El Rey que rabió

El monarca que quería conocer a su pueblo    
 
     Para empezar, decir que llevaba años sin pisar el Teatro de la Zarzuela porque en una producción anterior se tuvo el mal gusto de (sin venir en absoluto a cuento y llendo totalmente contra la historia y la lógica por los caprichos y el fanatismo del director -la obra en concreto fue El barberillo de Lavapiés-) sacar banderas de la 2ª república y dar gritos de viva a esta; algo que a parte de ilógico e insultante resulta desagradable, afortunadamente, el Teatro de la Zarzuela parece haberse dado cuenta de su enorme error, especialmente programando esta obra.
     También comentar que está crítica sale con un enorme retraso porque la fui a ver el último día, y por tanto la crítica ya no corría prisa, sin embargo, anda que ha pasado el tiempo… en cualquier caso, creo que será muy útil (aunque no se pueda ver esta misma producción) para todos aquellos que tengan la oportunidad de ver esta zarzuela en un teatro y tengan dudas sobre si ir, dicho esto, comienzo.
     Dicen que en una ocasión la Reina Dña Sofía dijo que "los palacios son trampas" queriendo decir que uno no podía quedarse encerrado oyendo como unos aduladores te dicen lo bien que va todo; y el Rey D. Juan Carlos siempre ha dicho que un monarca debe ser nómada en su propio país (lo que también decía Alfonso XIII); sí, hoy día es fácil y es la idea que se suele concebir de la monarquía, pero antes no era tan fácil, y esta zarzuela nos lo muestra de una forma muy divertida.
     Sí es que el argumento en sí, es de lo más jocoso, el Rey empeñado en conocer a su pueblo (dicen que podría ser un alter ego de Alfonso XII, que era conocido por sus salidas nocturnas para tener un concepto propio de la realidad) y los ministros montando una continua ficción, lo que plasma el libreto de una forma magnífica y con mucha gracia, risas no faltarán; además, el argumento es original, aunque claro, se cae en ciertos tópicos de la zarzuela como esos amores a primera vista y las canciones con ese motivo, pero por lo demás todo es muy bueno.
     En cuanto a la música, de lo más importante en una obra de este tipo, es sublime, el maestro Ruperto Chapí consigue así una de las grandes obras de nuestro género chico que complementa a la perfección el bien trazado argumento; en la que destacan especialmente, como en toda buena zarzuela, los coros. Se pueden señalar especialmente: "Al monarca esperaremos", "Viva el Rey" (que por cierto, contiene una interesante propuesta para letra del himno de España, ya lo explicaré con más detalle en otro artículo de la sección Noticias y política), "Señor alcalde" o "Buenas noches…".
      Por lo que respecta a la producción que yo vi, la dirección era magnífica, pues le daba gran movimiento a todo, lo que es importante en una obra de este tipo, porque en géneros como este en el que los números musicales pueden durar varios minutos, es importante que el público que no aficionado no se aburra, por lo que se vuelve más próxima a todo el mundo (el teatro Real debería de aprender de este).
      Pero lo que está caracterizando a esta temporada en este teatro son las escenografías extremadamente espectaculares que podrían ser envidiadas por cualquier espectaculo de Broadway; y en esta obra no se quedan atrás, escenarios enormes, cambios de estos continuos… etc, todo lo cual se complementa con un sobervio vestuario, con cierto toque de cuento de hadas, ¿pues que es sino una fábula este relato?; todo lo cual estuvo expuesto (maquetas de la escenografía, videos de como se usa, replicas del vestuario… etc) en las salas del teatro de la zarzuela para poder contemplarlo en el intermedio (una magnífica idea de este teatro).
      En cuanto al reparto artístico, todos son destacables.
      No me queda sino hacer una ferviente recomendación para todos aquellos a los que les surja la oportunidad de ver esta zarzuela (ya sea esta misma producción -a lo mejor sale de gira- o otra), por muchos motivos (y todos buenos), ya sea su calidad musical, su divertido argumento… o cualquier otra de sus múltiples virtudes.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 
 
 
Esta entrada fue publicada en Teatro. Guarda el enlace permanente.

¡Deja un comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s