La polémica sobre SM la Reina

                               

      Reconozcámoslo, nos encanta, adoramos la polémica, y si es sobre un personaje público, pues aún más, al fin y al cabo, ¿para que están sino para que todos podamos juzgarlos y criticarlos? Pues eso, y si por encima es una persona que no ha tenido ni un solo borrón en su impecable expediente, ¡pues mejor!.

      Todo esto viene a cuento del famoso libro (pronto best seller; si la gente se dedicara a leer a los clásicos mejor le iría) de la “periodista” Pilar Urbano, y lo pongo entre comillas porque si esa persona tergiversó o, por usar un término más suave, “adecuó para hacerlo más comercial” con descaro las palabras de su entrevistada con tal de vender un libro más, eso ya no es periodismo, es pura prensa rosa, no es literatura, es un cotilleo.

     Ahora bien, el error también fue de la Casa Real que, sabiendo el hecho de que apenas se conceden entrevistas, permitir que se publique en un libro unas opiniones sobre temas tan extremadamente polémicos, es una equivocación terrible (según le oí a una mujer en la cola del cine en realidad eso era pura estrategia para distraernos de la crisis y que no habláramos de ella, aunque no se yo si para eso conviene desequilibrar a la jefatura del estado –que vamos, esto no va a tener más repercusión dentro de unos días-); aunque, también, y es lo más posible, que todo esto fuera hablado en un ámbito privado y que por tanto no debería haber sido publicado, al fin y al cabo, es la opinión de una persona, nada más; porque, al contrario de lo que decían las asociaciones de gays, la Reina no hizo esas declaraciones como Reina, sino recordemos el título del libro La reina muy de cerca, es decir, es una visión personal de ella, con lo que quiero decir que Doña Sofía no llegó al Palacio Real, se sentó en el trono y empezó a despotricar contra los homosexuales, sino que dio ciertas opiniones como persona que a mi forma de ver no son demasiado ofensivas, excepto, ligeramente en el caso del matrimonio (al que tampoco se opone), tema que por cierto, ya dijo que ella no había dicho eso, con lo cual es equivalente a una retractación (cosa que curiosamente, a penas ha sido recogido por los medios, si es que vende más decir que la Reina despotrica contra los homosexuales que qué ella nunca ha dicho eso; como, y además lo aclara el comunicado, se le ha hecho saber a la autora). Otra posibilidad es que todo se deba a un malentendido en el que la autora interpreto las palabras de la soberana de una forma incorrecta, de modo que ninguna de las partes tiene culpa. 

    En cuanto a los que dicen que la Reina ha roto la neutralidad que debe mantener la Corona, eso es una estupidez, la Corona debe ser neutral, efectivamente, pero en política, es decir, en el ejercicio de sus funciones constitucionales; en otras cuestiones puede actuar libremente; al igual que también es una tontería lo que dijo cierto diputado de que los Reyes nunca deberían hacer declaraciones, son los jefes de estado y por lo tanto todo lo que digan es de vital importancia, por supuesto que deben hacerlas, ¿que alguna vez pueden causar problemas?, ¿y eso no les pasa acaso a todos los jefes de estado? (que se lo digan sino al Príncipe de Edimburgo, el marido de Isabel II). ¡Que gracia me tiene que esto lo puedan decir, por ejemplo, las mismas personas que defendieron la publicación de aquella pornográfica portada del jueves!, o sea, ¿que hay libertad de expresión para todos excepto para los monarcas? (una libertad más coartada que más da: ni derechos de imagen, ni al honor, ni contra las calumnias e injurias, ni de propiedad… etc)

     Personalmente, estoy de acuerdo con ella en la mayoría de las cosas que ha dicho, y aunque, sinceramente, no creo que debiera haber permitido nunca una entrevista sobre temas tan íntimos y polémicos, tampoco creo que refleje algo que no piensen la gran mayoría de los españoles acerca de muchos temas.

