La Traviata… en Moncloa… y la facultad de medicina

     En primer lugar he de aclarar que en este artículo no se profundizará en la ópera en sí, puesto que para eso está este artículo de la sección Musica escrito hace tiempo (¡y sí!, he aprendido a poner estos vínculos o enlaces, que son mucho más comodos y estéticos que aquellas largas direcciones webs que solía poner).
     La representación de la que hablo, tuvo lugar gracias al apoyo del ayuntamiento a determinados fines culturales, como representaciones teatrales, y entre ellas estaba esta, la única ópera. Fue representada en noviembre en el centro cultural de Moncloa y tuvo una última y única representación en el anfiteatro de la facultad de medicina (perdí toda oportunidad en Moncloa, todo estaba saturado), a esta fue a la que yo acudí, pero lo curioso de ello, es que pensé que las entradas sólo irían para universitarios, ¡cual sería mi sorpresa al descubrir que cualquiera podía ir! (de hecho, estoy seguro de que el 98% de aquella gente no tenían nada que ver con la universidad), lo cual no me acabó de parecer bien, lo lógico sería que esa representación fuese para alumnos (o que al menos tuviesen prioridad), ¿sino cual era el propósito de organizarla allí?, puesto que desde luego el sitio era cualquier cosa menos adecuado, pasaron unas cosas que rozaron lo cómico por no decir lo trágico, por ejemplo, hubo un retraso de casi quince minutos porque no se daban apagado las luces de sala, la cosa ya llegó a lo esperpéntico cuando la directora de la orquesta tuvo que empezar a gritar “luces de sala”, y como no le hacían caso también el pobre director de la companía; pero por más que se desgañitaron, nada pudieron hacer, y mientras tanto el público en un estado de alucine total. Desesperada, la directora decidió empezar a tocar sin más, no fue hasta, casi totalmente acabada la obertura que alguien se dio por aludido y las apagó. “Mal empezamos”, pensé, porque la compañía al fin y al cabo es pequeña, ¿representarán tan siquiera la ópera entera?, ¿merecerá la pena?.
     Pronto todas esas dudas se disiparon, y para bien, porque la compañía, sin disponer de grandes recursos (la orquesta estaba reducida a su mínima expresión, quizás fue eso lo único que se le podría achacar a una por lo demás, triunfal velada) los aprovechaba al máximo, ¡que vestuario!, ¡que atrezzo!, ¡que preparación!, ¡que representación más brillante!.
     Todo ello aún así no hubiera sido nada sin las grandes voces que sonaron aquella noche, especialmente la de la soprano protagonista que enamoraba a cualquiera, juro, que no estaba tan emocionado escuchando esta ópera desde la primera vez que lo había hecho, volvieron a erizarseme todos los pelos del cuerpo, volví a emocionarme, viví totalmente la ópera al máximo y un cúmulo de emociones tremendas, ¡que deleite artístico tan absoluto!; si es que es gran verdad que hay cosas que ganan, y mucho en directo, y sin duda La Traviata es una de ellas.
     Por lo demás todos los cantantes estuvieron simplemente magníficos (también se puede destacar al bajo que hacía del padre, en una representación que acabó por ser totalmente sublime y que a todo el mundo encantó. Sí, aquella compañía ha hecho un trabajo brillante y estoy seguro de que sus cantantes llegarán lejos en el género lírico.
     ¡Ah!, y felicidades al publicista que hizo el magnífico poster que destacaba tanto en la calle Princesa y que tan expresivo es.
Esta entrada fue publicada en Teatro. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a La Traviata… en Moncloa… y la facultad de medicina

  1. Pingback: Don Giovanni | Universo de A

¡Deja un comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s