Holmes & Watson, Madrid Days

¡Pero que crimen más espantoso! o como el estado español subvencionó el asesinato de Holmes y Watson en Madrid

TÍTULO ORIGINAL Holmes & Watson. Madrid Days
AÑO             2012
DURACIÓN

131 min.

PAÍS
España
DIRECTOR José Luis Garci
GUIÓN José Luis Garci, Eduardo Torres-Dulce
MÚSICA Pablo Cervantes
FOTOGRAFÍA Javier Palacios
REPARTO Gary Piquer, José Luis García Pérez, Leticia Dolera, Víctor Clavijo, Carlos Hipólito, Manuela Velasco, Enrique Villén, Belén López, Macarena Gómez, Jorge Roelas, José Corbacho, Alberto Ruiz Gallardón, Inocencio Arias
PRODUCTORA Nickel Odeon
GÉNERO Intriga | Crimen. Sherlock Holmes
SINOPSIS Película inspirada en las novelas del escritor inglés Arthur Conan Doyle. El célebre detective Sherlock Holmes y su fiel compañero Watson viajan a Madrid para investigar unos crímenes que parecen estar relacionados con el mítico asesino Jack el Destripador. Severa denuncia de la corrupción que anida en todos los centros de poder.

No hay duda, ¡hay un misterio a resolver!, un crimen espantoso, desgraciadamente, el más grande de los detectives, Sherlock Holmes, ya no podrá resolverlo puesto que fue asesinado sin piedad junto a su compañero el doctor Watson, ¿quién fue capaz de esta atrocidad?, ¿el maligno Moriarty, tal vez?, ¿la astuta Irene Adler?… no, para sorpresa de todos fue un cineasta español ganador de oscar… Jose Luís Garci (que parece ser incapaz de no decepcionar en estos últimos años)

Veamos los hechos y conozcamos a los protagonistas de este terrible y macabro caso, en el que se ven envueltos los más altos cargos del estado español. Veamos los precedentes, en primer lugar tenemos a un (más bien antaño) prestigioso director de cine español (un tanto pasado de moda, pero con su estilo particular, hay que reconocerlo), este señor, tiene importantes amigos a los que invita a un importante programa televisivo cuyo nombre cambia cada año, y por lo tanto, y para salvaguardar su anonimato, llamaremos “Garci & friends”, pues bien, en este programa se comentan cosas de cine (unas veces son más pretenciosos y otras menos, pero hay que reconocer que se aprende… en todo caso el nivel no es precisamente para iniciados), recuerdos de la infancia y la adolescencia, o los imponentes cuerpos de las actrices clásicas, entre copa y copa de ginebra, y se supone que en este proceso comienza nuestro caso pues es cuando la idea de esta película creada por, el fiscal general del estado Eduardo Torres-Dulce (como ya adelantaba en una conferencia haciéndose el inocente, como si no tuviera nada que ver con el caso) y Mr. Garci cobra vida. En toda esta particular trama llegaría a implicarse hasta un ex-alcalde de Madrid y actual ministro de justicia disfrazado de Albéniz, pero no adelantemos hechos.

Y la idea, era buena, hay que reconocerlo, y muy atractiva para el público español: Sherlock Holmes viene a Madrid, las aventuras españolas del famosísimo detective de Conan Doyle… no se podía presentar mejor. No parecía haber indicios de delito en absoluto, más bien de todo lo contrario… pero señoría, como en todos los crímenes más abyectos, siempre se disfraza de noble acción la más terrible villanía.

Probablemente el abogado defensor quiera argumentar que Sherlock Holmes rara vez ha salido bien parado en el cine, ni en el clásico (se expone la espantosa versión de Billy Wilder) o en el cine moderno (se expone la siguiente prueba), que alguna vez se ha conseguido cierto éxito (se expone la prueba 2), pero que nunca se ha conseguido alcanzar la maestría de las obras originales (presento, ante la justicia de su majestad, la prueba 3), pero la fiscalía puede demostrar y demostrará, por el bien del legado de Sherlock Holmes y de las adaptaciones cinematográficas… que esta película es un bodrio insalvable a todos los niveles, un crimen perpetrado de forma meditada y con la mayor sangre fría.

Y es que la defensa no pretenderá argumentar la inocencia de sus clientes, cuando todos sabemos que a estos señores si algo no les falta es cultura, no se puede decir que sean los típicos Hollywoodenses incultos que lo más cerca que han estado de un libro de Conan Doyle ha sido porque era la referencia a partir de la que se hizo un cómic o cualquier otra obra menor… no, la defensa está convencida de que estos señores se han leído todos y cada uno de los libros, y aún así, a sabiendas, con premeditada alevosía, han creado esta atrocidad llamada “Holmes & Watson, Madrid days”. Sin embargo, la fiscalía no dejará de presentar cargos contra Gary Piquer (que interpretó -o mejor dicho, maliterpretó- el personaje de Holmes, y que por alguna misteriosa razón, es el único con acento británico de toda la película, misteriosamente, al resto de los británicos se les pegó rápidamente el acento español… incluso sin haber salido de Inglaterra), que dijo todo ufano en la rueda de prensa que no había leído ni uno sólo de los libros a pesar de ser británico (vista su actuación, tal confesión de culpabilidad no era en absoluto necesaria).

