Saga Harry Potter (3)

Y… ¡esto se acaba!, tanto las películas, de las que ya sólo queda una como estes larguísimos tres artículos haciendo las críticas de toda la saga (acabo de consultarlo y no retomo el tema desde julio del 2009; lógico aún no salieran estas últimas; aunque ahora que lo pienso, tenía la impresión de que había pasado más tiempo del que realmente pasó); en fin, iniciamos este principio del fin como ya muchos dicen con (y por cierto, cuando haya acabado todas las películas y las críticas, creo que también publicaré aquí mismo una opinión sobre toda la saga y lo que supuso para mi personalmente, hasta entonces):

 

3ª parte del artículo (puedes leer también: la 1ª parte  y la 2ª parte)

 

 

Harry Potter y las reliquias de la muerte, parte I

TÍTULO ORIGINAL Harry Potter and the Deathly Hallows: Part I
AÑO
2010 Ver trailer externo
DURACIÓN
146 min.   Trailers/Vídeos
PAÍS
  Sección visual
DIRECTOR David Yates
GUIÓN Steve Kloves (Novela: J.K. Rowling)
MÚSICA Alexandre Desplat
FOTOGRAFÍA Eduardo Serra
REPARTO Daniel Radcliffe, Emma Watson, Rupert Grint, Alan Rickman, Helena Bonham Carter, John Hurt, Timothy Spall, Rhys Ifans, David Thewlis, Jason Isaacs, Ciarán Hinds, Tom Felton, Ralph Fiennes, Robbie Coltrane, Bonnie Wright, Michael Gambon, Maggie Smith, Brendan Gleeson, Jamie Campbell Bower, Bill Nighy, Miranda Richardson, Helen McCrory, Warwick Davis, Julie Walters, Evanna Lynch, Toby Jones, Matthew Lewis, David O’Hara, Clémence Poésy, Rade Serbedzija, Toby Regbo, Imelda Staunton, Fiona Shaw, Stanislav Ianevski, Dave Legeno, Natalia Tena
PRODUCTORA Warner Bros. Pictures / Heyday Films
WEB OFICIAL http://www.harrypotter.com
GÉNERO Fantástico. Aventuras. Drama. Infantil | Secuela. Magia
SINOPSIS Primera parte de la adaptación al cine del último libro de la saga Harry Potter, “Harry Potter y las Reliquias de la Muerte”. La historia continúa desde el punto en el que terminó “El príncipe mestizo”: Una tarea casi imposible cae sobre los hombros de Harry: deberá encontrar y destruir los horrocruxes restantes para dar fin al reinado de Lord Voldemort. En el episodio final de la saga, el hechicero de 17 años parte junto con sus amigos Hermione Granger y Ron Weasley en un peligroso viaje por Inglaterra para encontrar los objetos que contienen los fragmentos del alma del Señor Tenebroso, los cuales garantizan su longevidad. Pero el camino no será fácil pues el lado oscuro adquiere más poder con cada minuto que pasa y las lealtades serán puestas a prueba. Harry deberá usar todos los conocimientos que gracias a Dumbledore ha adquirido sobre su enemigo para poder encontrar la forma de sobrevivir a esta última aventura.

El final de la saga que es sin duda la más larga de toda la historia del cine está llegando, y la despedida debe ser a lo grande, quizás por esa razón los productores han decidido dividir el inmenso libro siete en dos películas (y no como dicen algunos malintencionados, para seguir exprimiendo la gallina de los huevos de oro), es bueno que se hayan decidido a eso precisamente ahora, pues se había hablado de hacerlo con la cuarta película, pero se desechó; y menos mal, sino aún seguiriamos viendo películas de Harry Potter hasta el 2020; algo que por otra parte fue lógico para los productores, al fin y al cabo, ¿quien iba a imaginar que Harry se mantendría tan bien de salud comercial a pesar del paso de los años?, es imposible para un inversor concienzudo y para personas que claramente deseaban continuar con la saga y hacerlo bien el haber dividido una película a menos de la mitad de la saga; pero lo cierto es que actualmente Potter sigue en plena forma, y es en la última película cuando realmente se pueden permitir esta división.

