Mamma mía!

Mejor si eres fan de ABBA
 
TITULO ORIGINAL

Mamma Mia!

AÑO

2008

DURACIÓN

108 min.

  
PAÍS

EEUU

DIRECTOR

Phyllida Lloyd

GUIÓN

Catherine Johnson

MÚSICA

Stig Anderson, Benny Andersson, Björn Ulvaeus

FOTOGRAFÍA

Haris Zambarloukos

REPARTO

Meryl Streep, Pierce Brosnan, Colin Firth, Amanda Seyfried, Julie Walters, Stellan Skarsgard, Christine Baranski

PRODUCTORA

Littlestar Productions / Playtone

WEB OFICIAL

http://www.mamma-mia-lapelicula.es/
SINOPSIS: Versión cinematográfica del popular musical de ABBA. Amanda Seyfried interpreta a una joven que ha crecido en una pequeña isla griega, educada por una madre (Streep), rebelde en su juventud, que siempre se ha negado a revelar a su hija la identida de su padre. Cuando parece que al final la joven va a descubrir quién es su padre… aparecen nada menos que tres posibles candidatos (Brosnan, Firth y Skarsgard).
 
      Bueno, por fin sale la crítica del nuevo musical en cartel al que como siempre (¡que ya es una tradición!) se le ha anunciado y dado muchísima publicidad aquí en Universo de A (y de hecho ya se ha empezado a hacer también con la nueva entrega de High school musical que aparecerá en cines en octubre); y como de costumbre he creado un montón de expectativas, pero bueno, vayamos al tema.
      Un día, a alguien (no se si el productor o la directora), fanático del extinto grupo musical ABBA y nostálgico perdido, se le ocurrió coger sus canciones favoritas (o al menos muchas de las más conocidas) y tratar de convertirlo en un musical de Broadway con todo lo que ello implica (y no me refiero sólo a pedir los permisos a los antiguos componentes, que fueron muy, muy listos y se reservaron derechos en absolutamente todo: desde la obra a la película), así pues, concibieron una historia, probablemente a través de las canciones, y trataron de encajarlas; y el resultado fue Mamma mía! the musical, y fue, como no, un éxito, aunque sólo fuera porque acudieron las mismas personas que podrían recordar su juventud y las canciones que les eran conocidas, desde luego sabían que la música no les iba a defraudar, lo cual es muy importante en un musical; el cual empieza a viajar por todo el mundo y llega a España, tierra que está despertando ante este género (lo cual no deja de ser interesante cuando siempre hemos sido conocidos por ser un pueblo muy aficcionado a la música y la danza) donde es muy bien recibido (en parte por ABBA; pero también por el hecho de que una de sus primeras protagonistas fue Nina, la directora de la academia de Operación triunfo, reality show en auge por aquella época) y aguanta varios años (lo cual es todo un mérito, porque mientras que en Broadway y Londres pueden aguantar decadas, aquí un par de años es todo un record) en el teatro Lope de Vega de la Gran Vía que es rebautizada por muchos críticos como el nuevo "Broadway madrileño"; pero todo termina y la obra se va de los escenarios (aunque creo que en la actualidad se está representando en Barcelona). Ahí podría acabar toda la aventura, al fin y al cabo el teatro es efímero por naturaleza (y por desgracia), pero a Mamma mía le esperaba algo más grande: la inmortalidad del cine (bueno más o menos, muchas películas desaparecen para siempre).
      Y así, la misma directora de 50 y tantos años sin ninguna experiencia en cine pero con un enorme curriculum en teatro que incluye hasta representaciones de óperas, se mete en el reto de dirigir una película, que una vez estrenada es un éxito en EEUU y Canadá, y ya se sabe, si apruebas esos dos paises, los productores ya saben como le va a ir a su creación en el resto del mundo. Fin de su historia y comienzo de la mía con respecto al tema.
      Lo cierto es que yo siempre supe que la obra estaba en el teatro, pero la verdad, nunca fui, ni siquiera cuando estaba en sus últimos días que estuve tentado, pero no lo hice. ¿La razón? muy sencilla, no creo en los musicales de canciones de grupos, de hecho ni siquiera creo que sean musicales, creo que en todo caso son conciertos con las canciones preferidas de un colectivo hilvanados con una historia no demasiado consistente, pues al fin y al cabo, la gente no va a ver una obra de teatro así que no van a ser exigentes. Creo que un musical debe tener canciones originales, creadas explictamente para la historia, pues sólo de ese modo puede alcanzar toda su belleza, puesto que los números musicales tienen mucha importancia en un musical, ya sea para hacer avanzar la historia o expresar los sentimientos de los personajes; y con las canciones de un grupo no puedes conseguir eso. Pero el caso Moulin Rouge me cerró la boca, allí todo encajaba perfectamente, no era un concierto, era un auténtico y verdadero musical (aunque eso sí, en ese caso estaba hecha con canciones de grupos muy diferentes y de épocas distintas y muchas de ellas estaban claramente modificadas y adecuadas a la historia) y eso era incuestionable; así que cuando me dirigí al cine lo hice con ese pensamiento, el de no tener prejuicios y de juzgar con la mente en blanco y aplaudir rabiosamente al final si así lo merecía. Pero no fue así y mis peores temores se vieron rápidamente confirmados; ahora me explico.
       La historia es ligera, leve, frágil, tanto que al más mínimo pensamiento se derriba; si, es cierto que el argumento general construye una magnífica historia que podría desembocar en una maravillosa comedia de enredo, pero no se aprovecha, aún diré más, se desperdicia con descaro, y las escenas en las que el guión podría ser tronchante no lo logra por eso. Los personajes tampoco están construídos de maravilla, de hecho, a pesar del aluvión de sentimientos que podría provocar la busqueda desesperada de la hija, se queda en algo simple y vanal, como si estuviera buscando la sandalia que perdió esta mañana (aunque tiene algo de lógica, no es un drama); y los personajes secundarios apenas están delineados como la madre y las amigas y curiosamente, las canciones que en un musical pueden ser el punto fuerte para describirlas, no hacen nada por llevar a cabo esa tarea. Pero por lo demás el guión no tiene más pegas, quizás sólo el centrarse en una historia demasiado ligera que puede cansar al espectador al no tener otro sitio a donde mirar.
