Vicky Cristina Barcelona

Woody Allen odia a Vicky, a Cristina, y sobre todo a Barcelona 
 

TITULO ORIGINAL

Vicky Cristina Barcelona

AÑO

2008

DURACIÓN

96 min.

 
PAÍS

EEUU

DIRECTOR

Woody Allen

GUIÓN

Woody Allen

MÚSICA

Varios

FOTOGRAFÍA

Javier Aguirresarobe

REPARTO

Javier Bardem, Penélope Cruz, Scarlett Johansson, Patricia Clarkson, Kevin Dunn, Rebecca Hall, Chris Messina

PRODUCTORA

Coproducción USA-España; The Weinstein Company / Gravier Productions / Mediapro

WEB OFICIAL

http://www.vickycristinabarcelonalapelicula.es/
SINOPSIS: Dos jóvenes norteamericanas, Vicky (Rebecca Hall) y Cristina (Scarlett Johansson) van a Barcelona a pasar unas vacaciones de verano. Vicky es sensible y tiene intención de casarse; Cristina es emocional y busca aventuras sexuales. In Barcelona, ambas se ven envueltas en una relación poco convencional con Juan Antonio (Javier Bardem), un carismático pintor que todavía tiene algo con su tempestuosa ex-mujer, María Elena (Penélope Cruz).
 

      Y así debe ser, porque sino no se explica esta película. Lo cierto es que, remontándonos al pasado como hago siempre, por lo visto al famoso director norteamericano tan alabado en Europa y que redescubrió esta (especialmente Londres) en algunas de sus últimas películas frente a su amado Nueva York, se le quiso enamorar de España también, y con ese objetivo se le trajo a Barcelona.

      Pero bien pronto cambiarían las cosas y el director llegaría a afirmar (probablemente a causa de las presiones insoportables de los catalanistas, ya me imagino a Woody Allen gritando “¡pero que clase de país es este!, ¡iros con vuestras tonterías a la …!”) que no volvería nunca a rodar en España.

      Mas tarde, por si esto fuera poco salió en todos los medios un diario tergiversado del director, pero esa ya es otra historia.

      En cuanto a la historia, es de lo menos original de Allen, de hecho, es sin duda alguna una de sus peores películas (a lo mejor lo hizo en venganza, llego a un punto en que ya dijo “¿me habéis estado mareando durante toda la producción, eh?, ¡pues ahora vais a ver, la película ambientada en vuestra ciudad será reconocida como la peor de toda mi filmografía!”; y si fuera así no me extrañaría nada); para empezar la historia tiene una carencia total y absoluta de imaginación y de inspiración, porque, ni es original (lo de los tríos y los cuartetos amorosos está insoportablemente visto) y ni siquiera logra desarrollarla decentemente, es de hecho, como si se hubiera visto obligado a hacer ese guión, no se le ocurriera nada, y entonces ojeara una guía turística y a partir de ahí empezó a escribirlo. Y la verdad, tal posibilidad no me extrañaría, puesto que la película no es sino un video casero de un viaje como el que podría hacer cualquiera sazonado con algunas cuestiones sexuales carentes de sentido; pero por si fuera poco, Barcelona queda en total ridículo cuando Woody Allen se da cuenta de que no da de sí porque se le acaba Gaudí (que por cierto, nunca estuvo tan mal reflejado en una película hasta en la de las Cheetah Girls 2 sale mejor parado en parque Guell) y entonces decide trasladar la mayoría del rodaje a Oviedo, que tampoco sale demasiado bien parado, pues por no sacar, no se saca ni la catedral, patético vamos, digamos que Santa María del Naranco tuvo mucha suerte de aparecer (y por cierto, que maravilla los protagonistas, ninguno de ellos tiene dinero, pero eso sí, en España es facilísimo conseguir un avión tipo 2ª guerra mundial y todos los artistas tienen licencia de vuelo, además de que se pueden hospedar en el mejor hotel de la ciudad –el de La reconquista nada menos, donde se hospedan los Príncipes de Asturias cuando van a entregar los premios del mismo nombre-, de verdad, vivir en España según Woody Allen, es la repera); pero dejando de lado las desastrosas localizaciones, y centrándonos de nuevo en la crítica; lo cierto es que en el guión, por encima, tampoco es gracioso, no tiene ni el ingenio ni la agudeza tan propias de Allen, que parece no saber que demonios hace aquí y porque la musa no le canta.

      La dirección tampoco es una maravilla que digamos, está falta de ganas, es como si el director estuviera ya tan harto que sólo pensara “por favor, que acabe esto ya, que aburrimiento” es como si estuviera cansado de su propia película, lo que refleja a la perfección en la banda sonora en la que repite una y otra vez la misma canción en la que se cita a la ciudad y que a mi me parece sólo un medio para que subconscientemente odiemos la canción al final de la película, y por extensión, la ciudad que representa. Y a eso no ayuda que la película carezca de comicidad de tal modo, que como no es un drama, ni tampoco una comedia, es un aburrimiento total.

     Eso sí, la película tiene un mérito importante aunque quizás (y sólo digo quizás) involuntario, ¡son los 90 minutos más largos de la historia del cine!, creí que eran dos horas y media inacabables, pero no, cuando salí de la sala descubrí para mi sorpresa que sólo había pasado hora y media; y eso es digno de aplauso (por supuesto, estoy hablando irónicamente).

