GC: Entender y apreciar el cine musical. Los productores2. 9 de 10

 

When you got it, flaunt it

      Otra canción de presentación, esta del personaje de Ulla que nos demuestra lo sensual que es y juega un poco con el tópico de la rubia tonta.

      Le acaban de decir a Ulla que ya han comenzado el casting, cosa que en realidad sólo dice Max para seducirla, cosa con lo que Leo no está del todo de acuerdo pues es más planificador en cuanto a la obra; con lo que Ulla se da cuenta de que si quiere el puesto, deberá recurrir a todo su “talento natural” y dejar de lado la profesionalidad para conseguir el trabajo.

      Todo empieza con una frase del principio de la película que grita Max por la ventana y que inspira a Ulla para componer la canción que canta a continuación.

      El lema de la canción es básicamente que si estás buena enséñate y en el teatro aún más cosa que Max y Leo (sobre todo el primero) ven como una promesa de más (o al menos de tener “unas buenas vistas” que contemplar durante los ensayos) y no pueden evitar verla con una mirada lujuriosa; de hecho, el propio baile de demostración de Ulla es más que evidente, sólo enseña pecho y nalgas (lo que repite una segunda vez aún con más pasión si cabe).

      Al final de la canción todas las “promesas” (démonos cuenta de que en realidad la canción tiene dos sentidos, el de la canción inventada y el de Ulla ofreciéndose sexualmente, aunque de forma indirecta a los productores) hacen que cuando Ulla les pregunta, segura de su victoria, si les ha gustado, Max responde “¿gustar?, puedo asegurarte que aunque estemos sentados, la emoción nos mantiene levantadísimos” (haciendo referencia a una erección).

      Ulla ha conseguido su objetivo gracias a todo su “talento” y obtendrá un trabajo incluso antes de que se empiece a montar la obra.

 

 

 

Along came Bialy

      Esta canción nos da aún más detalles de las inversoras de Max, y sirve sobre todo para que veamos las opiniones de Max acerca de sus “tratos comerciales” y de su sistema para llevarlo a cabo, además de lo que opina acerca de sus inversoras.

      Vemos de ese modo una moral retorcida y corrupta, que admitimos porque se nos presenta más como una broma que como una realidad, y como va disfrazada en una canción tampoco le ponemos más problemas.

       Básicamente él todo lo interpreta como un intercambio justo, ellas quieren romance y sexo (aunque no sea de verdad) y que si no fuera por él estarían solas y alcoholizadas, y el quiere arrancarles dinero para sus obras, con lo cual es perfectamente admisible, cosa que intenta justificar durante toda la canción (a pesar de que es una estafa en toda regla porque siempre pide más de lo que necesita) aunque en algunos casos de las ancianitas, no se acaba de saber quien estafa a quien, pues ellas parecen saber que no realmente no está sólo con una de ellas, pues las saca a todas de casa para el tema (aunque también puede ser entendido como una hiperbole). En cualquier caso la justificación parece ser que todos obtienen un beneficio de todo esto; lo que vemos cuando las, en apariencia frágiles viejecitas (el baile demuestra que hay más de cuento que de otra cosa, y de que en realidad tienen muchas más ganas de marcha de lo que aparentan) le acompañan en la canción repitiendo en primera persona lo que el dijo.

      La degradación moral a la que llega Max ya no tiene límite cuando las pone a todas en fila y las deja caer por todo Nueva York para recoger el cheque.

      No obstante el dinero ya está y la producción de la obra está en marcha.

 

That face

      Este número es un claro homenaje a los bailes de salón de Fred Astaire y Ginger Rogers en sus musicales de los años 30 (lo que se ve especialmente cuando Ulla despliega todo su vestido -cosa que en la obra no pasa-).

      La canción comienza con Leo explicándonos más detalladamente su miedo hacia sexo opuesto (que ya habíamos podido ver en parte en anteriores canciones) pues Ulla trata de “convencerle” totalmente de lo maravilloso que ha sido escogerla para ser secretaria-recepcionista, aunque en realidad Leo también le gusta, pero eso lo vemos más tarde en la canción.

      Ese miedo le ha hecho prescindir de las mujeres y estar a la defensiva de ellas, pero se está dando cuenta de que no podrá escapar de “esa cara” (la de Ulla) por la que empieza a sentir algo más que atracción a pesar de que intenta resistirse a ello; mientras, Ulla hace todo lo posible por llamar su atención lo que hace haciendo que la ayude a bajar de la mesa y que pueda palpar todo su cuerpo, momento en que ya no resiste más y comienza un baile del que ya no podrá salir (el del amor) lo que se puede entender en ambos sentidos, literal y metafórico.

      El baile es una clara expresión de la evolución de su relación, al principio ella va a por él, pero el retrocede, con lo que en el momento más inesperado el avanza y ella le sigue los pasos, ahora van juntos, pero el mando lo lleva ella (lo que se ve en que él ocupa el sitio de la mujer en el baile) pero acaban totalmente coordinados atravesando todo tipo de bailes y objetos (obstáculos en la relación) finalmente ella le lleva a perder (probablemente) la virginidad, detrás del sillón (lo que se puede ver en el hecho de que el sillón tiemble y ambos suban de vez en cuando suspirando, el movimiento de los pies.. etc).

