GC: Entender y apreciar el cine musical. El pequeño estudio y conclusiones. 10 de 10

Mi pequeño estudio

  

      Cuando me propuse hacer este Gran Comentario quería demostrar con él lo que muchas personas no saben, o no quieren saber, sobre la importancia y el sentido de los números musicales en este género, con ello me estoy refiriendo tanto a canciones y bailes, naturalmente; y demostrar que no están sólo para adornar, sino que nos hablan de la psicología de los personajes, de sus sentimientos….etc, y a veces incluso hacen avanzar la historia.

     Para ello decidí comenzar por una breve revisión histórica que apoyara aún más el argumento; así que recordé géneros anteriores como la ópera (no olvidemos que al musical suele llamársele ópera rock), el ballet, la zarzuela, los bailes de salón… etc, en los que buena parte (o directamente todo) de lo que se quería expresar dependía de la música.

      Una vez visto esto, pasé a contar las épocas y películas que elegí y porque. Las épocas elegidas fueron, recordaréis:

-Los 50: cualquiera que hable del musical, tiene que hablar de esta época, es un momento dorado en el que hay productoras dedicadas al tema en exclusiva; por otra parte la idea que había surgido anteriormente de que los números musicales formaran parte del argumento está totalmente consolidada.

-El 00: fue elegida por el tiempo que pasa entre ambas décadas y por la clara evolución que ha sufrido; se siguen contando y expresando cosas, pero de una manera totalmente diferente.

Las películas elegidas fueron:

Cantando bajo la lluvia: no se puede hablar del musical sin ella, por ser el título más conocido; fue elegida por eso y por ser producto totalmente cinematográfico que no pasó por el teatro (uno de mis objetivos es que entre las películas que hubiera se analizaran todos los tipos de musicales posibles); también se eligió por la importancia que tienen los bailes en esta película para hablarnos de los personajes

Gigi: ganadora del oscar a la mejor película, es un musical que depende mucho de las canciones y que no tiene bailes, fue elegida por esas razones y porque pasó por Broadway.

Chicago: ganadora del oscar a la mejor película, también pasó por Broadway y es el ejemplo perfecto del musical moderno y de cómo se suele tratar.

Los productores: también de Broadway, es un ejemplo nostálgico del musical que pretende persistir en el estilo de los 50 sin darse cuenta de la nueva forma de realizar este género que representa la anterior película.

      A continuación me puse a analizar todas y cada una de las canciones de esas cuatro películas, cuestión que ocupa la mayoría del artículo, para descubrir todo lo que “ocultaban”, proceso que seguí detenidamente, volviendo a ver las películas otra vez y fijándome en cada melodía, ritmo, palabra, gesto o coreografía que pudiera ser importante para lo que intentaba probar.

      Finalmente creo que he conseguido probar lo que me propuse e incluso he conseguido averiguar más cosas en las que antes no me había fijado; llegando a la conclusión de que efectivamente, los números musicales forman una parte muy importante en este cine porque sin ellos no se podría comprender bien al personaje (que quedaría mal construido) e incluso no podría avanzar la historia.

      No conforme con esto, me decidí a hacer algo “ligeramente científico” con tres personas diferentes poniéndoles  la canción “All that jazz” de Chicago para analizarla todos.

 

 

Conclusiones del pequeño estudio

     Como se habrá leído, la mayor parte del estudio consistía en que las otras personas llevaran a cabo el análisis de una canción tal y como lo había hecho yo (aunque con las lógicas limitaciones de tiempo).

     Se seleccionó para el análisis la canción All that jazz por tener muchos significados y connotaciones tanto en letra como en baile o música, de modo que se podía sacar algo de todos los lados con lo que los “sujetos del estudio” no tendrían excesivas dificultades para identificar ciertos aspectos y no tener que analizar con demasiada profundidad; y también por ser representado en un teatro lo que podía despistar en parte (alguien podría haber dicho que sólo era una canción en un teatro).

     Naturalmente, también fue muy tenido en cuenta el musical a elegir y la situación de la canción en este; Chicago fue elegida porque muchas personas la han visto (especialmente después de ganar mejor película y ser tan reciente) de modo que no sería una película desconocida; pero no se podía dejar en desventaja a quienes no la hubieran visto, por tanto fue elegida la primera canción de la película (y de hecho, a la persona que no la vio le fueron comentadas las escasas imágenes previas, que son casi irrelevantes) para evitar desigualdades.

     Para este estudio se buscaban tres personas o más, pero que tuvieran los siguientes perfiles: que no le gustara nada el género musical, a otra persona que le fuera indiferente y finalmente a alguien que le gustara mucho.