     Por otra parte también debemos tener en cuenta que estamos hablando de las opiniones de una mujer de 70 años que ha llevado una vida muy complicada y de grandes cambios (el siglo XX no fue una fiesta precisamente), que es además católica, así que, pido a todos los que se hayan sentido ofendidos, que piensen si sus abuelas no tienen esas mismas opiniones o incluso mucho más conservadoras; creo que dentro de lo que cabe, la Reina tiene unas ideas muy avanzadas.

      En cuanto a lo de que “comprendo, acepto y respeto que haya personas con otra tendencia sexual, pero ¿que se sientan orgullosos por ser gays? ¿Qué se suban a una carroza y salgan en manifestaciones? Si todos los que no somos gays saliéramos en manifestación… colapsaríamos el tráfico”, bueno, para empezar está dejando muy claro desde la primera palabra que no rechaza la homosexualidad, y lo segundo, no es ningún secreto que incluso muchos homosexuales están en desacuerdo con ir por ahí haciéndose “la loca”; además que personalmente, por mucho que algunos digan que hacen esos desfiles para acabar con la homofobia, no creo que les favorezca demasiado, puesto he visto a muchos heteros ir a esos desfiles a observar, y uso palabras literales “esos monos de feria”; con lo cual, lo que dice la Reina es que se puede ser homosexual, pero es absurdo presumir de ello, lo eres y punto, no tiene más ciencia ni creo que se le deba dar más relevancia, porque haciéndolo, lo único que consigues es marcar una diferencia, y si quieres ser tolerado y aceptado, lo primero que tienes que hacer es no andar llamando la atención.

       Respecto a lo del matrimonio, no haré comentarios, puesto que esa parte fue tergiversada y puede incluso que ni se dijera, sólo que personalmente tanto me da que se llame de una manera como de otra; en cualquier caso, aunque lo hubiera dicho, estamos hablando de una mujer que ha tenido siempre la misma concepción de una palabra y no creo que deba criticársela por ello, puesto que ella en absoluto ha condenado la homosexualidad; y de hecho, resulta sorprendente que muchos piensen que sí, cuando uno de los mejores amigos de su hijo, Miguel Bosé, se lleva muchos años hablando de su homosexualidad, eso sin nombrar que el compositor oficial de la Boda Real, música de la cual la Reina estuvo muy pendiente, fue sino me equivoco Nacho Duato, reconocido homosexual; así que no podemos decir que la Familia Real haya cargado en ninguna circunstancia contra la comunidad gay, cosa que tampoco les conviene, porque seguro que entre ellos hay muchos monárquicos.

      En cuanto a la eutanasia, dice que está a favor de la vida pero también de la muerte digna, con lo cual, ¿es eso polémico?, ¿acaso no estamos todos a favor de la vida?; no hace sino reflejar una opinión mayoritaria, de hecho, yo ni siquiera estoy a favor de ningún tipo de muerte.

      Respecto al aborto, una vez más, no hace sino reflejar su gusto por la vida y sus creencias religiosas que han sido tradicionalmente las más extendidas en España; y personalmente estoy de acuerdo con ella en estar en contra; al fin y al cabo, estás matando a alguien, y hay más soluciones que el aborto, puedes dar al hijo en adopción, porque hay multitud de parejas o de personas solteras que desearían tener hijos y no pueden, y ya que tu no lo quieres, ¿Por qué no dárselo a personas que lo desean con toda su alma?, como se ve, el aborto no es una opción muy lógica frente a dar un hijo en adopción.

