100 errores del codigo da vinci

20
 
CAPÍTULO 20
Capítulo 20. Página 118-119: Aquel juego de naipes medieval de origen italiano estaba lleno de símbolos heréticos ocultos a los que había dedicado un capítulo entero en su nuevo libro. Las veintidós cartas de la baraja llevaban nombres como La Papisa, La Emperatriz y La Estrella. Originalmente, el Tarot había surgido como un medio para transmitir ideas prohibidas pro la Iglesia. En la actualidad, sus características místicas las transmitían las modernas echadoras de cartas. “En el Tarot, el palo indicativo de la divinidad femenina es el tentáculo” pensó Langdon.  
Se dice en el libro que las cartas del tarot vienen en una baraja de veintidós cartas, hay un palo llamado Tentáculo, y también tres cartas que se llaman La Papisa, La Emperatriz y la Estrella. ¿Efectivamente la baraja es así?
 
Sí y no. Para ser alguien que supuestamente se interesa por lo oculto, a Brown se le escapan algunas cosas aquí. En realidad hay setenta y ocho cartas en la baraja más común del tarot. Están las veintidós cartas de los Arcanos Mayores y luego las cincuenta y seis cartas de loa Arcanos Menores. Los Arcanos Mayores pueden ser comparados con los triunfos, pero, literalmente, se dividen en Secretos Mayores y Secretos Menores.
Los cuatro palos son Espadas, Bastos, Copas y Tentáculo. El palo de las copas es una clara referencia a los cálices.
La historia completa del tarot, que puede ser adornada según el gusto de cada uno, debe incluir (por lo menos) la francmasonería, los gnósticos, la Papisa, el Santo Grial y muchas cosas más, pero no siempre interrelacionados del modo en que lo hace El Código Da Vinci. La carta de los Arcanos Mayores que ahora se conoce habitualmente como la Suma Sacerdotisa proviene de una baraja anterior y de la leyenda de la papisa Juana.
Según una leyenda medieval muy difundida, una mujer llamada Juana se vistió de hombre, se ordenó sacerdote y hasta se convirtió en Papa. Luego se quedó embarazada de otro sacerdote y no sólo no pudo esconder su embarazo, sino que dio a luz en la calle, por lo que la multitud se dio cuenta del engaño y la destrozó en mil pedazos. Hay otro relato en el que se habla de una papisa italiana cerca de la era del Renacimiento.
De todas maneras, alrededor de 1450, la gran familia Visconte encargó varias barajas de tarocchi (tarot), entre ellas la baraja Visconti-Sforza, que parece ser la baraja más antigua que existe. Esta baraja incluye una primitiva Papisa. (DAVID A. SHUGARTS  en “Baches en la trama y detalles curiosos en El Código Da Vinci”  incluido en la obra de DAN BURSTEIN, “Toda la verdad sobre El Código Da Vinci”. Madrid, Ediciones Temas de Hoy, octubre 2004)
Las cartas del tarot no enseñan doctrina de la diosa; se inventaron para juegos de azar en el s. XV y no adquirieron asociaciones esotéricas hasta finales del s.XVIII. La idea de que los diamantes de la baraja francesa representan pentáculos es un invento del ocultista británico A.E. Waite. ¿Qué dirán los esotéricos de la baraja española con sus copas -símbolos sexuales femeninos- y sus espadas -símbolos fálicos, quizá como los garrotes…-? (Según Sandra Miesel, una periodista católica especializada en literatura moderna popular, citada por Pablo J. Ginés Rodríguez en “La estafa del Código Da Vinci: un best-seller mentiroso.” E-cristians.net – 2003-01-09)
Capítulo 20. Página 121: Un momento –dijo una alumna de la primera fila- Yo estoy terminando biología y nunca he visto esa Divina Proporción en la naturaleza.
– ¿Ah no? – respondió Langdon con una sonrisa burlona-. ¿Has estudiado alguna vez la relación entre machos y hembras en un panal de abejas?
– Sí, claro. Las hembras son siempre más.
– Exacto. ¿Y sabías que si divides el números de hembras por el de los machos de cualquier panal del mundo, siempre obtendrás el mismo número?
-¿Sí?
– Sí. El Phi.
 
La miel es dorada, ¿pero también sigue la proporción áurea? Brown se equivoca mucho. La población de un panal cambia con las estaciones, y las estaciones cambian en todo el mundo, de modo que no puede haber un determinado momento en que todas las colmenas del mundo tengan la misma proporción de machos y hembras en su población. Malas noticias para los machos: en el otoño, prácticamente todos los zánganos son expulsados de la colmena y mueren, de modo que la población masculina se aproxima a cero.
En la primavera y el verano, habrá zánganos. Pero los expertos en abejas han contado las poblaciones de colmenas y los números que usan nada tienen que ver con la Divina proporción. Por ejemplo, una colmena activa por término medio tienen una reina, entre trescientos y mil zánganos y cincuenta mil obreras hembras. Si uno hace los que Langdon dice y divide el numero de hembras (50.001) por el número de machos (usemos mil), obtenemos cincuenta, ni siquiera cerca de 1,618. (DAVID A. SHUGARTS  en “Baches en la trama y detalles curiosos en El Código Da Vinci”  incluido en la obra de DAN BURSTEIN, “Toda la verdad sobre El Código Da Vinci”. Madrid, Ediciones Temas de Hoy, octubre 2004)
 
Para que se respetara la proporción debería haber 30.000 zánganos en un panal con 50.000 obreras. Mucho zángano. (Arcadi Viñas)
 
CAPÍTULO 20
 
Capítulo 20. Página 126: Los romanos daban al estudio de anagramas la categoría de ars magna (arte mayor).
 
