Albert Nobbs

Victor o Victoria victoriano

TÍTULO ORIGINAL Albert Nobbs
AÑO

2011

DURACIÓN       108 min.
PAÍS
UK
DIRECTOR Rodrigo García
GUIÓN Glenn Close, John Banville, Gabriella Prekop (Historia corta: George Moore)
MÚSICA Brian Byrne
FOTOGRAFÍA Michael McDonough
REPARTO Glenn Close, Mia Wasikowska, Aaron Johnson, Jonathan Rhys Meyers, Brendan Gleeson, Maria Doyle Kennedy, Janet McTeer, Brenda Fricker, Pauline Collins, Bronagh Gallagher
PRODUCTORA Coproducción Reino Unido-Irlanda; Mockingbird Pictures / Parallel Film Productions / WestEnd Films
PREMIOS 2011: Oscars: 3 nominaciones: actriz principal (Close), secundaria (McTeer) y maquillaje 2011: Globos de Oro: 3 nominaciones, incluyendo Mejor actriz dramática (Glenn Close) 2011: Festival de Toronto: Sección oficial a concurso 2011: Independent Spirit Awards: Nominada a Mejor actriz secundaria (Janet McTeer) 2011: Satellite Awards: Mejor canción. 4 nominaciones, incluyendo mejor guión adaptado 2011: Festival de San Sebastián: Sección oficial (fuera de competición) 2011: Asociación de Críticos de Los Angeles: Nominada a mejor actriz sec. (McTeer) 2011: Critics Choice Awards: Nominada a Mejor maquillaje
GÉNERO Drama | Siglo XIX
SINOPSIS Irlanda, siglo XIX. Una mujer (Glenn Close) se ve atrapada en un triángulo amoroso inusual. Se disfraza de hombre para poder trabajar y sobrevivir, pero 30 años después se encuentra perdida en su propia prisión…

Vale, de acuerdo, el subtítulo es un divertido (al menos en mi opinión) juego de palabras que tiene que ver lo justo con la película, pero como está minimamente relacionado, ¿cómo no dejarse seducir por el ingenio?.

La verdad, esta película estuvo muy a punto de ser una crítica express (la ventaja que hubiera tenido es que habría sido publicada muchísimo antes), entonces, ¿qué es lo que la libro de tal destino? la verdad, su innegable originalidad.

Y así es, la historia es sumamente original, aunque absolutamente carente de verosimilitud (no se le puede pedir en ningún momento, muchas de las historias que plantea no hay quien se las crea, incluída la principal), pero eso deja de importar en cuánto se plantean los interesantes temas de la identidad o la orientación sexual, y naturalmente el tema de la homosexualidad en tiempos pasados… que lamentablemente quedan chafados por un guión que podría haber hecho una obra maestra con semejante material, pero que los deshecha en aras de contar una historia, si bien poco usual, si está contada de un modo tan convencional que suena a trillado, dicho de otro modo: tienen un magnífico material con el que trabajar y deciden desperdiciarlo totalmente.

Entendámonos, no es que la película no sea entretenida, que lo es, no es que uno no la disfrute y le resulte moderadamente interesante, que lo hace… pero eso es todo, sin más, la verdad es que cuando la terminas estás igual que cuando la empezaste, no te ha aportado absolutamente nada cuando prometía tanto y más sobre temas que se han tratado tan poco en el cine y de los que una exploración minuciosa hubiera convertido a esta película en una auténtica obra maestra, pero, como ya digo, a un material extraordinario se le hace un tratamiento totalmente convencional y el resultado es que se convierte en una película más que pasa sin pena ni gloria.

La dirección es aceptable y el resto del apartado técnico es impecable, se busca la calidad propia de este tipo de producciones que aspira a salir bien parada en los premios.

En cuanto a los actores, todo el mundo sabe que esta película era un vehículo de lucimiento (y de búsqueda de premios) para Glenn Close, que ya había protagonizado la versión teatral y que la verdad, está mayor para este papel en el que uno se pregunta si tiene mucho sentido. El resto (muchos de ellos reparto británico habitual en series para televisión), la verdad, ninguno es una maravilla, resultan moderadamente creíbles pero tampoco entusiasman, muy especialmente Mia Wasikowska, que sigue demostrando sus múltiples carencias como actriz.

Valoración final: es más recomendable por lo que pudo haber sido que por lo que es finalmente, a pesar del resultado final, surgen destellos de su originalidad sepultada que propone interesantes debates y reflexiones. El resto es lo esperable en este tipo de producción, lo que la hace profundamente común.

Esta entrada fue publicada en Películas. Guarda el enlace permanente.

¡Deja un comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s