Confesiones de una compradora compulsiva

Otro divertidísimo "diario" de mujer
 

TITULO ORIGINAL

Confessions of a Shopaholic

AÑO

2009

DURACIÓN

104 min.

  Trailers/Vídeos
PAÍS

EEUU

 
DIRECTOR

P.J. Hogan

GUIÓN

Tim Firth, Tracey Jackson (Libros: Sophie Kinsella)

MÚSICA

James Newton Howard

FOTOGRAFÍA

Jo Willems

REPARTO

Isla Fisher, Hugh Dancy, Krysten Ritter, Joan Cusack, John Goodman, John Lithgow, Kristin Scott Thomas, Julie Hagerty, Lynn Redgrave

PRODUCTORA

Touchstone Pictures

WEB OFICIAL

http://confessionsofashopaholic.movies.go.com/

GÉNERO Y CRÍTICA


 
Comedia romántica / SINOPSIS: En el mundo glamuroso de la ciudad de Nueva York, Rebecca Bloomwood (Isla Fisher) es una chica muy divertida y muy buena haciendo compras –demasiado buena quizás-. Sueña con trabajar en su revista de moda favorita, pero no encuentra el modo de meter la cabeza hasta que, irónicamente, consigue un trabajo como columnista en una revista económica publicada por la misma compañía. Con su sueño a punto de cumplirse, Rebecca tiene que hacer los esfuerzos más increíbles para impedir que su pasado arruine su futuro.
 
       Últimamente parece que se ponen de moda los "diarios" (historias, no con esa estructura, pero que cuentan las vidas personales en tono cómico de alguien) en la literatura, y tenemos buenos ejemplos en El diario de Bridget Jones, El diablo viste de Prada (de las cuales hay una crítica en la sección Libros)… etc. Estos suelen ser sobre una mujer (reconozcamoslo, las mujeres son divertidísimas cuando se desesperan, sólo hay que verMujeres desesperadas) cuyas vivencias, muy reales y a la vez muy ficticias, acaban volviendose divertidísimas, y eso suele ser, porque muchas veces están basados en la cruda realidad personal, pero ese ya es otro tema.
      Pues sí, esta película que también ha sido sacada de un libro, parte de una idea muy atráctiva que no necesariamente tenía porque haber quedado bien en un guión, pero no, en absoluto, es un éxito rotundo, con un guión magnífico y divertidísimo que consigue que nos riamos continuamente, a lo que ayuda una trepidante dirección; pero lo que es más importante de todo esto, logran que, sin necesidad de ser un comprador compulsivo, te identifiques con la protagonista y te reconozcas en determinadas situaciones, lo que es sin duda alguna brillante.
     Del resto del apartado técnico, en general sólo cabe decir alabanzas, magníficos efectos especiales (los maniquies que hablan convenciendola con falsas razones con las que cualquier comprador puede sentirse identificado, son de lo mejor de toda la película), esplendida fotografía, buena dirección artística; pero… se falla en lo más importante: vestuario, porque exceptuando el pañuelo verde, el resto no es ninguna maravilla, lo que no favorece en absoluto a una película que basa una buena parte de su atractivo en ese factor.
     En cuanto a los actores, todos están bien, muy especialmente la protagonista (que de todos modos recuerda mucho a Amy Adams, y resulta extraño, porque es como tener a Adams sin tenerla)
 
Valoración final: maravillosa, divertidísma, si tu opción es la risa, esta es la película que tienes que ver.
Esta entrada fue publicada en Películas. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Confesiones de una compradora compulsiva

  1. Melina dijo:

    Ta faltó "Diario de una niñera" con Scarlet…que me gustó y como fui niñera me sentí identificada en ocasiones. No sé si decirlo, pero sí, con esta también me sentí identificada, hasta me han dicho mire tal peli y me acordé de vos!! (no por Dios que no es para tanto mi abuso con las compras), pero realmente es una película de la que no esperaba nada, poque por lo general las comedias no me resultan como tal, y terminamos (mi amiga y yo) a risotada limpia!! De a ratos la protagonista actuaba como una veradera tonta, necesario para crear las situaciones, y en cuanto al vestuario completamnete rídículo, demasiado, elegíamos piezas del todo…Y el galán…qué galán!

  2. A dijo:

    Probablemente cuando escribí la crítica salté a propósito Diario de una niñera, reconozco que no me gustó mucho la película (puedes encontrar la crítica en esta misma sección de Películas), aunque no podía sentir tu grado de identificación que reconozco que es importante para estas películas. ¡O sea que eres una compradora compulsiva! juejue, no en serio, yo creo que todos (y te aseguro que no soy un comprador compulsivo) podemos sentirnos identificados, porque es algo que todos hacemos, la secuencia del maniquí que comento en la crítica es un buen ejemplo de ello, ¿cuántas veces tratamos de convencernos de que una compra es buena aunque no estemos realmente seguros de ello?, ¿qué es lo realmente necesario y que no lo es?, son preguntas complejas que todos debemos abordar día tras día. Coincides también conmigo en lo del vestuario, quizás, aunque no me di cuenta en su momento, sólo pretendía ser una parodia, es decir, lo ridículo de tener tanta ropa que tan rápido pasa de moda, ¡interesante reflexión!. Pero sí, ¡era realmente divertida!

  3. Pingback: Gran torino | Universo de A

¡Deja un comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s