¿Acaso los romanos hablaban inglés? Anagrams es la palabra inglesa que puede ser reordenada para que diga ars magna. Pero la palabra latina para anagrama es anagrammat o anagramma, derivada de palabras griegas anteriores. (DAVID A. SHUGARTS  en “Baches en la trama y detalles curiosos en El Código Da Vinci”  incluido en la obra de DAN BURSTEIN, “Toda la verdad sobre El Código Da Vinci”. Madrid, Ediciones Temas de Hoy, octubre 2004)
 
CAPÍTULO 22
 
Capítulo 22. Página 135-136: Hasta la fecha, el instrumento fundamental para la navegación sigue siendo la rosa náutica, y la dirección norte aún se marca con una flecha… o con más frecuencia, con el símbolo de una flor de lis.
 
¿Es realmente así? Es posible que uno haya visto alguna película en la que aparece un mapa del tesoro que tiene una rosa náutica con la flor de lis en la parte superior. Uno quisiera creer que también aparece en los mapas modernos, pero no es así. Es difícil decidir cuál de las rosas náuticas es la que más se usa en la actualidad. Pero sí podemos decir que los mapas oficiales de la aviación y la marina de Estados Unidos no usan la flor de lis.
Las cartas aéreas tienen una simple flecha que señala al norte, y ya están orientadas hacia el norte magnético. Las cartas náuticas tienen un gran indicador hacia el norte verdadero en el margen exterior y una simple flecha más pequeña hacia el norte magnético en el margen interior. ¿El verdadero indicador del norte? Resulta bastante sorprendente, pero es una estrella de cinco puntas. Los marineros reconocen de inmediato su simbología: significa la estrella del norte. Polar. (DAVID A. SHUGARTS  en “Baches en la trama y detalles curiosos en El Código Da Vinci”  incluido en la obra de DAN BURSTEIN, “Toda la verdad sobre El Código Da Vinci”. Madrid, Ediciones Temas de Hoy, octubre 2004)
 
Capítulo 22. Página 136: Pero mucho antes de que en esa localidad (Greenwich) se estableciera el primer meridiano, la longitud cero de todo el mundo pasaba directamente por París.
 
Eso no es cierto. Greenwich fue establecida como meridiano cero para todo el mundo en 1884 durante la conferencia de Washington. Ésta fue convocada por que “En esa época un barco que quisiera orientarse en altamar se encontraba con un total de once meridianos nacionales de referencia: Greenwich, París, Berlín, Cádiz, Copenhague, Lisboa, Río de Janerio, Roma, San Petersburgo, Estocolmo y Tokio. Para entonces, alrededor del 72 por ciento de la navegación comercial reconocía a Greenwich, mientras que sólo un 8 por ciento usaba como referencia a París. La votación de las veinticinco reunidas dio como resultado veintidós contra uno para que fuera Greenwich. Los que se abstuvieron fueron Brasil y –efectivamente, usted adivinó- Francia. (DAVID A. SHUGARTS  en “Baches en la trama y detalles curiosos en El Código Da Vinci”  incluido en la obra de DAN BURSTEIN, “Toda la verdad sobre El Código Da Vinci”. Madrid, Ediciones Temas de Hoy, octubre 2004)
 
Capítulo 22. Página 138: Al momento le puso al corriente de la famosa rareza arquitectónica de aquella iglesia —una tira de bronce que atravesaba el templo en un eje perfecto de norte a sur. Era una especie de gnomon, un vestigio del templo pagano que antiguamente había sido erigido en aquel lugar. Los rayos solares, al entrar por el rosetón de la fachada sur, se deslizaban por la línea cada día, indicando el paso del tiempo, de solsticio a
solsticio.
Aquella franja metálica se conocía con el nombre de Línea Rosa. (…)
En la actualidad esa línea estaba en Greenwich, Inglaterra. Pero mucho antes de que en esa localidad se estableciera el primer meridiano, la longitud cero de todo el mundo pasaba directamente porParís, y atravesaba la iglesia de Saint-Sulpice.
 
Sí que hay una línea de latón que recorre del norte al sur por la iglesia, pero no es parte del Meridiano de París, que pasa a más de 100 metros (109 yardas) al este. La línea está en ese lugar más como indicador o reloj solar/calendario y sirvió para marcar los solsticios y equinoccios. Aún más, no hay evidencia de que haya habido jamás un templo de Isis en ese sitio. Este aviso está expuesto en la iglesia: "En contra de las pretensiones imaginarias en una novela reciente de gran éxito de ventas, esto (la línea en el suelo) no es un vestigio de un templo pagano. Tal templo no existió jamás en este lugar. Nunca fue llamada Rose-Line. No coincide con el meridiano trazado por el Observatorio de París que sirve como una referencia para mapas donde longitudes se miden por grados al Este o al Oeste de París. Por favor, compruebe también que las letras P y S de las pequeñas ventanas redondas al final del crucero se refieren a Pedro y Sulpice, los santos patrones de la iglesia, y no a un imaginario Priorato de Sión. (Wikipedia. Críticas a El Código Da Vinci. 2006-06-02)
Esta entrada fue publicada en Libros. Guarda el enlace permanente.

¡Deja un comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s