En cualquier caso, la división favorece a la siempre apropiada fidelidad a los libros; aunque se han echado algunas cosas de menos, en todo caso, es una adaptación incuestionablemente buena, porque lo cierto es que no era fácil de trasladar a la pantalla; esto lo explicaré hablando de la historia, lo cierto es que esta se aleja totalmente de lo que había sido lo anterior, adios a Hogwarts, ya se nos advertía en la última parte, y la promesa se cumple, con lo que, muchos pueden echar de menos de vez en cuando al fabuloso castillo, pero bueno, el libro es así. En cuanto a la película, en algunos casos consigue esquivar los errores del libro y en otros cae de la misma forma; me refiero a que nos enfrentamos a una historia demasiado intimista y parada, al fin y al cabo, son tres personajes que no tienen nada que hacer excepto desesperarse porque no encuentran lo que buscan, esto en el libro resultaba aburrido a ratos y la película no se salva de todos esos ratos, aunque algunas partes consigue evitarlo. Por lo demás, en el resto, la película consigue transmitir toda la emoción de la historia original (aunque como siempre, no todo te gusta pues no es como lo habías imaginado, por ejemplo la historia de las tres reliquias contada en plan sombras chinescas no era como yo lo había pensado en absoluto).

El guión, de Steve Kloves que no es santo de mi devoción, resulta totalmente convincente, interesante y apropiado.

La dirección de David Yates, que de maravillarme en la 5ª y convencerme del cambio, a decepcionarme en la 6ª metiendome el miedo en el cuerpo para las que quedaban, a acabado por convencerme como un brillante cineasta: mantiene la emoción en todo momento y más de una secuencia sorprende incluso al que ya sabe exactamente todo lo que va a pasar: es decir, un logro; algo brillante que me hace esperar impaciente la siguiente película.

No puedo cantar alabanzas del reparto técnico, sorprendentemente cambiante en contraste con el artístico:  fotografía de gafas de sol (que las películas se hayan vuelto más oscuras no significa que no haya que iluminar las secuencias), dirección artística poco sorprendente (tampoco había gran cosa que mostrar), localizaciones sin demasiado atractivo (debido muy en parte a la fotografía) y un vestuario contradictorio que se empeña en ponerles adecuadas túnicas (lo que es correcto y acorde con la novela) a los magos adultos mientras que a los jóvenes los embuten en ropa común y muy poco mágica o una banda sonora que no deslumbra.

Naturalmente hay excepciónes en todo esto: me refiero naturalmente al impresionante sonido y a los espectaculares efectos especiales y digitales, y lógicamente al maquillaje (en algunos casos -aunque esto era la excepción y no la norma- excesivo, porque, a pesar de la dureza de la acampada, ¡que bien lleva siempre el pelo Hermione!)

Y llegamos al reparto artístico, vertiginoso reparto, pues merece la pena quedarse al final sólo para leer la lista de impresionantes estrellas del arte dramático inglesas que forman parte de la que sin duda es la mayor producción inglesa de la historia del Reino Unido; y es que formar parte de Harry Potter es un alto honor.

El reparto joven se decide a brillar con fuerza por última vez en sus papeles, logrando interpretaciones muy buenas, lógico, han tenido años y años para perfeccionarlas, nadie conoce sus personajes como ellos; en este caso aún con más mérito, pues la película queda muy a cargo de los tres principales protagonistas que se quedan solos ante el peligro y que salen no sólo airosos de la prueba, sino con nota.

¿Y qué decir del prestigioso reparto adulto? algunos de ellos sólo reaparecen brevemente, pero ahí están, grandes actores siendo la comparsa de esos jovencitos, ¿y se sienten mal por ello?, ¡no!, y recordemos algunos nombres: Ralph Fiennes, John Hurt, Helena Bonhan-Carter, Alan Rickman, Imelda Staunton… etc; pero ellos saben lo importante que es formar parte de todo eso y dan lo mejor de sí en la pequeña parte que les toca, para poder formar un todo homogéneo y brillante y conseguir un magnífico producto final.

