100 errores del codigo da vinci

Capítulo 55. Página 290: –Querida –declaró sir Leigh-, hasta ese momento de la historia, Jesús era, para sus seguidores, un profeta mortal… un hombre grande y poderoso, pero un hombre, un ser mortal. – ¿No el Hijo de Dios? – Exacto. El hecho de que Jesús pasara a considerarse “el Hijo de Dios” se propuso y se votó en el Concilio de Nicea.
Como dice Pablo J. Ginés Rodríguez “en la novela, el personaje del historiador inglés Teabing afirma que en Nicea se estableció que Jesús era "el Hijo de Dios". Un repaso a los evangelios canónicos, escritos casi 250 años antes de Nicea, muestra unas 40 menciones a Jesús como Hijo de Dios. Brown lo que está haciendo es copiar de uno de los libros pseudohistóricos que más ha plagiado para hacer su best-seller, Holy Blood, Holy Grial, (El enigma sagrado) en el que se afirma que "en Nicea se decidió por voto que Jesús era un dios, no un profeta mortal".
La verdad es otra. Los cristianos siempre han pensado que Jesús es Dios y así figura en los evangelios y en escritos cristianos muy anteriores a Nicea. Por ejemplo, y para disgusto de mormones, Testigos de Jehová o musulmanes (tres credos actuales que niegan que Jesús era Dios) podemos leer cómo Tomás dice al ver a Jesús resucitado:
[Juan 20,28] Ho Kurios mou ho Theos mou (Mi Señor y mi Dios)
O en Romanos 9,5; carta dictada por San Pablo a Tercio en casa de Gayo, en Corinto, en el invierno del 57 al 58 d.C:
"de ellos [los judíos] son los patriarcas, y como hombre ha surgido de ellos el Cristo, que es Dios, y está por encima de todo".
O en Tito 2,13:
"esperamos que se manifieste la gloria del gran Dios y salvador nuestro Jesucristo".
O en 2 Pedro1,1:
"Simón Pedro, sirviente y apóstol de Jesucristo, a aquellos que por la justicia de nuestro Dios y salvador Jesucristo han recibido una fe tan preciosa como la nuestra".
Para ver (en inglés) más citas en la Biblia sobre la divinidad de Jesucristo: clic en: <htt://www.scripturecatholic.com/jesus_christ_divinity.html>
Y saliendo de los evangelios tenemos los textos de algunos Padres de la Iglesia muy anteriores a Nicea:
"Pues nuestro Dios, Jesucristo, fue según el designio de Dios, concebido en el vientre de María, de la estirpe de David, pero por el Espíritu Santo" [Carta a los efesios de San Ignacio de Antioquía, c.35-c.107 d.C].
"Si hubieses entendido lo escrito por los profetas, no habrías negado que Él [Jesús] era Dios, Hijo del único, inengendrado, insuperable Dios" [Diálogo con Trifón, San Justino Mártir, c.100-c.165 d.C].
"Él [Jesucristo] es el santo Señor, el Maravilloso, el Consejero, el Hermoso en apariencia, y el Poderoso Dios, viniendo sobre las nubes como juez de todos los hombres" [Contra los herejes, libro 3, San Ireneo de Lyon, c. 130 -200 d.C].
"Sólo Él [Jesús] es tanto Dios como Hombre, y la fuente de todas nuestras cosas buenas" [Exhortación a los griegos, de San Clemente de Alejandría, 190 d.C].
"Sólo Dios está sin pecado. El único hombre sin pecado es Cristo, porque Cristo también es Dios" [El alma 41:3, por Tertuliano, año 210 d.C].
"Aunque [el Hijo] era Dios, tomó carne; y habiendo sido hecho hombre, permaneció como era: Dios" [Las doctrinas fundamentales 1:0:4; por Orígenes, c.185-c.254 d.C.].
(Pablo J. Ginés Rodríguez en “La estafa del Código Da Vinci: un best-seller mentiroso.” E-cristians.net – 2003-01-09)
 