      Finalmente ella entona la misma canción que él, haciendo ver que también ha quedado prendada de él y se acaban uniendo en la canción, pero lo más importante de esta (y que confirma todo lo anterior) es al final de todo, Leo tira su amada mantita (cuyas características conocemos desde el principio) en la papelera mientras besa a Ulla, dándonos a entender que ya sólo necesita “that face” para estar completo.  

      Una canción que se eliminó del montaje final y que se mantiene en la obra es cantada justo después por Max, que es la misma que esta, pero en versión lujuriosa, y como la comparamos directamente con la anterior, asumimos fácilmente que a pesar de que se deja sólo a Max, el amor que debe triunfar es el de Leo porque es el bueno y el puro.

 

Haben sie gehort das deutsche band?

      Esta canción sólo se utiliza para crear una escena cómica, una vez más con Franz, en la que se justifica su elección para hacer de Hitler (especialmente viendo los precedentes).

      Además es una forma más de ver el fanatismo nazi del personaje que hace su gran actuación debido a la indignación que siente ante un aspirante anterior.

      La canción habla básicamente de lo maravillosa y superior que es la música típica alemana frente al resto, básicamente lo que ya dije, sólo sirve para hablarnos un poco más de la psicología del personaje y que veamos hacia donde va la historia.

 

You never say good luck on opening night

      Esta canción sirve para expresar todas y cada una de las supersticiones del teatro y comienza a partir de que Leo dice las palabras prohibidas: “buena suerte”; así que empiezan a decirle porque no debe hacerlo, las consecuencias de ello y lo que debe hacer en su lugar; nos enseña así a las gentes del teatro como supersticiosas y conocedoras de todos los rituales de todos los países, para evitar algo que puede suponer ser su ruina y luego que no se puedan decir a sí mismos que la obra falló por eso.

      Mientras todo esto ocurre, Max al enterarse de todo esto comienza a hacer todas las cosas que están en su mano para provocar que la mala suerte sea ineludible y que por tanto el estreno sea un fracaso (cruzarse con un gato negro, romper un espejo, pasar por debajo de una escalera, desearle buena suerte a todo el reparto… etc) mientras les sonríe a los que aconsejan a Leo, vemos así su hipocresía, ya que Leo, aunque no sabía que termino utilizar lo hacía con buena intención y de forma inocente como es el propio personaje.

      Se ve que se busca también la comicidad y el hacer reír, lo que se ve aún más cuando le dicen que para tener buena suerte en el teatro hay que decir “rómpete una pierna”, y a continuación, Franz lo hace.

 

La obra

      Toda la obra es una parodia de las obras musicales de Broadway: los escenarios, el vestuario, las actuaciones, las canciones, coreografías… etc.

      En ella no se ve gran cosa acerca de los personajes de la película, ni tiene demasiado que ver con ellos, pero sí que es interesante analizarla, puesto que nos enseña la visión que tiene Broadway del teatro, la de Max de cómo ofender a todo el mundo y la de Franz y Roger de cómo fue la 2ª guerra mundial. En cualquier caso, las escenas de la obra están más diseñadas para reírse (es una historia tergiversada) que para y para ver lo absurdo y ridículo del tema más que para decir o expresar nada.

      Todo comienza con unos coristas hablándonos de cómo estaba Alemania y de su búsqueda de un héroe; a continuación se exponen cosas típicas del país con trajes archidiseñados, teniendo como fondo un águila imperial.

      La letra de la canción no podría ser más nazi, de modo que el público del teatro se queda alucinado e indignado, y los espectadores de la película también, en realidad se pretenden ambas cosas, por eso hay que poner cosas lo suficientemente fuertes; así la segunda guerra mundial se reduce a “¡ojo Europa, salimos de gira!.

      Todo esto se suaviza pero a la vez se ridiculiza totalmente cuando alemanes vestidos con trajes del partido se ponen a bailar claque; no obstante esto también tiene un significado luego, pues se ven las persecuciones y las eliminaciones a destajo de todo aquel que se les opuso (con lo que el público y los productores empiezan a marcharse).

      Ulla vestida de águila imperial anuncia la llegada del Fuhrer y todos le saludan a la manera oficial “Heil Hitler” (que significaba “viva Hitler”).

       Pero todo esto se trunca con el Hitler sustituido que es Roger y que decide hacer una versión “loca” (ya conocemos sus opiniones del teatro a través de la canción “Keep it gay”) del dictador, lo que transforma mágicamente una “carta de amor a Hitler” en una “magnifica sátira del teatro contemporáneo” (vemos aquí que dependiendo de cómo se trate un tema, se puede ver de una manera totalmente distinta a otra).