En fin que nos encontramos con una película brillante en muchos aspectos de su tratamiento: me encanta como se lleva el tema de un sistema totalitario y la caída de uno democrático (ya había Yates demostrado su maestría en ese tema en la 5ª película), las escenas de acción y magia son mejores que nunca, mucho más espectaculares e imaginativas (hasta el punto de que salí del cine casi gritando conjuros mágicos, en serio, tuve que contenerme); y por si fuera poco, su mayor habilidad, es la de poder combinar secuencias de todo tipo de géneros, así, en esta película pasamos por un drama intimista, algo cómico, un thriller terrorífico, fantástico… etc; todo ello llevado con verdadera y sorprendente maestría, lo que no es fácil, y ese es quizás su mayor mérito, lo que la hace brillante.

Valoración final: la primera película que acabará la saga es muy buena por muchos motivos, tanto, que estoy hasta por recomendarsela a quienes no hayan visto nada de la saga (¡pues, incluso dentro de su complejidad, está sorprendentemente bien explicada!); en cualquier caso, es imprescindible para los fans y para todo aquel que haya seguido la saga en algún momento; para el resto de los mortales, la verdad, yo que conozco sobradamente la historia no me veo capacitado para ponerme en su piel y decir si deberían verla, en cualquier caso, es una muy buena película.

 

Harry Potter y las reliquias de la muerte, parte II

TÍTULO ORIGINAL Harry Potter and the Deathly Hallows: Part II
AÑO
2011 Ver trailer externo
DURACIÓN
130 min.   Trailers/Vídeos
PAÍS
  Sección visual
DIRECTOR David Yates
GUIÓN Steve Kloves (Novela: J.K. Rowling)
MÚSICA Alexandre Desplat
FOTOGRAFÍA Eduardo Serra
REPARTO Daniel Radcliffe, Emma Watson, Rupert Grint, Alan Rickman, Ralph Fiennes, Helena Bonham Carter, Michael Gambon, John Hurt, Julie Walters, Kelly MacDonald, David Thewlis, Jason Isaacs, Timothy Spall, Rhys Ifans, Ciarán Hinds, Tom Felton, Emma Thompson
PRODUCTORA Warner Bros. Pictures / Heyday Films
WEB OFICIAL http://harrypotter.warnerbros.es/site/index.html
GÉNERO Fantástico. Aventuras. Drama | Secuela. Magia. 3-D
SINOPSIS El final ha llegado. Harry, Hermione y Ron deberán encontrar la forma de recuperar la espada de Gryffindor que les permitirá destruir los últimos horrocruxes que aún no han encontrado. Mientras tanto Lord Voldemort cada día está más cerca de apoderarse por completo de Hogwarts y de conseguir su objetivo: matar a Harry Potter. La única esperanza de Harry es encontrar los horrocruxes antes de que Voldemort lo encuentre a él. Mientras busca pistas, descubre una antigua y olvidada historia: la leyenda de las reliquias de la muerte. Y si esta resultara ser cierta podría dar al malvado Lord el poder definitivo que ansía. Poco puede imaginar Harry que su futuro está escrito desde que era niño, y ahora se ha de enfrentar a la misión para la que se ha estado preparando desde el día en que pisó Hogwarts por primera vez: la batalla final contra Voldemort.

Cuando empezaron los créditos finales aún no me lo podía creer, ¡se había acabado! realmente era el final, no volvería a haber más aventuras de Harry Potter nunca más (porque en realidad, tanto el personaje como sus aventuras seguirán siempre vivas cada vez que alguien coja alguno de sus libros o películas), cuando terminé el último libro, bastante satisfecho con ello, me consolé pensando que después de todo esto no había acabado, aún quedaban las películas, cuando acabé la primera parte de estas reliquias de la muerte, aún sabiendo lo cerca que estaba del final, me consolé pensando que aún habría otra parte más, pero ahora ya sí que se ha acabado definitivamente, ni Rowling piensa escribir más sobre una historia que considera cerrada, ni los principales implicados en estas películas están por la labor de continuar en un tema que ha acaparado una importante de su vida y su juventud; quien sabe, puede que haya algún productor ansioso por seguir exprimiendo la saga, pero aún en el caso de que inventara una inverosimil continuación, nunca sería Harry Potter, porque este sí ha terminado definitivamente.

