Hairspray

You can’t stop the beat! (no puedes parar el ritmo)
 
Ficha técnica:
Título original: Hairspray
Año: 2007
País: USA
Duración: 117 min
Estreno en España: 14-09-2007
Estreno en USA: 20-07-2007
Director: Adam Shankman
Reparto: John Travolta, Michelle Pfeiffer, Queen Latifah, Christopher Walken, Amanda Bynes, James Marsden, Brittany Snow, Nicole Blonsky, Zac Efron, Allison Janney
Productora: New Line Cinema
Género: Musical
Sinopsis: Adaptación del musical de Broadway del mismo nombre. Tracy Turnblad, una chica grande, con un gran peinado y un corazón aún mayor, tiene solamente una pasión: bailar. Su sueño es aparecer en “El Show de Corny Collins,” el programa de baile televisado más codiciado de Baltimore. Tracy (Nikki Blonsky) parece perfecta para el programa, a no ser por un problema no tan pequeño: no cabe. Su figura generosa siempre la ha apartado de los grupos a la moda, cosa que le recuerda continuamente su amante pero excesivamente sobre protectora madre y de generosa figura, Edna (John Travolta). Esto no detiene a Tracy porque si existe alguna una cosa que esta gran chica sabe, es que ella nació para bailar. Después de cautivar a Corny Collins (James Marsden) con su interpretación en la escuela secundaria, Tracy se gana un puesto en el show y se convierte inmediatamente en una sensación de televisión, para gran dolor de la princesa reinante del show, Amber Von Tussle (Brittany Snow) y de su vitriólica madre, Velma (Michelle Pfeiffer), que lleva la estación WYZT de televisión. Incluso peor para Amber es el hecho de que no sólo es la audiencia la que adora a la nueva sensación: el amor de Amber, Link Larkin (Zac Efron), también parece estar sucumbiendo al encanto de Tracy. El show de baile se convierte en algo personal al transformarse en una pelea amarga entre las chicas mientras compiten por la codiciada corona de “Srta. Hairspray”.
 
(Nota: si los videos no se ven, como está sucediendo más que a menudo, dejo los nombres de las canciones para que las busquéis en Youtube, todos los videos de ellas están sacados de allí o si puedo los enlaces de estas para q vayáis directamente)
 
      Antes de nada, muchos se preguntaran el porqué de que pregonara a toda trompeta el estreno de la película, y luego, aún tardara bastante en publicar la crítica; pues bien, hay una razón, la primera es que necesitaba reflexionar sobre la película para decidir lo que poner (esto fue a causa de lo que siempre me pasa cuando voy a ver un musical, también lo notaréis en la crítica de Dreamgirls, que es que llevo demasiadas expectativas y mucha emoción; con lo cual es imposible que una película me sorprenda por muy buena que sea y por magníficas canciones que tenga porque mi imaginación siempre va más allá; por otra parte, también considero que el volumen del sonido del cine era demasiado alto y eso estropeo en parte el sonido de las canciones, aunque quizás como digo, eso sea impresión mía) y la segunda, que cuando ya me decidí, desee hacer una crítica como nunca se había visto en Universo de A, nada menos que una… ¡critica musical!, ¿no os lo creéis?, bueno, pronto lo comprobaréis; comenzamos con la crítica en sí.
      Según muchos ya se ha convertido en el musical que más ha recaudado en taquilla, otros no dejan de hablar de su banda sonora y como se vende continuamente (las campanas de las maquinas expendedoras no paran de hacer clink:
Canción I can hear the bells):

      

        

 y suena en las listas de los éxitos, pero la pregunta es, ¿que es Hairpray?, y sobre todo, ¿merece la pena verla?, pues ahora lo sabremos.
      En primer lugar, a pesar de que ya habréis leído la sinopsis, no quiero dejar de daros la bienvenida a la época de la película, los 60:
Canción Welcome to the 60’s
                
       Pero no a un sitio cualquiera, sino al conservador Baltimore, donde Tracy, nuestra protagonista sueña con triunfar, ¡saludemos a Baltimore!:
Canción Good morning Baltimore:

      

               

     Este Baltimore del que hablamos es bastante curioso, porque se mezclan lugares reales (o que al menos están al aire libre) con otros decorados bastante artificales, lo que, no debe ser tomado como un defecto, sino más bien como un homenaje al primer Hairspray (el cual he tenido la oportunidad de ver; y la verdad, últimamente está sucediendo todo lo contario de hace unos años, los remakes les dan mil vueltas a las películas originales, y este, es un caso sin duda; no obstante, a los que hayan visto la primera, les diré que la historia no varia demasiado -y lo que varía es para bien- pero si hay una mejoría tremenda en materia de música -no se usó ninguna de la original- y que la nueva versión es un musical de verdad, no una película donde bailan algo más de lo normal; en cualquier caso, se es bastante fiel a lo que fue la película anterior en bastantes detalles, aunque se mejora claramente) de los años 80 y quzás también la obra de teatro; ya que esta película fue un musical que se convirtió en un musical de Broadway ganador de 8 Tonys (el oscar del teatro) y esa obra, ahora se convierte en una película musical (al igual que sucedió con la reciente Los productores) a destacar de la película de los 80 el que fue una de las pocas películas comerciales de un director que se dedicaba al llamado "cine basura" que solía tener por protagonistas homosexuales y otro tipo de personas rechazadas por la sociedad de aquel momento, de hecho, en la primera Hairspray el personaje de Edna lo interpreta un conocido travesti de la época que se hacía llamar Divine (lo que explica el porque de que John Travolta se disfrace de mujer; aunque últimamente, tal y como están las cosas, eso se puede hacer sin problema ninguno y sin aparente explicación; como fue el caso de Blanca Portillo en Alatriste). Digo todo esto, porque los decorados de interiores son "bastante falsos" con una estética que simula una pobreza teatral y no real, lo que no deja de ser interesante, aunque en comparación con los exteriores entra en declive, aunque tal vez esa fuera la intención del director; de todos modos, que queréis, los 80 fueron una época de declive para el cine musical (consultar artículo de esta misma sección Historia del cine musical); si es que ya no se hacen las cosas como en los 30, los tiempos de Miss Ladillas de Baltimore!:
Canción The legend of Miss Baltimore Crabs:

      

               

      En cualquier caso; si realmente es un homenaje a la obra y a la película, como creo que es, es la única alabanza que merecen la dirección artística y de vestuario, porque las ropas no son extremadamente lujosas y brillantes ni cuando pretenden serlo; aunque como ya digo, como homenaje, es simplemente sublime.
     Continuando con los detalles técnicos, la fotogracía de la película, quizás se debería haber buscado que fuese más colorista y menos apagada (quizás en esto también se seguía el estilo de los 80).
      En cuanto al argumento, si bien por la sinopsis nos pudiera parecer algo flojo, no lo es, ciertamente, no es nada del otro mundo ni extremadamente original, pero el guión se mantiene bien todo el rato y no decae en ningún momento, de modo que en ningún caso pensamos "puff, esto sobraría", de hecho, como la película tiene tantos personajes quizás no acaban de quedar todos lo suficientemente bien construídos (es decir, no llegamos a conocerlos a ellos, sus motivaciones… etc todo lo que querríamos) aunque nos queda claro que son de lo más simpaticos, del cine, de la ciudad…:
Canción The nicest kids in town:
              
      Quizás, una mayor duración le favorecería para conocer mejor a todos los personajes, pero por otro lado la historia no da para más y como ya digo el guión está bien construído a nivel de argumento de modo que nada resulta incoherente, así que, podríamos decir que meter más escenas, provocaría quizás que la película se hiciera más pesada y larga. Por otra parte, la película no es para nada un drama sino una comedia, así que pretender ahondar más en el fondo de toda ella, tampoco parece imprescindible, porque las comedias son algo frivolo hecho para reír, y no para reflexionar intensamente.
Right click and choose Set as Wallpaper to change your desktop.
      Quizás otro defecto que tiene es que no parece conseguir que odiemos totalmente a los "malos" de la película, porque si bien hacen cosas nada honradas, no acabas de ponerte tan a su favor como para alegrarte totalmente por la victoria de los buenos cuando esa sucede.
     Otra cosa que quizás se hace pesada es el que se vuelve a tratar el tema del racismo, porque ya llevamos dos musicales seguidos recordandonos lo mal que se ha tratado a los negros y que son igual a los blancos, moralina que hoy, época (en general) de igualdad entre razas resulta pasada de moda y sin objetivo (supongo que hay que sumergirse más en la época para comprenderlo)
      Con todo esto que os acabo de decir, no creáis que no se ahonda en las emociones de los personajes, para nada, como buen musical se hace a base de bien y transmitiendonos emociones, como que uno no puede vivir sin amor:
Canción Without love:

      

            

      En cuanto a la dirección, se mantiene bastante estable, aunque a veces parece que pierda un poco la mano, puesto que se nota que quiere hacer algo realmente espectacular pero no acaba de llegar del todo a ello, como si te acercaran la miel a un milimetro de la boca, pudieras olerla, aspirarla incluso, pero no saborearla; a mi forma de ver, excepto en algunas escenas y determinadas canciones, la película no llega al climax de espectacularidad de quedarse sin palabras; lo que no deja de resultar curioso, ya que el director de la película fue también el director y coreografo de la versión en Broadway (lo cual nos demuestra una vez más que el género teatral y el cinematográfico utilizan un lenguaje totalmente diferente; de todos modos este director ya hizo unas pocas películas), y aunque no vi la versión de Broadway, las coreografías están bien pero, salvo algunas partes brillantes, en el resto, no hay nada extremadamente espectacular; no obstante, el director de la primera película le ha gustado esta nueva, así que creo que debríamos darle el visto bueno aunque fuera sólo por eso.
      Así pues, como ya digo, la película no nos cansará en ningún momento, especialmente también por los maravillosos gags y chistes continúos que contiene y que no deben de dejarse de destacar, aunque los mejores (y ya lo advierto para todo aquel que tenga el mal vicio de no leer los subtítulos) están en las canciones, que no sólo son maravillosas y muy rítmicas, sino que también muy divertidas, y os aseguró que no sólo disfrutaréis mucho escuchandolas, sino que os reiréis todo el rato.
Right click and choose Set as Wallpaper to change your desktop.
     A quien hay que felicitar y mucho es al director de casting por arreglarse para meter a tantas estrellas en una misma película (haciendo referencia a la historia del musical, ¡esto ya parece la Metro, más estrellas que en el firmamento!) y todas ellas tan buenas, aún diría más, ¡tan grandes, rubias (en algunos casos) y hermosas!:
Canción Big, Blonde and Beautiful reprise:
    