      Del resto del apartado técnico, nada destacable, como máximo quizás se puede hablar de la dirección artística, pero sólo porque no cae demasiado en el tópico.

      Los actores por su parte, ofrecen algunas de las peores interpretaciones de su carrera, pero no todo es culpa suya, porque los personajes no dan más de sí; así Johannson vuelve a hacer por milésima vez el papel de chica liberal, Penélope Cruz (que es la que mejor parada sale) hace un personaje tan típico y estereotipado que parece sacado de la ópera de Bizet Carmen o de una película de Almodóvar en vez de Allen, por lo que dan ganas de tirar algo contra la pantalla; y Bardem parece no haber dormido en un año, ofreciendo el aspecto más deplorable que te puedas imaginar: ojeras, cansancio… ya ni le importa interpretar, parece que lo único que desea es que se acabe la toma para poder irse a dormir, nada que ver con el seductor personaje que debería ser; y bueno, Rebeca Hall, hace otro personaje vistísimo en muchas películas del mismo director, ninguna novedad.

      Y claro, como no, de una película poco inspirada, sale una publicidad aún peor, basta con ver el cartel.

 

Valoración final: tanta expectativa para nada, al final Woody Allen consiguió vengarse pero bien de los nacionalistas catalanes. ¿Recomendable? pues no es la mejor película para conocer a este director, y sino te entusiasma tampoco deberías verla. Supongo que sólo es recomendable para aquellos que sean incondicionales del director.

Esta entrada fue publicada en Películas. Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Vicky Cristina Barcelona

  1. gabriela dijo:

    Empiezo avisando que mi comentario será breve, más que nada porque no he tenido la oportunidad de ver la película, pero quiero aprovechar para hacer un crítica general al mundo del cine (extensible a otras áreas de la cultura) y es que existe una especie de pacto internacional para defender lo indefendible. Me explico: las películas de Woody Allen (de la que me declaro admiradora en algunos casos) son buenas por el mero hecho de ser de Woody Allen o al menos esa sensación es la que te queda después de leer cualquier crítica (y no me refiero a esta, que sí me parece objetiva). Nunca una película de Woody Allen recibirá una crítica destructiva y yo me pregunto ¿por qué? Si hace una película mala habrá que decirle "mire, querido Woody, soy admiradora de su particular universo, admiro, su sentido del humor, pero esta película es la porquería más grande jamás contada desde Epic Movie", ¿no haría esto pensar a Woody Allen y con ello darle motivos para que se esfuerce en hacer películas de calidad y no bodrios? Ya he dicho que no he visto su última película pero no por ello hablo por hablar. Creo que en los últimos tiempos ha hecho una pequeña joyita del cine contemporáneo que se llama Match Point, en la que cada pequeño detalle estaba cuidado al milímetro pero a continuación llegó la insufrible Scoop (no se me empeñe en que Scarlett Johanson, a la que por cierto siempre se la come la competencia – es decir, sus compañeras de reparto- es suficiente para "hacer una película"), sí, no niego sus buenos momentos (que los tiene – incluso Epic Movie probablemente los tiene -) pero no es ni será nunca una buena película. En fin, que me he despachado a gusto.

  2. A dijo:

          Bueno, eso es el eterno estigma del arte, Picasso es Picasso, da igual que su obra sea de la etapa rosa, la azul o el cubismo, lo que importa realmente es la firma, y eso le da calidad al cuadro, y sobre todo, que desgraciadamente muchas veces es lo más importante: valor económico; no importa si la obra es realmente buena o no.
          De todos modos no te vayas a creer que los vivos están libres de crítica; no, no, no; Woody Allen por ejemplo, antes era el niño mimado de la academia, pero cuando la criticó, automáticamente desaparecieron los premios y tuvo que quedarse con el prestigio europeo; en cualquier caso tienes razón, nunca a Almodóvar le va a decir un crítico que su película es mala, mala pero de verdad (observarás que en Universo de A no se tiene prejuicios contra eso y se suelta la verdad desnuda, tal y como es; y de hecho esta crítica es incluso dura debido a su tremenda ironía).
          En cualquier caso, Allen no es una persona que vaya por el tema de la comercialidad, él se considera a sí mismo “artista” y hace bastante lo que le da la gana, ahora bien, a veces guiado por conseguir financiación (lo que no le es fácil pues tiene la manía de repetirlo todo una y otra vez hasta la saciedad) puede hacer películas como esta.
          Personalmente no he visto Match Point, y si Scoop (que me gustó mucho, en lo que no coincidimos) pero creo que eran planteamientos muy diferentes; la primera es un drama, la segunda una comedia (que no es original, pues es de un libro del autor inglés Evelyn Waugh); en cualquier caso, creo que Scoop tiene mucho más de lo que dices, y en general tengo un buen recuerdo de ella; ahora bien, no se exactamente porque no te gustó.
           En definitiva, que estoy totalmente de acuerdo con que a veces elevamos demasiado a determinadas personas convirtiéndolas en dioses intocables cuando no todo es perfecto (el mejor ejemplo es Spielberg; pobre del que se atreva a decir que no es el mejor director del mundo entero; y a mi personalmente, no me gusta mucho).

  3. Pingback: Críticas express: Amigos/ Bad teacher/ Medianoche en París | Universo de A

  4. Pingback: Gran torino | Universo de A

  5. Pingback: A Roma con amor | Universo de A

  6. Pingback: Crítica exprés: El puente de los espías | Universo de A

¡Deja un comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s