      La directora sorprende de forma agradable, pues vista su nula experiencia en el cine, uno se podría esperar una película muy teatral, pero es todo lo contrario, la directora aprovecha al máximo todas las posibilidades: planos aereos, travellings… etc y muestra la enorme belleza de las localizaciones (que son en una isla griega) en todo su esplendor; el defecto es quizás no saber darle dinamismo al guión.
      La dirección artísitica y el vestuario podrían ser mejores, especialmente tratandose de un musical, donde uno espera un desfile ininterrumpido de colores; simplemente, no son nada a destacar.
      La fotografía es adecuada pues refleja la luz clara del mediterraneo.
      Y por antepenúltimo los actores, los cuales fueron elegidos muy concienzudamente, más por ser conocidos que por su talento como cantantes y bailarines: Amanda Seyfried es la novia (algo curioso, a pesar de que esta película trata sobre una boda, el novio apenas aparece) y dejando de lado su increíble belleza y cuerpo (los escotes que lleva son muy, muy descarados) es una de las que más talento tiene de todo el reparto para el musical: sabe actuar, cantar y bailar a la perfección; lo mismo que Christine Baranski, que no tiene demasiado papel pero aprovecha al máximo sus escenas y especialmente su número en solitario; a partir de aquí, todo es un poco menos perfecto: Meryl Streep no canta mal, pero su voz tampoco es una maravilla y aunque hay que reconocer que no se le da mal la danza, lo cierto es que a nivel de actuación no me convenció teniendo en cuenta el papel que interpretaba, creo que una actriz más expresiva le hubiera dado más vida al personaje; Julie Walters tiene una maravillosa interpretación pero no se puede decir lo mismo ni de su voz ni de su danza; Stellan Skargard es el mismo caso que el anterior; Pierce Brosnan consigue dominarlo todo de una forma regular y finalmente Colin Firth que se sigue encasillando en su eterno papel de calzonazos/cornudo en esta nueva interpretación y que no parece saber hacer nada nuevo, no sorprende ni en voz ni en danza. En cualquier caso, en conjunto hacen un buen cuadro, hay química.
      Ya sólo queda hablar de la música (independientemente de que te guste o no ABBA, a mi personalmente no me fascina) que hay que reconocer que es pegadiza (yo aún la tengo en la cabeza) y ha sido adecuadamente orquestrada para ser parte de un musical y no sólo una canción de un grupo, lo cual ha sido una inteligente decisión. Pero se queda ahí, porque ahora es cuando volvemos al tema de los musicales de grupo, puesto que el gran y principal problema de este musical es que las canciones no reflejan nada, nada de nada, pues están metidas a fuerza en la historia en la que no siempre consiguen encajar, y a veces claro, salta algún resorte en forma de frase de la que piensas "¿y a que viene esto?, ¿que tiene que ver con lo que estamos viendo?" puesto que las letras no se han variado nada (de hecho, uno de los grandes defectos de la película es que parecen estar convencidos de que sólo iran fanáticos de ABBA, puesto que -y esto parece muy sacado del teatro- empiezan a decir la letra de una canción sin cantarla, como para que el público la reconozca y empiece a tararearla), así pues: historia ligera+canciones forzadas=concierto de grupo conocido disimulado de musical. 
      Se pueden destacar de todos modos las coreografías algunas de ellas muy Broadway (y extrañamente muchos números acababan en el mismo embarcadero, ¿tendría algún significado simbólico), pero el problema de ellas es que algunas parecían carecer de sentido (como en el caso de las canciones) puesto que no sabías quien demonios era la gente que bailaba allí o porque lo hacía (nunca se sabía si eran invitados a la boda -que por cierto no me explico donde los metieron ese día- o habitates de la isla).
      No obstante, hay varios números destacables como: "Honey, Honey", "Voulez vous", "Mamma mía" o "Take it easy"
      He de añadir, para ser justo con la crítica, que como sabéis yo siempre llevo muchas expectativas a un musical, y eso puede condicionar que la película pueda no estar a la altura, y que después de posteriores visionados siempre acabo reconociendo su calidad.
      Y quiero destacar también la magnífica labor publicitaria en internet, que incluye una página totalmente en español con un diseño magnífico (no se puede decir lo mismo del trailer para televisión, muy flojo).
      Y ahora no continuéis leyendo los que no queráis saber nada del final. quedáis advertidos. El final ya me parece como si se estuvieran riendo del público, es decir, pasan toda la película contando una historia más simple que un cuento de hadas, y encima luego la boda… ¡ni se celebra!, deciden dejarlo, como si eso de casarse fuera decidir si pedir una pizza con o sin anchoas; se supone que han tomado una decisión madura y meditada, y de repente, ¡hala! a la porra la boda; aunque no es de extrañar si lo hicieron de la misma forma que los personajes de Streep y Brosnan "oh llevo sin verte 30 años, ¡que importa, casemonos para no desperdiciar el banquete!, ¿no tienes nada mejor que hacer hoy, verdad?", pero el colmo absoluto de la frivolidad es el asunto de quien es el padre, con el que nos torearon durante toda la película de forma cruel y despiadada (de hecho no se hablaba de otra cosa) y al final, ¡felicidad! a nadie le importa, todos quieren ser padres y tener 1/3 de hija, como si eso de ser padre fuera como tener un peluche. Desesperante. Lo mejor del final, el reprise.
 
