Prince of Persia: Las arenas del tiempo

El videojuego mítico se convierte en una película 
 
TÍTULO ORIGINAL Prince of Persia: The Sands of Time
AÑO
2010 Ver trailer externo
DURACIÓN
116 min.   Trailers/Vídeos
PAÍS
  Sección visual
DIRECTOR Mike Newell
GUIÓN Boaz Yakin, Jordan Mechner, Carlo Bernard, Doug Miro (Videojuego: Jordan Mechner)
MÚSICA Harry Gregson-Williams
FOTOGRAFÍA John Seale
REPARTO Jake Gyllenhaal, Gemma Arterton, Ben Kingsley, Alfred Molina, Steve Toussaint, Toby Kebbell, Richard Coyle, Ronald Pickup, Reece Ritchie, Gísli Örn Garðarsson
PRODUCTORA Walt Disney Pictures / Jerry Bruckheimer Films
WEB OFICIAL http://www.disney.es/prince-of-persia/
GÉNERO Aventuras. Fantástico | Cine épico. Viajes en el tiempo. Videojuego
SINOPSIS Ambientada en la Persia medieval, “Prince of Persia” narra la historia de un príncipe aventurero (Jake Gyllenhaal) que une sus fuerzas con una misteriosa princesa rival (Gemma Arterton) con el fin de detener a un cruel dictador que pretende desatar una tormenta de arena que podría acabar con el mundo entero. En este intento, la alianza cometerá un error, desatando las Arenas del Tiempo, que destruyen un reino y transforman a sus habitantes en feroces demonios… Adaptación al largometraje de la saga de videojuegos del mismo nombre.
 
      Hacer una película de un videojuego (la crítica de este ya ha sido publicada con motivo del estreno de la película) no es fácil, aunque estos tengan su argumento, este suele ser extremadamente simple (¿sino como se llevaría a cabo la jugabilidad?) y desde luego no alcanza jamás la complejidad de una obra cinematográfica, por mucho que algunos se empeñen en defender esa posición. Esa es la razón por la que casi ninguna adaptación funciona luego en los cines, en la mayoría de los casos fallan porque el argumento no da de sí y las continuas e injustificadas escenas de acción acaban por cansar hasta al más paciente; luego se da el caso de aquellos que no respetan el argumento y tampoco la esencia del videojuego, con lo que la película decepciona por no ser lo que debería ser.
     Y esta película ha logrado algo muy meritorio, ha conseguido, si bien tomándose muchísimas libertades con el argumento original, conservar la esencia del videojuego y hacer una buena película en el proceso, no se podía esperar menos de Bruckheimer que se rumorea que pretende convertirla en otra rentable saga.
     La historia es mucho más compleja que la del videojuego, aunque no por ello menos tópica, predecible de principio a fin incluso, aunque, afortunadamente el guión la salva y consigue buenos momentos de modo que nunca te aburres (aunque no se demasiado la famosa daga, es algo que se echa de menos), y es precisamente en el guión donde se ven los paralelismos con el videojuego, precisamente en las frases ingeniosas y un tanto misóginas del príncipe que llegaban a resultar divertidas cuando jugabas.
     La dirección es apropiada, dinámica y comercial, creada para hacer una película superventas y sin más pretensiones, al igual que el montaje.
     La dirección artística no sorprende en comparación con el videojuego.
     Todos los actores son convincentes, pero no es ningún mérito, sus personajes no poseen ninguna profundidad psicológica.
 
Valoración final: entretenida, gustará a todo tipo de público que le guste el cine de aventuras, tanto si jugaron al mítico videojuego como si no, no les decepcionará.
 
Esta entrada fue publicada en Películas. Guarda el enlace permanente.

¡Deja un comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s