Siempre feliz

Quien mucho abarca poco aprieta

TÍTULO ORIGINAL Sykt Lykkelig (Happy, Happy)
AÑO

2010

DURACIÓN

88 min.

PAÍS
Noruega
DIRECTOR Anne Sewitsky
GUIÓN Ragnhild Tronvoll
MÚSICA Stein Berge Svendsen
FOTOGRAFÍA Anna Myking
REPARTO Agnes Kittelsen, Henrik Rafaelsen, Maibritt Saerens, Joachim Rafaelsen
PRODUCTORA MAIPO AS
PREMIOS 2011: Festival de Sundance: Premio del Jurado – Película (World Cinema) 2011: Festival de Sevilla: Mejor película
GÉNERO Comedia.      Drama | Comedia dramática
SINOPSIS A pesar de su soledad y del distanciamiento de su marido, Kaja es un ama de casa optimista y muy abierta. Elizabeth y Sigve, unos vecinos que acaban de instalarse y que parecen el paradigma del matrimonio perfecto, la tienen fascinada: son guapos, sofisticados, tienen un hijo adoptivo negro y cantan en un coro.

Hay que reconocer que no nos llega mucho cine Noruego, y cuando nos llega una película de cualquier país europeo que no sea Inglaterra (muchas de ellas impulsadas por EEUU por ser coproducciones), Francia (las más, quizás por ser el país vecino) o Italia (menos frecuente), desde luego, la película ha tenido que ser todo un boom cinematográfico en su país (en este caso es especialmente lógico, la actriz protagonista es muy popular allí).

Pero que algo tenga éxito no lo convierte en bueno, y ese es el caso.

La verdad es que es muy difícil saber que pretende ser la película, ¿un drama? no, hay escenas de humor que no es involuntario (aunque hay otras en las que sí), ¿una comedia? no, llega a ser dramática, ¿un thriller? al principio lo parece, da la impresión de que es el comienzo de una temporada de “Mujeres desesperadas” (y con razón, roza el plagio la pareja recien llegada hablando en el coche en plan siniestro de “por eso nos marchamos de allí y nos vinimos aquí”), ¿una reflexión sobre la vida en pareja o una apología del amor libre? lo dudo mucho, hasta Woody Allen lo haría más evidente, ¿un musical? (debido a los pequeños fragmentos musicales de un coro que se entromete de vez en cuando sin aviso) tampoco parece que sea eso lo que la película pretende (probablemente, el hecho de ser medio musical es lo que ha librado a esta película de una “crítica express“)… quizás lo pretendía todo y no consiguió nada, quizás no pretendía nada y fue exactamente eso lo que consiguio, vaya usted a saber.

En cualquier caso, guión e historia son típicas y tras un comienzo medianamente interesante, la película se va torciendo hasta caerse, todo parece visto y evidente (a pesar de ser cine europeo). Es curioso, si realmente hubieran apostado por convertirlo en un musical de verdad, probablemente hubiera funcionado.

El apartado técnico hace honor al continente de donde proviene la cinta: cámara que busca deliveradamente los planos más sofisticados aunque no necesariamente sean los más apropiados; fotografía con gusto por los contrastes fuertes y dirección artística y vestuario que sólo intentan evocar una familia normal, preferiblemente clase media-baja.

Reparto artístico, nada especial, te obligas a creertelos porque la película así te lo cuenta (a pesar de los desfases del guión), y ellos lo hacen medianamente bien.

Valoración final: supongo que lo más interesante del filme es poder conocer otras cinematografías, pero por lo demás, tampoco es nada deslumbrante, quizás sus breves números musicales son lo más interesante de la cinta.

Esta entrada fue publicada en Películas. Guarda el enlace permanente.

¡Deja un comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s