Mentiras y gordas

Si es que hay que desconfiar de una película que por no tener no tiene ni trailer
 
TITULO ORIGINAL Mentiras y gordas
AÑO
2009 Ver trailer externo
DURACIÓN
107 min.   Trailers/Vídeos
PAÍS
 
DIRECTOR Alfonso Albacete, David Menkes
GUIÓN Alfonso Albacete, David Menkes, Ángeles González-Sinde
MÚSICA Juan Sueiro, Juan Carlos Molina
FOTOGRAFÍA Alfredo F. Mayo
REPARTO Mario Casas, Ana de Armas, Hugo Silva, Alejo Sauras, Asier Etxeandia, Miriam Giovanelli, Esmeralda Moya, Ana María Polvorosa, Yon González, Maxi Iglesias, Aida Folch, Duna Jové, Marieta Orozco, Xacobe Sanz, Clara Pradas
PRODUCTORA Alquimia Cinema / Castafiore Films
WEB OFICIAL http://sonypicturesreleasing.es/teaser/mentirasygordas/
GÉNERO Y CRÍTICA


 
Comedia. Adolescencia / SINOPSIS: Un grupo de jóvenes se prepara para lo que va a ser el verano de su vida, entre secretos, mentiras, sexo, confusión, noche y fiesta. No son conscientes que en ese viaje iniciático una vez comenzado no se puede dar marcha atrás, que las mentiras se van haciendo cada vez más grandes y que amar significa hacer daño.
 

      Recuerdo su anuncio en el cine, muy atrayente, hablándonos de nuestra necesidad de ver la película, ahora bien, de esta ni una imagen, y no me extraña, no había ni que mostrar.

      Esta película es muy difícil de definir, podría ser un ejercicio de pretensión desbocada que acabó convertida en una parodia de si misma o simplemente la estafa del siglo promocionada por las estrellitas de la televisión, o ambas, que no son incompatibles.

      Si es que la película da de sí, pretendiendo reflejar la vida de los adolescentes actuales acaba teniendo un guión peor que el de una teleserie para adolescentes, de un bochornoso alucinante. Os habréis fijado que no he hablado del argumento que es lo primero que suelo tratar, en este caso no puedo, porque simplemente no lo hay, o por lo menos yo no lo veo, de hecho, tú si coges la sinopsis (cualquiera) no se lee ningún argumento, sólo una especie de introducción a la película que tanto podría ser un drama, una comedia como una del oeste.

      Pero el caso, el guión, (que también durante su visionado me he llegado a cuestionar si realmente había) es toda una prueba de vergüenza ajena, sino sales de allí sintiéndote avergonzado de que alguien haya escrito algo así, es que tienes la cara más dura que el cemento. Y como argumento no hay, pues es simplemente la unión de unos escasos diálogos poco o nada trabajados que unen distintas secuencias de sexo a cada cual con menos sentido que la anterior y cuyo único sentido parece ser que los adolescentes se vuelvan locos viendo a sus ídolos desnudos (porque creo que en la película no hay ni personajes, es todo tan extremadamente simple que ni eso) unas cuantas veces, resulta patético.

      El resto del apartado técnico, simplemente da escalofríos.

      Pero las joyas de este gran producto, es su reparto artístico, seleccionado entre la crème de la crème de la factoría televisiva y el gran reclamo de la película (si es que había que desconfiar ya de ahí), casi ninguno sabe actuar realmente, pero ellos se desnudan y suponen que con eso basta, luego sobreactúan con descaro en las escenas “dramáticas” y todos felices. Como ninguno tiene gran papel, apenas se les puede destacar, quizás como máximo a Ana María Polvorosa que se sale de su rol típico y que aún así resulta bastante convincente.

     En cualquier caso, estoy seguro de que esta mala crítica no les importará, porque como ellos mismos dicen, saben que les van a criticar mucho por mostrar tanto sexo y ese mundo de adolescentes y drogas. Pues no señores, a esta película sobra que criticársele, aparte de lo anterior, lo mejor es cuando tratan de crear polémica imitando algo parecido a la última cena, acabando por parecer un desesperado y archipatético intento por causar polémica o la muerte final, contada en plan drama operístico (sí, con música de esa incluida) que pretendiendo alcanzar las cotas de obra maestra, acaba por dar tanta risa que no paras hasta los créditos; eso sin contar el ver a la Julia de Cosas de la vida sobreactuando como nunca antes intentando montarse un trío (anda que Disney Channel no tiene ya bastantes desnudos, mitad de las estrellas tienen ya fotos colgadas en internet).

 

Valoración final: me gustaría creer que esta película no va en serio, que es una broma de los directores o un estudio científico para averiguar hasta que punto llegaba la paciencia de la gente o su vergüenza ajena; pero lamento decir que no y que el intento de obra maestra es sin duda uno de las peores películas del cine que no refleja absolutamente nada.

Esta entrada fue publicada en Películas. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Mentiras y gordas

  1. alberte dijo:

    moitos guapitos de cara ,pero nada.

  2. A dijo:

    Ise podría ser o subtítulo co que definir a película na miña crítica, totalmente dacordo.

¡Deja un comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s