Una noche en Chambord

untitled

En una ocasión, hace ya bastante tiempo, en un viaje a Francia con unos amigos, visitamos los archiconocidos Chateaus du Loira (castillos del Loira), que dicen que son más de 100 y que a pesar de estar en medio del país (lugar muy inoportuno porque la mayoría de la gente va a París, que está muy al norte -es lo bueno de España, como Madrid está en el centro, todos los lugares parecen quedar cerca, y es relativamente fácil llegar a otras ciudades muy interesantes turísticamente-) realmente merece muchísimo la pena visitarlos.

El más grande de ellos es el castillo de Chambord (evidentemente es el de la imagen de arriba, no la he puesto sólo porque quedara muy decorativa), y el caso es que, como dije, lo visitamos, y a continación, no se si en medio de la visita o cuando nos ibamos, salió la  curiosa pregunta de (formulada por mí, por supuesto):

-¿Quien se atrevería a pasar una noche en Chambord si eso fuera posible? (dentro del castillo, obviamente)

Así que comenzó la encuesta (más bien miniencuesta), y las conclusiones fueron abrumadoras: excepto dos personas (íncluído yo, con lo cual ya véis que el número es muy reducido) nadie lo haría, y mucho menos a cambio de nada (y aún poniendo dinero de por medio, tampoco nadie se animaba mucho a ello).

La razón es desconocida, no obstante, yo acepté con una condición; no dormiría en las camas antiguas, cogería mi saco de dormir y mi esterilla y dormiría en pleno suelo; como he dicho, no sé las razones de los demás, pero sí las mías, aparte de las malas condiciones higienicas de camas con siglos de antigüedad, me daría no sé que dormir en la cama de otra persona que muy probablemente murió allí, porque, ¿qué pasa si en medio de esa noche histórica (nunca mejor dicho) viene su fantasma a reclamar su lado?, tal vez os reiréis, pero si bien me atrevería a dormir, e incluso a quedarme totalmente solo de noche en un lugar tan inmenso, en ningún caso me atreveré a “profanar” la cama de Luís XIV o del fulano que durmiera allí.

No obstante, creo aún así que sería como mínimo una noche interesante, aunque quién sabe, como es un edificio antiguo se podrían cumplir todos los tópicos de las películas de terror: la puerta que rechina, el aire que mueve las tejas creando como lamentos, y si a todo eso añadimos una tormenta que haga aún más fantasmal y oscura la antigua residencia real, creo que acabaría por ser una noche inolvidable (tal vez en el más amplio sentido de la palabra); supongo que todos esos detalles fueron los que hicieron que ninguno de los otros quisiera aceptar tan sugerente oferta, que rechazaban además con negativas rotundas del tipo de “ni loco”.

En fin, de todos modos todo esto sigue siendo una hipotesis, el museo (es lo que es actualmente el castillo) no va a dejar a nadie que se quede a dormir allí, así que nos quedabamos como estábamos (al día siguiente los de Chambord leen esto y me llaman para decirme que están encantados de que haga el experimento de dormir una noche allí y yo alucino por colores), en cualquier caso la pregunta queda ahí para todos vosotros; “y tu, ¿te quedarías a dormir una noche en el chateau de Chambord?”.

Esta entrada fue publicada en Viviendo en A. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Una noche en Chambord

  1. Pingback: 1 año después… con Wordpress | Universo de A

  2. plared dijo:

    Pues si, como te comente en el escorial no era distinto a lo que describes. Pesadas puertas que rechinan, pasos que se oyen aunque estén a 1000 metros. Ruidos centenarios y ante todo recuerdo una estatua que estaba en un patio interior donde solían castigarnos por las noches con los brazos en cruz.

    Estaba alejada de todo, en un interminable pasillo de mas de 100 metros. Grandes ventanales en ese patio y la estatua que te pusieras en el sitio que te pusieras los ojos siempre te miraban. Un misterio realmente, pero asi era.

    Ademas sonaban ruidos por todos los sitios y el aire bufaba en las vidrieras. Vamos de cuento de terror gotico y alli un chico de 13 años solo a las 2 de la mañana viendo como el tiempo no pasaba…..Cuidate

  3. Tendrás que describirme esa estatua (de todos modos, esa característica es habitual en varias obras de arte)… ¡suena todo tan de película!. En cualquier caso, tu vida sí que ha sido interesante.
    De todos modos, visto lo visto, está claro que tú no tendrías problema en pasar una noche en Chambord, ¿no?, y sin que te pagaran ni nada… ¡estás acostumbrado!.
    ¡A todo esto, si no lo has hecho, no olvides votar en la encuesta!.

¡Deja un comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s