El Greco

Una inconcebible película del famoso pintor

 

TITULO ORIGINAL

El Greco

AÑO

2007

DURACIÓN

119 min.

 
PAÍS

Grecia-España

DIRECTOR

Yannis Smaragdis

GUIÓN

Jackie Pavlenko (Libro: Dimitris Siatopoulos)

MÚSICA

Vangelis

FOTOGRAFÍA

Aris Stavrou

REPARTO

Nick Ashdon, Juan Diego Botto, Laia Marull, Lakis Lazopoulos, Roger Coma

PRODUCTORA

Coproducción Grecia-España

GÉNERO Y CRÍTICA


 
Drama. Biográfico / SINOPSIS: Corre el año 1566. Tras huir de la ocupación veneciana de Creta, su isla natal, el pintor Domenicos Theotocopoulos (Nick Ashton) llega a Venecia y comienza a trabajar en el estudio de Tiziano, donde pronto destaca sobre el resto de los artistas. Allí es descubierto por el Niño de Guevara (Juan Diego Botto), un sacerdote español con el que mantiene una extraña relación. Años después, el pintor se traslada a Madrid y se enamora de Jerónima de las Cuevas (Laia Marull), hija de un noble militar, con la que tiene un hijo. La pareja se establece en Toledo, ciudad en la que El Greco triunfa como artista. Su privilegiada posición le lleva a rodearse de las más altas esferas políticas y religiosas, incluyendo a su antiguo amigo Niño de Guevara, ahora convertido en el Gran Inquisidor. Aunque el profundo rechazo que el artista siente por la Inquisición pronto le llevará a enfrentarse abiertamente con él.

 

     El Greco ha llegado a nuestras pantallas, y la película (a la que la propia Reina S.M. Doña Sofía fue invitada en el estreno) es una de las escasísimas producciones griegas que nos llegan (generalmente, dentro del cine europeo encontramos más bien cine inglés, francés o alemán), ello se debe, claro está, a que es una coproducción con España.

     Y lo cierto es que la película es inconcebible en el más amplio sentido de la palabra; pronto comprenderéis porque digo esto. Para empezar, la historia se sacó de una novela, y menuda novelita tiene que ser, porque la historia que se ve en la película es tremenda, pero tremenda de verdad; ya que, supuestamente vamos a ver la biografía del Greco y una explicación de el cuadro Retrato de cardenal (hasta en eso falla la historia que lo califica de sumo inquisidor) pero al final resulta ser algo inexplicable, porque, empezamos bien, conociendo en que mundo se movía el Greco en su isla natal Creta y se nos introduce a la historia (de una forma que casi parece un telefilme, pero eso no es lo peor); y así, se nos va llevando por su juventud en Venecia y nosotros, crédulos, creemos todo lo que nos dice, aunque con ciertas reservas pues empezamos a ver que algo no acaba de encajar (cuando llegué a casa y me puse a investigar, descubrí, y me quedé de piedra, que en la película había más falsedades que verdades) para llegar al desfase total en el que, ¿para que pensar en acontecimientos históricos o en la vida del Greco si se puede inventar libremente y con todo descaro?; y para finalizar, la película acaba como si el escritor o el guionista se hubiesen cansado de escribir y hubieran dicho “bah, con esto ya llega para publicar” con lo que todo acaba con un juicio y ¡hala! Nada de seguir con el formato biográfico y eso de llegar hasta la muerte del protagonista, ¿para que?, ¿realmente le importa a alguien?, además yo conté todo lo anterior sólo para llegar al juicio (con lo cual nos quedamos sin saber muy bien porque nos ha contado toda la juventud en Creta, cosa que llegado el final no tiene sentido).

     En cualquier caso, el Greco jamás fue perseguido por la inquisición y toda la historia es más falsa que hecha de encargo. Y ya por falsear la historia, una vez más se usa a la mala malisísima inquisición española como si fuera responsable de todos los males del XVII, vale que no fueran santos, pero no se dedicaban a quemar a todo el mundo indiscriminadamente, de hecho, no solían quemar a nadie, básicamente porque lo que se solía usar era el torquevil (otro error más). Y lo cierto es que hubo inquisiciones mucho peores que la española, sino que se lo digan a todas las mujeres acusadas de brujas en los países protestantes.

     Así como se puede ver, por mucho interés que tenga la vida del Greco, el material es malo a rabiar, y el guión no lo mejora, pues hay escenas de un absurdo desfasado que para que hablar; y creo que fue Irving Thalberg quien dijo aquello de “con un buen guión se puede hacer una buena o mala película, con uno malo sólo una mala película”.

     Pues se equivocó Mr. Thalberg, porque a pesar de todo lo anterior, El Greco se salva gracias a otras cosas.

     La dirección es buena pero no esplendida, se arriesga demasiado en algunas escenas pero logra que la película interese y que no nos aburramos en ningún momento gracias al vivaz montaje.

      La banda sonora de Vangelis es un punto interesante a destacar; la fotografía es muy adecuada para la película por su colorido y luminosidad.

      Vestuario y dirección artísticas son también muy buenos (las caracterizaciones hechas por maquillaje y peluquería son una maravilla); exceptuando, las reproducciones de los cuadros del Greco que son horrorosas (y que por cierto, todas las que aparecen parecen estar en EEUU), ninguna capta el espíritu del cretense, ni su uso místico del color e incluso se desdeñan los fondos neutros tan propios del artista; lo cual es un desastre total, muy especialmente teniendo en cuenta la importancia que tienen en la película.

       En cuanto a los actores, el protagonista, está bastante bien, aunque en ocasiones es un tanto exagerado y también está bien Laia Marull; en realidad todos los actores en general hacen un trabajo correcto.

       Pero el que los sobrepasa a todos, el que logra levantarse no sólo por encima del reparto, sino también de la propia película, el que está simplemente sublime es Juan Diego Botto en su papel de sacerdote y posteriormente sumo inquisidor; no sólo consigue que creamos al personaje, sino que le da un carácter, un sentido, una lógica propias que los otros no tienen, siendo más planos.

      La publicidad también es muy atractiva (trailer y cartel).

 

Valoración final: a pesar de ser un tanto estrafalaria, es una de las mejores películas de época estrenadas este año; es recomendable, (no para conocer la biografía del Greco, eso desde luego) porque está bien contada. Aunque sino te gustan las películas de este género, esta no cambiará tu opinión.

Esta entrada fue publicada en Películas. Guarda el enlace permanente.

¡Deja un comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s