Reconozco que este tipo de cosas me meten en un autentico trance melancólico, siempre que acabo un libro, una serie o algo así me pasa (el nivel de nostalgia es mayor o menor según el tiempo que siguiera esa historia), me resulta difícil admitir que las historias se acaben, que aquello que ha entrado en tu vida no lo haya hecho para quedarse, pero al fin y al cabo, si observamos el resto de la vida, también sabremos que se trata de muchas fases, en las que no siempre aparecen las mismas personas, unas salen y otras entran, supongo que en eso consiste todo, y desde luego, también la ficción. Sin embargo, no pude evitar caer en las redes de la nostalgia durante los créditos que acabé aguantando de principio a fin, consciente de que sería, probablemente, la última vez que los volvería a ver en cine, en ese tiempo, entre una música que traía recuerdos de otras películas anteriores, me dio tiempo para reflexionar sobre la incidencia o no de esta saga en mi vida; bien es cierto que nos soy un fanático del tema, de hecho tampoco me entusiasmó nunca enormemente, pero también es cierto que nunca dejé de seguirla, que la deje que entrara en mi vida y que ocupara una pequeña pero importante parte de ella, ¿o no es, al fin y al cabo, todo aquello a lo que decidimos dedicar aunque sea una minimísima parte de nuestro tiempo, algo importante para nosotros?; por eso, ahora que ha terminado, ahora que ya sólo puedo vivir de los recuerdos, ahora que hay que enfrentarse a la pregunta de “¿y ahora que?”, la situación no deja de ser desconcertante y uno acaba abogando por la idea de que cualquier tiempo pasado siempre fue mejor. Pero queda un último y gran consuelo que puede borrar todo lo anterior, mi experiencia me dice, que nunca estamos ante el último gran acontecimiento, por grande e importante que fuera algo en nuestras vidas, siempre llegará otra cosa para ocupar su lugar y convertirse en grande e importante para nosotros.

A estas alturas, probablemente muchos estén hartos de todas estas reflexiones, así que vamos a proceder a la crítica de verdad:

La segunda parte de las reliquias de la muerte, es una vez más un prodigio de fidelidad, aunque probablemente los más fans echen de menos toda la historia detallada de Dumbledore, todos sabemos que, a pesar de la división en dos películas, es imposible meterlo todo, y tras su visionado, creo que no sobra ni un fotograma de la película; como ya digo, a pesar de la división, la historia es una necesaria pero buena compresión del libro. Cierto es que no todas las secuencias que se ven son exactamente tal cual en el libro, pero de hecho algunas buscan mejorar la espectacularidad de la historia, lo cual no está mal, y como ya se ha dicho muchas veces en Universo de A, para hacer una buena adaptación no hace falta copiar literalmente, sino captar la esencia de la obra literaria. Y en lo que respecta al final (algo importante tratándose de una saga tan larga) no es tan emotivo como debería.

Y el guión de Steve Kloves consigue muy bien eso, otra cosa son los dialogos, algunos de los cuales abusan demasiado del tópico (por ejemplo los referidos al corazón y lo que hay en él (“tus padres viven en tu corazón”, “aquí (señalando el corazón) es donde siempre vivirá Harry Potter”… etc, y todos eses rollos mil veces oídos y tan cansinos), pero en general está bien.

David Yates es mejor poniendo la cámara y montando que dirigiendo actores (lo que se detallará más tarde), pero demuestra totalmente que los productores no se equivocaron en absoluto cuando lo eligieron para continuar la saga y acabarla brillantemente, no hay duda, fue uno de los mejores directores de Harry Potter y fue una suerte que se decidiera a hacer el resto de películas, pues el continuo cambio de director no favorecía a la saga.