      Y además todas protagonistas; no obstante, las dos que brillan con luz propia y totalmente sobre el resto son un oscarizado Cristopher Walken (del que ya comprobamos su increíble talento en El misterio del collar) haciendo de amante marido, padre y vendedor de una tienda de bromas; que está perfectamente creíble y divertido en su papel (aún protagonizando uno de los chistes de peor gusto de la película) incluso teniendo que ser amoroso con John Travolta. Y que decir de su voz, ¡simplemente increíble! quien iba a decir que pudiera cantar tan bien!, lo que hace luciendose totalmente en Timeless to me (número musical del cual podemos destacar dos claros homenajes -que se suelen dar mucho en los musicales modernos-: uno a Fred Astaire y Ginger Rogers; y otro a España -en serio, debía de haber algún español en el equipo, porque entre cuando salen ellos bailando vestidos de flamencos; y otra muñeca flamenca que aparece encima de una cama, me parecen demasiadas coincidencias-).
      La otra gran estrella es una Michelle Pfeiffer que mejora con los años y se vuelve, si cabe, aún más hermosa (y rubia, jeje, es broma) y sensual; y que está brillante en su papel de Velma Von Tussel, ¿o deberíamos decir Miss Baltimore Crabs?; quizás el mayor defecto que tiene es que no consigue que odiemos a su personaje como deberíamos, a pesar de lo desagradable que es (¿pero se puede odiar realmente a la Pfeiffer?). Su hermosa voz no nos sorprende ya a los que ya la habíamos oído, pero gustará mucho a todos los que nunca la escucharan, porque tiene un encanto muy especial (de hecho, creo realmente que la actriz, podría ser perfectamente cantante) 
      Ambos, protagonizan la que es quizás la mejor escena que es también la más graciosa de la película, la de la seducción y posterior canción (que podéis escuchar porque es la de arriba); con lo cual le arrebatan toda posibilidad de brillar más que ellos al resto.
      No se puede dejar de hablar tampoco de John Travolta, que una vez más, me ha demostrado que está sobrevalorado en el cine musical, ya que el hombre no tiene una excelente voz, no es un excelente bailarín y sin embargo, por el sólo hecho de haber protagonizado Grease ya se le ha divinizado por encima de otros muchos que lo merecerían más (por poner un ejemplo, su compañera de reparto en esa misma película, Olivia Newton-Jones, la cual tenía una voz alucinante y preciosa y un gran talento para el baile, eso sin nombrar una belleza arrebatadora), además de que siempre lo he considerado un desertor del musical, puesto que aunque le han vuelto a ofrecer papeles nunca los ha vuelto a aceptar (como el de Chicago, que gracias a Dios no aceptó porque Richard Gere está insuperable en esa película) quizás por miedo a que le vuelvan a encasillar (demonos cuenta de que John Travolta comenzó a hacer musicales en una época en que este caía en decadencia total, e intento sacarse a tiempo del género, pero o no fue lo suficiente habil, o el caso es que no lo llamaban para otras películas, hasta Tarantino con la extravagante Pulp Fiction, al que Travolta considera su salvador; no hizo lo mismo la maravillosa Olivia Newton-Jones, que continúo con el musical hasta su caída total, que conllevo también la suya propia, aunque eso sí, antes de irse protagonizó Xanadú, con una ya envejecida gran estrella del musical, Gene Kelly. Más tarde tuvo un cancer del que, afortunadamente, salió bien parada). Aunque lo mismo se podría decir de Michelle Pfeiffer, que comenzó protagonizando musicales (entre ellos Grease 2) y le entró el pánico de no volver a trabajar así que se pasó rápidamente a otros géneros. Quien sabe, tal vez con el regreso triunfal, cada vez más evidente, de este género, quizás tengamos la oportunidad de verlos en números musicales un par de veces más (si queréis leer algunas curiosidades más, leed el artículo de la sección actualidades llamado "¡¡¡El estreno del nuevo musical de la temporada está a la vuelta de la esquina!!!" del 8 de septiembre de 2007). Pero como decía, John Travolta (a pesar de asegurar sentirse comodo en el papel de Edna, tanto que decía que como mujer era bastante fácil pues dejaba que todo el equipo le metiera mano cuando estaba caracterizado) no parece creerse totalmente su personaje y el ser una mujer y su interpretación resulta de lo más normal.
      Del resto del reparto, debemos hablar naturalmente de la protagonista, Nikki Blomski que ha dejado la heladería donde trabajaba gracias al triunfo absoluto de la película; no obstante, si bien no lo hace mal, tampoco me parece un total y absoluto descubrimiento, ciertamente no interpreta mal, canta bastante bien; pero no es nada sobrenatural.
     En cuanto a Brittany Snow, no nos da tiempo suficiente a conocer su personaje, quizás porque el personaje de su madre (Pffeifer) la eclipsa totalmente; a pesar de eso, hace bien su papel.
 