Como hemos visto, Hijo de Dios es un título usado frecuentemente en el Nuevo Testamento. Y Jesús era considerado como Dios mucho antes del Concilio de Nicea. Este concilio lo convocó Constantino para solucionar la crisis que Arrio y sus partidarios habían creado, amenazando la unidad religiosa del imperio. Arrio no hablaba propiamente de la persona de Jesús, sino del Hijo de Dios preexistente a la encarnación. El Concilio aprobó una fórmula de fe que dice así:
 
“Creemos en un solo Dios Padre omnipotente, creador de todas las cosas, de las visibles y de las invisibles; y en un solo Señor Jesucristo Hijo de Dios, nacido unigénito del Padre, es decir, de la sustancia del Padre, (Se quiere remarcar que ha nacido del Padre. Arrio afirmaba que el Hijo de Dios había sido creado de la nada)
Dios de Dios, luz de luz, Dios verdadero de Dios verdadero, (Arrio distinguía entre “el único Dios verdadero”, el Padre, y el “llamado Dios”, el Hijo)
engendrado, no hecho, (Arrio afirmaba que el Hijo había sido creado. Nicea declara que ha sido engendrado. La distinción no es ociosa. Si fuera creado, sería una criatura como nosotros. La más excelsa, poderosa y santa pero perteneciente al cosmos y no a la esfera divina)
consustancial al Padre, (Arrio afirmaba que el Hijo no era de la misma substancia que el Padre, “anhomoios”, Nicea dice que sí, “ homoousios”)
por quien todas las cosas fueron hechas, las que hay en el cielo y las que hay en la tierra, que por nosotros los hombres y por nuestra salvación descendió y se encarnó, se hizo hombre, (esto no lo discutía Arrio, pero por lo que parece el Concilio de Nicea además de proclamar que Jesús era Dios, también dice que era HOMBRE! Y es que aunque comúnmente no se sepa, Arrio también negaba la plena humanidad de Jesús ya que afirmaba que en el momento de la encarnación el Hijo de Dios substituyó el alma humana de Jesús. Así, según Arrio, lo que vieron los contemporáneos de Jesús era un montón de carne y dentro al Hijo de Dios que lo movía. Este error no fue atacado en Nicea sino en otros concilios posteriores).
padeció, (Arrio negaba que Dios pudiera padecer, por eso afirmó que el Hijo de Dios encarnado en Jesús no era autentico Dios. El Concilio de Nicea afirma que sí: Dios puede padecer)
y resucitó al tercer día, subió a los cielos, y ha de venir a juzgar a los vivos y a los muertos. Denzinger. El magisterio de la Iglesia-54
 
Resumiendo:
 
– Antes de Nicea ya se creía que Jesús era Dios. Es decir Jesús era la encarnación del Hijo de Dios que ya existía “desde el principio”.
 
– En Oriente tuvo éxito la opinión de Arrio según el tal Hijo de Dios sólo era una criatura celestial, la más importante, excelsa y santa, creada de la nada, antes de la creación del mundo, y que se encarnó en el hombre Jesús. PERO no era igual a Dios ya que Jesús padeció y Dios no puede padecer.
 
– El debate en Nicea era si el Hijo de Dios era verdadero Dios o sólo una criatura celestial, un dios menor o un superhombre. Los bandos no eran si Jesús era Dios o era un hombre. ¡Ese debate se solucionó en el primer y el segundo siglo! (Arcadi Viñas)
 
