A Roma con amor

Sigue el periplo de Woody Allen por Europa… y a veces hasta hace alguna buena película.

TÍTULO ORIGINAL To Rome With Love
AÑO

2012

DURACIÓN

102 min.

PAÍS
EEUU
DIRECTOR Woody Allen
GUIÓN Woody Allen
MÚSICA Varios
FOTOGRAFÍA Darius Khondji
REPARTO Roberto Benigni, Jesse Eisenberg, Ellen Page, Woody Allen, Alec Baldwin, Alison Pill, Penélope Cruz, Judy Davis, Greta Gerwig, Ornella Muti, Riccardo Scamarcio, Alessandra Mastronardi, Flavio Parenti, Alessandro Tiberi, Carol Alt, David Pasquesi, Lynn Swanson, Vinicio Marchioni
PRODUCTORA Coproducción EEUU-España-Italia; Gravier Productions / Mediapro / Medusa Film
WEB OFICIAL http://www.virgilio.it/toromewithlove
GÉNERO Comedia.      Romance | Comedia romántica. Película de episodios
SINOPSIS Cuatro historias independientes con un escenario común: la ciudad de Roma. En la primera, un matrimonio americano (Woody Allen y Judy Davis) viaja a italia para conocer a la familia del prometido de su hija (Alison Pill). En la segunda, un italiano (Roberto Benigni) se hace famoso sin motivo de la noche a la mañana. En la tercera, un arquitecto californiano (Alec Baldwin) visita Roma con sus amigos donde conoce a un estudiante (Jesse Eisenberg) y, en la cuarta, una recién casada (Alessandra Mastronardi) se pierde en la capital italiana, a la que ha ido a visitar a los familiares de su marido (Alessandro Tiberi).

Woody Allen debe de ser uno de los pocos turistas del mundo a los que le pagan por hacer eso: turismo (quizás los únicos otros que ostentan ese privilegio son los que hacen las guías de viajes); y es que Europa sabe la proyección y el prestigio que tiene el neoyorkino (aunque realmente sus grandes tiempos han quedado un tanto atrás, ahora es más el artista consolidado que otra cosa), así que le mima, y le anima a que se venga al viejo continente a hacer una película, a dar lustre y a reflejar la belleza de la siempre encantadora Europa.

Y él, por supuesto, y sin hacerse rogar demasiado, se deja (¿quien no quiere unas vacaciones pagadas?) y además lo combina con la actividad que más le gusta: hacer cine. De esta colaboración Allen-Europa y viceversa, unas veces salen buenos muy buenos productos (“Medianoche en París”, aunque la verdad, como casi todo lo que sale es del pasado, no estoy muy seguro de que la capital francesa se haya visto beneficiada y no hayan quedado los franceses como un pueblo decadente cuyo único interés está en el pasado), productos buenos/regulares/aceptables (como es el caso de la película de esta crítica) y otros rematadamente malos y nada inspirados (Londres se llevó uno -“Match point” pero al menos lo compensó con otro bueno como “Scoop”- y nosotros ganamos de calle en lo que respecta a película horrenda con “Vicky Cristina Barcelona”, lo que se debió muy en parte a las presiones de nacionalistas catalanes), pero, todas tienen la firma de Allen, y como ya decía Dalí, si está firmado por él, es un Dalí, y eso no se lo quita nadie. En cualquier caso, es probable que no falten otros países europeos que también quieran convertirse en seto de rodaje para Allen, y sino, al tiempo.

Sinceramente, yo siento una cierta desconfianza hacia Allen, básicamente porque (debido a lo prolífico que es) combina grandes bodrios con grandes películas, y cuando uno va al cine nunca está seguro de lo que va a encontrar, así que va con cierta incertidumbre, temblando, preguntándose si habrá hecho bien en comprar la entrada y no debería de haber intentado ver la película por otros medios.

En el caso de “A Roma con amor” no es ni un bodrio ni una obra maestra, es una película normal, interesante, muy divertida y entretenida pero que no pasará a la historia del cine o quedará como una de las más destacadas del director, es simplemente un divertimento, una película bien llevada, en la que se puede seguir apreciando algunos grandes momentos del genio y el ingenio del director neoyorkino, pero nada más.

Así pues, la historia en realidad no da mucho de sí, la verdad es que se nota que Woody Allen no quiere trabajarsela mucho, no se le ocurre nada, así que crea una película de varias historias, totalmente simple y sin ninguna complejidad o búsqueda de lo eterno. Es el guión el que tiene la chispa, el que tiene esos momentos, esas frases y esos diálogos ingeniosos que todo el mundo al que le gusta este cineasta sabrá apreciar y acabará dejándose seducir por la película: sus ocurrencias, su delicioso sentido del absurdo que a la vez está muy conectado a la realidad… etc.

La película está dirigida de una forma hábil, algo que caracteriza a este cineasta con sobrada experiencia y buen hacer. Resto del apartado técnico en muy buena forma también. Por supuesto, hay que destacar las localizaciones, que no se esperaba menos en una película de clara promoción turística (vamos, como si Roma la necesitase).

En lo que respecta al reparto artístico, es siguiendo la estela de las últimas películas de Allen, de lo mejor de lo mejor, si Europa está deseando que Allen trabaje en ella, los actores matan por tener aunque sea un papelito en su película. Y es así como para muchos actores famosos italianos se les da la oportunidad de dar el salto al estrellato internacional (aunque algunos ya eran conocidos, como Benigni, que le disputa a Allen ser el más gracioso de la cinta); y por supuesto, de grandes estrellas estadounidenses que tampoco quieren perder la oportunidad de trabajar con el que es considerado uno de los grandes talentos del cine, da igual en que papel (si este carece totalmente de interés o es tópico a más no poder) o si la película merece la pena… el caso es trabajar con Allen.

Entre ellos está nuestra Penélope Cruz, la cual vuelve a trabajar con el director después de haber obtenido el oscar gracias a su anterior colaboración juntos, y en esta nueva película, se convierte en uno de los personajes más divertidos, demostrando así que tiene una gran vis cómica.

Valoración final: no es la mejor película de Allen pero sí es una buena y divertida comedia, perfectamente recomendable

Esta entrada fue publicada en Películas. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a A Roma con amor

  1. Pingback: Críticas express: Black el payaso, I Pagliacci/ Continuidad de los parques/ Baños Roma | Universo de A

¡Deja un comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s