En cualquier caso, apoyados por el buen (aunque un tanto ajado) nombre de la productora y de su director se creo una terrible maquina de terror que iba a sembrar el pavor en las salas cinematográficas: el guión de la película. Señoría, es muy importante que entienda la importancia de este elemento para el caso, permitame que exponga la declaración de uno de los pocos testigos que sobrevivieron al sopor que este filme provoca:

“el guión se dedica a ignorar deliveradamente los personajes creados por Conan Doyle, de una forma incluso insultante, es más, crea otros sólo que les pone los nombres de Holmes y Watson, como para atraer a la gente a ver la película, y una vez atrapados… ¡ya no hay forma de escapar!”

Y ahora, permítame que llame a declarar sobre este mismo tema a Fulano Menganez, disculpe que hable con cierta confusión pero es que el pobre hombre aún está dominado por el shock que le produjo el espanto del visionado de esta película:

“¿Guión?, ¿pero es que había guión? yo sólo vi reflexiones sueltas, que parecían sacadas de la boca del propio Garci… algunas bastante machistas de hecho (la mujer debe quedarse en casa y nunca se opondrá a los gustos y aficciones de su marido… aunque una de ellas sea la infidelidad marital), y luego paseaban, daban vueltas, hacían turismo, reflexionaban… se ocupaban de cualquier cosa excepto del caso que tenían que resolver que se la traía bastante floja, sólo era una excusa para pasar más tiempo en Madrid. Recuerdo que hablaban de la tradición de los toros, no venía a cuento… pero lo dejas pasar… luego del palacio de cristal del retiro… tampoco venía a cuento… en realidad, creo que ni la propia película venía a cuento”.

Llegado este momento, el testigo tuvo que ser desalojado de la sala al sufrir una crisis de ansiedad debido a los terribles recuerdos que se le evocaban.

Y ahora, subamos a declarar a un experto:

“los personajes de Holmes y Watson ni aparecen, lo que se ve es patético, son unos ancianos (excepto Watson, que ha pasado de ser de un hombre ingenuo e impresionable -por mucho que el cine de los últimos años se empeñe en negarlo- a una especie de seductor sin freno) sin chispa, sin vida, cuyo mayor interés es en acudir a reuniones sociales (cosa que el verdadero personaje destestaba, pues era un tanto antisocial) nada más alejado de lo que era Sherlock Holmes. Es vergonzoso, un ultraje, y que sepan que el gobierno de su majestad británica ya ha interpuesto una demanda también”.

A estas alturas, señoría, creo que la fiscalía ha probado sobradamente que el guión es una infame arma de aburrimiento masivo, pero todo ello queda corroborado por una dirección como sólo este peligroso sujeto puede hacer: lenta, regodeante en los interminables discursos falsos y pseudoteatrales en los que la película se goza una y otra vez para desesperación de las víctimas que se contaron en el público que fueron torturadas lentamente durante las habituales más de dos horas para historias que no necesitan más de hora y cuarto.

La fiscalía también presenta cargos contra el resto del reparto técnico, por teatral e inverosímil, muy especialmente la fotografía.

Contra el reparto artístico, se presentan cargos menores (exceptuando a Gary Piquer, para el que pedimos la pena mayor), pues sólo fueron víctimas de un nombre aparentemente honorable y han sido envueltos en este horrible crimen, algunos sólo por estar en el lugar equivocado en el momento equivocado. No obstante, la acusación pide, que sean realizadas severas investigaciones sobre determinados actores para ver hasta que punto se dejaron convencer para hacer horrendos cameos (que ayudaron a desfigurar de forma horripilante a grandes figuras de la historia del Reino de España), y en lo que respecta a los protagonistas, en que modo contribuyeron con su mal hacer a que esta película sea tan catástrófica (sugiero iniciar la investigación por Macarena Gómez, mala actriz donde las haya y desde luego, por ciertos espantosos actores fetiches de Garci que suelen colaborar con inmenso gusto en todas sus canalladas).

Valoración final: Sentencia, por fin el juez habla: toda la sociedad española (y esperemos que esta vergüenza no salga de nuestras fronteras) se ha visto conmocionada por tan execrable magnicidio, del que afortunadamente, no habrá muchas víctimas colaterales (y esperamos que esta sentencia contribuya a eso), así por tanto, la justicia y en nombre de su majestad el Rey, declaro a “Holmes & Watson, Madrid days” culpable de todos los cargos: de aburrimiento, de simplismo, de demencial adaptación literaria, de uso y falsificación de un nombre importante… etc. Y lo condeno a la pena mayor: el olvido definitivo, sin que pueda haber recurso o apelación.

Esta entrada fue publicada en Películas. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Holmes & Watson, Madrid Days

  1. plared dijo:

    Sabes que es un director que me gusta, pero sencillamente no la he visto. Aunque casi todo lo que he leído sobre ella es mas o menos como tu lo cuentas. Vamos que la película es mala, por lo que cuando la vea, digamos que al no esperar mucho igual hasta me gusta. Cuidate

  2. A mi también me gusta Garci (¡no voy a ir a ver sus películas sólo para ponerlas verdes en el blog! jajaja), pero últimamente….
    La cosa es sencilla, si te gusta Sherlock Holmes la odiarás sí o sí (te lo garantizo, por bajas que sean tus expectativas), sino, bueno, será como ver una película de época firmada por el director y echa con no mucho acierto.
    Aunque en algo tienes razón, las bajas expectativas siempre ayudan a mejorar la impresión personal de una película.

  3. Pingback: Temporada televisiva de otoño-invierno de 2013-2014 | Universo de A

  4. Pingback: Crítica exprés: Mr. Holmes | Universo de A

¡Deja un comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s