Capítulo 55. Página 290: – ¿No el Hijo de Dios? – Exacto. El hecho de que Jesús pasara a considerarse “el Hijo de Dios” se propuso y se votó en el Concilio de Nicea. –Un momento. ¿Me está diciendo que la divinidad de Jesús fue el resultado de una votación? –Y de una votación muy ajustada, por cierto –añadió Teabing-.
De unos 250 obispos, sólo dos votaron a favor de la postura de Arrio, mientras que el resto afirmaron lo que hoy se recita en el Credo, que el Hijo de Dios fue engendrado, no creado y que es de la misma naturaleza (substancia, homoousios) que el Padre, es decir, que Dios Hijo es Dios, igual que Dios Padre también es Dios, un mismo Dios pero distintas Personas. (Arcadi Viñas)
Capítulo 55. Página 290: – En el fondo era todo una cuestión de poder –añadió Teabing-. Que Cristo fuera el Mesías era fundamental para el funcionamiento de la Iglesia y el Estado. Son muchos los estudiosos convencidos de que la Iglesia primitiva usurpó literalmente a Jesús de sus seguidores, secuestrando su verdadero mensaje, cubriéndolo con el manto impenetrable de la divinidad y usándolo para expandir su propio poder. 
Brown, y las “autoridades” alternativas que usa, padecen aquí de un razonamiento circular. Según ellos fue Constantino quien dio a Jesús su divinidad por que era fundamental para el poder. Pero Constantino, como buen empresario, eligió al caballo ganador. ¿Por qué eligió Constantino el cristianismo si sólo creían en un hombre mortal, en un profeta? ¿No habría sido más sencillo elegir una religión más fácil: mitraísmo, maniqueísmo, el culto al sol…? (Arcadi Viñas)
Capítulo 55. Página 291: La único que decimos es que Constantino se aprovechó de la gran influencia e importancia de Jesús y que, al hacerlo, le dio forma al cristianismo, convirtiéndolo en lo que es hoy.
¿Cómo pudo convertirse el cristianismo en un caballo ganador con un simple profeta como fundador? ¿Cómo un mortal pudo tener “gran influencia e importancia”? Si los cristianos hubieran creído que Jesús era un simple hombre, un profeta, JAMÁS hubieran salido del judaísmo y Jesús sería un profeta judío, y los evangelios tal vez los últimos libros de la Torá.
Si el cristianismo tuvo el éxito que tuvo fue por la divinidad de Cristo. Y pregunto: miles de cristianos murieron por confesar a Cristo y por negarse a adorar al emperador. ¿Quién muere por un profeta, por un simple mortal? SÓLO SE MUERE POR DIOS. (Arcadi Viñas)
Capítulo 55. Página 291: Como Constantino“subió de categoría” a Jesús cuatro siglos después de su muerte, ya existían miles de crónicas sobre Su vida, dice Teabing, refiréndose al Concilio de Nicea.
 
Otra vez se recurre a complejos cálculos. Si Jesús murió alrededor del 30 d.C. y el Concilio de Nicea se reunió en 325 d. C., ¿cuántos siglos hay entre ambos hechos? Nos parece que ronda los tres siglos, no cuatro. (DAVID A. SHUGARTS  en “Baches en la trama y detalles curiosos en El Código Da Vinci”  incluido en la obra de DAN BURSTEIN, “Toda la verdad sobre El Código Da Vinci”. Madrid, Ediciones Temas de Hoy, octubre 2004)
 
Capítulo 55. Página 291: Como Constantino“subió de categoría” a Jesús cuatro siglos  después de su muerte, ya existían miles de crónicas (Antes ha dicho “más de ochenta”. ¿Más de ochenta son miles? ¡Este Brown trabaja con unos márgenes muy amplios!) sobre su vida en las que se le consideraba un hombre, un ser mortal. Para poder reescribir los libros de historia, Constantino sabía que tenía que dar un golpe de audacia. Y ese es el momento más trascendental de la historia de la Cristiandad. –Hizo una pausa y miró a Sophie a los ojos-. Constantino encargó y financió la redacción de una nueva Bíblia que omitiera los evangelios en los que se hablara de los rasgos “humanos” de Cristo y que exagerara los que lo acercaban a la divinidad. Y los evangelios anteriores fueron prohibidos y quemados.
 
