La flauta mágica

O como una obra maestra de la ópera se convierte en una obra maestra del cine
 
 
Título: LA FLAUTA MÁGICA
Título original: The magic flute
Dirección: Kenneth Branagh
País: Francia, Reino Unido
Año: 2006
Duración: 138 min.
Género: Musical
Calificación: Apta para todos los públicos
Reparto: Liz Smith, Joseph Kaiser, Amy Carson, Benjamin Jay Davis, Silvia Moi, René Pape, Lyubov Petrova, Tom Randle, Ben Uttley, Teuta Koco, Louise Callinan, Kim-Maria Woodhouse
Distribuidora: Manga Films
Productora: Peter Moores Foundation, Idéale Audience
Diseño de Producción: Tim Harvey
Fotografía: Roger Lanser
Montaje: Michael Parker
Productor: Pierre Olivier Bardet, Simon Moseley
Vestuario: Christopher Oram
 
      Kenneth Branagh (arriba en la presentación de la película) vuelve a deslumbrarnos son su espectacular dirección, esta vez haciendo La flauta mágica, es decir, la famosísima ópera de Mozart; seguramente muchos conocen parte de su obra (la de Branagh) y casi todos sabrán que es famoso por adaptar obras de Shakespeare; es decir, es perfectamente capaz de convertir lo que muchos considerarían material archiculto invendible en verdaderos éxitos comerciales (basta nombrar sólo uno de sus títulos como ejemplo: Mucho ruído y pocas nueces), ¿como lo hace? eso ya queda en el misterio, tal vez sea porque logra hacer del cine un verdadero espectaculo, ese punto que sólo tiene el teatro, esa emoción del directo el logra reproducirla en el cine a través de utilizar todos los recursos posibles y no dejarse nada en el camino; y todo esto y mucho más lo encontramos en La flauta mágica, en la cual, estoy seguro de que aunque pasaramos por todos los teatros más importantes del mundo, no conseguiríamos ver una versión tan llena de magia (ni siquiera la famosa cinematográfica de ingmar berman, que confieso que no he visto entera, pero las partes que he visto no superan en absoluto a esta versión; y francamente, creo que se le da todo ese merito por ser en director que es) y hablo con conocimiento de causa porque la vi representada con una impresionante escenografía.
      Si es que este director parece concebir el cine así, como un gran espectaculo, y eso es lo que veremos, no hay un sólo fotograma que no nos resulte apoteosico en todos los ambitos posibles, hasta el punto de experimentar un goce estético absoluto entre los decorados de lo más artístico, el impresionante vestuario, el attrezzo y por supuesto la música la perfecta música perfectamente cantada por unos cantantes de ópera (vamos, que los actores no han sido doblados) debutantes en el cine pero con un inmenso talento, todos ellos; aunque vale la pena destacar y mucho a Benjamin Jay Davis (que hace un perfecto Papageno) y naturalmente a Lyubov Petrova (que hace a una inolvidable Reina de la noche) y a las tres actrices que hacen de las damas de honor de la reina; y todos son impresionantemente guapos (hasta el punto de que cuando después de ver el retrato de Pamina, cuando aparece la reina de la noche (la madre de la antrior), yo por lo menos estaría indeciso si quedarme con la madre o la hija, porque aunque para la juventud de Tamino, la primera sería una mujer madura, pero aún así muy hermosa.
      Por otra parte la película no llega a aburrir en ningún momento, no cansa, porque vas de sorpresa en sorpresa de maravilla en maravilla y cuando llegas al final piensas ¿ya?, desearías que durara más (y ya advierto que la duración es considerable, es toda la ópera, lo que es, tal vez, una de las cosas que la hacen menos accesible al público en general) te dan ganas de verla otra vez desde el principio.
      No obstante, naturalmente, la película también tiene defectos como por ejemplo, el hecho de meter por medio el tema de la la primera guerrra mundial (eso sin nombrar los multiples flashbacks y alegorías), que tal vez puede tener un simbolismo precioso y todo lo que quieras, pero complica aún más una historia ya de por sí complicada, lo que a los aficcionados de la ópera no les acabará de importar (excepto a los más puristas) pero sí a los que no conocen la ópera de nada y que les causará aún más dificultades para entender el argumento general. Otro defecto, pero este exclusivamente de España, es que no se dobló la película; es dcir, no se captaron las intenciones de Kenneth Branagh de acercar la ópera más al público en general y que no se viera como algo elitista, para lo cual tradujo toda la ópera a su idioma el inglés (que estaba en alemán, cosa que a algunos seguramente no gustó), cosa que también hubiera sido apropiado que se tradujese al español (y no será porque no dispongamos de buenos cantantes de ópera, que le hubieran dado el doble de promoción a la película -yo si fuera de la distribuidora no dudaría de optar por esto- como podría ser Montserrat Caballé, Placido Domingo o José Carreras) pues siempre se admite mejor, ya que a la gente en general no le gusta leer subtítulos.
     Pero olvidando lo anterior, el resto es simplemente perfecto en todos los apartados, el artístico y el técnico, del cual también merece la pena destacar los sublimes efectos especiales aún no nombrados.
      Pero al final La flauta mágica acaba siendo un goce estético sin igual en la que todas las artes se unen para dar la belleza absoluta: el libreto y los subtítulos (que representan a la literatura), los decorados, el vestuario y el attrezzo (que representan a la arquitectura y la escultura y las artes menores) y naturalmente la música; todo lo cual hace un cóctel explosivo del que al final deseas tener más.
      Con el objetivo de que la conozcáis mejor y podáis ver el trailer os dejo la página web oficial (donde encontraréis todas estas fotos que pongo aquí y más): http://www.mangafilms.es/laflautamagica/ 
Valoración final: obra maestra, sin duda una de las mejores películas del año y también una de las mejores adaptaciones de óperas de todos los tiempos. Si os gusta la ópera es IMPERDONABLE, INADMISIBLE e INCOMPRENSIBLE QUE NO LA VÉAIS, si nunca habéis visto una ópera, pero seguramente tenéis muchos tópicos negativos sobre ella, os recomiendo que los dejeis a un lado (además son signo de incultura) y vayáis a verla y disfrutéis de una tarde (o mañana) maravillosa (dicen que cuando uno ve por primera vez ópera o le encanta o le horroriza, que no hay terminos medios), eso sí, antes de hacerlo, leed el argumento de la ópera para que cuando llegueis podáis entenderlo todo más fácilmente; y a los que no os gusta la ópera, ¡es la oportunidad perfecta para intentar cambiar de opinión! no obstante os advierto que hagáis lo mismo que los anteriores yque vayáis peraparados para su larga duración. 
      Para finalizar aquí os dejo el magnífico y precioso trailer:
 
