Spamalot

Los Monty Python’s en Broadway (O Tricicle en la Gran Vía)
 
 
Director: Tricicle
Sinopsis:
Monty Python’s SPAMALOT, es una comedia musical basada en la película Monty Python and the Holy Grail. Adaptada por Eric Idle (Monty Python), y con música de John Du Prez, el espectáculo se estrenó en Broadway en marzo de 2005. Desde entonces ha recibido tres premios Tony y un Grammy a la mejor banda sonora. Después del estreno en los Estados Unidos, Reino Unido y Australia, España se convirtió en el primer país no anglosajón en estrenar el musical. 
La adaptación española del éxito de Broadway, Monty Python’s SPAMALOT llega por fin a la Gran Vía de Madrid. Dirigida por Tricicle, con coreografía de Francesc Abós y producción de Filmax-Stage.
El Rey Arturo después de reunir a su divertida corte, emprende la misión divina de buscar el Santo Grial. Intrépidos caballeros, bosques encantados, escenas acuáticas, castillos llenos de franceses y espectaculares bailarinas de Las Vegas invadirán el Teatro Lope de Vega de Madrid.
 
     En primer lugar decir lo que se agradece que en ese teatro por una vez regalaran los programas en vez de cobrarlos de una forma abusiva y ridícula.
     Que el grupo inglés es capaz de hacer comedias divertidísimas y que tienen un sentido del humor de lo más particular es indudable, que empezaron bien en la televisión y consiguieron lanzarse al cine con éxito también, ahora bien, ¿funcionan en el teatro?, esa es la pregunta que se tratará de resolver en esta crítica.

     Al hacer la historia han sido lo suficientemente inteligentes como para no repetir la película tal cual, todo un acierto, incorporar nuevos chistes, afianzar el argumento (especialmente porque Los caballeros de la mesa cuadrada y sus locos seguidores no es en mi opinión la mejor película de los Monty Python) y dejar los mejores chistes del filme (aunque algunos fallan en escena, no siendo tan impactantes como en el cine).

     Así pues, su conversión a musical teatral es medianamente sabia, aunque el argumento sigue siendo lo más flojo. Los chistes, hay algunos muy buenos, especialmente los que parodian a Broadway o a la propia obra, pero en eso son las canciones lo más divertido. Tricicle por su parte, ha hecho una buena adaptación a España, haciendo ciertas referencias adecuadas a nuestro país para hacer el musical más cercano (cuando cantan “agradecida, y emocionada, solamente puedo decir…”; así como hay otros momentos que algunos no entenderán como que en “Broadway no puedes hacer nada sino cuentas con judíos”).

     La dirección, nada del otro mundo, la verdad es que no conocía a Tricicle, pero no me han impresionado en absoluto; lo cual empeora con una escenografía generalmente pobre y carente de imaginación y un vestuario a juego (excepto el de la dama del lago) tan poco propios de un teatro que siempre ha sido garantía de espectacularidad en ese aspecto.

     Exceptuando a una sublime Dulcinea Juárez, gran estrella de la Gran Vía que no brillaba así desde su papel de Babette en la primera producción de La Bella y la Bestia, y que destaca en absolutamente todo (especialmente en voz, ¡que belleza de voz!) y muy por encima de sus compañeros de reparto; el resto de los actores no impresionan, ni siquiera dejan huella, incluso algunos, como Jordi Bosch incluso no resultan creíbles y se llegan a convertir en vulgares intentonas de imitación de los Monty Python.

     En cuanto a la música, a pesar de que el grupo cómico británico siempre ha enseñado sus gustos por el musical (al igual que otros como Mel Brooks) en sus proyectos, en general la música no es ninguna maravilla, de hecho orquestralmente es bastante pobre, no obstante hay algunos momentos muy buenos y canciones-parodia tremendamente divertidas como “La canción que hace así” (que parodia determinadas canciones en los musicales “en todo musical, hay un tema un tanto sentimental, que te hace sentir pasión, y te encoge el corazón…” o “El lamento de la diva” (divertida protesta metateatral de la actriz principal que se queja porque lleva mucho tiempo sin salir a escena y que sólo le falta que la “sustituyan por una de OTTTT”).

     Así pues, y visto todo lo anterior, me queda decir que sólo es recomendable hasta cierto punto, ¿qué tiene momentos divertidos? sin duda (aunque como todo, depende del sentido del humor que tengáis), aunque como ya digo, y por mucho que en su momento ganara tres Tonys, no os esperéis un gran musical.

'Spamalot': Monty Phython en Madrid'Spamalot': Monty Phython en Madrid'Spamalot': Monty Phython en Madrid'Spamalot': Monty Phython en Madrid'Spamalot': Monty Phython en Madrid'Spamalot': Monty Phython en Madrid'Spamalot': Monty Phython en Madrid

Esta entrada fue publicada en Teatro. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Spamalot

  1. Pingback: Crítica exprés: Galanteos en Venecia | Universo de A

¡Deja un comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s