      En esta versión de Roger, Hitler se dice heil a sí mismo y se burla del personaje histórico, y a partir de ahora ya no importarán todas las barbaridades nazis que se digan porque la gente ya se toma y acepta toda la obra como una comedia satírica, hasta el punto que no se indignan por la proyección de esvásticas o porque todos los actores formen una y se diga que al final los nazis ganan la guerra.

 

You’ll find you’re happiness in Rio

      Después de que Leo haya conseguido escapar milagrosamente de la policía, se encuentra a Ulla que le da dos opciones: ir a la cárcel o coger el dinero e ir a Rio de Janeiro con ella.

      La respuesta la conoceremos cuando Max recibe una postal de Brasil y descubre de quien es.

      Entonces comienza una música sensual, muy latina, que nos va a introducir en la canción (que Mel Brooks compuso exclusivamente para la película) que se “disimula” como una de las sambas que bailan Leo y Ulla.

     La canción sólo sirve para hacernos ver  Rio como el lugar ideal y el paraíso terrenal en el que Max tanto desearía estar, para lo que se recurre a los tópicos habituales sobre el lugar.

 

Betrayed

      Esta canción sirve a Max para expresar su enfado por lo que acaba de suceder, por la traición que considera que ha sufrido y la furia, desesperación, indignación y dolor que siente a causa de todo ello, para lo cual utiliza ejemplos literarios (sobre todo teatrales) para hacer la comparación.

      Luego de una música rítmica se pasa a una música más campechana para evocar el recuerdo de Max, que luego servirá como excusa para recordar toda la película en un resumen cantado por Max, que hace para entender que ha pasado y porque está en la cárcel.

      Finalmente acaba lo indignado que se siente por haber sido traicionado.

 

Til him

      Esta canción es usada por Leo para defender a Max en el juicio, y de paso salvarlos a los dos; porque si bien es verdad que ha estafado a hacienda y a las inversoras, en realidad (o eso se pretende defender), es buena persona y que él no ha hecho nada malo a nadie.

      Así desnuda sus sentimientos de gratitud hacia él porque nadie le había hecho tener autoestima hasta que él apareció en su vida y que él le ayudó a superar sus traumas, cosa que no podría haber hecho sin él.

      Ante este hermoso alegato ante el tribunal, Max reacciona declarando lo importante que es la amistad de Leo para él y que hasta él realmente nunca tuvo ningún amigo. Las ancianas son la parte cómica de la canción, pues le hacen de coro (de la forma más llamativa) hasta que él las frena. Así, si antes veíamos el repaso de la historia por parte de Max, ahora tenemos la visión de Leo.

      Finalmente ambos se unen en la canción haciendo ver que para ambos el otro es lo más importante él; y el juez viendo algo tan bonito decide no separarlos y mandarlos a los dos a la cárcel.

 

Prisioners of love

      Esta canción se divide en dos partes, que son las siguientes:

-La versión de la carcel: aunque la canción en si misma no nos dice gran cosa, gracias a ella vemos, que aún en la carcel Max y Leo no han cambiado y siguen a lo único que saben hacer que es hacer musicales, aunque sea en una prisión y tenga un argumento y una canción descabellada (una vez más, parodia de Broadway); con todo esto nos enseñan también como es su vida en la cárcel.

-La versión de Broadway: se introduce cuando descubren que les indultan por su trabajo comunitario teatral en la prisión; y es cuando deciden hacer la obra de la prisión en Broadway, y después de ver la anterior, ya ni nos extraña que triunfe, tal vez porque sigue su estilo y de ese modo vemos que Max y Leo han aprendido lo que el público quiere ver.

      La canción también sirve para ver como acaban todos los personajes y que es de ellos, los cuales se acaban convirtiendo en grandes estrella de Broadway.

 

There’s nothing like a show on Broadway

      Esta canción comienza de una forma muy emotiva, pues por fin, Max le deja a Leo ponerse el sombrero de productor (con todo lo que ello implica).

      Entonces empiezan a cantar su alegría por el hecho de volver a ser los triunfadores de Broadway y todos los años que eso va a continuar por siempre.

      Finalmente acaban defendiendo la importancia del productor en las obras y enseñándonos sus futuras obras triunfadoras que son un homenaje/parodia de anteriores obras teatrales que triunfaron en Broadway como: Un travesti llamado Teseo (Un tranvía llamado deseo), Shalom, Dolly (Hello Dolly!), 7 novias para 7 rabinos (7 novias para 7 hermanos)… etc. Mientras el coro canta su triunfo y ellos se alejan por el Broadway que han conseguido tomar.

 

Goodbye

      Puesto a modo de finale, aunque sin repetir ninguna canción en la película se pone al final de los créditos para dejar a todo el mundo con una sonrisa en los labios pues al fin y al cabo, además de un musical es una comedia.

      Así es una despedida de lo más original en la que aparecen todos los personajes dandonos las gracias por venir, y que acaba con el propio Mel Brooks (productor de la cinta) “expulsándonos” de la sala de una forma extremadamente cómica.

Esta entrada fue publicada en Películas. Guarda el enlace permanente.

¡Deja un comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s