 
Valoración final: el subtítulo, mejor si eres fan de ABBA, entonces te encantará, prueba de ello es que el cine estaba lleno de "carrozas" y que muchos de ellos llevaban a sus hijos para meterles las canciones en la cabeza; ¿y sino?, ¿y si ni siquiera sabes que es ABBA?, entonces precaución, si te gustan los musicales, no esperes demasiado, es más un concierto con historia que otra cosa, que es el gran defecto que tienen todos los musicales de grupo; sino te gusta el musical o no has visto ninguno, esta no es la película adecuada para conocer el género o cambiar de opinión acerca de él.
Esta entrada fue publicada en Películas. Guarda el enlace permanente.

9 respuestas a Mamma mía!

  1. Pingback: La dama de hierro | Universo de A

  2. Pingback: Rock of ages, la era del rock | Universo de A

  3. Pingback: Los miserables | Universo de A

  4. Pingback: Historia del cine musical | Universo de A

  5. Pingback: 50 sombras! | Universo de A

  6. Pingback: ¡Los musicales se apoderan de los cines! (¡y de la ciudad!) | Universo de A

  7. Pingback: Into the woods | Universo de A

  8. Pingback: Walking on sunshine | Universo de A

  9. Pingback: Crítica express: Frank | Universo de A

¡Deja un comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s