Visitando el Reino de Patones

     Cerca de Madrid, existe una pequeña aldea con una historia simplemente fascinante (que se amplia en este artículo de la sección Historia), una vez fue un Reino y tuvo su propia dinastía real. Y con una historia tan interesante, ¡cómo para no visitarlo!, y es que el lugar en sí tiene que ser curioso a la fuerza, y hay lugares a los que simplemente, merece la pena ir por sus historias. Y ahora además, está doblemente de moda, pues es el sitio donde se graba la divertidísima serie de humor absurdo de Tve Plaza de España.

Hoy día Patones se ha dividido en dos, el de arriba (el antiguo) y el de abajo (totalmente moderno); el de arriba se ha comercializado mucho, y yo me atrevería a decir que ya no vive nadie allí, todo el lugar vive de las múltiples visitas que reciben, gracias a la venta de artesanía y hostelería. La verdad es que desgraciadamente se ha comercializado demasiado para mi gusto, aunque también soy consciente, que de no ser así, a esta altura apenas quedarían las ruinas del pueblo (como bien se ve si se sigue subiendo hacia arriba del todo, dónde ya sólo quedan restos de las casas). Así que digamos, que Patones es nuestro Mónaco patrio (sólo que sin realeza), y no bromeo, eso con un casino y una restauración monarquica, se convierte en el nuevo Montecarlo fijo.

En cualquier caso, como podréis descubrir en el album dedicado a Reino de Patones (Patones, Madrid), descubriréis que el lugar tiene un enorme encanto y que es muy digno de visitar.

Y algo más, este artículo forma parte de un “Especial Reino de Patones”, que abarca otros dos: uno sobre la historia del lugar en la sección Historia y otro que es un nuevo relato corto sobre el último Rey de Patones, en una de las secciones más queridas de este blog, Grandes Relatos.

Estoy seguro de que todo esto os dará una gran visión y os fascinará tanto como a mi acerca de este peculiar lugar con una historia tan especial.

Esta entrada fue publicada en Turismo. Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Visitando el Reino de Patones

  1. Pingback: Relato corto: El último Rey de Patones | Universo de A

  2. Pingback: El Reino de Patones | Universo de A

  3. Jose Asenjo dijo:

    Hola. Patones era el pueblo donde vivia mi abuela paterna, iba de pequeño de vez en cuando, es un lugar precioso, recomiendo a todo el mundo que vaya. La casa de mi abuela era justo la que está al final de la cuesta que hay en mitad del pueblecito.

    Recuerdo cuando no iba nadie, no había restaurantes ni nada, eres un pueblecito con sus 4 o 5 ancianos. La zona del lavadero es muy bonita, con una pequeña cascada, antes no existía el puente que hay ahora, teniamos que cruzar saltando el riachuelo, y cogiamos Moras…. También recuerdo cuando ibamos al monte, a las enormes rocas de pizarra, que usabamos como toboganes jeje…

  4. Me gusta lo que me has comentado, básicamente porque me habla del Patones real, de lo que fue, sinceramente, cuando fui por primera vez esperaba eso, una aldea con unos pocos ancianos, pero ahora nada queda de eso, como ya comenté, está excesivamente comercializado para mi gusto. En cualquier caso, concuerdo contigo en lo interesante de su visita (además de que sus construcciones son muy atípicas en Madrid).

  5. Jose Asenjo dijo:

    La verdad es que es un sitio, bueno mejor dicho ERA un sitio genial para pasar unos días de vacaciones en la infancia, pasar la tarde abriendo almendras sentado en la puerta de la casa, ir a buscar caracoles cuando llovía, hacer molinillos con ramas y colocarlos en el riachuelo, pasar las noches frias frente a la lumbre… en fin, me alegro de haber vivido todo esto, y no fué hace tanto, tengo 25 años y dejé de ir con 13 o 14. Volví el año pasado y fué cuando vi todo el cambio, por una parte alegra ver que la gente lo conoce, pero por otro es triste ver como algo tan bonito se empieza a convertir en algo comercial.
    El caso es que en Patones de abajo aun vive bastante familia mia, pero no tengo relación con ellos, sino iría mas. De cualquier modo si algún día tengo hijos les llevaré e intentaré explicarles como era Patones de Arriba antes.

    Un Saludo

  6. ¡Menudo cambiazo en tan sólo 25 años!, eso ya ni me lo imaginaba, lo que cuentas es de lo más bucólico y tranquilo, y sin embargo lo que yo vi era un pueblo que prácticamente se había retransformado en un centro comercial (todas las casas o tenían tiendas o restaurantes); la verdad es que no me extraña que te alegres de haberlo vivido, probablemente vivas en Madrid, y la posibilidad de tener campo y ciudad a la vez no la tiene todo el mundo, y en ambos se puede aprender mucho.
    Por cierto, como algo conocedor de la vida de Patones en el pasado quizás puedas ser uno de los que mejor juzguen mi relato corto acerca del último Rey de Patones.
    En fin, encantado de verte aquí de nuevo en tan poco tiempo, ¡y hasta pronto!

¡Deja un comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s