Cuento de navidad

Para dar por concluídas las fiestas definitivamente.

                                                    

De Charles Dickens

 

En este corto librito, Dickens parece dejar de lado su dramatismo habitual (echadle una ojeada a obras como David Copperffield o Oliver Twist, en donde todo es una permanente tragedia; especialmente en el primero) y crea una bella historia navideña que no lleva mucho tiempo leer, de hecho yo tuve la suerte de leerlo por primera vez precisamente en navidad. La historia es archiconocida, aunque muy pocos hayan leído el libro, e incluso ha sido trasladada al cine en varias versiones (una de ellas de Disney); para quien no se oriente le diré que es la historia de un viejo avaro que odia la navidad y todo lo que no es dinero, pero que entonces en una noche se le aparecen varios espíritus para hacerle ver lo que se está haciendo a sí mismo; primero un antiguo amigo que viene del infierno y que le avisa de la llegada de los espíritus del pasado, el presente y el futuro, que uno a uno le iran enseñando todos sus errores.

Por otro lado la prosa es muy ligera y no te cansas de redescubrir la historia (para aquellos que la conocieran de antemano, como era mi caso) y comparar con lo que ya sabías añadiendo nuevas partes a ese conocimiento.

Es también, digamos, una historia que te renueva la esperanza de creer en las personas y en que el mundo puede ser maravilloso (cinco minutos después pones el telediario y adiós, así que aprovechad mientras os dure)

Decir que un clásico como este no es brillante, es pedir a gritos que te cuelguen del arbol más cercano, así que (de todos modos creo lo que digo) es un libro brillante de un autor con las mismas características. Se puede destacar las frases finales del autor, cuando alaba los principios de las personas, así que finalizo con él, y que dice así (hablando del protagonista): “…y siempre se dijo que si había un hombre que supiese celebrar la navidad, ese era él. ¡Que eso pueda ser dicho de nosotros! y como decía Tiny Tim, ¡que Dios nos bendiga a todos y cada uno de nosotros!”

Esta entrada fue publicada en Libros. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Cuento de navidad

  1. Nuestra navidad no sería la misma si Charles Dickens no hubiera escrito esta novela. De alguna manera todos la tenemos presente, por haberla visto en películas, en series o por haber leído la original, que es la mejor, totalmente de acuerdo!

  2. No hay duda, es el gran poder que tiene un clásico grandioso, que es capaz de inspirar otros, algunos de grandísima calidad… pero está claro que el original es el original, y que, lo miremos como lo miremos, es una parte intrínseca de nuestra cultura.
    Por cierto, si llego a saber que te pondrías a rebuscar en Universo de A para encontrar esta crítica tan antigua (¡de los orígenes del blog!), te hubiera facilidado el enlace, ¡gracias por interesarte!.

  3. No te preocupes, asi voy viéndolos todos, me pico la curiosidad…

  4. Umm, pues no dudes en comentar todo lo que te interese… aunque he de reconocer que la sección Libros es de las más descuidadas… últimamente es la de Teatro la que está en boga.

¡Deja un comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s