La fotografía no tiene ningún encanto, con un excesivo contraste, oscura y desagradable, no hace que desees estar en ese mundo. Aunque se utilizan muy bien todos los decorados de las anteriores películas (aunque se nota mucho, muchísimo, que hubo que reconstruir la cámara de los secretos y que esta es de una dimensión muchísimo menor que la original -al fin y al cabo sería un gasto excesivo para una sola secuencia-), la dirección artística hace algo inaudito y nunca visto desde las locuras de Alfonso Cuarón (ver el artículo Saga Harry Potter (1), concretamente la crítica de Harry Potter y el prisionero de Azkaban) y es que de repente aparecen unas escaleras gigantes que ni la escalera de los embajadores del Vaticano (más detalles y fotos en este artículo), que, aunque en esta película es de uso común e imprescindible (cada dos por tres están los personajes dando vueltas por ahí) por alguna extraña razón, nunca se había visto antes) eso sin nombrar una especie de extraños pasillos hechos con cadenas y plataformas de madera como si aquello fuese El fantasma de la ópera y que forman parte, misteriosamente, del castillo; así pues lamento decir que en esta ocasión, una de las partes técnicas que más suelo alabar, me decepcionó bastante; al igual que maquillaje y vestuario en la secuencia final, en la que los personajes deberían de haber aparecido mucho más envejecidos, si es que no llega sólo con ponerles un vestuario y peinado más conservadores, hay que tratar de que realmente parezcan más viejos.

La música está brillantemente utilizada, puesto que el músico tiene la suficiente modestia y buen gusto para no querer que brille sólo su música, y así, se incluyen continuamente temas de las anteriores películas, especialmente el archiconocido “Hedwig’s theme” que es el gran lema musical de Harry Potter.

Sólo queda hablar del reparto artístico, los jóvenes, dominan totalmente sus papeles que llevan años haciendo, con lo cual sólo ponen el broche final a sus brillantes interpretaciones con las que por otra parte se han criado; destacar especialmente al actor que hace de Neville Longbotton, que realmente eleva a su personaje al rango de heroe, robándole casi la película al propio Daniel Radcliffe (o por lo menos, a mi me cayó mejor Neville que Harry, dicho coloquialmente, el segundo iba de demasiado sobrado).

El reparto adulto, por una vez decepciona, quizás por una mala dirección de actores, luchan con sus varitas sin emotividad, sin creerselo, resulta difícil creerse por ejemplo la batalla a vida o muerte contra un mortífago de la profesora McGonagall o la defensa de Molly Wesley de su hija; que tengan una edad, no significa en absoluto que tengan que estar parados y tiesos como palos; por ello no consiguen resultar creíbles. De hecho, llega a dar la impresión de que los interpretes están simplemente cansados de todo ello, como si no tuvieran ganas de seguir y sólo lo hicieran para acabar cuanto antes.

No obstante, sigo diciendo, y siempre lo diré, lo fascinante que resulta el hecho de que Harry Potter haya tenido la capacidad de convertir a grandísimos interpretes del Reino Unido en meros figurantes o incluso extras que aparecen en un plano durante segundos, creo que ahí es donde se ve la calidad de la saga, donde se ve su verdadera importancia y su trascendencia.

Valoración final: el final de Harry Potter, si bien no es absolutamente perfecto, sí que es un muy digno final de saga, sí que ha sido un gran culmen para acabar con la historia que ha marcado a varias generaciones y que se ha convertido en una parte importante de la vida de muchas personas.

Pero no vamos a engañarnos, esta película es totalmente para los seguidores de la saga (lo que, al fin y al cabo, es obvio: ¡la segunda parte de una séptima parte!), y no tiene mucho sentido que otra persona vaya a verla pues difícilmente entenderá algo, lo que sí puede hacer esta persona que haya permanecido, por alguna extraña situación, ajena al mundo, es ver todas las películas anteriores, y entonces sí, acudir a ver una película que seguramente le gustará.

Esta entrada fue publicada en Películas. Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Saga Harry Potter (3)

  1. Pingback: Saga Harry Potter (2) | Universo de A

  2. Pingback: Saga Harry Potter (1) | Universo de A

  3. Pingback: Lo infantil en el arte… pero, ¿eso existe? | Universo de A

  4. Pingback: Críticas express: Amigos/ Bad teacher/ Medianoche en París | Universo de A

  5. Pingback: Crítica exprés: Animales fantásticos y dónde encontrarlos | Universo de A

¡Deja un comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s