     Queen Latifah, no sale mal parada en la película, pero viendo Hairspray uno no puede evitar acordarse de su mejor papel en Chicago; no obstante, vuelve a demostrarnos talento como actriz.
     Finalmente hablemos de los chicos de la película; en primer lugar Zac Efron, archiconocido por High School musical (de la que se prepara una segunda parte) que hace bien su papel de guaperas (de hecho nos hará reír mucho con su presentación) y sobre todo lo más importante, hace creíble la relación entre los dos protagonistas (la verdad es que hay una química increíble entre Blomsky y Efron).
     También debemos hablar de James Mardsen (que todos conoceréis por su papel de cíclope en X-men; de hecho, es curiosamente, otro de los X-men que ha estado en un musical, porque su compañero de reparto, el popular Hugh Jackman protagonizó y grabó en video una versión teatral del musical Oklahoma! en la que se luce como cantante) que borda su pequeño papel, sobre todo gracias a unas sonrisas muy de presentador televisivo; y que demuestra tener una buena voz (que podéis comprobar en la canción de arriba The nicest kids in town).
     No nos queda sino hablar del quizás más destacable de todos Elijah Kelley que demuestra tener grandes habilidades para la danza, la interpetación y también una buena voz; un papel corto pero muy interesante.
     Para finalizar, debemos hablar de la banda sonora, es decir, la música que es vital en un musical, ¿pero como definir Hairspray?, ¡supongo que sólo se puede decir que es Hairspray!:
Canción It’s Hairspray:
          
      Pero siendo más concretos, creo que la banda sonora ha triunfado tanto precisamente por su ritmo, por el saber actualizar las canciones y hacer que suenen modernas, pero, y esto es muy importante, sin traicionar al musical en sí que tiene unas determinadas exigencias a la hora de hacer canciones.
      En cuanto a estas, creo que una virtud que tienen es que todas son muy diferentes entre sí y se van alternando estilos muy diversos, de modo que se puede complacer fácilmente a cualquier persona; y como ya dije, son extremadamente graciosas, y la gran mayoría de los chistes están en ellas, así que, ¡ojo a la letra! (lo cual descubriréis ya desde la primera canción).
      El resultado es una banda sonora explosiva con grandes voces y extremadamente pegadiza (una de las primeras cosas que hice después de ver la película fue buscar las canciones -os aseguro que al principio nos parecerán gran cosa, pero al poco no os las podréis quitar de la cabeza y las estaréis tarareando- en youtube para oírlas de nuevo; entre otras cosas porque en el cine el sonido era excesivamente alto y llegaba a molestar; lo que me llevó quizás a infravalorar a la película y su banda sonora) que no me extraña nada que esté en las listas de éxitos y entre los discos más vendidos, cosa que realmente merece. Normalmente destacaría algunos números musicales, pero algunos de los que más me gustan ya os los he puesto en los videos, así que, ¡juzgaz vosotros mismos!.
     No me queda sino, después de haber triunfado en hacer una buena "crítica musical" (he inventado una nueva modalidad para hace críticas), el decir ahora que habéis leído estas buenas referencias que corréis a contarlo:
Canción Run and tell that:
     
para que todos puedan ir al cine (¡esta es de esas películas que no se deben bajar!) a disfrutarla y a creer que la vida puede ser como un musical en el que triunfen la justicia, la bondad y la belleza (interior, claro); o al menos, a reírse mucho con una buena comedia y deleitarse con unas excelentes canciones.
      Para finalizar, os dejo el trailer, que es demasiado perfecto, y digo demasiado, porque casi supera a la película de lo bueno que es (con eso hay que tener cuidado, un trailer nunca debe superar a la película o se producirá una decepción):
           
Valoración final: ¡el renacimiento del musical queda total y absolutamente confirmado!, de nuevo, este maravilloso género ha conseguido captar el cambio de la sociedad y adaptarse a este inteligentemente de modo que vuelve a gozar del favor del público y probablemente pronto volverá a ser el género preferido.
     La película queda recomendada para todos, puesto que os gustará y en el peor de los casos, no os disgustará.
      Para finalizar, plantear la interesante pregunta ¿nos esperan unos futuros y dorados nuevos años 50 del musical?, el tiempo lo dirá, ¡pero lo que está claro es que Hairspray demuestra claramente que nos se puede parar el ritmo! (y yo desde luego no lo haré):
Canción You can’t stop the beat
       
 
 
Esta entrada fue publicada en Películas. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Hairspray

  1. Pingback: Historia del cine musical | Universo de A

  2. Pingback: Sister act, el musical | Universo de A

  3. Pingback: Crítica express: Frank | Universo de A

¡Deja un comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s