     Los objetivos de este pequeño estudio eran dos:

-Demostrar que todo el mundo, indiferentemente de que le gustara o no el género musical, sabía que detrás de los números musicales hay algo más que una simple canción (por lo que este artículo no es un cúmulo de opiniones propias, y que por tanto lo que digo podría verlo exclusivamente yo)

-Demostrar que el que guste o no el musical se debe a la comprensión de este; es decir, a las personas que no les gusta, la razón es que no consiguen o no quieren comprenderlo, por tanto son incapaces de verle sentido, y como es lógico, no les puede gustar; a las personas que les es indiferente y lo consideran sólo un género más, son capaces de alcanzar una mayor comprensión de este, pero como sólo captan detalles que no parecen ser capaces de unir con la historia en sí, tampoco acaba de gustarles; y finalmente al que le gustan, que es capaz de hacer directamente y sin problemas el trabajo de comprender, asociar a la historia y ver claramente todo lo que se transmite a través de un número musical y su importancia en la película; al haber alcanzado esa comprensión, le gusta puesto que ve el número musical no sólo como una diversión, sino como una forma de enriquecer la película.

     Después de aclarar que era lo que debían hacer los voluntarios y pedirles que no forzaran lo que captaban (para evitar que no fueran naturales y que sacaran cosas que estaban fuera de contexto o demasiado reflexivas), una vez acabada la canción se comenzó a preguntar a los voluntarios por orden de menos gusto (para evitar que unos pudieran coger ideas de otros más tarde si hubiera sido a la inversa):

 

-A quien no le gustaban los musicales: sólo fue capaz de sacar una palabra de la canción, y era demasiado abstracta; claramente había logrado sacar lo que intentaba evocar, pero todos los aspectos intermedios se habían quedado en el camino así que claramente no podía disfrutar un número de casi seis minutos si sólo lograba sacar una conclusión en todo este tiempo y es lógico que incluso lo percibiera como una perdida de tiempo.

     En cualquier caso demostraba la primera premisa, ya que a pesar de que sólo sacaba un aspecto muy general, era consciente de que en All that jazz había algo más que una mujer bailando en un teatro.

 

-A quien el musical le era indiferente/ lo consideraba igual a otro género: esta persona fue capaz de sacar muchísimos más datos que la primera, y sin duda datos fundamentales, pero no parecía capaz de relacionarlos, es decir, era consciente de lo que significaban muchas cosas, pero no parecía poder ver su relación con el resto o que querían decir realmente para la película, de hecho, dio muchos datos acerca del número y pocos acerca de los personajes, con lo cual se daba a ver que realmente a pesar de que sabía que había todo eso, no acababa de verle el sentido totalmente; además seguía del mismo modo que la anterior voluntaria hablando más de generalidades que de algo concreto.

     Es lógico por tanto que el musical le sea indiferente, ya que a pesar de que ve los datos, no parece comprender del todo bien que pintan en medio de la historia o si tienen algo que ver entre sí.

 

-A quien le gusta el musical: esta era la prueba definitiva para demostrar la segunda premisa que me había propuesto demostrar, y a mi forma de ver, se hizo ampliamente; la persona elegida, no sólo dio muchos más datos que las anteriores sobre el número; sino que incluso llegó a hacer lo mismo que hice yo en el trabajo, es decir, dividir todos los aspectos y diferenciarlos, los personajes, la letra, la música, la coreografía… etc y ser mucho más concreto con cada uno de ellos (de hecho llegó a comentar determinados fragmentos del número), apartándose de ese modo de generalidades.

     Además era perfectamente capaz de relacionarlos todos y explicar que significado tenían para la para la película, la historia y los personajes.

     Visto esto, no resulta difícil explicar el porque de que le guste el musical, ya que alcanza una comprensión y entendimiento total de él (una condición casi imprescindible para que te guste algo) y es capaz de ver sentido y lógica donde los anteriores voluntarios para este “estudio” no lo han conseguido.

    

     Finalmente, y para acabar enseñando un ejemplo de mi trabajo, leí mi propio análisis, confirmando de ese modo todo lo que habían dicho los voluntarios y coincidiendo en muchos puntos con ellos (demostrando de ese modo una vez más que todos vemos los mismos significados en un número musical aunque la cantidad no sea la misma) aunque como era lógico, ni análisis era mucho más amplio ya que había tenido mucho más tiempo para pararme a analizar cuidadosamente todos los aspectos de las canciones.

 

 

Conclusiones

      Visto lo dicho hasta ahora, se puede concluir claramente que efectivamente, los números musicales no sólo ayudan a contar la historia sino que son una parte muy importante de ella y que incluso pueden contener ellos mismos una historia o características vitales de los personajes.

      Se puede incluso decir que son un relato en sí dentro del relato de la película.

 

      En fin, espero que os haya interesado este extensísimo artículo (el más largo de la historia de Universo de A, ¡con razón es un GC!) y que os haya gustado, y quien sabe, quizás aprendisteis algo nuevo sobre este tema. Con cualquiera de esas cosas, yo me doy por satisfecho de haberlo publicado.

   

      Y si aún con todo esto, no os ha llegado y queréis seguir sabiendo más sobre el musical, no dudéis en visitar mi otro artículo de La historia del cine musical. o mi definición de qué es un musical.

 

Esta entrada fue publicada en Películas. Guarda el enlace permanente.

¡Deja un comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s