High School Musical

Este no es un musical para adolescentes

 

Fecha: 25 de Septiembre de 2008 hasta 11 de Enero de 2009 (en Madrid)
Director: Ariel del Mastro (artístico); Alfonso Casado (musical)
Intérpretes: Daniel Diges, Talía del Val y Ana San Martín
Género: Musical

Sinopsis Las vacaciones de Navidad unen a Troy y Gabriella en un karaoke… dos adolescentes que no tienen nada en común, excepto su aún desconocida pasión por la música.
Tras las vacaciones volverán a coincidir. Troy es una estrella del baloncesto en su instituto y Gabriella es la nueva estudiante que se incorpora a las clases. Cuando Troy y Gabriella se reencuentran deciden presentarse al casting para el musical anual de la escuela.
El mejor amigo de Troy, Chad, y Taylor, la nueva amiga de Gabriella, intentan disuadirlos de este plan. Pero son Ryan y su hermana Sharpay, los pérfidos talentos musicales del instituto, quienes realmente traman frustrar sus esfuerzos.
Para conseguir su sueño deberán enfrentarse a los prejuicios de sus compañeros y enseñarán a toda la escuela el valor de la amistad, la aceptación y cómo ser uno mismo.

 

      Antes de abordar esta crítica, quiero decir que cuando llegué al teatro, unas personas se estaban manifestando y tirando panfletos, en estos se leía “Siempre creativos (una empresa de producción audiovisual) no paga a sus trabajadores” y en la que se nos hacía saber que esta compañía llevaba meses sin pagar a sus empleados que estaban entrando en apuros económicos, y mucho más, teniendo en cuenta la crisis actual; eso ya sin nombrar el que no se les hiciera contrato y que se incumplan todas las leyes laborales existentes. Esto tenía que ver con la productora Stage Entertaiment (productora de High school musical) porque tiene relación con esa empresa; por lo que desde aquí quiero pedir, tal y como nos lo pidieron a los que acudimos a esa representación, solidaridad con estas personas y hacerles saber a estas empresas que no queremos tener nada que ver con ellas hasta que el conflicto se solucione. Para más información: http://graficas.cnt.es/

       Una vez tratado este importante tema, paso a hablar de la obra.

       Como ya expreso en el subtítulo, esta adaptación al teatro del telefilme High school musical es muchísimo más que eso, y ello se debe a que no sólo se queda en lo que podría ser una simple plasmación de la película en teatro (lo que yo más temía), en absoluto, se va mucho más allá, convirtiendo una película de Disney channel en todo un musical de Broadway (lo que no deja de ser llamativo, pues creo que toda la producción es española, es decir, no hay ningún precedente norteamericano de llevar la película al teatro), no solo porque se hayan aumentado y creado nuevas canciones, en absoluto, sino también porque se ha conseguido dotar de una gran espectacularidad a la obra, lo que es debido, quizás en buena parte, al buen saber hacer y el conocimiento de las diferencias entre la televisión y el teatro y cuales son los pros y los contras del uno y del otro y aprovecharlos a favor de la producción; lo que se consigue brillantemente; una obra maestra a nivel de adaptación.

      El teatro en el que se representa, el Lope de Vega (que es de los más caros de Madrid, pero que sin embargo en esta ocasión hacen varios descuentos, informaos en taquilla) hasta que reinicie su gira por el país; después de Jesucristo Superstar continua con las obras comerciales a más no poder con esta (aunque, lo cierto, es que, como ya dije, hay que reconocer que es buena), pero lo cierto es que sigue con su tradición de grandiosidad en todas sus obras (e igual de tradicional es cobrar por absolutamente todo: programas, guardarropa, y por supuesto, la tienda de merchadising de rigor, en esta ocasión, para cazar bien cazados a todos los incautos, en todos los pisos del teatro)

      La historia, no es totalmente igual a la película, se hacen ligeras variaciones (el padre de Troy no está casado y acaba con la profesora de teatro), en muchos casos para adaptarla mejor al teatro y lo que se nos va a mostrar, además de que el libreto está claramente hecho por españoles por las múltiples referencias y chistes nacionales que se hacen continuamente (por ejemplo, se dice que la obra que se va a representar –cosa que no se sabía en la película- es “Romeo y Julieta, un amor a prueba de balas” en la que al final los amantes se van a vivir a Lavapiés en vez de morir; o las menciones de Ryan y Sharpay a Bisbal o Melendi) por otra parte, como la obra dura más que la película, se aprovecha para profundizar mucho más en los personajes (lo que se debe también a que hay más números musicales), así, Sharpay no es mala porque sí, sino que teme perder su papel en el instituto y quien es… etc.

       La dirección es simplemente brillante, el trabajo de escenografía es una maravilla con el paso de un decorado a otro de una forma espectacular que sorprenderá a todos los espectadores (especialmente destacable es, por ejemplo, la división del escenario en tres partes para ver a la vez el partido de baloncesto, el concurso de ciencias y la prueba teatral).

       Las coreografías también varían frente a la película, pero lo hacen para mejor puesto que son mucho más espectaculares.

       Los decorados son muy buenos y fastuosos, y el vestuario es adecuado (pero en el caso de Sharpay podría estar mucho mejor).

      En cuanto a los actores, teniendo en cuenta su juventud, están magníficos y muy metidos en sus papeles, todos muy bien elegidos.

      Ya sólo queda hablar de lo más importante en un musical: la música; esta, es curioso, pero durante la obra en muchos casos no era capaz de reconocer las canciones de la película de las que no lo eran; supongo que porque las nuevas canciones se integraron tan perfectamente que no se notaba (lo cual es un punto muy a favor). En cualquier caso, esta obra, se aleja totalmente de la idea que acabó por calar en la saga de las películas de buscar canciones hipercomerciales con las que llenar las listas de éxitos y opta por hacer un musical de verdad, con canciones de ese estilo y con números musicales adecuados para este género; algo que, como ya dije en otras críticas, es fundamental.

      En definitiva, que si no os atrevéis a ir porque estáis seguros de que os va a decepcionar ya que la película tampoco es que os entusiasmara y además no queréis ver una versión en teatro… ¡no escuchéis ese pensamiento!, os aseguro que la obra de High school musical es un musical de verdad en toda regla, y de hecho, mucho más adecuado para un público adulto y gustoso por el género musical que para otro público (de hecho, y lo viví en directo, a los niños les resulta difícil soportarlo, démonos cuenta de que dura dos horas y media con un descanso de un cuarto de hora): espectacular, con grandes números musicales y con un argumento y unos personajes más cuidados que los de la propia película; es decir, total y absolutamente recomendable; digamos, que (y especialmente frente al telefilme) este sí es un verdadero musical.

Esta entrada fue publicada en Teatro. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a High School Musical

  1. Pingback: High school musical 3, un caso inédito en el audiovisual | Universo de A

¡Deja un comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s