GC: Entender y apreciar el cine musical. Introducción. 1 de 10

     Este verano está resultando mucho más fructifero de lo que jamás hubiera imaginado, normalmente se publica un sólo y corto artículo cada mes para cubrir mi cupo personal, sin embargo en esta ocasión el record de GCs tanto en cantidad como en calidad no tiene precedentes.
     En estos nuevos artículos que publico, me propongo transmitir mi pasión por el cine musical (aunque quien haya leído uno de los primeros artículos de este espacio en esta misma sección “Historia del cine musical” ya lo sabrá) a todos los que lo lean, puesto que si algo he descubierto a lo largo del tiempo es que el cine musical es como el arte moderno, sino lo entiendes no te gusta, y cuanto más ves y más te acostumbras, más gusto tomas por él (aunque hay gente para la que, como yo, es un amor a primera vista); así pues, me dedicaré a coger unas películas como ejemplo (ya explicaré cuales y porqué) y analizaré todos y cada uno de sus números musicales para demostrar que estos, están muy lejos de no tener nada que ver con la trama o ser un breve divertimento antes de continuar con la historia que se cuenta (se admiten todo tipo de opiniones, puede que algunos no estén de acuerdo con mis interpretaciones de los números, pero raramente suele suceder o si tenéis una pregunta, no dudéis en poner un comentario). Así pues, ¡fuera prejuicios!, porque lo primero que debemos pensar es que este cine tendrá inevitablemente gente cantando y bailando de una manera muy diferente a la que sucede en la realidad, pero hay que ser consecuentes y entrar en el juego cinematográfico, porque decir que “no entiendo porque un señor se pone a bailar en medio de la calle y todo el mundo conoce los pasos” es igual que decir “no entiendo porque en la guerra de las galaxias hay espadas laser sino existen”, y seamos realistas, es más probable que una de las personas que conocéis se ponga a cantar repentinamente que qué una nave extraterrestre aterrice ahora mismo.
     En fin, visto lo visto, comenzamos con, como no, una cita musical que viene muy bien al caso:
 

Music is better than words! you broke the spell when you start to talk, that’s for me there’s all wrong, just forget about words and sing me a song! 

   Music was made for romance ,every lover knows this, and sweeter than a song, is only a kiss; when you’re not in love and you song is a blues; but when you’re in love and you song is a gay repray, a happy beat, sing all the day!!!!!

   Don’t broke the spell saying I love you, just look at the birds!, music, music is better, music is better than words!

      Cantado por Dolores Gray en el musical Siempre hace buen tiempo (Gene Kelly y Staley Donnen, 1955).

 
Introducción
    

      Lo que se va a tratar en este artículo es una de las formas cinematográficas menos estudiadas, tal vez porque es patrimonio de un solo género: el musical.

      Esto es el número músical, en el que en una combinación de música y danza se logra narrar desde toda una historia hasta los sentimientos del personaje o personajes en ese momento.

      También se debe decir que es un magnífico momento para abordar el tema puesto que en la actualidad estamos viviendo lo que en mi opinión es un “renacimiento del musical”, puesto que tras su etapa de decadencia, por fin se vuelve a alzar como uno de los géneros favoritos; lo cual lo demuestra el hecho de sus buenos resultados en taquilla y el hecho de que grandes directores hayan decidido hacerlos (aunque esto supone para ellos también una cuestión de prestigio).

      Por otra parte, este artículo sin duda beneficiará a todas aquellas personas que no acaben de entender este género, pues creo que consigue aproximarles los números musicales gracias a las extensas y cuidadas descripciones de estos.

 

      Lo cierto es que, a pesar de que este género fue el más popular de los 20 a los 60, para el que iba todo el presupuesto y para el que había productoras exclusivamente dedicadas; ya sea porque nunca nadie se fijo en el tema o porque el cine es un arte extremadamente joven y por tanto no ha dado tiempo; el hecho es que nadie ha escrito sobre la forma de narrar de los números musicales (cuestión que en otros precedentes como la ópera se ha abordado un sin número de veces); por tanto no puedo citar ninguna teoría previa directamente relacionada con el tema.

      Así pues, el objetivo de este GC será mostrar de forma exhaustiva y con varios ejemplos el como los números musicales ayudan o directamente cuentan la historia y como ha evolucionado esta particular forma de narración a través del tiempo, además de lograr que los lectores entiendan y aprecien este cine (además en estos otros artículos puedes conocer su historia, y mi definición de qué es un musical )

Esta entrada fue publicada en Películas. Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a GC: Entender y apreciar el cine musical. Introducción. 1 de 10

  1. Pingback: Historia del cine musical | Universo de A

  2. Pingback: ¿Qué es un musical? | Universo de A

  3. Pingback: Historia del cine musical | Universo de A

  4. Pingback: ¿Qué es un musical? | Universo de A

  5. Pingback: La desaparición de los “artículos de paso”… ¿el neoclasicismo (o clasicismo)?, ¿quizás el romanticismo de este blog?, ¿o puede que el rococó de Universo de A? | Universo de A

  6. Pingback: Crítica express: Jersey boys | Universo de A

¡Deja un comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s