Esta entrada fue publicada en Películas. Guarda el enlace permanente.

12 respuestas a La flauta mágica

  1. Unknown dijo:

    Yo creo que Branagh ha apostado por gente joven del mundo de la ópera, y ha hecho muy bien, sin necesidad de buscar a los mas conocidos; además, como muy bien has dicho, todos son muy guapos, lo que siempre es de agradecer. ¿Cómo consigue Branagh que sus adaptaciones funciones mejor que las de otros? Creo que en parte por la absoluta comprensión del texto original, y por otra lo que le apasiona éste, ya sea Shakespeare o Mozart.

  2. Unknown dijo:

    Por cierto, soy Alicia de la Linterna mágica, pero no sé porque no ha aparecido mi nombre, creo que no estoy bien dada de alta en Windows live

  3. A dijo:

       En primer lugar te doy la bienvenida a Universo de A, ¡espero que esta sólo sea la primera de tus visitas!, y contestarte que creo como tu que gente joven es más necesaria (al menos para la adaptación en el cine) pues la gente no se va a fijar mucho en el virtuosismo de los cantantes, sino en que sus personajes sean creíbles, y para eso hay que encontrar a unos actores adecuados (porque al fin y al cabo un cantante de ópera también es actor)  

  4. A dijo:

    Veo que te ha gustado mucho, espero verla algun dia para poder valorarla.

  5. A dijo:

         A pesar de no ser una gran superproducción seguro que la encuentras en un videoclub, y sino, en cualquier caso, ha salido ya en DVD y los extras están bastante bien.

  6. A dijo:

    Branagh me a vuelto a maravillar e hipnotizarme (aunque Trabajos de amor perdido me gusta, no tiene nada que ver con su Hamlet o su Mucho ruido y Pocas nueces, por poner solo dos de sus portentos cinematográficos), pero como es habitual en sus películas todo es sobreactuación.

  7. A dijo:

    La verdad es que estoy de acuerdo contigo en casi todo excepto en lo de las sobreactuaciones, puesto que si bien, tal como dijo Kenneth Branagh, hay cierta ingenuidad en sus actuaciones; también es cierto que para son muy adecuadas para el cuento de hadas que al fin y al cabo es "La flauta mágica".

  8. plared dijo:

    Pues si, las sobreactuaciones, cuando el film lo requiere no solo se agradecen, muchas veces son necesarias. Esta como te dije no la he visto. Lo haré cuando pueda y espero que me guste por lo menos la mitad que a ti. Cuídate

  9. Yo no estoy en absoluto en contra de la sobreactuación, ¿qué sería de personajes como Norma Desmond, Cruella de Vil o Margo Channing sin ella? jamás hubieran pasado a la historia del cine.
    De todos modos, no encontrarás sobreactuación en “La Flauta mágica”, ingenuidad a lo máximo, que no es lo mismo.
    De hecho, curiosamente, si vieras “La traviata” de Zeffirelli, descubrirías verdadera sobreactuación… pero no en los actores sino en unos decorados exagerados y desmesurados… pero siendo tan bonitos… ¡a quién le importa!.
    En fin, espero que te guste y que disfrutes de lo que no sólo es una buena película sino una gran ópera a la que yo le tengo especial cariño pues fue la primera que compré. ¡Nos vemos!.

  10. plared dijo:

    Pues precisamente si hablamos de sobreactuaciones, en la gata,,,, por ejemplo y toda la obra de tennessee williams, las considero necesarias. Al igualque tu en estas obras lo ves como natural, yo en las otras tambien. Abrazos

  11. No me acuerdo que actor dijo en una ocasión una frase muy sabia “saber actuar no es ser natural sino poder parecerlo”, y la sobreactuación puede ser adecuada en determinadas ocasiones, pero en otras no encaja, son casos y casos y hay muchos condicionantes.

  12. Pingback: Críticas exprés: La flauta mágica / La estupidez / De algún tiempo a esta parte | Universo de A

¡Deja un comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s