Si lo que afirma Dan Brown es que los cuatro evangelios canónicos fueron escritos en el siglo IV eso es, obviamente una absoluta estupidez:
a) Existen fragmentos de papiros y de códices que muestran la existencia de los libros del Nuevo Testamento ya en el siglo II:
b) Existen pruebas de que los libros canónicos ya se conservaban en grupo desde el siglo II, especialmente los cuatro evangelios y las cartas de San Pablo.
c) Los escritores cristianos, llamados Padres de la Iglesia, citan los evangelios canónicos preferentemente, desde el siglo II.
d) Los apócrifos tardíos dependen con frecuencia de los evangelios canónicos.
e) La distribución de manuscritos por todo el Mediterráneo confirman dos cosas: una expansión rápida y temprana y una aceptación amplia del Nuevo Testamento canónico.
f) La gran cantidad de traducciones de los libros canónicos confirman lo mismo. (Arcadi Viñas)
 
Capítulo 55. Página 291: Constantino encargó y financió la redacción de una nueva Biblia que omitiera los evangelios en los que se hablara de los rasgos “humanos” de Cristo y que exagerara los que lo acercaban a la divinidad.
 
– Dan Brown no se ha leído los Evangelios. Los evangelios están llenos de aspectos humanos de Jesús. De hecho la argumentación de Arrio para negar la plena divinidad del Logos era bien simple: según los Evangelios, Cristo manifiesta dolor y turbación interna, progresa, ora, ignora, teme, se enfada, se compadece, se ve abandonado… Todo eso es claramente incompatible con la idea del Absoluto. El único Evangelio que se acerca un poco a lo que imagina Dan Brown es el de San Juan, el más “espiritual” de todos. ¿Por qué Constantino no se quedó con él solo?
 
– Por otra parte había disponibles en esa época algunos evangelios apócrifos que muestran la divinidad mucho más que los canónicos. De hecho si por algo destacan los evangelios apócrifos es por sus exageraciones y los canónicos por su contención y sobriedad. ¿Por qué no se declaró canónico el “Protoevangelio de Santiago”? De hecho es una vida de María hasta el nacimiento de Cristo pero habría sido muy útil, ya que en él Jesús no nace sino que “aparece” en la cueva después de verse una luz. ¿Por qué no se declaró canónico el “PseudoTomás”? Es una infancia de Jesús hasta los doce años pero ya se ve claramente su divinidad ya que hace milagros a destajo y demuestra su sabiduría constantemente. ¿Por qué no se declaró canónico el “Evangelio de Pedro”? En él se muestra con todo lujo de detalles la resurrección de Jesús eliminando así las sospechas de fraude que dejan abiertos los evangelios canónicos. ¡Por Dios! ¡Que alguien se lea los textos de los que hablan!
 
– ¿Y por qué Constantino no encargó una  “armonía” evangélica? En el siglo II el escritor cristiano Taciano escribió una armonía de los cuatro evangelios para suprimir contradicciones, repeticiones, eliminar pasajes difíciles, añadir material de los apócrifos y un poco de propio para mejorar el producto. Se llama el “Diatésarion” y tuvo éxito, haciéndose muchas ediciones durante siglos. Incluso la Iglesia Siríaca lo uso como el único canónico durante siglos. Constantino podría haberlo emulado. Pero no. El muy tonto prefirió que le escribieran cuatro vidas de Jesús que repiten escenas y frases, aburriendo al personal, y se contradicen con frecuencia, confundiéndolo. (Arcadi Viñas)
 
Capítulo 55. Página 291: Los manuscritos del Mar Muerto se encontraron en la década de los cincuenta en una cueva cercana a Qmrán en el desierto de Judea.
 
El año exacto es 1947. (DAVID A. SHUGARTS  en “Baches en la trama y detalles curiosos en El Código Da Vinci”  incluido en la obra de DAN BURSTEIN, “Toda la verdad sobre El Código Da Vinci”. Madrid, Ediciones Temas de Hoy, octubre 2004)
 
Capítulo 55. Página 292: Refiriendose a los manuscritos de Qmram y a los textos coptos de Nag Hammadi dice que “con ellos se quedaban al descubierto maquinaciones y contradicciones y se confirmaba que la Bíblia moderna había sido compilada y editada por hombres que tenían motivaciones políticas; proclamar la divinidad de un hombre, Jesucristo”
 
Los textos de Qmram no hacen referencia al cristianismo sino al grupo judío de los esenios.
 
