de un musical y en la Gran Vía) no es excesivamente cara.

Esta entrada fue publicada en Teatro. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Musical Sonrisas y lágrimas

  1. plared dijo:

    Un musical inolvidable. No se que tal estará esta versión, pero si sigue por navidades igual me acerco con la mas pequeña. La ultima vez aguanto una pelicula entera, imagino que este musical también lo hará. Siento no haberla llevado al Rey León, le habria gustado, pero no me atreví por lo que decís. Salir en volandas con la cría pegando voces …. Cuídate y realmente tus artículos cuando hablas del musical, mejoran de manera bestial .

  2. Bueno, que algo te guste sin duda influye en la calidad de lo que haces (aunque curiosamente, también te lo confieso, es mucho más divertido hacer una crítica mala que una buena, da lugar a un mayor uso del ingenio y del sarcasmo).
    Según tengo entendido, y a pesar de lo que dice la publicidad, sí que seguirá en diciembre y probablemente se seguirá renovando, le veo pinta de ello, de hecho, estoy casi seguro de que acabará la temporada.
    En todo caso, no olvides que su duración es de dos horas y media; yo si estuviera en tu lugar le pondría la película, y a ver cual es su reacción; si le encanta y la aguanta, seguro que disfrutará muchísimo el musical, si no… ufff, peligro (y decirte que me alegro mucho de que seas uno de esos padres considerados con el resto del público y con sus propios hijos, porque la verdad sea dicha, si el niño no lo soporta, es también un martirio para él).

  3. Pingback: Sister act, el musical | Universo de A

¡Deja un comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s