Cuando Ceuta y Melilla nos dieron una lección de españolismo

     Probablemente os acordaréis de esta noticia que tuvo mucha relevancia en su momento (y que en su día no tuve tiempo de publicar), la visita de S.S.M.M. Los Reyes a:

 

Ceuta:

     El Rey Don Juan Carlos ha afirmado hoy durante su discurso pronunciado tras recibir la llave de oro de Ceuta que "tenía un compromiso pendiente" con la ciudad y ha asegurado que "no quería dejar pasar más tiempo sin venir a Ceuta", sin embargo no ha hecho ninguna alusión a la crisis política desencadenada en Marruecos por la visita del Monarca. Por su parte, diputados marroquíes harán una sentada de protesta ante la Embajada de España por esta visita, una reacción que no sorprende a los dos alcaldes-presidentes de las ciudades autónomas.
Su Majestad ha señalado que la ciudad ceutí es de "historia y cultura centenarias, marcada por un armónico espíritu de integración y convivencia, que mira al futuro con la confianza y el respaldo de todos, con una juventud cada vez mejor formada".
Don Juan Carlos ha querido manifestar también que a lo largo de las últimas décadas ha estado en "permanente contacto" con las autoridades ceutíes, pudiendo "seguir de cerca la evolución de Ceuta, sus principales ilusiones, dificultades y transformaciones". Asimismo, ha aseverado que ha sentido "el testimonio de afecto y lealtad a la Corona". Ha señalado además que a lo largo de los últimos 30 años, "juntos" se ha conseguido que España "haya vivido una profunda transformación como Estado democrático, próspero y moderno, en torno a los principales valores de la Constitución".
Así, ha recordado que España es "un país integrado en la Unión Europea que, desde el respeto mutuo, cultiva relaciones de sincera amistad con sus vecinos y de estrecha cooperación con el mundo entero". Finalmente, Don Juan Carlos ha reiterado el "profundo agradecimiento" por la acogida, así como la "satisfacción y alegría" por visitar la "luminosa y muy querida ciudad de Ceuta" y expresó el "firme respaldo y permanente aliento de la Corona".
Ceuta, una ciudad engalanada
La visita de los Reyes ha provocado que la ciudad se engalane con los colores de la enseña nacional por todos los rincones, ante la sede de la Comandancia General, desde la que se divisan las aguas del Estrecho, el presidente del Gobierno de Ceuta, Juan Jesús Vivas; el delegado del Gobierno, Jenaro García-Arreciado, y el comandante general de la plaza, general de división Enrique Vidal del Oño, han dado la bienvenida oficial a los Reyes, que han llegado acompañados por la ministra de Administraciones Públicas, Elena Salgado.
Miles de personas agitando la bandera española en sus manos y coreando vítores a los Reyes y frases tales como "Ceuta es España" recibieron a los doce de la mañana en la Plaza de África a Don Juan Carlos y Doña Sofía en su primera visita a la ciudad autónoma en sus 32 años de reinado.
Nunca como hoy la Plaza de África había reunido a tantos ciudadanos y con tan distinto colorido. Españoles, mujeres que se cubrían la cabeza con el velo islámico y subsaharianos que han entrada irregularmente en España en los últimos meses y, que a la espera de entrar en la Península, no dudaban hoy en hacer ondear con sus manos la bandera de España.
El presidente de la ciudad autónoma, Juan Jesús Vivas, ha señalado en los micrófonos de ‘Hoy por Hoy’ que la visita es "la mejor noticia que he recibido como alcalde-presidente de Ceuta". Para Vivas, la oposición de Marruecos a este acontecimiento "debe ser analizada desde la normalidad, porque los monarcas van a cruzar el Estrecho, pero no van a salir de España". En idéntico sentido se ha expresado el presidente de Melilla, Juan José Imbroda, quien tampoco se sorprende por esa airada respuesta del reino alauí, "que suele retomar temas recurrentes ante las dificultades de su política interna".
 