Los textos coptos de Nag Hammadi son especulaciones gnósticas. Sólo dos textos valen la pena para la vida de Jesús. El evangelio de Felipe y el Evangelio de Tomás. Propongo a los neopaganos que se los lean. Están disponibles en varias ediciones. En el evangelio de Felipe salvo dos breves menciones a María Magdalena el resto son especulaciones gnósticas, muchas de ellas basadas o apoyadas por citas de los evangelios canónicos.
El Evangelio de Tomás sí es muy importante, al menos para conocer la evolución del gnosticismo. Es una colección de dichos, la mayoría de los cuales TAMBIÉN recogen los evangelios canónicos. El resto son frases gnósticas y sólo unas pocas (los más optimistas dicen sólo cinco) podrían considerarse dichos auténticos de Jesús extracanónicos. (Arcadi Viñas)
 
 Lo que nadie cita es el versículo 114 del famoso texto gnóstico Evangelio de Tomás, donde Jesús dice que Él hará de María Magdalena "un espíritu viviente que se parezca a vosotros, varones. Porque cada mujer que se haga a sí misma varón entrará en el reino de los cielos". El gnosticismo antiguo es reciclado por antagonistas de la Iglesia actual, pero para ello han de rechazar algunas cosas del gnosticismo antiguo, que en realidad era machista, elitista, despreciaba el cuerpo y todo lo material y es difícil de vender como "el auténtico cristianismo". Así, el entusiasmo del autor por los "ritos de fertilidad", que tanto admiran -y practican- los protagonistas, no tiene nada que ver con la fertilidad, obviamente, sino con el placer sexual. Es un signo de los tiempos, pero también una herencia gnóstica y cátara: engendrar, dar vida a nuevos cuerpos, es malo. ¡Justo lo contrario que en el cristianismo! Sexo sin concepción… es de suponer que la próxima novela trate de clonación, es decir, de concepción sin sexo.” (Pablo J. Ginés Rodríguez en “La estafa del Código Da Vinci: un best-seller mentiroso.” E-cristians.net – 2003-01-09)
 
Capítulo 55. Página 293: Sophie miró la pintura y para su asombro vio que todos tenían una copa delante, incluido Jesús. Trece copas. Es más, las copas eran en realidad unos vasos de vidrio muy pequeños, sin pie. En aquel fresco no había cáliz. No había Santo Grial.
A Teabing le brillaban los ojos.
-Un poco raro, ¿no le parece?, teniendo en cuenta que tanto la Biblia como la leyenda establecida sobre el Grial consideran que ese momento es el de la entrada en escena del Cáliz Sagrado. Y resulta que a Leonardo va y se le olvida de pintarlo.
La verdad es que no sale el cáliz porque el cuadro está describiendo la Última Cena tal como sale en el Evangelio de San Juan, sin institución de la Eucaristía, más concretamente cuando Jesús avisa "uno de vosotros me traicionará" (Juan 13,21). (Sandra Miesel, una periodista católica especializada en literatura moderna popular, citada por Pablo J. Ginés Rodríguez en “La estafa del Código Da Vinci: un best-seller mentiroso.” E-cristians.net – 2003-01-09)
Propongo a los lectores que con La última cena delante comparen el texto anterior de Brown con el extraído de la “Vidas” de Vasari (1550) y juzguen que interpretación de las emociones de los apóstoles es más acertada: “Esta obra inacabada ha obtenido la constante veneración de milaneses y extranjeros, ya que Leonardo imaginó y logró expresar la sospecha de los apóstoles sobre quien sería el traidor de su maestro. En todos sus rostros se aprecia el amor, el temor y el desdén, o bien el dolor por la imposibilidad de comprender las intenciones de Cristo. No causa menor maravilla el reconocimiento, por el contrario, de la obstinación, el odio y la traición de Judas.” La verdad es que somos incapaces de ver en el gesto de Pedro una connotación amenazadora. Más bien parece que Pedro quiere hablar con Juan y le pone la mano en el hombro para llamar su atención. (Arcadi Viñas)
Esta entrada fue publicada en Libros. Guarda el enlace permanente.

¡Deja un comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s