West side story en Los veranos de la villa

Broadway en Madrid, nunca mejor dicho

     Aunque siendo totalmente rigurosos esta crítica debería de estar en la sección Turismo (al fin y al cabo la representación no se llevo a cabo en ningún teatro), lo cierto es que al fin y al cabo, la producción es totalmente norteamericana, y por tanto, si tenéis planeado viajar a Nueva York, la función es exactamente la misma, así que os valdrá esta crítica por si vais al “old Broadway”. Y sino, que la tenéis en el escenario Puerta del ángel hasta bien entrado el verano.

     Esta obra surge en Broadway y luego se convirtió en una conocida película que ganó 10 oscars en los años 60 y que incluía un reparto técnico simplemente mítico; el “revival” como se dice en inglés, se estrena con motivo del aniversario de la obra y pretende reproducir con bastante precisión como fue esta.

      Pues bien, no sé si lo habrán logrado, pero la película le da mil vueltas en todos los ámbitos a la producción que he visto, siendo por tanto uno de esos musicales que son superados por su homónima cinematográfica de forma irremediable. No obstante, es interesante el hecho de ver la obra tal cual fue creada, pues como siempre, en el filme se eliminaron algunas escenas de danza o de canto o se cambiaron canciones de sitio (en este caso para mejor) y otras diversas modificaciones.

     El argumento, es siempre de actualidad, bandas callejeras y amores imposibles; lo cierto es que la obra en sí no tiene tacha (quizás sí el modificado final de Romeo y Julieta); la música y las coreografías son simplemente maravillosas (a destacar una de las mejores canciones de amor de la historia: Tonight) al igual que una historia perfectamente hilada; y en general todo es sublime; pero es algo que también aporta la película; ahora bien, para ser justos, hay que decir que es más emocionante vivirlo en directo con la pasión de los actores a flor de piel.

      Del apartado técnico ya no se pueden decir cosas tan buenas: la dirección no es ninguna maravilla, la escenografía muchísimo menos (¡que Broadway tiene una reputación!), siendo austera y pobre aunque medianamente original; y al sonido no le faltaron defectos, eso sin nombrar el horrible subtitulado (obra en versión original directamente exportada de EEUU) que a veces desaparecía a placer. Lo cierto es que el montaje de esta gira no está siendo ninguna maravilla.

      Afortunadamente el apartado artístico lo compensa ampliamente, con unas voces, que aunque diferentes a las que estamos acostumbrados, nos pueden resultar maravillosas, siendo las más aplaudidas de la noche las actrices que encarnaban a Anita y a María y al actor de Tony (que tiene una voz maravillosa, en mi opinión, el gran descubrimiento de esa noche).

      Concluyo diciendo que es totalmente recomendable si no has visto la película o si eres un superfan de esta y deseas conocer como fue la función original; de lo contrario, sobrevivirás sin verla.

 

 

Esta entrada fue publicada en Teatro. Guarda el enlace permanente.

¡Deja un comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s