      Sobre la violencia machista dice que "Ha ocurrido siempre. Ahora se informa más y con todo detalle. En cierto modo, se provoca un contagio, se dan ideas que otros imitan. Los que son propensos tienen un filón en esas noticias", eso no es ninguna novedad, cualquier sociólogo lo diría; y si alguien quiere hablar de conservadurismo o de “machismo” de la Reina (o alguna barbaridad por el estilo) quiero recordarle que ella participa también en varios proyectos internacionales sobre el desarrollo de la mujer rural y la expansión empresarial de las capas sociales más desfavorecidas a través del microcrédito y otras muchísimas actividades relacionadas con ese tema; es decir, que ha estado siempre muy interesada en la mujer (por tanto, que esa frase que le atribuye el libro de “el feminismo me aburre” no me la creo, porque las acciones no refrendan esas palabras).

     En definitiva, que aún en el remoto caso de que la Reina doña Sofía dijera esas palabras literales, tampoco es algo tremendo y escandaloso, simplemente una opinión más que es muy parecida a la de una importante parte de los españoles; ¿Qué quizás debiera haberse callado como sugieren muchos? Pues, a esta altura ya no estoy seguro, pues como ella misma afirma en el libro “La Reina tiene menos libertad de expresión que tú”, y al fin y al cabo no dijo nada extremadamente grave e incluso pidió disculpas a los que se sintieron ofendidos, como la buena persona y Reina que es.

    En fin que al final, le toca sufrir y quedarse callada de nuevo puesto que como decía en el libro “hay que tener los nervios templados y aunque te estén machacando, que la sangre no llegue al río. Los Reyes no se defienden" aunque “¡No somos de piedra! Hacerse el sordo cuesta. Callarse cuesta. Todos tenemos nuestro amor propio. Pero hay que tragarse el sapo: recibir, saludar, sonreír "qué tal", como si nada"; en fin, que como se puede ver, al final, los que según algunos, tienen tantos privilegios, no tienen ni los derechos básicos de nuestra constitución, ¿no es eso vergonzoso?.

      En cualquier caso, desde aquí quiero enviar un mensaje de tranquilidad a la Reina, no debe olvidar que ella ha sido perfecta en todos los sentidos, y que un librillo que dentro de dos días estará olvidado no manchará su impecable expediente ni le impedirá seguir siendo uno de los miembros más queridos de la Familia Real (y desde luego no perjudicará en absoluto a la institución que representa).

       ¡VIVA LA MONARQUÍA CONSTITUCIONAL Y PARLAMENTARIA!, ¡VIVA DOÑA SOFÍA!, ¡VIVA LA REINA DE ESPAÑA!  

 

Y por cierto, aprovechando que publico esto en una fecha tan señalada:

¡Feliz cumpleaños majestad!  

Muerte de FrancoAcerca de la violencia machista...El colectivo gay le ha pedico una rectificación inmediata

 

Post scriptum: Su majestad puede estar tranquila, el mismo día de su cumpleaños que se celebró en la escuela de música al lado de la plaza de oriente, se congregaron más de 200 personas para ver a toda la Familia Real y aplaudirles (y mientras tanto un colectivo gay de Barcelona pide la retirada del libro del mercado, culpando por tanto a la autora, y no a la soberana), así que la polémica tiene los días contados, toda España adora a su Reina y no van a dejar de apoyarla, ni a ella, ni a la institución que representa sólo porque una periodista decidiera conseguir, según sus palabras literales que "el Rey se sube por las paredes" (ni todos los libros que se han publicado muy oportunamente para coger la polémica)

Esta entrada fue publicada en Noticias y política. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a La polémica sobre SM la Reina

  1. alberte dijo:

    creo que se saco de contexto.la periodista lo pudo inclinar hacia el lado que le interesaba sin ser neutral,no obstante creo que la reina tambien tiene ideas propias que hay que respetar.

  2. A dijo:

         Desde luego, una persona que rechaza ya por principio utilizar grabadora, es un tanto sospechosa, y más sabiendo las tendencias político-religiosas de la periodista.
          Lo segundo que expones es algo maravillosamente democrático y creo que es digno de aplauso, los Reyes también tienen derechos y se les debe respetar

¡Deja un comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s