Melilla:
Miles de melillenses acudieron a celebrar la primera visita de los Reyes a la Ciudad Autónoma desde su acceso al trono hace 32 años. Los monarcas llegaron pocos minutos después de las 12.00 horas a la céntrica plaza melillense, donde fueron recibidos por las autoridades locales encabezadas por el presidente autonómico, Juan José Imbroda, y el delegado del Gobierno, José Fernández Chacón.
‘Melilla os quiere, Melilla os adora, que se entere todo el mundo que Melilla es española’ fue uno de los cánticos más escuchados a la llegada de los Reyes. Además, los miles de ciudadanos provistos de banderas españolas corearon consignas como ‘viva el Rey’, ‘viva España’ o ‘ole, ole, ole, Melilla es española’.
Tras la llegada de los monarcas a la Plaza de España a través de la avenida Juan Carlos I Rey, recibieron honores de la Comandancia General y se interpretó el himno nacional y las salvas de ordenanza. Tras pasar revista, Imbroda entregó el Bastón de Mando de la Ciudad a Don Juan Carlos y toda la delegación accedió al Palacio de la Asamblea, donde la esposa del presidente autonómico entregó un ramo de flores a Doña Sofía.
El momento cumbre se alcanzó cuando los Reyes se asomaron al balcón principal del Palacio de la Asamblea para saludar al público allí congregado desde primeras horas de la mañana, que continuaba coreando gritos de apoyo a los Reyes y celebrando su visita. La gran expectación popular motivó que los Reyes volvieran a asomarse por segunda vez al balcón para saludar a los miles de ciudadanos. Toda la ciudad estaba engalanada para la ocasión con multitud de enseñas nacionales adornando las calles y colgando de los balcones.
Los Reyes se dirigieron después al despacho de Presidencia, donde firmaron en el Libro de Oro de la Ciudad acompañados por la ministra de Administraciones Públicas, Elena Salgado, y pasaron más tarde al Salón Dorado –donde fueron acogidos con un cerrado aplauso– para recibir la Llave de Oro de la Ciudad de manos de Juan José Imbroda.
Los monarcas llegan hoy a Melilla después de ser recibidos ayer con una gran acogida por los ceutíes en su primera visita a las Ciudades Autónomas desde el comienzo de su reinado. Este viaje ha sido calificado por Marruecos como una "provocación inadmisible" que además, en respuesta, ha retirado por un tiempo indeterminado a su embajador en España, Omar Azziman, y ha suspendido la convocatoria de próximas reuniones bilaterales de alto nivel. No obstante, el Gobierno sigue confiado en que la visita no altere las "buenas relaciones" que existen con el reino alauí.
 

      Pues bien, la saco de nuevo a cuento, de los recientes abucheos al himno en el estadio de Valencia; la verdad es que resulta sorprendente que en la zona ibérica, que debería de ser la más española, haya estas cuestiones absurdas, y que otras personas que están más alejadas y que podrían considerarse más desvinculadas de España declararon el día festivo y salieron todos a la calle a gritar a los Reyes esa magnífica rima: ¡Melilla os quiere, Melilla os adora!, que se entere todo el mundo, ¡Melilla es española!; ¿y que modo mejor de dar vivas a España que dar vivas a los Reyes?, ellos eran conscientes de eso, por eso salieron a la calle y les dieron una magnífica bienvenida que no todas las ciudades de España darían en una falta absoluta de consideración.

     Y es que los gestos, especialmente en el caso de un monarca, valen mucho, y los ciudadanos lo sabían cuando se lanzaron a la calle (al igual que los sabían los nacionalistas quemafotos); porque, aún estando en una época tan poco dada a la mitificación, lo cierto es que los símbolos siguen teniendo un poder extraordinario.

     ¿Y es que se podía pedir más? Mejor imagen tanto nacional como internacional imposible, al otro lado de la frontera rechinaban los dientes, y en la península sentíamos a Ceuta y Melilla más españolas que nosotros mismos, si es que está claro, que el patriotismo no entiende de geografía.

     Y a parte de eso, también es importante recalcar que una bienvenida así es el mínimo agradecimiento que le tenemos que dar a unas personas que nos salvaron de una dictadura y que lograron el “milagro histórico” de la transición, eso sin contar con ser una de las jefaturas de estado más baratas de Europa, y sin nombrar su magnífico saber estar y buena imagen de todo lo nuestro que siempre han sabido llevar por todo el mundo.

     En fin, que parece mentira que las personas que viven al otro lado del mediterráneo hayan sido quienes nos hayan recordado lo que significa ser de este país y como se debe tratar a los monarcas; ¡ojalá se extienda el ejemplo!

Saludos desde MelillaPasando revistaMelilla vive con gran expectación la próxima visita de los Reyes Juan Carlos y Sofía.
Esta entrada fue publicada en Noticias y política. Guarda el enlace permanente.

¡Deja un comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s